Restaurante Pinosaguas

Ordenar por:

relevancia fecha

18/12/2013

Visita anual

Solemos ir una o dos veces al año toda la familia junta.
El entorno es alucinante y el sitio es sencillo y modesto.
Lo mejor, la comida (las croquetas de cabrales espectaculares) y el guiso de venado pufff.

Muy recomendable para pasar la mañana en familia en el campo y acabar aquí.

05/09/2012

Situación privilegiada en el Vaye del Lozoya

Establecimiento sin concesiones a la decoración.
A pesar de plegarnos al horario que nos dijeron al hacer la reserva, cuando llegamos tuvimos que esperar mesa.
Croquetas curiosas pero no tiro cohetes.
En cambio la carne muy rica y correctamente tratada. Las guarnición de patatas tiene recorrido de mejora. Probé el chuletón de choto, rico. Otros pidieron el entrecot y otros las chuletas, todo estupendo.
Vino Protos 18€.
Sin postre, pedimos cafés.
Cuatro adultos y dos niños 135€.
RECOMENDABLE.

28/01/2011

Ian lo descubrió en octubre de 2007

restaurante entre árboles

Este fin de semana he repetido plato en mi restaurante favorito del valle del lozoya: Pinosaguas.
iba con mucha frecuencia de pequeño y por ello tengo muy buenos recuerdos de él‚ pero el caso es que siendo objetivo tiene la mejor ubicación del valle y comida.

en cuanto a ubicación‚ está situado en medio del bosque que se encuentra en la ascensión a Navacerrada subiendo desde la carretera de Rascafria‚ más allá del Monasterio El Paular. Justo detrás del restaurante hay un río con una preciosa cascada que atraviesa un puente de madera. La zona es perfecta para recoger setas‚ por cierto‚ aunque no lo digáis por ahi :-) De hecho ahora están en época de "caza y setas" como indica su carta. Luego hay un paseo de 20-30 min hacia un lago contenido por una presa... justo en frente está la mejor vista de todo el valle: el mirador de los robledos. Vamossss‚ que es todo muy bonito! :-)
podeis ver algo aquí: sierranorte.com/pinosaguas/index.html

en cuanto a comida‚ es todo tradicional y de buena calidad. El sabado me comí un estofado de Jabalí con setas de cardo y salsa "de tipo carne asada". luego tienen unas croquetas de salmon con setas‚ cabrales y caldo de pollo que pocas veces las he probado tan buenas. tienen una chuletas de cordero muy buenas... y si han recogido perifollos.... hacen una ensalada de perifollos con atún que madre mia!

hay otros restaurantes en el Valle de Lozoya que trabajan platos más elaborados y caros‚ pero prefiero este porque‚ a mi parecer‚ encaja mejor con el entorno y mis recuerdos del Valle... y además de precio no anda nada mal el sitio.

un beso a la dueña que es un encanto! nos volveremos a ver en breve... :-)

12/06/2011

Desigual

Al reservar pedimos 14.30-15 y nos forzaron a estar 14.00, como mucho 14.15, Cuando llegamos el restaurante estaba vacío y muchas mesas llegaron a la hora que habíamos pedido.

Nos ofrecen platos fuera de carta. Unos supuestos boletus edulis (en el mes de junio -sic-) que resultan ser alguna seta china con cierto parecido (en la forma, no en el sabor)

Las croquetas (se pueden pedir raciones mezcladas) de jamon y pollo y de cabrales y queso está sublimes, mejores las clásicas.

De segundo, un buen chuletón (del que no nos pidieron punto de cocción pero no hizo falta ya que vino impecable poco hecho) el rabo de toro bien rico. Las chuletillas correctas.

El Tagonius que tienen recomendado, pelin caliente. No termina de converme del todo este vino.

La ubicación del restaurante es estupenda para comer después de una buena y bonita caminata, o como hemos hecho nosotros, dar el paseo después de comer.

17/02/2011

Restaurante de montaña con excelentes croquetas y muy buena carne

Situado a unos 8 ó 10 km. de Rascafría y a 6 ó 7 del Monasterio de El Paular, uno de sus grandes atractivos (para quien le guste el campo, al menos) es su ubicación, en plena Sierra madrileña, a las faldas del Puerto de Cotos, rodeado de inmensos pinares y al lado del río Lozoya.

La cocina, serrana y contundente, tiene dos puntazos: las croquetas y las carnes. Esto, junto con su ubicación y su salón con chimenea, hacen de Pinosaguas un restaurante ideal para ir a comer en un día frío de invierno, en los que no importa salir más lleno de la cuenta y quemar luego las calorías de más en la nieve que cubre con frecuencia el valle.

Teniendo en cuenta las muchas veces que he ido -está muy cerca de una casa de campo a la que me escapo de vez en cuando- aconsejaría:

(i) De entrante, las croquetas, que, sin duda, son lo mejor de la carta. Las hay de tres clases: pollo y cebolla, salmón y setas, y roquefort con piñones. Todas ellas son sublimes y justifican una visita ex profeso si se está por la zona. Muchos amigos a los que he llevado me las recuerdan cada vez. Se pueden pedir medias raciones.

(ii) De primero, para los aficionados a los platos de cuchara, suelen hacer potajes, garbanzos, fabes u otros guisos en invierno, bastante logrados por lo general. Si se quiere ser más light, no está mal la ensalada Pinosaguas, con tomate, aguacate, cebolla, queso de burgos y almendras, que también puede ir de acompañante a los segundos.

(iii) De segundo, las carnes son de la Sierra, casi siempre perfectas. Estupendo solomillo y muy buen cordero asado, que suele necesitar reserva previa. Normalmente van acompañadas de patatas pobres, bastante bien preparadas.

(iv) Hay postres caseros, aunque son algo más flojos que el resto de la comida. De todas formas, se suele llegar bastante lleno, así que cabe sustituirlos por café y copa (normalmente invitan a chupito). - La última vez que estuve habían incluido, como novedad, una tarta de manzana casera deliciosa, para mi sorpresa.

En temporada, suelen hacer jornadas de caza y setas.

De la cocina se encarga siempre Andrés, el dueño, lo cual evita sorpresas, mientras que su mujer dirige la sala. Lo peor es el servicio, porque suelen fichar a chicas sudamericanas que dejan bastante que desear por lo general, aunque haya excepciones. Pero, obviando este detalle, es uno de los mejores sitios para comer en el valle del Lozoya.

20/02/2011

excelentes croquetas y carnes

tiene pinta de convertirse en punto y final obligatorio a cada escapada que hagamos por la sierra. croquetas variadas, revuelto de morcilla y ensaladas de entrantes; entrecots y chuletones de segundo; cervezas y postres: salimos a unos 30 euros por barba. no hubo nada que no estuviese "especial"

16/08/2010

Para una excursión

Excelentes croquetas especialmente las de cabrales. Lugar idóneo para dar un paseo por el bosque. Filete muy bueno. Recomendable flan de queso. Importante reservar

13/07/2008

Restaurante entre pinos

Este restaurante es del mismo dueño que "El caserón de Trastamara" (11870.com/pro/79267) y aunque no pudimos ir, lo dejaremos apuntado para otra ocasión.

Se encuentra en medio de la maraña de árboles y puedo asegurar que se encontraba lleno de coches.

Son recomendables, según la dueña, sus famosas croquetas.

Otro tlf: 918691025

03/04/2012

restaurante de sierra

pintaza todo lo que deben servir a juzgar por lo que leo...la próxima vez que me vaya de caminata quiero ir aquí!

14/03/2009

PARA GUSTOS LOS COLORES

IMPRESIONES

1.- SERVICIO: la sensación que uno tiene en todo momento es que no le van a traer lo que ha pedido (lo que ocurre), teniendo que recordarles constantemente que se les ha olvidadado algo. Me sirvieron el chuletón que pedí de segundo plato cuando aún estaban a la mitad los entrantes (hicieron un hueco en la mesa y, ¡Ala! ahí me lo colocaron). A mi pareja le sirvieron el segundo plato (chuletas de cordero) al tiempo que una camarera "despistada" me preguntaba que si me iba trayendo a mí el postre. Elemento a tener en cuenta es el interés del establecimeinto en favorecer un segundo turno de comida, por lo que todo vale a la hora de servirte los platos, rápido, mal y sin orden ni concierto...... en definitiva, nos quedamos bastante decepcionados.

2.-Sobre el PRECIO, ¿barato?¿caro? A tenor de lo expuesto anteriormente, es algo muy relativo.... juzguen ustedes:

-1 ración de croquetas (10 croquetas de tamaño moderado y contenido en ciertos casos): 7,90 €. (lo mejor de la comida pero no suficiente para justificar el resto).
-1 revuelto de morcilla (cantidad razonable): 8,40 €.
-1 chuletillas cordero (cantidad moderada, no abundante, no son de lechal): 11,40 €.
-1 chuletón de choto con guarnición (tamaño normal y calidad normal): 16,70 €.
-1 pan: 1 €.
-1 flan de queso (exquisito): 3,5 €.
-1 flan de huevo (casero, también muy rico, acompañado de medio melocotón en almibar, que parece de atrezzo porque es más duro que una piedra): 3,5 €.
-1 vino: Rioja "Izadi": 12 €.
TOTAL: 64,30

CONCLUSIÓN: Definitivamente no vamos a volver.