Restaurante Taberna Badila

Restaurante de cocina casera española, donde el protagonista es el producto fresco de temporada. Frecuentemente ofrecemos también platos de cocina tradicional francesa e inte...

Ordenar por:

relevancia fecha

11/09/2017

CASA DE COMIDAS CON MENÚ EN LAVAPIÉS

Ültimo día de nuestra visita temática a Lavapiés en Badila. Casa de comidas con menús de diario y fin de semana en un comedor pequeño en tonos blancos en el que no es posible reservar.

Domingo mediodía 14,30 horas aún tenían un par de mesas libres, así es que tuvimos suerte, ya que si vas más tarde te tocará esperar.

Comedor luminoso con mesas un poco apretadas pero dispuestas de tal forma que puedes preservar tu intimidad.

Gran pizarra en la pared central del local con 8 platos de primero y 9 de segundo. La oferta es variada y la cocina elaborada. 18,50€ con pan, bebida y postre o café. (13,90€ en diario) Todo muy apetecible.

De primer plato tomamos:

Caldereta de buey de mar con arroz. Fue mi plato. Rico, con un buen fondo y tropezones suficientes. Me lo sirvieron casi frío y tuve que pedir que me lo calentaran, ocurrió con algún otro plato.

Alubias blancas con compango de fabada. Muy desgrasadas, según la persona que las comió, mejorables.

Ensaladilla rusa con anguila ahumada y corteza de jamón. Muy buena presentación, muy rica, aunque un poco fría para el gusto de quien la comió.

Revuelto paisano de picadillo de cerdo adobado con patatas fritas. Plato muy de casa, el cerdo adobado muy bueno.

Y los segundos:

Albóndigas de cerdo al amontillado con jamón ibérico y aceitunas. 4 albóndigas de buen tamaño. Las probé y el sabor del amontillado en la salsita era buenísimo.

Hamburguesa de vaca con salsa barbacoa al Jack Daniel. Carne muy buena.

Delicias de rape rebozado con salsa verde. De nuevo muy buena presentación. Rape de buena calidad con rebozado muy bien ejecutado. La pena es que la salsa estaba casi fría.

Y el mío fue kofta de cordero con couscus y hummus. Muy bueno este plato. Cordero muy bien especiado, carne tierna y jugosa, couscus rico y hummus ligero que redondeaba el plato.

A pesar de que el vino de la casa estaba incluido optamos por pedir un par de botellas de un Muriel crianza DOC Rioja bueno, pero que subió la cuenta considerablemente (35€). Después he leído que el vino de la casa es más que aceptable, por lo que habrá que tenerlo en cuenta para próximas ocasiones.

De postre 2 cafés de puchero, al parecer bastante rico y dos cuajadas caseras que sirven “a granel” con un toque de mermelada de fresa, que me pareció espectacular, la mejor cuajada catada hasta el momento.

Con un café de puchero más que me pareció muy subido de precio (2,20€), cuenta total 111,20€. Sin vino, la cuenta ronda los 20€ por persona, que aunque no es barato, me parece una RCP correcta teniendo en cuenta la calidad de la materia prima y la elaboración y presentación de los platos.

Queda agendado para próximas ocasiones como una opción muy recomendable si estás por la zona centro de Madrid, antes de un cine, una exposición o una tarde de compras.

06/07/2017

Campeón del menú del día

Un restaurante especialista en el menú del día con 8 opciones de primeros y 8 de segundos. Cocina tradicional y buenos sabores. Un local agradable aunque algo ruidoso cuando está lleno, mejor ir un poco pronto (13.30-14h). Sin duda un campeón en cuanto a menús del día se trata.

EandradA

Doy fe. Gran menú del día.

hace 5 meses

11/02/2017

Comida casera, muy buen menú del día

EDITADO Febrero 2017: El menú del día sigue siendo muy bueno (8 primeros y 8 segundos a elegir) pero el precio ha subido a 13,90€.
_______________________________________________

Vine un día a mediodía y probé el menú (también sábados y domingos, y cenas). Cocina casera, productos de mercado, calidad excelente. Buenos vinos. Por 12,50€, una relación calidad-precio sin competencia.

Volveré sin duda.

08/12/2014

Solo hay menú del día. Correcto.

Badila es un restaurante pequeño por la zona de Lavapiés que se caracteriza por servir solo menú del día.

Tiene bastantes buenas opiniones pero a mi no me ha parecido gran cosa, me esperaba mas por estar entre los mejores del 11870.

El local es pequeño, las mesas están muy juntas y no se puede reservar, por lo que van rotando. Nosotros hemos empezado a comer a las 16:00 previa espera en Txirimiri, donde hemos probado su tortilla. Muy buena por cierto.
El servicio ha estado bien.

En definitiva, hemos optado de primero por una correcta ENSALADILLA y un ARROZ CON CIGALITAS bastante flojo, ya que el arroz no sabía a nada, de hecho creo que cuecen el arroz en un caldo previamente cocinado y por eso no coge nada de sabor (era como arroz blanco).

De segundo ESCALOPINES AL CABRALES que no he probado debido a que odio ese queso y ALBÓNDIGAS CON SALSA DE AZAFRÁN, 4uds de tamaño grande y jugosas, ya que eran de carne de cerdo. Yo prefiero las de ternera o carne picada mixta, pero estaban bien.
Acompañan unas patatas fritas caseras muy buenas, lástima que no estuvieran crujientes, dos minutos con el fuego a tope y habrían estado perfectas.

De postre la CUAJADA DE QUESO está bastante buena, no así el FLÁN, casero pero demasiado cuajado, incluso duro.

Para beber he pedido una copa de vino y lo traen ya servido de la barra, pero estaba muy bueno.

El precio del menú son 13,90€ y con bebida ha salido por 17,5€ por cabeza, que está bien. Si estás por la zona no es mal sitio.

jreyes

AHora tiene carta también (el fin de semana)

19 de febrero de 2016

19/05/2015

Un menú perfecto

He de decir que soy muy fan de este sitio. El local es pequeño, encantador y decorado de una forma muy sencilla. El único pero puede ser que al haber pocas mesas a veces hay que esperar un rato largo. Tienen un menú a medio día en torno a unos 14 euros y se puede elegir entre 6 primeros y 6 segundos. Para mi gusto la comida es espectacular, relación precio calidad perfecta. Yo con dos platos y postre suelo salir rodando. Super recomendado.

15/09/2014

Menú de 10, imprescindible

Desde hace aproximadamente un año y medio voy comiendo en este restaurante una o dos veces por semana. Por el precio del menú (13,90 los días de diario, fines de semana sube un par de euros creo) no conozco un sitio parecido en Madrid. Genial. Ofrece un menú muy amplio, de 6-7 primeros y 6-7 segundos a elegir. Los platos, riquísimos y de mucho nivel, como si comieras de carta: calamar encebollado con arroz, chuletas de cordero con patatas fritas, salmorejo con jamón y huevo, albóndigas de ternera en salsa de azafrán, arroz cremoso con cachetes de bacalao y secreto ibérico... Una pasada. De todas las veces que voy yendo, que seguro que son ya más de 100, nunca he probado un plato que me pareciera flojo o mal cocinado. Hay sitios en Madrid donde te puedes comer un menú un poco más barato, desde luego, pero por este precio yo no conozco ningún restaurante que pueda toserle a La Badila. El local es muy agradable y el servicio amable. El único pero, es muy fácil encontrarse con el comedor lleno y que te toque esperar, lo mejor a ser posible ir a primera hora, cuando abren, a las 14:00h. Algún fin de semana con el restaurante a tope han tardado demasiado en servirme. Las únicas objeciones a mi lugar preferido de menú en Madrid... con muchísima diferencia. Si vives por el centro, cerca de Tirso de Molina o te sueles mover por ahí, no dejes de hacer una visita. Repetirás seguro. Dejo colgadas un par de fotos de mi comida de hoy (un hojaldre de atún con tomate bestial y unas chuletillas de cordero muy ricas) y un par de fotos de menús.

17/05/2014

Buen menú del día para jefes y demás gente de mala (o buena) vida

Mayo 2014. Almuerzo ViernesQueBienQueEsViernes. 3

Con sitios como éste no salimos de la crisis, ni nos quitamos el san benito de vaguetes que tenemos por Europa adelante. No se puede ir de menú diario y tardar casi dos horas en comer, joder. O no tienes nada que hacer, o tus horarios son otros pero este sitio para comer en una hora no vale ni aunque vivas en el piso de arriba.

Local en blanco apañadillo dentro de la basicidad. Pequeño y lleno de mesas, compartidas en ocasiones. Mantel y servilleta de papel pero copas de vino de cierto porte. Caótica amabilidad. Lleno de gente a las 15:00 y rotación continua.

Menú a 13,50€ ( 16,90 en fin de semana) con exotismos como canelón de rabo de toro, mollejas de cordero entre otras sugerentes propuestas más tirando a la carne que al pescado.

Pedimos una ensalada que llegó con apariencia casera pero llegó tarde, a los 20 minutos, y llegó sóla. Mi risotto de gambón (sólo ok) se dejó ver 5 minutos después. Lo mismo con los segundos que fueron unas albóndigas de pinta estupenda pero sabor un poco decepcionante y unas buenas y abundantes mollejas de cordero acompañadas de patatas fritas caseras (no confundir con patatillas). De postre, variado y sugerente también, aposté por una más que buena cuajada de queso.


No reservas, no tickets.

Estoy con el estudio aún inconcluso pero mi impresión inicial es que lo del menú del día, en general, no es buen plan. Es mejor alternar días de frugal picoteo con otros de hacerse un tridente light en un sitio no muy caro y así ir pasando la semana, sin excesos.

02/07/2014

Menú del día también findes.

Comida lunes, 30 de junio 2014.

Curioso restaurante a lo casa de comidas con manteles y servilletas de papel de quita y pon. No reservan a mediodía, así que el que llega el último o hace cola o no come. Nosotros llegamos a las 14'10h y no tuvimos problema.

El menú cuesta 13'50€ (jeje, carillo, sí, teniendo en cuenta la zona y lo que ofrecen) y lo plantan en una pizarra en medio de la sala. Ni idea de si va cambiado o se mantiene forever, cosa que podría ser porque hay unos 6 primeros y otros tantos segundos, casi todos típicos españoles y caseros caserísimos.

El pan que ponen es tipo gallego, yo diría que es del Breogán y te traen todo el que necesites sin problema. Las copitas de vino del menú son bastante decentes, el fallo es que te las traen ya servidas.

Pedimos ensaladilla (simplona), pisto (rico) y arroz caldoso (con bastante sabor, rico también). De segundo kofta de cordero (venía con cuscus y salsa de yogur, muy bueno este plato) y albóndigas (buena textura pero poco potentes y sosas).

De postre cuajada (era más bien pannacotta con tremendo sabor a nata) y un flan delicioso (y eso que no me gusta el flan).

La comida de Badila me gustó bastante, lo que no me gustó tanto fueron los tiempos entre primeros y segundos. Mi segundo plato llegó a la mesa bastante antes y casi me lo había zampado cuando aparecieron los otros.
En todas las mesas había problemas de tiempos, si no era con los primeros, era con los segundos. Me da la sensación de que la cocina es muy pequeña y no pueden freír, calentar y gratinar a la vez. Por suerte no teníamos ninguna prisa.

05/05/2014

pepino de menú

Entre en este sitio de casualidad buscando un sitio para comer un menu del día rápido por la zona. ¡Vaya potra! El menú ofrecía varios primeros y segundos bastante sugerentes mientras veia pulular platos con un aspecto estupendo. Me entró hasta ansiedad porque quería probarlo todo :)

Al final probé unas lentejas y un guiso de ternera al vino tinto. Las lentejas estaban estupendas con un toque de sabor especiado muy original, pero el guiso fue incluso mejor. La carne estaba super tierna, y el caldito del guiso estaba para drenarlo a base de miga de pan (al final me dio vergüenza pedir más pan). El postre fue un flan muy correcto.

Bebí agua que tenía que conducir, pero oi que el vino que servían estaba bueno (cuando comes sólo a veces es inevitable sintonizar la antena para amenizar las esperas, jejeje)

Todo por 16,50 (precio de fin de semana, a diario son 13,50). Preciaco teniendo en cuenta la calidad de lo servido. No creo justo que se pueda comparar con otros menús del día más económicos.

La sala es pequeña y había reyerta por pillar mesa (yo me cagué de suerte que justo llegué cuando se iba una mesa pequeña y no había nadie esperando). Decoración sencilla y agradable.

Servicio correcto aunque se despistaron un poco con el segundo y tardaron en traérmelo. Les pongo 4 estrellas por ese detalle y porque ultimamente creo que he pecado de vender las estrellas muy baratas... ¡y el halago debilita!

Prometo volver para certificar su quinta estrella :)