En pleno casco histórico de la localidad, nos encontramos al restaurante ANTIQUE, dónde podrán disfrutar de una oferta gastronómica de moda basada en la cocina tradicional y todo ello en un ambiente acogedor acompañado del servicio de un buen equipo de profesionales. También podrán disfrutar de su tapas innovadoras ...

Ordenar por:

relevancia fecha

15/03/2014

Aceite en la mesa

Nos lo recomendaron en el Centro de Interpretación del aceite vendiéndonos que en los platos jugaban con este zumo de oliva y que además tenían menú fin de semana.
El restaurante está cuco, muy apañadito, limpio, bien decorado pero solo había una mesa de dos ocupada y resultaba algo desolado.

De primeras no nos traen el menú, tenemos que pedirlo y compartirlo. El menú cuesta 16'50€ y no incluye pan ni bebida. De aperitivo nos ponen aceite "Nobleza del Sur" (excelente) y paté de coliflor con tostaditas.
Pedimos ensalada de pimientos y bacalao (muy rica) y wok de fideos con verduras ¿gratinados?, el plato estaba rico pero no llegué a entender qué pintaba ahí el gratinado de 4 quesos. De segundo rabo de toro con patatitas (5 trozacos y de los grandes, bueno pero excesivo e incluso aburrido este plato) y lomo de orza con huevos de corral, el lomo estilo roast beef, muy bueno la verdad.

De postre flan con aceite y helado de coco, increíble la mezcla, delicioso.

Con dos copas de vino blanco de Jaén y una botellita de agua la cuenta subió a 44€, precio que se va un poco de madre si cuentas con el precio del menú.

Los camareros eran bastante insípidos, una algo perdida y con poca experiencia y el otro no decía ni una palabra.

09/01/2013

Bien, pero falta algo más de calidad

Local muy agradable pero con poco espacio para tapear. Lo peor del mismo, su servicio extremadamente lento, que hace que se te pase el hambre y te desesperes.
En cuanto a la comida, tiene cosas buenas y otras que no están mal sin ser sobresalientes: lo mejor, las aceitunas gordal fritas rellenas de maíz, la tabla de quesos no merece la pena, sin embargo los flamenquines son excelentes, pero las mollejas dejan que desear. En fin, ni si ni no, sino todo lo contrario.