Rules Restaurant

Ordenar por:

relevancia fecha

16/03/2012

BUENA CAZA EN EL RESTAURANTE MÁS ANTIGUO DE LONDRES

A diferencia de Casa Botín en Madrid que es un timo para guiris que solo van por eso de ser el restaurante más antiguo de Madrid, Rules es el más antiguo de Londres pero no es en absoluto un timo y tampoco es un sitio para extranjeros. La mayoría de la gente era inglesa y no había ningún camarero que hablara español.

La carta está centrada en platos de caza, y como encima fuimos en plena temporada pues el festín se basó en una excelente becada, una grousse o también conocida como perdiz escocesa, un pastel de hígado no apto para todos los público y entrantes varios.

También pedimos, por supuesto, el mítico fish and chips.

Aquí es donde corroboras que los ingleses no tienen ni puta idea de gustos gastronómicos, porque que un trozo de pescado con ocho capas de reboce sea su plato típico manda huevos. El pescado no sabe a nada. A qué coño va a saber, pues a fritanga. Esta gente no ha probado en su vida una buena lubina del cantábrico o una dorada a la sal. Si no seguro que no se les ocurriría rebozarlas.

Recomiendo ir a Rules a comer, sobre todo porque los taraos de los ingleses ya sabéis que cenan a las seis de la tarde así que en Londres lo mejor para cenar son los de cocina internacional: Hakassan, Chutney Mary, Nobu…

Precio 100 Euros

GourmetAstur

Coincido en tu opinión Alberto. Simplemente recomendarte el (Rib of Beef on the bone para dos) , en caso de que vuelvas. Plato típico inglés, a mi gusto solo superado en Londres por el Simpson's. Un saludo.

6 de diciembre de 2012

09/04/2012

Un clásico, dicen que venido a menos..

Teníamos reserva. Hace tiempo que quería venir a cenar al Rules. Es algo caro, y al menos en nuestra noche, los camareros andaban digamos, un tanto a su aire, apoyándose en la barra, rascandose, etc.. supongo que ya estarían cansados, puesto que eran pasadas las 10, y esto en Inglaterra es ya tarde. Pensé en un momento, si estuviera aqui, alguno de estos dueños cocineros españoles, exigentes, que yo he visto apurar, reñir, y amonestar- a menudo sin discrección y con un punto de prepotencia- a sus empleados , delante de las mismas mesas o lugares de paso de sus restaurantes. Pero insisto, la noche en que fuimos el personal, al menos nuestro camarero fue seco, y a su aire. No nos prestó demasiada atención. No obstante se deshacia en risas y gestos con una mesa vecina ocupada por dos francesas, dos mujeres guapas..
Bien, el local es bonito, con mucho encanto, y ambiente.Ahora ha pasado casi a ser un icono para turistas o gente del teatro, que quiere dejarse ver, o sacar fotos y demostrar que también ellos estuvieron en el Rules.Dicen, y supongo que será verdad, que tuvo tiempos mejores.
De hecho mi ensalada de queso shilton, y manzana ,,no estaba ni bien. Las lechugas, casi corazones, duros más que crujientes, y el aliño amielado, tampoco le iba muy allá. (recuerdo una muy rica ensalada, con tipos de quesos asturianos, con miel casera, y más,que tomé hace meses en Candamo en Asturias, y en un menú abundante de 15 euros todo¡¡¡), y en Rules: 9 libras y 95 peniques ( lo sé porque he guardado la factura que dan al final, con un folleto publicitario, um, del local). Mi compañero de mesa tomó una sopa especiada de menta y vegetales, por 7 libras y 75 peniques. Como principales comimos, o degustamos, venado ambos. Él, en una cazuela tipo ramequin grande, con bonito envoltorio,gola, y tapadera de patatas chips, delgaditas, que dijo que estaba muy buena y tierna, casi carrilleras, con cebolla, y hortalizas varias, jugo caldoso, guiso. Y yo un fillete, o medio lomo, bastante duro, y eso que estaba al punto por dentro, pero con corteza dura, de venado también. Pedí que me lo acompañaran con patatas chips, más Puente Nuevo, y abundantes, fueron servidas en una bandeja/cuenco tipo alpaca..La guarnición de patatas, ascendió a 3 libras y 95 p. Las carnes, una 20.95 y otra, 28 libras. Bebimos 1 botella de agua mineral 3 libras 75 peniques. Y dos copas de vino tinto un Ross Pinot, fuerte y aspero, las dos copas , marcadas para servir la altura del vino, fueron 21 libras 90 peniques. He leido la carta y tienen otros vinos muy interesantes y caros. El vino español,, media botella, más económico suponia las 34 libras y de ahí para arriba. Creo que ví un José Pariente, como 3 veces lo que marcan aquí, en una carta de España.
Bueno, por un día, una noche,, y además ya habíamos estipulado que este viaje iba a tener sobre todo un valor gastronómico,.. No sé si en todos los casos lo logramos porque hubo en estos 8 días, a nivel de restaurantes, de todo un poco. En nuestra linea..
Menos mal, que la cena, es un decir, nos la arregló el postre. Al margen de la Hotpot de Venison, que tomó mi compañero de mesa.
La cena iba regular, al margen del sitio, del local o la decoración, y el camarero seguía mostrandose seco y poco pendiente de nosotros. Pedimos una tarta, gran trozo, de tarta de crema de limón suave y ácida, con una capa de esponjoso merengue.Rica de verdad, y que entró como un guante, inundando la boca, y haciendo olvidar la dureza de la carne anterior, del plato anterior. Precio 7 libras y 95 peniques. El otro postre, fue una tarta dulce de frutas y con crumble por encima, caliente y dulce, servida aparte una crema inglesa más suave, templada. También otras 7 libras y casi 8.La tarta fue acompañada por un capuccino de 3 libras y 50p.
Pedimos la cuenta, y entonces, el camarero antes seco, se vuelve más cercano y chistoso, al ver que casi nos dormiamos, por la cena y por lo relajado del ambiente, y nos ofrece un café para espabilar, otro. No tomamos tampoco ningún vino dulce o licor para los postres. Pero realmente la tarta de limón, fue una de las mejores que he comido, creo yo..
Entonces, antes o despues de la cuenta, 130 libras y unos pocos peniques, cena para dos, en ello iba incluido el servicio de 14 libras y 46 p, pedí un vaso de agua corriente, de running water, acerté,, porque nadie allí parecía hablar o querer hacerlo, en castellano. En fin. Hay hispanos amables en Londres, como en todos lados, pero también hay muchos de ellos, o de españoles propiamente dichos, que parecen querer ocultar que lo son, o no se brindan a ayudarte sino sabes defenderte ampliamente en inglés.Como en otros viajes a este país, he coincidido con jóvenes españoles,no sólo dedicados a la hostelería,que lo pasan mal, y que dicen, yo creo que no, que es suficiente para hablar inglés (?) estar allí trabajando 6 meses.La mayoría de ingleses en general, a los que he preguntado o contactado como cliente, han sido amables. Y, alguno, paciente.

06/12/2012

Restaurante caro , pero donde comer comida inglesa de calidad , en un ambiente puramente inglés.

02/03/2009

Un buen restaurante de comida típica londinense

Lo encontré por casualidad paseando por el Covent Garden en un viaje de negocios. Está cerca de la embajada de Australia. Excelente, desde que comí ese día en Rules no se me ocurre criticar la comida inglesa.
Fascinante los puddings, y la caza criada en sus fincas alrededor de londres.
Casualmente, es uno de los restaurantes más antiguos de Londres.
Siendo un poco caro, merece la pena.

Os animo a descubrirlo.

emgcarra

Totalmente de acuerdo....

17 de diciembre de 2010

12/01/2008

El más antiguo de Londres

He estado en Rules dos veces y aunque tal vez no sea el restaurante más bonito o mejor de Londres, me encanta. Nada más entrar te das cuenta de que esa típica frase que muchos restaurantes repiten "el más antiguo de..." en este caso debe de ser cierta: el vesturario de los camareros, los trofeos de caza, la madera de las paredes, las jarras de plata para la cerveza...

La comida es muy clásica, recetas típicas inglesas como los pasteles de riñones o de anguila se combinan con otros clásicos de la cocina internacional como el chateaubriand.

Para ser Londres, y ser tan famoso el precio no es excesivamente caro (alrededor de 30-35 libras por persona)

28/08/2009

Las reglas del yantar en London

Particularisima forma de servir su Fish´n´chips; envuelto en papel de periodico pero servido en cuberteria de plata y vajilla de porcelana.
Así se lo pondrian a Charles Dickens comía allí?