Ser cocinero es una profesión magnifica, el poder hacer disfrutar a la gente, a amigos, a mi familia, mis hijos, que son grandes fans, desde pequeños, muy críticos, sí, a mi me encanta cocinar en casa, invitar amigos y hacer un cocido, a mi manera, claro, o Spätzle, una receta de la Selva Negra, para acordarme de m...

Ordenar por:

relevancia fecha

15/01/2016

Un amable cocinero alemán con estrella Michelín desde 2009.

Muy satisfechos y eso que no tomamos el menú, por extenso, de degustación por 69 euros. Personal y sra de cierta edad camarera muy amable. El cocinero, jefe, salió a saludarnos e incluso hizo lo mismo para despedirnos. Nos regalaron un detallito que consistió en un bizcochito en una bolsa de papel. La cocina está llena de detalles lúdicos y atractivos. Las raciones no son demasiado grandes. Se nota que hay un recorrido de cocina creativa detrás de los platos. Todos nos gustaron, salvo quizás el postre o mejor dicho su combinación, y además algo caro. Por lo demás bien, nos gustó la ciudad- a la que hacia años que no regresabamos- con tanta luz, chocolaterías, museos, casonas burguesas, arte, horchatas, fartons, cuidada y llena de comercios- y esperemos que no tardemos tanto en volver. Si lo hacemos,y nos gustaría volver a este restaurante.
Dejo aquí un enlace sobre el itinerario personal, no sólo profesional, del sr. Knöller.

restaurante-riff.com/riff/el-equipo/bernd-knoller

05/10/2013

Falta algo, pero está bien. Cocina de autor.

La decoración de estas de moda, en plan modernillo, mejorable las cortinas en plan hospital de campaña que separan una parte del comedor.

Dos menús. 89€ y 64€.
Al frente, Paquita, una fan de los vinos alemanes y eso se nota en su bodega.

Bien los aperitivos. Arroz algo fuerte "brut", y muy rica la carne, un cordero en su punto a 62º y asado durante 36 horas.

La bodega es gigante, miles de referencias y sorpresas geniales. Déjate aconsejar por ella.

Uno de esos sitios que están bien, cumples, sin más.

Le sobran 10€ por comensal.

27/02/2011

Gran opción

El restaurante Riff de Valencia es el sueño personal de su dueño Bernd Knöller, pero también es un reconocido templo gastronómico. Las ganas de conocer sus propuestas y el hecho de tener un menú a 29 € nos llevaron hasta allí.
Para ver más detalles de esta experiencia:
elfrancotiradorgourmet.blogspot.com/2011/02/riff-valencia.html

18/12/2010

Muy bonito y una carta de vinos muy buena pero un poco lento y solo para ocasiones pues los menous degustación no son baratos.