03/01/2017

David LHE lo descubrió en enero de 2017

Un riad camino de la excelencia

Fuimos a cenar y la experiencia fue espectacular.

Una atención perfecta por todo el personal.
La comida deliciosa, llena de contrastes, servida con cuidado y con la información justa de cada plato.
El entorno encantador, muy acogedor, fresco, romántico...
Los precios un poco elevados pero estaban justificados.

Al final de la cena pedimos ver el resto del hotel (un riad) y nos lo enseñaron con mucha amabilidad: preciosista decoración, cuidado en cada rincón, zonas diferentes bien ambientadas... Lo que viene siendo una promesa de una estancia perfecta.

<Octubre-2015>