En la segunda casa de Ronda 14 - el original está en Avilés - se practica la novedosa cocina asturiana-japonesa-peruana que Mario y Concha defienden entremezclando las raíces de ambos. Desde ceviches hasta cachopinos pasando por makis y gunkans como el de huevo trufado... Ronda 14 ronda un ticket medio de 30-35€.

Ordenar por:

relevancia fecha

02/02/2017

astur japoneando

Enero 2017 y repitiendo 3+

Muchos amagos de repetir desde la primera visita y siempre salía algo mejor hasta ahora.

Se mantienen muchas cosas desde los comienzos. El servicio con ganas pero justito, carta con el 80% igual, misma oferta de vinos por copas...pero también una comida sabrosa, decente y a buen precio.

Como novedad, el local parece que está totalmente integrado en la ruta de la chavalería de la zona. Jueves de la primera semana post navidades y tope de treintañeros con ganas de darle a los cocktails.

Nos han gustado bastante las gyozas de anticucho y aprueba sobradamente el tataki de bonito. Menos agradecido es el plato de patatas rellenas de carne guisada que pedimos por recomendación. Sólo pedir en grupo y a compartir.

A la próxima, le daremos más a la parte japo.

Buena RCP, volver

-----------------------------------------------------------------
Noviembre 2015. Cenita japo-astur-mohicano. 3+

Después de un par de meses desde su apertura, de la que oímos cosas buenas pero también que se escurrían con los tiempos, hemos decidido probar este Ronda 14 así de entrediario.
No sale mal parado, al menos por nuestra experiencia de anoche.

Local bastante chulo, al menos la primera estancia. Techos altos, columnas de forja y paredes de ladrillo blanco. Pese a los elementos comunes con N locales madrileños nos gustó.

Servicio con ganas de agradar pero muy muy verdes. Ponen ganas y recitan la descripción de los platos de memoria con más entusiasmo que otra cosa. Ayer al menos, ritmo de cocina bueno así que no hay quejas.

Empezamos con un par de cervezas y de aperitivo una pulguita de ensaladilla de atún. Vale

Nuestra elección, buscando un picoteo fue en orden de puesta en escena:

Causas de atún y chili. Agradecí la temperatura ambiente y que no viniera directamente del frigo. Buen sabor pese a la pinta del menudillo de atún pero a nosotros nos gusta con toque de lima, con más gracia.

Roll de salmón acevichado con chips de boniato. Pues de calidad aceptable y bastante bueno. Con unas gotitas de una salsa que picaba bastante pero bien. Nos gustó

Gyozas criollas de ternera con manitas. También aprobado. Relleno jugoso con la sabrosura justa, ya que venía con salsita hecha con el fondo de las manitas.

Cachopines. No podíamos irnos sin probarlos. Se encendieron las alarmas cuando en el relato del plato escuchamos queso de cabra, pero no fue grave, tenía un sabor suave que no se llevó por delante el plato. Carne a mejorar pero buen sabor en general. Menos grasiento de lo que uno podría imaginar al verlo. Bien. Nos pareció acertado el rebozado con panko.
Vinos por copas con variedad bien y precios contenidos, carta con cosas que al menos en la pizarra llaman....todo en orden.

Y aquí nos plantamos. Nuevo sitio a la agenda para cuando nos apetezca salir de clasicismos tipo tabernas de Ibiza y similares.

spider72

si el servicio rula este sitio molará

27 de noviembre de 2015

17/12/2016

Japoguaje

13/9/16

Tercera visita del año y las cosas siguen en la misma línea. Fusión astur-japonesa junta pero no revuelta, en un local un tanto frío. El público predominante, chavalería pijeras en formato pareja o grupo, lo habitual en el eje Serrano/General Arrando.

Platos interesantes y resultones de sabor, creo haber probado casi toda la carta (que no ha variado ni un ápice desde que los conozco) y la verdad es que todo me ha gustado, en especial un espectacular TIRADITO DE CORBINA con ají amarillo, destacable la parte japomoderna GUNKAN DE VIERAS, NIGIRI DE WAGYU o el ROLL DE MAR Y MONTAÑA. De la parte más asturiana destacaría la CARRILLERA y los CACHOPINES.

En cuanto a la carta líquida, oferta de cocktails, y una carta de vinos interesante, en la primera visita nos recomendaron un delicioso Chardonnay californiano, WOODBRIDGE de Robert Mondavi el que se considera como el padre de los vinos de Napa Valley, un hombre que tenía como sueño acostumbrar la presencia de una botella de vino en todas las mesas americanas. "I have a dream" debió pensar un buen día, porque a los yankis les tira mil veces mas una Bud Light que un Chevale Blanc.

Cenar sale por unos 35€, dependiendo claro de lo que pidas, si te vienes un poco arriba pidiendo se superan los 40 sin problema.

23/02/2017

A la saca de los preferidos

Comida febrero 2017

Alguna jamada más ha habido en el interim pero las condenso en ésta critica

- Tiradito. Escaso y bueno como siempre
- Roll atun picante: Rico pero un escalon inferior
- Roll mar y montaña: Excelso as usual
- Miniburgers: Idem
- Gyozas de langostino: Buenas sin mas
- Bao de panceta: Si te gusta la panceta, estan my ricos
- Pulpo: Bastante bueno pero mucha patata, mucho pure pero poco pulpo

Vino: La malkerida. Es un acierto seguro.

Aun con altos y bajos, como los altos son mas que los bajos, se puede seguir viniendo sin problemas
----------------------------------------------------
Comida diciembre 2015 (y 2)

Picoteo en mesa alta para dos

Sigue muy bien el servicio, estando atentos en todo momento a las necesidades. Frecuencias de platos correctas, idoneas para una comida rapida

Volvimos a repetir los imprescindibles:
- Rolles de mar y montaña, y rolles de quiona
- Gyozas de vaca y manitas
- Mini hamburguesa de wagyu

Luego pedimos las patatas rellenas. Buenas pero no alcanzan ni de lejos el cuadro de honor anterior

Con 4 cervecitas, nos quedamos en 22 € per capita. Algo justo de cantidad, eso si

--------------------------------------------------------------
Comida diciembre 2015

Tenia ganas de ir a este sitio. Muy buenas criticas de conocidos que me empujaban a ir, pero nunca lo conseguia.Y eso que lo de japo-peruano-asturiano pues como que me ponia!

Al final ha cumplido de sobra las expectativas.

Local interesante, con una buena barra y mesas altas a la entrada. Gran idea para algo rapidito con un grupo de gente cuando no tienes reserva. Hay que probarlo otro dia, pero hoy tocaba mesa baja.

El salon, chiquitillo, un poco abigarrado de mesas, justo al limite de considerarse saturado. Decoracion blanca, luminosa. Mesas y sillas de plastico, detalle chusquillo. En conjunto: notable

Servicio joven, con ganas. Era la primera vez, asi que nos dejamos seducir por el camarero a que nos hiciera un menu a su gusto. Y la verdad es que lo hizo muy bien, pues tanto la cantidad como la calidad estuvo soberbia. Ademas, la secuencia de platos fue adecuada en tiempos. En conjunto: sobresaliente

Y ahora, a la manduca (esto fue para 3), por orden de aparición:
- Tiradito de corvina: Muy, muy rico. Lo peor: el precio (13 pavos por 6 trocitos...)
- Causas de tartar: Picantias. Ricas, ricas
- Ceviche: Caro (16 pavos) pero hay que pedirlo si o si. Ademas, el pure dulce para rematar el plato esta de muerte
- Rolles variados: cangrejo (bueno), salmon (muuuuy bueno), mar y montaña (exquisito)
- Nigiri de kobe. Este si que no te lo puedes perder. Unas hamburguesas la mar de ricas.
- Gyozas de vaca vieja y manitas: Digno de estar en la tasqueria
- Cachopines: Quizas lo mas flojo dese mi punto de vista. E queso de cabra mata el sabor de una buena carne.
En conjunto, sobre-sobresaliente

De postre, una tarta de queso. Buena, pero no llega al nivel.

Y de beber, un Ramon Bilbao Edicion Limitada que por 17 pavos cumplio de sobra su labor.

Con cafes, cañas y agua, poniendonos hasta las trancas, la broma salio por 40 pavetes per head. Es decir, controladito, te puedes quedar en 25. Para mi, una grandiosa RCP.

Apuntado como uno de los fijos para ir con colegas y no con padres

PD: Nos comentan en el local, que esta en laboratorio potenciar la fusion japo- asturiana, asi que lo mismo vemos una gyozas de fabada o de pixin en cualquier momento

Miss Migas

Horror: ¿a quién no le gusta la panceta?

23 de febrero de 2017

Prwll

A mi me encanta la panceta, pero es que hay gente pa tó

23 de febrero de 2017

07/07/2016

Miss Migas lo descubrió en septiembre de 2015

Fusión asturiana-peruana-japonesa desde Avilés.

Junio 2016

Hace ahora un año que Mario Céspedes y Conchi Álvarez desembarcaban en Madrid para confirmar el éxito que su Ronda 14 original, en Avilés, estaba teniendo dispuestos a convertirse en una de las aperturas más interesantes del 2015. Y así fue, con esa cocina fusión entre Asturias, Japón y Perú y un estilo concreto difícil de definir, se instalaron en lo que antiguamente era un bar-cafetería del barrio de Salamanca, ya casi lindando con Avenida de América. Al concepto abierto de raciones y barra ahora se suma una nueva propuesta en la luminosa planta baja, una Raw Bar gracias a la que se amplía la oferta de platillos fríos ideales para el verano como un bonísimo ceviche de caballa y chicharrones de pescado o el también fantástico tiradito al ají amarillo, oferta a la que se suman diferentes nigiris, rolls y gunkans donde no puedo olvidarme de su ya clásico mar y montaña de langostinos y carne roja.

Pero tras una primera visita nada más abrir y la última que he hecho, he de admitir que sus platos calientes me ganan con propuestas como las...

Para ver todo el post: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20160707/ostra-ronda-14

----------------
Muchas son las aperturas que se van a producir este otoño y es que parece que las épocas más oscuras han pasado y que comienza a verse la luz al final del túnel; o quizás es que la necesidad de reinventarse para no morir es galopantemente incesante, quién sabe. Lo que sí podemos afirmar es que uno de los primeros en estrenarse en Madrid - junto con el sonado Benares, el indio de Atul Kochar (1*Michelín en Londres) - es ya un veterano de guerra en tierras asturianas, más concretamente en Avilés donde lleva ejecutando su cocina durante unos cuantos años. Ronda 14 comenzó en esos lares defendiendo una propuesta complicada para plazas que no son ni la capital ni Barcelona y es que la gastronomía peruana todavía no se ha adaptado del todo bien al medio nacional pero su riqueza pisa con fuerza y cada vez hay más adictos a sus ajíes, ceviches o tiraditos.

Mario Céspedes y Conchi Álvarez, él en la cocina y ella en la sala, han demostrado defender la cultura inca a capa y espada y así abren su primera sucursal en plena milla de oro, en un amplio, limpio e impersonal local - con barra incluida y mesas altas - de la mismísima General Oraá impecablemente atendido por un servicio correcto, atento y simpatiquísimo dispuesto a que el comensal disfrute de una comida en tiempos perfectos y bien aconsejada.

La oferta gastronómica parece calcada a la que manejan en su casa madre y se compone de una amplia variedad de recetas peruanas que se entremezclan con platos típicos de la cocina asturiana, muchas veces tocados por alguna pincelada andina y una selección de platos de corte nikkei (fusión peruano-japonesa para los no entendidos). Dentro de esta podremos encontrar un correcto Gunkan de tartar de atún (poco) picante, muy bien aliñado aunque con el arroz un poco apelmazado, y un normal Roll de cangrejo de caparazón blando con salsa de curry con pepino, queso crema y huevas de pez volador; aunque si quieren analizar más en profundidad parece interesante el roll mar y montaña con langostino y carne o el gunkan de tartar de vieira que ya tengo señalado para una próxima visita.

Entre los platos más peruanos convence, ¡y mucho!, el.....

SIGUE LEYENDO AQUÍ: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20150928/ronda-14-cocina...

Lady Spider76

Miss ya está abierto y hablan bien!

17 de septiembre de 2015

Avelio

Cierto, Maribona lo pone por las nubes.

17 de septiembre de 2015

spider72

Buena crítica. Este Ronda 14 va a pegar duro...

28 de septiembre de 2015

Sergiete

Mola mucho

11 de junio de 2016

Yanzoo

Pues a volver toca....

13 de junio de 2016

1Falces

A mí los cachopinos me parecieron para llorar... pero de malos. Como los nigiris de atún. Tendría yo mala suerte.

13 de junio de 2016

spider72

Pues esta vez estás sólo Koala...a mi salvo la acústica infernal el resto me parece genial, los cachopinos ni fú ni fá pero el resto muy muy bien.

13 de junio de 2016

Miss Migas

Yo ni he probado los cachopinos ni los nigiris de atún, pero lo que he probado me ha ido muy muy bien también.

13 de junio de 2016

Sergiete

Yo igual, no he probado esos, el resto genial. Quizá las patatas rellenas, estando buenas, tampoco son nada excepcional salvo por la presentación.

13 de junio de 2016

1Falces

Pues eso... elegí mal supongo. También cayeron gyozas de anticucho que sin ser gran cosa me parecieron lo mejor. Eso sí, el camarero pequeñito de la barra un crack absoluto.

13 de junio de 2016

Raquel Perez

Está claro que para gustos los colores! a mí las patatas rellenas me encantan!
y de hecho me parece que tienen una rcp genial. yo suelo empezar con un variado de los crudos y acabo con las patatas.

25 de julio de 2017

17/05/2017

PERUANO-ASTURIANO con mayúsculas

Dos veces van ya que visito este restaurante, y siempre salgo queriendo volver con urgencia a seguir probando platos y más platos...
Desde unas gyozas de ternera exquisitas, a un tiradito al ají amarillo digno de cualquier buen restaurante de Lima (y he recorrido prácticamente todos), cocina nikkei original y muy bien ejecutada con buen producto (tiene varios makkis que merecen volver y volver y volver...), la carrillera con arroz trufado, los gunkan de huevo trufado, y menos espectacular los cachopinos y un tartar de salmón menos original, pero no por ello menos rico.
Lo dicho, para volver y volver y volver, la última vez pasaron unas croquetas a la mesa de al lado, que no se me escapan en la próxima visita.
Servicio de 10, atentos desde que entras, explican bien la carta, recomiendan cantidades, muy amables y profesionales.
Buena carta de vinos, con opciones muy interesantes.
Un sitio que seguir repitiendo y disfrutando de sus especialidades.

28/05/2018

Si y No

Con la gran cantidad de restaurantes fusión a veces es dificil diferenciar los que de verdad merecen la pena de aquellos orientados al postureo donde la comida es lo menos importante. Este Ronda bajo mi criterio se encuentra en este segundo grupo pero con buenas maneras en la cocina en algunos platos sobre todo en los peruanos como en las gyozas de anticucho el tiradito o bao de chicharron.

Sin embargo en los roll el arroz estaba muy pasado, para comer sushi siempre es mejor tirar a un japo tradicional y dejarse de historias raras.

Salimos a unos 30 por cabeza picando algo mas y bebiendo grandes cervezas, no me parece caro pero dudo que repita

30/05/2016

BUENA FUSIÓN. MOLA. CON FUNDAMENTO, NADA DE MONDONGOS.

Cena sábado Mayo 2016

4 estrellacas largas.

Al reservar me indican que hay dos turnos. 21:00 y 23:00. Vamos a las 21:00. Un poco rollo, pero entiendo que si funciona hay que rentabilizar y, mientras te cuadren bien las horas...

Flaco favor, en mi opinión, le hace lo de "fusión nikkei-asturiana". Sobre el papel me suena a mezcla imposible y batiburrillo sin sentido.

Con los japoneses me tira más lo clásico y "ortodoxo". De hecho esta fue mi tercera o cuarta opción tras no encontrar sitio en japoneses más clásicos.

Se ha abusado y se abusa mucho de los Futomaki y Uramaki llenos de mil ingredientes imposibles, pretendiendo hacer algo rico. Casi siempre me parecen mezclas para huir del pescado crudo, o para camuflar su escasa calidad, y a eso le atribuyo el éxito que hayan podido tener. Sobretodo en muchos japo-baratos o chinos reconvertidos que se subieron al carrito de las modas.
En esos sitios es como si mi mente, temiendo la engañifa, sustituyera las palabras roll, maki, uramaki, ... por "Mondongo amarillo", "Mondongo verde", "Mondongo refrito". Pero no puedo culpar a quien se vuelve a casa feliz fardando de su visita al japo después de zamparse un mondongo, perdón, un roll con 4 kilos de philadelphia, canuto pepino, surimi en tubo y, si tiene suerte atún de lata y algo de salmón ahumado. Para gustos colores, pero yo empecé por los mondongos y ahora lo que más disfruto es un sashimi del mejor pescado, puro y duro, y que no sea salmón, salvo que sea salvaje, del mismo Alaska y con estudios.
Lo sé, soy un talibán del japonés, qué le vamos a hacer.

En este caso la cosa cambia y he de reconocer el mérito de que me gustara tanto un sitio con tanto condimento, mezcla y adorno.

El local es muy chulo, muy bien aprovechado y no defrauda. Ví mucha gente que bajaba por unas escalera e imagino que hay unas mazmorras abajo, pero no tengo el placer, arriba estuvimos genial. Incluso el ventanal a la zona interior de viejos edificios le da mucha luz y un toque interesante (seguramente "interesante" se pueda sustituir por algún calificativo hipster-moderner que desconozco).
Está frente a la Mary (La Armonía), sitio mítico del chucismo nocturno madrileño de hace unos años.

Para mí tiene potencial de 5 estrellas a poco que mejoren.

CEVICHE NIKKEI CON PURÉ DE BONIATO. Muy bueno, bien de acidez.

TIRADITO A LA CREMA DE AJÍ AMARILLO. Buenísimo, quiero más.

ROLLO DE ATÚN ROJO PICANTE. Bastante bueno aunque, siendo el atún rojo picante, en temaki por ejemplo, algo que me vuelve loco, esto tampoco me entusiasmó.

GYOZAS CRIOLLAS DE TERNERA Y MANITAS. Siguiendo recomendaciones lo tuve que forzar obviando alguno de los caretos de asco de alguno/a (ya se sabe) y, como era de esperar, terminó gustando mucho. La manita viene tostada, nisiquiera se puede poner la disculpa de la textura gelatinosa porque es como un torrezno, pero en fin, se come con la mente, eso está claro. Recomendables.

NIGIRIS DE WAYGU. Joe que bueno. Mira que la carne en el sushi me mosquea (recordad que soy un talibán), pero estaba rico rico de verdad.
Hubo dos comensales que dijeron que les recordó el sabor al Big Mac. Entiendo que a la salsa que es a lo que sabe el Big Mac. Yo ya me lo había zampado y no percibí eso, pero oye, es casi un piropo. El Big Mac será lo que quieras pero sabe bien. Lo que no cuadra es que esta carne sí era muy buena, de calidad y con mucho sabor.

ROLL DE MAR Y MONTAÑA. El talibán al borde del colapso y resultó ser algo bien rico y bueno, con sentido y nada cargante. Llena más que otros, eso sí.

PATATA RELLENAS de CARNE GUISADA. Viene con una presentación siguiendo el estilo. Pequeñas, bonitas, con salsitas y adornos. Muy buenas, con un relleno bastante rico, aunque nada especial, preferiría haber probado alguna otra cosa.

TARTA DE QUESO CON FRUTOS ROJOS. En la línea del resto, bastante buena.
Pedimos una para compartir entre 6 y la trajeron, con sus 5 porciones. Alguien quiso decirle al camarero que si eramos 6 ya se estirara y pusiera 6. Nos comentó algo de que bueno, que pidiendo una ración para 6... Hubo ese segundo de "la monto" pero la cordura llegó y ¡qué narices!, tenía toda la razón. Pides un solo postre para 6 no pretendas encima que te traigan un trozo extra. Pedimos otra igual.
Si nos lo llega a poner lo borda, pero no podemos quejarnos.

PRECIO. 26€ por cabeza con dos botellas de Palacio de Bornos y algunas bebidas. Una relación calidad precio bastante buena. No comes grandes cantidades de materia prima cara, pero hay muchas cosas diferentes y bastante elaboración.

ATENCION. Correcta y muyyy rápida.

ME GUSTA:
- El local.
- Una fusión tan bien conseguida y con sentido.
- Gustó mucho a todo el público.

NO ME GUSTA:
- Aunque sea dificil culparles, lo de los turnos es un poco rollo (que no mondongo). Al final nos avisaron de que llegaba la hora, pero bien.
- Aparcar por la zona.

Iba a poner que no me gustó tanta velocidad en traer los platos, porque venían volando, pero lo cierto es que no empezamos nada puntuales y al final terminamos justos justos, así que la gestión de tiempos no pudo ser mejor y está claro que se han puesto las pilas después de los comentarios anteriores que he leído sobre el sitio.

Volvería sin dudarlo.

spider72

Jejeje sí el queso filadelfia ha dado un gran salto con ña comida japo. El próximo anuncio en vez de angeles son samurais

30 de mayo de 2016

Yanzoo

Efectivamente en la planta de abajo hay unas mazmorras con dos huecos. En uno de ellos se puede estar el otro es peor. Me ha encantado el concepto "mondongo" muy fan!!

31 de mayo de 2016

spider72

Yo Ronda14 soy fan pero sólo de mesa alta. Los comedores que tienen no me molan demasiado. Eso sí, para un picoteo está muy muy bien.

31 de mayo de 2016

13/06/2016

Niguiris con cabrales. Buen tapeo fusión.

4+

Junio 2016

Sucesivas visitas a sus mesas altas todas con buen resultado le afianzan su cuarta star y le suben casi hasta el máximo...pena que el local tenga más ruido que un bingo en Benidorm. Por ahora aunque nos encanta su barra, sus salas no nos "acaban de".

En este caso probamos un excelente ceviche (demasiado ácido para mi gusto, pero this is my problem), unas maravillosas carrileras con arroz y una gyozas (sí, ya nos prometimos no pedir nunca gyozas...) de anticucho.

En todos los casos, buena calidad y RCP muy ajustada.

***********************************
diciembre de 2015.

Subimos una estrella, hasta las 4. Hemos vuelto dos veces y al parecer los tiempos han mejorado mucho, por lo menos en lo tocante a mesas altas.

Los platos funcionan todos muy bien con alguna excepción (el ceviche está pasadísimo de lima) y la RCP es buena aunque hay que decir que las raciones sin ser escasas, no son demasiado generosas.

En resumen, buena opción más de barra en mi caso.

Ojo que las dos veces hemos tenido espacio de sobra...cuando antes este local estaba siempre hasta arriba.

Venid.

**********************
3-

Comida y cena de sábado.

A la hora de comer, un "problema" en la cocina impedía servir nada hasta las 14:30 (eran la13:45), así sin más explicaciones.

Por la noche tiempos interminables y platos que llegan a la barra regulares de terminación.

Son majísimos pero con todo mi pesar se acabó ronda14 hasta que no mejore el atasco en cocina, el interfono entre la barra y la sala de máquinas estaba más caliente que el de el coloso en llamas.

Dos horas para unas raciones en la barra no es de recibo. Y esto no tenía pinta de mejorar. Una pena.

*******************

Pues 4 ó hasta 4+, y eso que el servicio fue de los peores que recuerdo en cuanto a tiempos y el salón hasta que lo insonoricen es como comer con el batería de AC-DC (dentro de la batería, se entiende).

En cualquier caso, este Ronda 14 además de una cocina notable tiene un personal que sabe cuando mete la pata y que pone de su parte todo lo que que puede para minimizar los fallos y con un par de detalles "taumatúrgicos" curó nuestro cabreo y nos ganó como clientes. Así sí.

Cocina asturiano-peruana de fusión, aunque en este caso menos "fusionada" de lo que yo esperaba, estando las dos cocinas muy separadas en la carta, unidas por pequeños toques la una con la otra.

Decoración correcta aunque ya empezamos a tener en Madrid sobrecarga de suelos hidráulicos. Muy parecida a Bacira, a Maruca y a tantos otros. No soprende pero funciona. Barra explorable y casi mejor mesa alta que los comedores interiores (que los tiene y muchos más de los que se ven a primera vista).

NUESTRA OPCIÓN:

CEVICHE NIKKEI. Preparado de forma clásica, correctísimo en cantidad y en calidad. Acompañado de esferificaciones de boniato, para los que no sean muy cevicheros, que hace que pase mejor, como la píldora de Mary Poppins.

ROLL MAR Y MONTAÑA. Ideal para grupo, langostino con un rollito de carne por fuera. Muy correcto pero no sorprende tanto como el resto de platos. Me sobraron las patatas paja.

GYOZAS CRIOLLAS. Perfectas, al nivel de las mejores Gyozas. Imposible no comparar con las Nakeimas...y en mi opinión éstas ganan.

GYOZAS DE POLLO. Soseras, aunque la salsa agridulce era excelente y punchera.

CACHOPINOS DE TERNERA RELLENOS DE SETAS Y QUESO. Muy sabroso, en su punto y de nuevo ideal para el centro. Muy bien.

PATATA RELLENA DE CARNE GUISADA. Buen plato de base. De nuevo éxito.

NIGUIRI DE WAYGU. La estrella de la noche. Un niguiri al nivel de los mejores con un toque final a cabrales que te marca. Excelente.

Postres variados de muy buen nivel.

Con vino (2 botellas para 4) y aguas apenas 104 euros pero hay que tener en cuenta que nos invitaron a los postres y a alguna copa de vino de más por las esperas, que fueron muy notables (la espera y las copas, las dos). Ergo, sin obsequios de la casa el tema se irá a unos 30 eur/pax comiéndote la carta entera.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

Era obvio que el efecto "primer sábado" se notaba y el atasco en cocina era peor que el del Abuelo del Inistón, pero la amabilidad, las explicaciones y los detalles del personal fueron decisivos.

CONCLUSIÓN: sitio excelente al que volveré y que me llama mucho más en mesa alta que en mesa "baja".

Venid.

Yanzoo

Me ha encantado lo de los detalles taumatúrgicos jajaja

21 de septiembre de 2015

Yanzoo

Yo estuve el sábado y en términos generales me gustó, salvo un plato que vino requemadísimo.

6 de octubre de 2015

spider72

Anda! y a comer o a cenar! estuvimos en los dos turnos jajaja

6 de octubre de 2015

Yanzoo

A comer!! estuve en la planta sótano. Y como llegamos más tarde de las 15:00 no sufrimos los problemas de la cocina...

6 de octubre de 2015

spider72

ahhhh nos fuimos antes entonces....

6 de octubre de 2015

Helen Holms

Lo del Bingo de Benidorm es un puntazo Spider!!! Jajajaja

16 de junio de 2016

10/10/2016

Buena experiencia gastronómica

Restaurante con buena ubicación y acogedor, salon pequeño pero agradable y zona de la barra muy acondicionada. el servicio fue bastante bueno para lo poco que llevan abierto. la cocina nikkei fusionada con productos de la tierra, muy bueno todo, destacaría el tartar, el tiradito y la carrillera, relacion calidad precio correcta. repetiré.

19/07/2016

Fusion nikkei

Habia mucho revuelo con este sitio desde hacia mucho tiempo y tenia muchas ganas de ir. Local chulo, en sitio chulo, pocas mesas lo cual esta bien...y comida fusion, vamos a por ella. Desde el principio te recomiendan comer mucho para probar de todo, cosa que se agradece.

Alla va lo que pedimos:

1. Tiradito a la crema de aji amarillo
2. Gyozas
3. Roll de mar y montaña
4. Roll de cangrejo
5. Nigiri- hamburguesa de wagyu, rocoto y azul
6. Cachopinos de ternera con queso de cabra y setas

Sin lugar a dudas, los mejores el nigiri de hamburguesa y los cachopìnos, los otros, bien, normales.

26/04/2016

Nada que envidiar al restaurante originario que tienen en avilés.

EL LOCAL con mesas altas en la entrada y una gran barra antes del comedor, bastante acogedor para comidas o cenas.

LA COMIDA, original, bien ejecutada y con buena materia prima. Único sitio que conozco en Madrid donde puedes ir con gente que no le guste el sushi, porque con las mezclas que hacen, en plan ponerle a las Gyozas una base de patata o tener los nigiri de hamburguesa, se puede compartir sin miedo a que alguno no le guste.

LO MEJOR, el Roll de mar y montaña, con un langostino en tempura dentro y carpaccio de ternera por encima, todavía sigo intentando imitarlo en casa.

LO PEOR, dicen que los tiempos de espera, aunque debieron mejorar porque en mis dos últimas visitas fue todo normal, una de comida un martes en las barras de entrada y otra de cena un jueves dentro.

Para comer entre semana dos personas, tres raciones a compartir, postre y un par de cañas cada uno 20€ / pax...

07/11/2016

Excelente RCP

Ideal para probar un buen número de platos diferentes

07/04/2016

Ronda 14, uno de los mejores en relación calidad precio

La verdad es que la fusión japonesa-asturiana así de primeras suena algo forzada.. No obstante, después de bastantes buenas referencias he podido confirmar que Ronda 14 es un sitio muy animado, con una carta diferente y donde sobre todo, se come bastante bien a un precio muy ajustado.

Como os decía, el concepto es el de una cocina nikkei muy particular, dado que muchos de sus platos tienen toques de la cocina asturiana. Al final consiguen integrar bastante bien lo uno y lo otro logrando que la mayoría de sus platos estén bastante buenos.

La carta se divide en raciones y en diferentes clases de sushi siendo buena la idea de compartir todo lo que pidáis y así poder probar la mayor cantidad de cosas posibles.

En las raciones empezar por la gyozas criollas de ternera y manitas de cerdo, crujiente la masa y con mucho sabor, una buena elección. En la parte más asturiana de la carta nos ofrece unas patatas rellenas de carne guisada ricas, y sobretodo unos cachopines de ternera con queso de cabra y setas buenísimos, presentados en forma de maqui aportan fuerza y consistencia a la comida.

SI QUIERES VER LAS FOTOS Y SEGUIR LEYENDO ENTRA EN: cookinganddisfruting.es/2016/04/ronda-14-uno-de-los-mejores-en-r...

12/09/2016

asiático con gancho

pero para comer en barra o mesas altas de la entrada. La parte de mesas abajo no mola.

02/04/2016

la clienta repunante dice que al final comió bien

Llegamos al Ronda 14, me gusta el local, me pongo contenta y enseguida me encierran en un zulo sin ventanas en el que yo no metería a nadie y alli estamos 3 grupos, y una mesa libre, increible lo que da de si un hueco tan feo.
Otra pareja muy discreta y un grupo enorme (creo que eran 4 o 5 pero gritaban y reian como 10, que no deja de aumentar porque tras comer han decidido tomarse los copazos entre amigos allí!!!
Habiendo una mesa libre un poco mas alejada de ellos nos ponen en la mesa angustiosa al lado del hueco que hace de puerta y ahí es cuando dejo de disfrutar la comida.
Los vecinos están muy muy cerca, cosa que no me importa gran cosa, estoy hecha al modo bistro, incluso he compartido mesa con extraños frente a frente, pero estos no dejan de moverse, gritar... Ya es el colmo cuando, al llegar uno mas, de visita porque el grupo ya ha terminado de comer, le hacen sitio poniéndole una silla literalmente pisando la nuestra.
Los camareros muuuy despistados (con todo) observan mi enfado creciente sin hacer nada.
Harta y pasmada con la escena les pido, antes de que traigan otro plato mas, que me pongan en la otra mesa, un poco más lejos. Muchas disculpas y eso y nos mudamos. Pedí salir del hueco del infierno pero estaba todo lleno.
Me encontré algo mejor, no soy (muy) rencorosa.
La comida me gustó, probamos el tiradito de corvina a la crema de ají, muy bueno, las patatas rellenas que pedí porque "se las había leido" a alguien, a mi no me fliparon, pero malas no estaban,
Aunque me costó casi un enfado convencer al Chasquin que yo allí queria comer sushi y no cachopo (que si las amigas de Avilés iban por ello..., que si es por lo que se conocen y lo hacen bien...) al final lo conseguí y fue lo que mas nos gustó.
El gunkan con tartar de vieiras y aji amarillo es alucinante, riquisimo, solo por eso ya merece la pena ir. Pedimos también el niguiri-hamburguesa, de wagyu, rocoto y azul, que no estaba a la altura del otro, la carne picada, se servía algo planchada, a mi no me impresionó la textura, no considero que se aprecie si es wagyu u otra cosa en esa forma de elaboracion, pero era agradable también.
Asi que si volvemos tengo muy claro dos cosas, que pediré que me sienten bien arriba o bien abajo pero donde los ventanales (que ya es mala suerte lo del zulo, que el local es grandón) y que iremos a por el sushi a tope.
La carta de vinos también me agradó, encontramos algunos blancos que nos apetecieron. Variedad en precios y en origen.