Ordenar por:

relevancia fecha

03/02/2014

Otra terraza privilegiada.
Una decoración colorista y modernilla y un servicio correcto en un restaurante con cocina/fusión, apañadillo. No es para tirar cohetes, pero tampoco defrauda.
Fuimos un sábado por la noche 6 personas. No es excesivamente caro y creo que ha vivido tiempos mejores. Compartimos platos; champiñones rellenos, queso rebozado, hamburguesas, hummus. Ni fu ni fa.

07/05/2012

Ideal para comer en su agradable terraza

Comida de mediodía en el mega conocido restaurante del Raval Rita Blue, digo lo de mega conocido porque no sólo dispone de una ambientada terraza, sino de un amplio comedor interior que por la madrugada se convierte en un animado Pub.

Restaurante que dispone de un competitivo menú a mediodía, y que si el día acompaña, que no nos acompañó en nuestra visita, vale la pena probar en su amplia y colorida terraza.

Para comer disponen de variedad de platos, o platillos de opción mediterránea o mexicana. Al mediodía disponen de un menú a 10 euros, aunque también de otro orientado al turista que abandona las Ramblas y callejea por el Raval, con la típica Paella. Así que es habitual ver el local frecuentado por turistas degustando una paella.

El menú incluye tres primeros y tres segundos de platos sencillos, pero con materia prima decente. De primero, sorprendieron gratamente las judías con almejas y la ensalada de cogollos y atún. De segundo, mejor el entrecot con una salsa agridulce con soja, muy tierno y peor la dorada.
De postre, una brocheta de frutas muy bien presentada y una pannacota con excelente chocolate.

Local amplio decorado en tonos rojos, con cuadros coloridos, y la figura de Rita vestida de forma elegante, expuesta en el local. Iluminación estilo pub, con múltiples tiras de luces, estilo navidad que ya informan de la transformación a local de copas bien entrada la noche.
Servicio correcto.

Lo ideal del local es disfrutar de una comida en su terraza.

13/07/2010

muy rico todo, los tomates verdes fritos, lo mejor, las fajitas tambien muy buenas, lo mejor, cenar en la terraza de la plaza en verano, es muy agradable, aunque el bar por dentro, tambien esta muy chulo

16/04/2010

Mal rollito

Yo no he estado, pero me ha dicho una amiga lo siguiente:

"El dueño es un inepto y un prepotente. Teníamos mesa a las 21.30 y no entramos hasta las 11 o pasadas. Le pedimos una rebaja por la demora y se limitó a invitarnos a un chupito. Cuando le dijimos que no estábamos de acuerdo y que queríamos el libro de reclamaciones, se puso muy nervioso y NO nos facilitó el libro, dijo que no tenía ninguna obligación de dárnoslo y que nos calláramos."

10/06/2010

Una tomadura de pelo. Tuvimos que esperar dos horas cuando ya teníamos mesa reservada

30/04/2009

Los tomates estaban muy buenos, con guacamole por encima y queso feta por dentro; también me gustaron los champiñosnes empanados y las alitas con salsa de mostaza y miel y queso de crema; en general es un sitio que está bien, diferente. A nosotros nos dieron una mesita en un rinconcito y nos gustó porque se notaba menos el jaleo; porque como es un sitio de cóckteles, la música está más alta de lo normal en un restaurante. Lo que no me gustó nada fue que me pedí una caña y era enana y fatal tirada y me la cobraron a precio de oro.

12/09/2007

Simplemente verde y frito

Si hay un sitio indiscutible que se me viene a la cabeza cuando me nombran salir a comer fuera‚ ese es el Rita Blue. Sin duda es un sitio diferente‚ dónde se puede disfrutar de una muy buena comida‚ en un muy buen ambiente‚ y con una decoración y trato únicos.
No tengo que recalcar que es mi favorito en Barcelona‚ verdad?

Tengo que destacar sus “Tomates Verdes Fritos”‚ que yo etiqueto como lo mejor. Pero recomiendo que la gente se atreva a pedir los diversos platos‚ ya que destacan por su variedad y sus sabores.

El trato de los camareros es muy correcto‚ son gente joven y simpática. Intentan que disfrutes del momento.

La decoración también es un puntazo‚ tanto en la planta de entrada como en la de abajo (fumadores) puedes ver un montón de detalles que te acompañan sin hacer daño a los ojos‚ si no que incluso puede que preguntes donde los compraron para llevarte un “espejo de pez” a tu casa.

Es un sitio al que hay que ir. Pero es recomendable llamar para reserva.