añadir a tu agenda y opinar
dice:

Sitio con encanto y excelente producto

807 sitios, 266 siguiendo, 238 seguidores, 280 descubiertos

me gusta me gusta

2 checkins aquí

La verdad es que esto de los sitios que tienen un encanto especial hace que me replantee algunas de las cosas que, por defecto, no me gustan y una es la de tener que comer en barra.

Fuimos justo el día que en que se habían hecho notar en un artículo de NYT nytimes.com/2014/06
22/travel/36-hours-in-madrid.html?_r=0 y aparecieron algunos guiris, pero como sabía que había que ir pronto, allí estábamos plantados a las 13:10 para comer. Ya había gente en todo el local.

La carta es un poco incómoda de leer e incluso de saber que estás pidiendo y en que formato, pero toda la gente del staff que nos atendió (hasta 4 personas vinieron a servirnos) te lo iban dejando muy claro. Hipersimpáticos y amables, da gusto.

En nuestra primera degustación cayó:
- Solomillo
- Panceta
- Chuleton
- Tirabeques
- Pez Limón (fuera de carta)
- Huevo con foie
- Sepietas
- Flan de queso con Dulce de leche
- 5 dobles de cerveza.
Total: 86€

Excelente calidad en todo el producto, sin lugar a dudas la panceta y el pez limón (aquí fuimos cobayas) fueron espectaculares.

Tuvimos suerte y pillamos, sin lugar a dudas, el mejor sitio de todo el local (en el rincón de la ventana) aunque tuvimos que ceder el paso varias veces a gente para poder bajar a una especie de bodega que tienen en la parte de abajo.

No lo considero barato, pero he de decir que el producto era muy bueno.

Para repetir

opinión completa »

etiquetas: barra, carne, picar

listas: #lsuarezdelezable, Comer, Picar

dice:

Atractiva a la vez que incómoda performance.

21 sitios, 12 siguiendo, 19 seguidores, un sitio descubierto

está OK está OK

Uno de los hits de la temporada. Si hiciste cola en Nakeima, te mueres por ir a Chuka y fuiste el primero en hablarle a tus amigos de Bacira, seguramente ya habrás ido hace tiempo a Sala de Despiece y si no, estás tardando. Hay mucha gente que se pelea por ser el primero en ir al último , y en este caso, hay ya mucha gente que se ha peleado en el último sitio de moda de nuestra amada capital. Las modas por su propia razón de ser, son efímeras y por lo que la experiencia nos dice incómodas. Podemos resumirlas de manera burda en tres aspectos: espectáculo, impacto y brevedad.

Espectáculo: Camareros vestidos de cirujano y con pinta de asesinos en serie. Local decorado como su propio nombre indica, una sala de despiece, muy original. El último sitio en el que cualquier persona razonable podría pensar en comer, y es que las modas, en el fondo, necesitan ser incomprensibles, precisamente porqué sino no generarían novedad, a cualquiera se les podría ocurrir y nadie les prestaría atención. Los primeros curiosos, deslumbrados ante lo extraño atraerán a los siguientes hasta crear una aglomeración de proporciones urbanas.

Impacto: Cuanto más fuera de lugar te pille mejor, en este caso, como cualquier tumulto que se precie, te encontrará de pie y en medio de un carrusel de empujones colectivos. En este panorama te preocuparás por tus enseres personales, mantener la conversación con tu acompañante, disputar una encarnizada guerra psicológica y posterior batalla por alguno de los contados taburetes en los que sentarte y si posteriormente te queda tiempo, quizás y sólo quizás, te preocupes por conseguir y mantener algo de comida. Elaboraciones poco elaboradas y de rápida ingesta en las que predominan los alimentos crudos y los acompañamientos vistosos. Destaca el chuletón cenital de manera notable por encima del resto. Los vinos cumplen, pero tampoco se les puede pedir más porqué no es un restaurante al uso.

Brevedad: La rapidez con la que se suceden los acontecimientos es un triunfo para ambas partes. Por un lado los fugaces comensales desearán a los pocos minutos de haber entrado abandonar el ruidoso a la vez que incómodo local. Los sabios dueños verán cumplido y confirmado a cada ciclo un plan de negocio perfectamente diseñado para una sociedad ávida de novedades.

En definitiva, las modas me gustan, algunas más que otras, las contemplo con el placer del curioso. Sin embargo como modas que son, al menos a mi entender, las observo externamente y jamás las adoptare como algo permanente. Por ser modas les perdono la incomodidad y les aplaudo la más que decente comida que ofrecen mientras contemplo la atractiva performance, con una relación calidad-precio muy destacable que ayuda a comprender parte de su éxito. La gastronomía de a pie y el tapeo están explorando nuevos caminos que sin duda se agradecen aunque lamentablemente no debería ser a costa de unos niveles mínimos de comodidad.

Twitter | Instagram: @traslamesa
Web: traslamesa.com

opinión completa »

etiquetas: sala de despiece, tlm, tras la mesa, traslamesa

dice:

simplemente espectacular

314 sitios, 59 siguiendo, 63 seguidores, 52 descubiertos

me encanta, uno de mis favoritos me encanta, uno de mis favoritos

es quien más ha ido (2)

Vargas: hemos ido unas cuantas veces ultimamente, quizá lo que menos me ha gustado es un atun crispy con mahonesa de wasabi, que no me hizo gracia, el resto manteniendo un muy buen nivel y un muy buen servicio para estar tan a tope de gente siempre, el ceviche con coco especialmente rico.
________
__________________
Scout: desde mi punto de vista y hasta donde yo conozco.... la mejor barra de Madrid después de Streetxo, la decoración es realmente muy original, increíbles los ganchos que cuelgan de los railes del techo y el lavabo del baño, es hasta desagradable, me encanta! la carta muy divertida e informativa explicando el producto y el tratamiento del mismo con sus acompañamientos, los camareros muy atentos y profesionales, servicio de cocina incluso rápido teniendo en cuenta que estaba a tope, bullicioso pero muy bien. La comida es simplemente espectacular, el sashimi de jonquillos me trasportó a otra galaxia, qué gratificante es probar un sabor nuevo y que te guste tanto! la calidad del chuletón no es normal.... increíble es un calificativo pobre, es tan buena que incluso no mata su sabor la trufa y el tomate que la acompañan, con flor de sal. Los huevos rossini muy ricos pero lo más flojo que pedimos, las mollejas de ternera muy buenas, recomendación muy acertada del camarero. La variedad de vino es discreta. El precio muy razonable, con 9 consumiciones entre vino y cerveza y lo anterior 53 €. Desde luego volveremos!

opinión completa »

etiqueta: barra

davidperezf

no sé qué coño hago que no he ido aún

hace 12 meses

dice:

buena barra para picoteo

682 sitios, 137 siguiendo, 156 seguidores, 297 descubiertos

me gusta me gusta

un checkin aquí

Mira que tenía ganas de ir y no defraudó. 4 copas de vino, 2 de pétalos, 3,5€ cada una, 2 de marques de murrieta reserva, 3,8€ la copa, una burrata, muy fresca, con pesto, tomate y unos panecillos, 13€, huevo rossini, 4€, foie y tartufata, increíble, y el lomo de vaca cubierto de frambuesa, lo acaban de hacer en la mesa con un soplete de cocina, 10€, simplemente imprescindible, total, 41,6€.

Eso sí, solo no vas a estar, un martes 30 de diciembre, cerca de las 14:00 y con sitio, pero con poco espacio ya, un finde, o jueves noche debe ser casi imposible.

Totalmente recomendable.

etiquetas: aperitivo, burrata, huevo rossini, lomo de vaca a soplete, picoteo, zona ponzano

listas: bares, restaurantes

dice:

Divertido. El mejor aperitivo de Madrid

320 sitios, 159 siguiendo, 161 seguidores, 53 descubiertos

me gusta me gusta

2 checkins aquí

Nueva visita a Sala de Despiece 26-11-2014

Bajamos estrella por desgaste y porque los tiempos avanzan y otros les pisan los sembraos.

Miércoles noche, 21:30. Abarrotado, literalmente no cabía un alfiler.

El sistema no ha cambiado y comimos bastante bien, aunque este local cada vez se me hace más incómodo una vez eliminado
el factor sorpresa de las primeras visitas. Nuevas incorporaciones y algunas bajas en la carta (como suele ser habitual).

Han quitado mi postre preferido, el melón con queso.

NUESTRA OPCIÓN:

- Burrata. Uno de los clásicos del local, servida con puré de tomate y aguacate. Muy buena y en su punto.

- Chuletón. Otro clásico, poco que comentar. Tres lonchas de carpaccio de ternera con trufa y sal gorda. Divertido y ligero.

- Calçots. Buena incorporación en temporada. Muy picante, se come bien. Contundente y sabroso. Bien.

- Alcachofa. Fracaso absoluto en este caso. Una alcachofa abierta con todas las hojas. La idea es ir chupando las hojas con una vinagreta (yo no conseguí sacarle nada de juguillo a ninguna y lo dejé por imposible a la quinta hoja) y luego comerte el corazón con una especie de ricotta. Psche siendo generoso para el corazón de la Artichoke. Mal el plato en sí.

- Flan de dulce de leche con grosellas y arándanos. Maravilloso de preparación y de sabor. Divertido. Puro espíritu de sala de despiece.

Total con 4 copas de vino 40 eur (calçots invitados por la casa).

CONCLUSIÓN: a pesar de todo cené bien y estuve a gusto. Mucho calor por cierto. Repetiré.

********************************

Nuevos platos:

1.- La panceta ya no va con dátiles + kiko, si no con uva, foie y kiko. Sabe muy rico también.

2.- Atún con caipirinha de sandía sandía y una especie de panecito que no sé lo que es (había mucho ruido). Éste va por tiempos: sabor a atún, frescor de sandía y un aguijonazo final picantísimo de imagino que pimienta. Sorprendente pero creo que no me gusta.

3.- Melón con queso. Un meloncito entero tipo cantalupo picado y destapado relleno con un queso untusoso. Me comería tres...aunque es bastante cantidad para dos...avisados quedáis.

4.- Coco mantequila. Un coco entero, servido con un vasito de agua de idem al lado. Laminado por dentro y mezclado con salsa...wakame creo...pues también cumple a la perfección.

El resto ya lo conocéis: ruido, que paso yo, que pasas tú...la más incómoda, divertida y sorprendente barra de madrid.

Local pequeñito que como su propio nombre indica simula una de esas antiguas carnicerías llenas de cajas de corcho blanco. La estética está cuidada al extremo y aunque está casi siempre abarrotado los camareros atentísimos al público se ocupan de todo.
Yo todo lo que he probado estaba muy bueno y el rollo es de tapas y raciones fusión....mezcla japo-mezcla tradicional: encontrarás desde unas mollejas de infarto hasta platos de pescado crudo pasando por...calçots!. Todo presentado de forma muy moderna y muy desenfadada.
Eso sí...local chiquito, chiquito...de barra y poco más. Normalmente vas con idea de un aperitivo...y la cosa se alarga y se alarga...
Precio correcto si atendemos a la calidad de la comida, aunque carillo...dependiendo de lo que pidáis...de los 30 eur no bajara si queréis un aperitivo-contundente.
Merece la pena, da gusto cuando se monta algo en madrid con calidad e imaginación.
Aparcar es un infierno. Es Ponzano...qué le vamos a hacer.

opinión completa »

etiquetas: barra, fusion, raciones, tapas

dice:

100 Montaditos versión 3.0

481 sitios, 137 siguiendo, 120 seguidores, 111 descubiertos

me gusta me gusta

2 checkins aquí

Octubre 2014
Baja una estrella por incómodo (señal de que me hago mayor).

Tuvimos la santa fortuna de tener un hueco y sentarnos nada más llegar. Eso si, en la zona de barra doble. El problema es que allí hay el doble de gente y ningún camarero, excepto el de fuera (qué paciencia tiene ese hombre
).

Todo bueno, todo rico hasta ahí bien, mantiene buena nota.

------------------------------------------------------------------
Tantas cosas y tan buenas habíamos leído de este sitio que teníamos ganas de probar. Este era el segundo intento, pero ahora lo conseguimos

Según entramos, lleno hasta la bandera, nos quedamos mirando y nadie nos toma nota (como habíamos leído) para esperar vez. Es más, escucho un grito de un camarero pidiendo que entráramos al fondo (no era a nosotros si no a un par que venían detrás y les estaban esperando) así que obedientes para allá fuimos.

Tras un ratito de pequeño caos en el que estamos apretados, el camarero no nos hacía caso y demás, cerveza en mano la cosa empieza a cambiar. Echamos un vistazo a la carta y me apetecía el 99% de la misma.

Una cosa que me ha llamado la atención es que había leído como algo revolucionario el que te tomaran el nombre y los platos salieran de la cocina gritándolo. ¿no habíamos quedado que eso es un 100 montaditos? Salvando las siderales distancias de calidad de producto y presentación, estamos ante una versión apañada de ese tipo de sitios. Ni moderno ni leches, la única diferencia es que aqui estás pegado en barra y no haces un prepago.

Volviendo al tema, empezamos pidiendo 3 platos que se convirtieron en 5 y rematamos la noche.

Para empezar como no, chuletón cortado finísimo, un pco trufado y con tomate. Para comerte un kilo (como debe ser un chuletón, joder)

Segundo, piparras a la plancha. No hay más adornos, una buena piparra tersa y con ligero picante con un toque de aceite de oliva y sal. Qué ricas

Probamos un pulpo a la plancha con chimichurri que fue quizá lo más flojito. El pulpo estaba tierno, si, pero un poco gomoso. El chimichurri no nos enamoró

Puestos aqui decimos no cambiar de garito y rematar, entre otras cosas porque ya habíamos metido tanto codo que teníamos un espacio más que aceptable en barra, así que vuelta a mirar la carta, cambio de cerveza por un vinito (muy rico, un chardonay de Alicante) y la cosa quedó en:

Tomate solomillo. Un peazo de tomate del doble de tamaño del puño de Bud Spencer. Sabroso y bien acompañado de albahaca y aceite de oliva, pero cortito de sabor

Navajas a la plancha. Qué decir, estaban buenísimas y bien tiernas. Final feliz y bien acompañadas con el vinito (ultra frío, muy bien)

Todo esto quedó en 57 pavetes, muy bien y con ganas de volver y repetir. El sitio es incómodo de narices pero una barra con ese producto y a ese precio yo no me la pierdo.

opinión completa »

EandradA

Se comenta que en breve ampliarán local.

Me ha dolido que lo compares con 100 mongolitos.

hace 9 meses

acme

Coño, parece que estaba yo allí, metiendo el codo y tomando solomillo "poco hecho"

hace 9 meses

Lady Spider76

A mi la última vez dejó de conquistarme. Quizá deberían de cambiar algo la oferta.

hace 5 meses

dice:

Raciones Espectaculares!!!

332 sitios, 27 siguiendo, 44 seguidores, 25 descubiertos

me gusta me gusta

un checkin aquí

El concepto me encanta, sigue la moda de los sitios sin reserva en Madrid, pero quizá el concepto cambia, a diferencia de otros en los que tienes que hacer cola y sino estas apuntado no puedes cenar, en este si puedes. Quizá tengas que hacer un poco de tiempo si esta muy lleno pero la gente se mueve rápido.

Quizá sea un sitio mas para tomar 3-4 raciones y luego seguir de cañas por los que hay por la zona. Nada más entrar sorprende la decoración, parece que un puesto de cualquier mercado de barrio, pero esta cuidadisima. El trato es perfecto y cercano, te preguntan tu nombre al entrar, lo apuntan en un ipad, y siempre tus raciones se llaman por tu nombre, esto les sirve a la cocina para ir sacando los platos y no perderse.

Es un sitio para tapear, y por eso lo mejor es pedir las raciones según las vas viendo salir,nosotros empezamos por 3 y acabamos pidiendo 7.

Pedimos el huevo frito con trufa, tartar de solomillo con trufa (el mejor de todos), tomate sin piel con aceite de oliva y sal, gambones de huelva a la plancha, mollejas a la plancha con miel que estaban espectaculares, y tartar de pez mantequilla con salsa.

Pagamos por esto y 5 cañas, 43€, precio muuuuuy aceptable para la calidad de todo.

Abren en el local de al lado para poner unas mesas, por lo que quizás sea mas facil comer sin esperar tanto.

opinión completa »

spider72

estuve el sábado y aún no está abierto el nuevo local. Todo como siempre, excelente (y petado también)

hace 9 meses

EandradA

Bien saber esto del nuevo local, yo todavía no he ido, me voy a apuntar en la agenda: visitar más Chamberí.

hace 9 meses

dice:

Originalidad y buena comida

7 sitios, 3 seguidores

me gusta me gusta

El concepto de restaurante es probablemente uno de los más originales que he visto últimamente, eso si, he de señalar que también es uno de los más incómodos. Salvando este detalle, que probablemente hará que mucha gente se eche para atras a la hora de comer allí, la experiencia merece la pena.
El propio local impacta mucho,
es una carnicería!! Por contra, tambien te deja asombrado la cantidad de gente que puede llegar a entrar en un sitio tan pequeño! Una vez que consigues hacerte un hueco entre la multitud, comienza lo bueno. La carta está repleta de platos interesantes que, sin llegar a estar muy elaborados, resultan llamativos. De entre los que probamos destacaría el pulpo a la plancha, el chuletón cenital y las navajas.
Fuimos cuatro personas y pagamos unos 20€ cada uno, tomando postres, varias cañas y vinos, no me pareció caro.
Un sitio para repetir, si no fuera por la cantidad de gente que hay y lo incomodo del local, que hacen que te lo pienses dos veces antes de probar suerte, recomendaría tener siempre un plan B, por si terminas harto de esperar por un hueco en la barra. Eso si, a los que vayan les diría una cosa: por favor, no es obligatorio sacar fotografías de cada uno de los platos que te vas a comer!!! Esta costumbre empieza a resultar un poco pesada, y mucho más en un local en el que compartes la barra con el resto de gente.

opinión completa »
dice:

Placer y originalidad

21 sitios, 12 siguiendo, 8 seguidores, 2 descubiertos

me gusta me gusta

¿Qué decir de este sitio que no se haya dicho ya? Lo recomiendo mucho porque además de ser un sitio original en sí, se come de maravilla y el trato por parte del personal impecable. Siempre atentos desde que llegas hasta que te vas. A destacar las mollejas y como consejo, llegar pronto que se peta rápido. Para más info podéis echar un vistazo a nuestro post:
dandotumbosxmadrid.wordpress.com/2014/10/26/sala-de-despiece-placer-...

etiquetas: comer en chamberí, comer en la calle ponzano, dando tumbos xmadrid, sala de despiece, sitio original

dice:

Diversión con buen producto de base

130 sitios, 63 siguiendo, 85 seguidores, 6 descubiertos

me encanta, uno de mis favoritos me encanta, uno de mis favoritos

un checkin aquí

El 4 de septiembre (de 2014) se cumple el año de la apertura de este local, y ya parece que llego tarde a probarlo, por tanto como se ha hablado y recomendado este sitio, por el boca a boca y por los medios y crítica especializada. Un auténtico éxito casi desde el principio, y después de probarlo creo que justificado.

Es un local pequeño en el que han buscado los mejores recursos para maximizar el espacio, pero básicamente es solo una barra (por los dos lados en una zona) y luego pequeñas barras en las paredes. Inspirada, por el barrio donde lo han montado, en las clásicas barras de vermú y tapa típicas de Chamberí (no cuesta compararlo con la Ardosa, por ejemplo) pero muy modernizada, claro. Y como barra que es tiene todas las incomodidades de un local de barra (y más estando de moda entre locales y extranjeros): apretones, comida pasando por encima, gritar para pedir, la posiblidad de no tener banqueta y tener que comer de pie si no estás atento para pillar una...

Eso sí, es una barra con un sistema relativamente más civilizado que otras barras, ya que cuando llegas te piden esperar a que haya un hueco (te suelen avisar), te toman nota del nombre en un tablet (que va centralizado con los tablets de los camareros tras la barra y con la registradora, con lo que todo lo que pides va entrando a la misma cuenta y todo te lo apuntan y dan a tu nombre), además te dan las bebidas mientras esperas hueco. Es decir, no es la barra de entra y hazte-hueco-como-puedas pura, ni de las que la cuenta se lleva por el poder de la memoria del camarero, de las que hay decenas en Madrid, y es el modo básico en los bares de pintxos de Donosti o Bilbao. Esta es easy mode, aunque no te libras de algún empujón, algún listo haciéndose más sitio o de algún robo de banqueta. Pero también tiene la vidilla y lo bueno de las barras, de echar un vistazo a lo que comen los de al lado, o lo que pasa por encima, y pedirlo tú, de interaccionar con camareros (muy majos, y al mismo tiempo concentrados, tranquilos y profesionales) y otros clientes, de la risa...

Sobre la decoración, creo que tiene gracia de primeras, pero que después de la gracia, les autolimita un poco. Han recreado un matadero (perdón, una sala de despiece) en todo, y está todo tan metido en concepto (paredes de azulejos, carteles, carta imitando una carpeta con una lista de tareas, uniformes de los empleados, papeles encerados, ganchos donde cuelgan las cestas de cubiertos, la puerta al baño con tiras de plástico transparentes...) que más que un restaurante, parece una atracción de un parque temático (una habitación del pasaje del terror por ejemplo). No les habría venido mal haberse inspirado en esa idea pero a partir de ahí haberla subido, abstraido y simplificado para dar un aspecto menos "decorado" y más elegante o agradable.

La música de ambiente, al menos de noche, es más tranquila que otras barras como StreetXO, con cosas horrendas tipo Lionel Ritchie, lo que implica que prefieren menos rotación y "tensión", y un ambiente algo menos crispasdo.

Aprovechamos el sábado noche del puente del 15 de agosto para poder probar el sitio con un poco menos de aglomeraciones (aunque estaba lleno igual) y tuvimos la suerte de pillar sitio en la zona "noble" de la barra, que en mi opinión es la zona en la que la barra es ya solo a un lado, los camareros están al otro, pero antes de las vitrinas donde está el pescado y marisco a la vista. En esta zona los camareros te atienden directamente, te terminan y explican tranquilamente cada ración y te llaman y te lo ponen todo delante. Seguramente si hubiera estado en una zona de espaldas, teniendo que estar continuamente atento dándome la vuelta a ver si me llamaban para pasarme una ración o teniendo que pedir las cosas a la camarera que pasa de vez en cuando por entre los grupos, la experiencia habría sido menos placentera y tranquila.

La carta apabulla de compleja a primer golpe de vista, de cantidad de oferta y de apetecible, y puedo ver que cambia mucho según el día, porque de lo leído a otros usuarios a lo que vi yo hacen ligeras modificaciones en algunos platos, lo que es buena señal, ya que implica que se adaptan a mercado, o que van refinando y mejorando recetas y que aunque haya ideas más o menos inspiradas no se han acomodado y siguen probando. Muy basada en productos en crudo, curados, tanto carnes como pescados (mucho atún, bonito, salmonete), y algún marisco (pulpo, navajas, chipirón). Todo fresco Además me gusta el detalle de poner la procedencia de los productos, casi todos españoles. Da la sensación de que elijas lo que elijas no te vas a equivocar.

Nosotros (2 personas) optamos por

- Bonito crispy sushi: Bonito fresquísimo cortado en trozos finos, como para nigiri, acompañado por una salsa densa de wasabi, gengibre y sésamo para mojar el bonito, y luego pasarlo por un cuenco de arroz inflado aliñado con nori en polvo y vinagre. La suma de todo no sabía a sushi, pero el pescado estaba tan fresco y suave que valía la pena.

- Cecina con melocotón y ginebra: los trozos de melocotón estaban sabrosísimos, y jugosos y la mezcla de la cecina con la fruta dulce y la salsa de ginebra, inmejorable.

- Panceta curada con cerezas, foie y kiko: Terminada con soplete delante de nosotros, se hace un rollito con la panceta (finísima cortada pero llena de sabor), la media cereza macerada, el kiko haciendo de falso pipo de cereza y el foie requemado. Otro imprescindible.

- Mollejas plancha con salsa de ostras y mostaza: La salsa de ostras no la reconcí, pero las mollejas eran grandísimas, con el justo punto de plancha, frescas, jugosas y sabrosas. Buen producto y el toque de mostaza para darle alegría.

- Huevo rossini (con foie y trufa): Seguramente lo más aburrido de lo que pedimos. Correcto pero poco sorprendente.

-Flan de queso y chocolate con caja de frutos del bosque: En realidad son dos postres porque se pide la caja (una cajita de fruta muy cuqui) de frutos del bosque por un lado y el flan de queso (a elegir entre sirope de chocolate, de frutos del bosque o de dulce de leche), pero ya se ha convertido en un clásico mezclar ambas cosas, y hacerte una tarta de queso riquísima. Las frutas vienen con una ampolla de concentrado de zumo de manzana (tan dulce y denso que parece caramelo) y quinoa caramelizada para darle crujiente.

De beber cañas y tinto de verano (con un aperitivo de patatas chips clásicas muy buenas con su punto de paprika por encima). Salimos a 50€ todo, que por lo bien que comimos me parece correcto, aunque no quedamos demasiado llenos, para lo que habría pedido un par de raciones más. Esto es 30-35€ cabeza, por un sitio que tiene buena materia prima, sabe prepararla muy bien de punto y además se atreve a ir más allá, con valentía, y diversión, proponiendo sumas y contrastes muy curiosos.

Ganas de ver el resto de espacios que van a ir abriendo poco a poco en esa calle, y espero que el éxito se siga sosteniendo en calidad real. Un poco de miedo de que las apariciones en guías extranjeras, y reportajes en The NY Times, les pongan demasiado en el punto de mira del turista extranjero y se suban un poco a la parra, pero bueno, supongo que es uno de los caminos o consecuencias del éxito.

Ójala hubiera muchas más barras de tapas así en Madrid, que demostraran que hemos llegado al siglo XXI.

opinión completa »

listas: tarta de queso

tu opinión

¿qué valoración le darías a Sala de Despiece?

para no volver no me gusta está OK me gusta me encanta, uno de mis favoritos

¿eres el propietario de Sala de Despiece?

Te animamos a tomar el control de tu página en 11870.com y a descubrir todas las herramientas que hemos desarrollado para ayudar a nuestra comunidad de empresas a ganar más presencia y nuevos clientes.

gestionar la página de Sala de Despiece

ayúdanos a mejorar

explora Madrid!

¿sin ideas para esta semana?

te descubrimos las propuestas, planes y sitios que no te puedes perder en Madrid!

descubierto por: Fernando Encinar

primera foto: EandradA

quién ha ido más: VARGAS & SCOUT (2)

  • hoy: 52
  • última semana: 423
  • último mes: 1.708
  • en total: 41.914
  • check-ins: 34