La sidrería vasca SAGARETXE nace en Madrid en el 1999 con el propósito de reproducir fielmente los colores y sabores que se pueden apreciar el los locales de San Sebastián. Los valores de la casa son el respeto de la tradición y una alta calidad de los ingredientes, que han confirmado año tras año la fidelidad de n...

Ordenar por:

relevancia fecha

22/05/2017

regular Carne regular todo

Empezamo com la morcilla buena, buen sabor.
Las verduras a la parrilla, sin embargo, muy regular, nada que resaltar, planas.
La carne (txuletón al carbón), que en teoría es uno de los platos estrella, muy regular de sabor, no me convenció.
Postre: tarta de queso de Idiazábal, correcto.

dagger

Qué pena el chuletón. Ya sabemos que lo de "de buey", tiene que ir así, entre comillas; pero a mí nunca me ha fallado.

hace 8 meses

17/04/2015

Sí pero...

Mesa para 3, sábado a medio día; al llegar con tiempo a la barra disfrutamos de un refresco y dos pinchos de txaca, uno con salmón por encima y otro con langostino. Exquisitos! Buenísimos!
Pasamos a la sala, al fondo, ya que la barra se encuentra a la entrada. Nos pusieron una mesa redonda en un rincón donde estábamos tan a gusto. Lo teníamos claro, pedimos 3 menús sidrería, pero como preferíamos comer con vino, nos cambiaron la sidra (bebes toda la que quieres al tomar este menú) por el vino (un Viña Emiliano Rioja, muy muy flojo). Al decirles que el vino estaba flojo tuvieron el detalle de cambiarnos por el vino de la casa, el Melquior Colección Familiar MMI, bastante mejor.
Arrancamos con 3 panes chapata con aceite “Oro Bailén” de alta calidad a la vez que 3 gildas, aperitivo de la casa que marca las raíces del norte; porque este restaurante es una sidrería al estilo de las de Guipúzcoa, de hecho, el proveedor de la sidra servida al txok, es Petritegi.
En paralelo a la tortilla de bacalao nos sacaron la morcilla con la chistorra y como éramos 3, nos sacaron 2 tortillas y un plato de chistorra con morcilla. Las tortillas muy buenas, pero la txistorra y la morcilla muy muy flojas. La txistorra no tenía ni color ni olor ni sabor.
Seguimos con el plato estrella al centro, la chuleta. Como éramos 3, nos ofrecieron 2 ó 3 chuletas, ya que le corresponde 1 de 500gramos a cada persona. Pedimos 2, una de kilo primero y otra de 0,5kg. después para disfrutar de ambas sin que estuvieran frías. El problema apareció cuando llegaron a la mesa las dos a la vez y el maitre, inmediatamente les corrigió a los camareros diciendo que era primero una y después otra, y tras una desesperada discusión entre ellos de espaldas a nosotros, nos pusieron la grande. Al traernos la segunda, vimos que era la que inicialmente había salido, pero recalentada, y muy hecha, cuando ambas las habíamos pedido punto menos. Si a la primera le podríamos haber puesto un notable siendo muy benévolos (relación calidad-precio), con la segunda se vino abajo toda nuestra aprobación hasta ahora. Feo detalle, al igual que fea era la relación entre el jefe de sala y compañeros no solo en nuestra mesa sino en mesas cercanas.
Llegamos al postre, con queso, nueces y membrillo como final feliz, de categoría correcta. Echamos de menos las tejas y cigarros de Tolosa; fuera del menú pedimos una pantxineta, con alto toque de canela pero muy buena.
Servicio correcto, pero desordenado y mal liderado. Servilletas y manteles de tela. El precio del menú con IVA incluido era de 33 euros. Total de 105,50 euros, incluyendo la pantxineta.
Nos hubiera salido mucho mejor el tomar a la carta bastantes más cosas y variadas y haber optado por el descuento del 40% de “El Tenedor”. Este detalle de ofrecer este tipo de promociones, hacen perder categoría a un restaurante. No lo recomiendo pero tampoco puedo decir que comí mal, simplemente que hay sitios mejores.

07/01/2014

Tapas por Olavide, cerca de los Verdi

Siempre que he ido estaba atestado de gente. Es difícil conseguir un taburete. No queda otra que comer de pie.El servicio es rápido y eficaz.
El restaurante, al menos las veces que he estado, estaba prácticamente vacío. No sé como no le sacan partido a ese espacio ganándolo al bar.
Las tapas son sencillas pero están muy buenas. Precio razonable. 5 vinos y 6 tapas, 25 €.
El de bacalao excelente. Mejor recién hecho.
Tienen una oferta de ocho pinchos, quince euros.

07/07/2013

Para emular a un clásico local donostiarra en Madrid no está nada mal, eso sí nada que ver con éstos. Precios más caros que en Donosti (que ya es decir), servicio algo mejorable. Para quitarte el mono de vez en cuando vale, pero poco más. Aunque no he llegado a comer dentro, parece tener más éxito la parte de la barra que el restaurante/asador.

20/02/2011

Lentos, lleno y un pelo caro.

Personalmente me parece una tomadura de pelo el sistema vasco de pinchos (pintxos para los muy integrados), hay que reconocer que en general, y este es el caso, suelen estar muy muy muy buenos, pero son caros (aqui y en general en locales del ramo). La ultima vez que fuimos, eramos 9 y salimos a 20 euros por barba saliendo con hambre, toda la comida de pie y apretados en la barra.

En fin, es el tipico sitio al que voy porque la gente quiere ir.

18/07/2012

Buena relación calidad-precio

Tiene unos buenos pinchos, no se complican la vida en hacer cosas complicadas, y una aceptable relación calidad precio. El servicio es bastante mejorable, pues hay que repetir varias veces en barra hasta que te atienden e incluso para que te cobren.

11/12/2011

Barra versus comedor.

Para pinchos en la barra está muy bien... 3 estrellas.

Para comer en el restaurante... 1 estrella!

La verdad es que nunca me esperaba que fuera a estar tan mal el restaurante. Asi que desde entonces solo voy por la barra y sus pinchos que en general suelen estar muy bien.

15/08/2010

No probé los pintxos, porque había demasiada gente en barra. Nos metimos a cenar abajo y la verdad es que la calidad de los productos es excelente, aunque el precio bastante carete. Repetiría. O quizá no.

30/05/2010

Buena barra de pinchos. El de bacalao exquisito, la hamburguesa con queso no me gustó nada, muyseca.