Riad Adriana

19/01/2014

gastrolola lo descubrió en enero de 2014

CENAR EN UN RIAD

El Riad Adriana no es un restaurante abierto al público, pero si te alojas en él, podrás disfrutar de unos desayunos excepcionales y de cenas a petición.

Los desayunos, servidos en sus mesitas del patio o en la terraza, están compuestos por zumo natural de naranja, fruta, yogur natural, crepes acompañados de mermelada de naranja, fresa o miel, bollería y café o té.

La cena a petición está compuesta por un entrante, un plato principal y un postre a un precio de 18€ por persona, vino aparte.

En nuestro caso disfrutamos de una cena romántica en el saloncito del riad al más puro estilo árabe con asientos corridos con cojines muy coloridos y mesa “camilla”. Mantelería, vajilla, cristalería y cubiertos acordes con el entorno.

De entrante, la tradicional ensalada marroquí a base de tomate y pepino con ese aliño de especies exclusivo. Muy rica, aunque un poco fría.

De plato principal podíamos elegir entre cous cous o tajine. Optamos por éste último. Tajine de cordero con alcachofas, guisantes frescos y aceitunas. De los mejores platos, y además casero, que tomamos en Marrakech, carne excepcional, verduras excepcionales, aceitunas sorprendentes. Inolvidable.

El postre me decepcionó por su sencillez. Naranja en rodajas con canela. Muy previsible.
El vino tinto bastante rico (12€)

Buena opción para alojaros en Marrakech, buena ubicación en la medina, habitaciones muy i y una cocina casera muy rica. Tienes la posibilidad de recibir un curso de cocina por 45€ en el que acudes al mercado con la cocinera, elaboras con ella el menú elegido y lo degustas en la cena.

Riads con buenas referencias que sí ofrecen servicios de restauración tenéis Dar Moha (menú cena 530 Dhs, 47€), Dar Yacout (menú 700 Dhs, 62€ bebidas y vino incluídos) o Dar Zellij (menús de 350 a 600 Dhs, de 31 a 53€) o Ksar El Hamra.