Ruby's Cafe & Bar

Ordenar por:

relevancia fecha

27/04/2009

hamburguesas gourmet

no se si alegrarme por haber probado una hamburguesa en el ruby´s cafe & bar o arrepentirme eternamente.

el motivo de esta duda existencial es que no consigo quitarme del paladar su magnifico sabor y su delicada textura, por lo que desde aquel momento siempre que vuelvo a probar otra hamburguesa la comparo con la de ese dia.

poco tiene que ver lo que sirven alli (ruby´s) con cualquier otra cosa que llaman hamburguesa por aqui (pongase el nombre del restaurante/hamburgueseria que se desee, en algunos sitios estan bastante bien pero no llegan a su nivel).

la porcion de carne viene con pan de chapata y fresca ensalada.

el precio es algo elevado para mi bolsillo, hamburguesa (de las mas sencillas) y coca cola (pequeña), 13 dolares. pero merecio la pena.

volvere.

19/09/2010

Delicatessen

Nada que añadir a las opiniones precedentes... esta hamburguesa es de 10.

06/10/2008

Eda Mame lo descubrió en octubre de 2008

La mejor hamburguesa de Nueva York... o quizás del Planeta

Escondido en la calle Mulberry, entre Prince y Spring St, en el corazón de NoLita se encuentra este gran secreto de los neoyorkinos, Ruby's (no confundir con la cadena de diners). Es un local pequeño, íntimo, construido con ladrillo visto en el interior y amueblado con mesas corridas. Pasa totalmente desapercibido porque, cuando lo buscas, esperas la clásica hamburguesería americana, con neones rojos. Ruby's es un local con estilo donde suena lo último de The Knife y se juntan modelos llenas de tendencias con modernísimas japonesas pertrechadas de toda la parafernalia Apple. A juzgar por la superficialidad de su gente, parece que la comida no importase pero, cuando pruebas la hamburguesa Bronte de chillie dulce, incluso si detestas las hamburguesas, tendrás una experiencia inolvidable. Consiguen elevar la hamburguesa a la máxima categoría culinaria con carnes de primerísima calidad, hojas de diferentes lechugas y rúcola seleccionada, salsas deliciosas y un cuidado exquisito de las cantidades, materiales y sabores. Ésta sí es una visita imprescindible en Nueva York.