Rocío Tapas Y Sushi

Información sobre nuestros productos y servicios: • Postres • Maki • Tapas • Algas • Sashimi • Especialidades • Nigiri Sushi

Ordenar por:

relevancia fecha

02/08/2017

Bajando peldaños: cuando la gestion y el servicio arruinan la experiencia

Actualización Agosto 2017

He venido muchas, muchas veces a este sitio (la última, en mayo de 2017) y es la primera vez que salgo decepcionado. Mira que me jode tener que escribir negativamente de un sitio que es (o era) un fijo para mis visitas a Málaga.

Vaya por delante que de la cocina sólo puedo hablar bien. Siguen ofreciendo platos muy ricos. Ni un pero a esa parte. Pero esta vez la experiencia de la cena fue totalmente desafortunada, básicamente por unos tiempos de espera insufribles y un camarero (nuevo respecto a mis anteriores visitas) en las antípodas del saber estar y el saber hacer.

El camarero en cuestión tardó en traer las cartas, tardó en cantarnos lo que había fuera de carta y no pareció gustarle (gestualización sobre todo) cuando le pedimos que sirviera primero el plato que pedimos para los niños (una ventresca de salmón a la plancha, plato complejo donde los haya). La cadencia de los platos fue horrible. Larguísimas esperas para una comanda pensada para compartir, que es lo que hacemos siempre en este sitio donde tienen sobre todo platos y tapas no muy grandes. Si tu pides varios bocados para compartir y te los sacan a cuentagotas de uno en uno, la experiencia queda lejos de ser satisfactoria. Y para colmo, nos trajeron lo de los niños lo último. Incomprensible, siendo un plato de plancha que no tiene complejidad. Fue tan mal, que ni siquiera pedimos platos extras, cosa que siempre hemos hecho en anteriores visitas.

Como broche final, nos preguntó primero una camarera que nos trajo alguno de los platos qué tal había ido todo y le dijimos honestamente que todo estaba rico pero que habían tardado muchísimo. Nos justificó de forma educada que habían tenido una baja en cocina y que tenían a un chico nuevo que "no daba de si". Vamos, que el nuevo se llevó las culpas. Ignoro el nivel de veracidad de esa explicación, pero tampoco me importa. A mi como cliente lo que me importa disfrutar de la cena por la que pago, que no se limita sólo a la comida, sino al trato y al ambiente en general. Si el negocio tiene un problema de personal o cualquier otro que afecte a su rendimiento y a pesar de ello decide atender la carga normal de trabajo como si no lo tuviera, lo normal es que la experiencia se resienta. Es su decisión, pero deben asumir que pueden tener críticas negativas y la posible pérdida de clientes, digo yo. Yo me limité a decirle que entendía que hubieran tenido algún problema pero que como cliente no había disfrutado. Ella fue en todo momento correcta y aceptó el comentario.

Pero el remate fue cuando el inefable camarero que nos atendió desde el principio nos preguntó también cómo había ido todo, y le volvimos a decir lo mismo que a su compañera. En este caso, el tipo reaccionó claramente a la defensiva, y nos dijo que "es que teníais delante otras mesas". Esto lo dijo como si fuera una obviedad y nosotros fuéramos tontos. Flipante, básicamente habían tardado porque tenían otros clientes en el restaurante... Nosotros le dijimos que nunca habíamos tenido una experiencia similar en las ocasiones anteriores a lo que nos respondió que "serían en días de menos lío". Puedo asegurar que en todas mis visitas el restaurante estaba lleno o prácticamente lleno y en muchas ocasiones vi doblar mesas. En cualquier caso, una justificación absurda. La primera explicación la puedo encajar aunque me genere dudas, pero que me tomen por tonto y me argumenten tonterías porque no les gusta un comentario crítico pues me toca las narices. Si no te gusta oirlo, no preguntes. Y si lo haces, acepta la crítica, que en todo momento fue educada y respetuosa. El tipo era un malasombra y de hecho tuvo también una discusión con la mesa de al lado..

Una verdadera pena, porque el sitio tiene una cocina fantástica. Espero que haya sido sólo un día de mala suerte, pero me temo que en el caso del camarero es así todos los días. Ineficiente y con mala actitud. Mal se quieren los dueños del negocio si contratan a personal tan poco empático. Piedras contra su propio tejado.

Espero que la cosa mejore. Pero de momento lo meto a la nevera. Después de esta experiencia prefiero darle un tiempo de reposo.

------------
Octubre 2016

¡Cómo me gusta este sitio!
No falla en ninguna visita. En esta ocasión hemos probado varios niguiris de fuera de carta (ver pizarra)

Correcto maki de sardinas (lo más flojo). Buenos croquetakos: suerte de takoyakis pero más finos.
Muy buenos los de concha fina y jurel real. Excelente el de botan ebi , un gambón de Alaska que sirven en dos partes: cola en crudo formato niguiri y cabeza a la plancha. Está tan rico como pinta. Glorioso el niguiri de salmonetes. Top.
Y nunca dejamos de pedir los clásicos como el usokoyaki de pez mantequilla (obligatorio probarlo).

En total 7 bocados que nos dejan saciados y 4 cervezas (sin postre) por 30 pax. Por calidad y disfrute, una RCP tremenda. Volver, volver y volver.


--------------

Buscaba yo un restaurante japo en Málaga y encontré referencia ...¿Rocio Tapas y Sushi? Copón. Nombrecito que da miedo. Huele a pastiche infumable... pero leo críticas buenas y artículos que dicen que allí ejerce un venerable maestro sushiman japones. Irresistible no probarlo.

El sitio está cerca de la Tabacalera, junto a un parque. Es una zona con edificiones nuevos, no es céntrico. El local por fuera da casi más miedo que el propio nombre, Empiezo a dudar que el venerable anciano nipón esté de verdad aquí. Un rollito de bar nuevo de de barrio nuevo, que no transmite nada. Sigo con el acojone, pero el sitio está petao. Menos mal que reservé, tal como recomendaban las críticas. Nos sientan en una mesa desde la que se ve el ventanuco por el que sacan los platos en la cocina. Entonces veo al ansiado sr. Miyagi que buscaba. Ahí está el anciano japonés, ataviado con su yukata y gorro a juego, sacando con parsimonia algunos platos. Aleluya.

A partir de ese momento nos venimos arriba y la comida acompaña. La carta se divide en tapas y movidas japas. Pedimos un surtido de ambas cosas, pero con más predominancia nipona. Hay también una pizarra con cosas del día. Todo riquísimo o requeteriquísimo, desde un pulpo cocinado con sake hasta unas hamburguesitas de pato, pasando por una cosa hecha con pez mantequilla q sabía a gloria, clásicas gyozas y makis.

Miyagi y su socio español lo petan. Y de precio bien, oiga!

09/07/2013

Referencia de comida japonesa en Málaga

Atención. No es un restaurante japonés cualquiera. El sushiman es Masao Kikuchi, un tipo que parece ser una eminencia en esto. Uniendo la calidad de este hombre, la cercanía de la lonja de Málaga y los precios de por aquí puede resultar una combinación perfecta.

Excepcional. Restaurante de cabecera en Málaga. Soy asiduo y nunca defrauda.

18/12/2012

variado y agradable

muy buena cocina con cocinero japonés tradicional y atención exquisita de su personal.

20/10/2012

Muy buena calidad-precio. Falla un poco la ambientación del establecimiento, algo fría y con poco encanto.

14/11/2011

el biznaguero/spain lo descubrió en noviembre de 2011

Recien abierto, aunque poceden de otra zona de Málaga.
Take Away = Comida para llevar.
Otro teléfono : 620977733