Ordenar por:

relevancia fecha

19/07/2009

El francotirador lo descubrió en julio de 2009

Menú bastante aceptable

El restaurante está situado a escasos metros de la plaza de Jamaa el Fna. No esperábamos gran cosa de él, pero era tarde y en todos los sitios no daban de comer.
También es hotel, pero sólo puedo hablar de la faceta gastronómica. Se come en el patio del Riad, el sitio es bonito.
Se nos ofreció un único menú, a 180 Dh, que incluía entrante, plato principal, postre, té y agua. La opción del vino no era posible, lo mismo ocurre en muchos restaurantes de la Medina.
Pedimos alguna cosa que ya estaba agotada, imagino que por la hora que era. Finalmente, degustamos:
- Ensalada marroquí (servida en diferentes platos, interesante la berenjena, lo demás muy normal)
-Tangilla (o Tangia) de cordero (con limón encurtido, cúrcuma y el inevitable comino, especialmente sabroso)
-Pastilla de pollo con almendras (compartimos los segundos, con bastante azafrán, delicioso)
-Fruta fresca (muy buen melón)
-Té con dulces (probamos tés mejores, pero los dulces eran buenos y variados)
Teniendo en cuenta que es un menú del día y que el servicio no se puede evaluar como en España, creo que supuso una comida agradable y en la que pudimos disfrutar de algunos interesantes platos marroquíes.