Restaurante Taberna El Rincón de Pardiñas

Agradará a todo comensal que le guste alternar en buena compañía, de los sitios acogedores y de los que se siente el calor humano en la barra. Gustará también a los amantes del Jamón Iberico, el “pescaito” y las verduritas estilo andaluz en “picaillo”. La ventresca y las buenas ensaladas, con una buena carta de vin...

Ordenar por:

relevancia fecha

11/11/2012

muy buena calidad

En este rinconcito Jose y Ruben preparan una estupenda cocina de caracter andaluz, a base de una calidad exquisita.
Precios justos, calidad excelente, amabilidad...
No se puede pedir más. Siempre que puedo voy, y espero que mucha gente haga lo mismo.

03/06/2010

Joya escondida en Barrio de Salamanca

Uno de los pequeñas joyas del tapeo en el Barrio de Salamanca, donde parece la pena ir una ver por semana, aunque sea para tomar una simple caña.
Es parecido a los Cazorla, con una carta mas corta, pero con mas calidad, y mejor servicio.
Los fritos son de calidad altísima (soy andaluz, asi q de eso se uno poco) y los pescados del dia son casi siempre geniales...es bueno escuchar las sugerencias. La carne es buena, aunque más variable en su calidad.
Las raciones son enormes y ajustadas en precio.
Problemas: la barra es pequeña y generalmente se llena y el comedor es interior y un poco claustrofóbico.

19/04/2010

Discipulos de la taberna Cazorla.

Pequeño restaurante en el barrio de salamanca, replica exacta de la cocina de
las cervecerias Cazorla, sin embargo marcan la diferencia con un trato absolutamente exquisito.
Ensaladas de tomate con ventresca, frituras de pescado muy correctas, mariscos de alta calidad y mejor preparacion etc.
Solo una pega, en barra la variedad de vinos es muy escasa ademas de estar calientes, no invita a tapear.

29/12/2007

Darío Collado lo descubrió en diciembre de 2007

Clon de la Cazorla pero en pequeñito

Dicen que los dueños trabajaron en La Cazorla 11870.com/pro/24934 y que de ahí sacaron la idea de hacer el mismo concepto: una barra (mucho más pequeña que la original) dónde el cliente puede degustar frituras y raciones (calcadas del original) con un tinto o una cerveza bien tirada + buena mesa, a la hora de sentarse (por un precio más elevado)

También es recomendable para pequeñas celebraciones (bautizo, el pago de la hipoteca ;). El salón es pequeño y un grupo de 20 personas es el ideal. Buena mesa, buen servicio, buen género y a un precio razonable.

No me gustan las imitaciones (y menos cuando son tan flagrantes) pero si es para ofrecer el mismo producto y menos masificado: ¡bienvenido sea!