¿Es una barra o un restaurante? Sala de Despiece es el proyecto con el que Javier Bonet ha conquistado la Calle Ponzano a través de platillos divertidos y diferentes para degustar en este angosto local que siempre está hasta arriba. Uno de sus platos estrella es el chuletón trufado como carpaccio, ¡siempre triunfa!

Ordenar por:

relevancia fecha

05/02/2017

Febrero17
Picoteo tardío ayer en SDD;
No me ha convencido lo probado: yema huevo con panceta y trufa, mucho paripe y falto de sabor. Tartar pez limón, correcto pero ridiculo la porción ; presa , sabrosa pero muy aceitosa.
Precios altos y cantidades pequeñas.
----------
Segunda visita donde se confirman las sensaciones de la primera: género bueno bien tratado, por lo que está asegurado el resultado.
Nos hicimos fuertes al final de la barra,y además con banquetas, y allí tomamos:
Cecina, una de mis debilidades, muy buena.
Navajas papillote, bastante buenas y con una salsa picante que me encantó.
Mollejas de ternera, para mí lo mejor, tuvimos que pedir otra ración.
Chuletón cenital, me gustó pero lo encontré un poco frío, ganaría en matices si lo atemperaran un poco.
Huevo rossini, con trufa y foie, muy rico, siendo obligatorio pedir pan para untar en la yema.
Pimientos de Guernica con su carne delicada, muy buenos.
Pulpo chalaca, lo más flojo para mi gusto, vuelve a repetirse un tema de la temperatura, excesivamente frío.
Todo acompañado con 3 copas de Pétalos y 3 de Viridiana; Total, 72,20 €.
La cantidad de las raciones te permiten pedir sin parar, con el consiguiente peligro para el bolsillo; muy recomendable, a repetir.

14/08/2016

Excelente trato al cliente. Buen producto.

Tienen un concepto de orientación al cliente totalmente innovador y acertado. Te preguntan el nombre para personalizar el pedido y están muy pendientes en todo momento, tanto de la explicación del plato como de tu satisfacción. Fantástico!!! Que aprendan otros.

El producto es bueno y bien tratado. Aunque hay florituras, el final comes buena materia prima y correctamente tratada.

El sitio a mí julicio es un poco agobiante, por lo pequeño y estrecho. Se solventa con el buen trato y la calidad del producto, pero la resolución de los platos no me dejó huella.

Lo mejor el huevo rossini, la yema perfecta y el toque de foie y trufa equilibrado. El steak tartar de solomillo para olvidar, mucha parafernalia y poco sabor ademas de muy escaso (comparado con otros de la misma calle y sin mencionar nombres, me pareció flojo, pobre y caro) El bonito en sushi con arroz inflado, correcto, pero nada del otro mundo.

En resumen: Muy buena actitud, trató muy profesional y ganas de agradar, propuesta innovadora y atractiva y buen producto. Un poco justo de espacio y algún plato y RcP mejorables a mi juicio.

Buen sitio en general.

Óscar + seguir 5 sitios

26/10/2017

No es para tanto

No es de los sitios para mi gusto recomendar, sitio incomodo -demasiado angosto- y comida justita que no justifica para nada el precio pagado, ahora bien, la idea y el local merecen las estrellas.

15/04/2016

Bien, pero otro más de Ponzano

Raciones no muy grandes. Rico. Mucha gente. Ponzano.

23/12/2014

Atractiva a la vez que incómoda performance.

Uno de los hits de la temporada. Si hiciste cola en Nakeima, te mueres por ir a Chuka y fuiste el primero en hablarle a tus amigos de Bacira, seguramente ya habrás ido hace tiempo a Sala de Despiece y si no, estás tardando. Hay mucha gente que se pelea por ser el primero en ir al último, y en este caso, hay ya mucha gente que se ha peleado en el último sitio de moda de nuestra amada capital. Las modas por su propia razón de ser, son efímeras y por lo que la experiencia nos dice incómodas. Podemos resumirlas de manera burda en tres aspectos: espectáculo, impacto y brevedad.

Espectáculo: Camareros vestidos de cirujano y con pinta de asesinos en serie. Local decorado como su propio nombre indica, una sala de despiece, muy original. El último sitio en el que cualquier persona razonable podría pensar en comer, y es que las modas, en el fondo, necesitan ser incomprensibles, precisamente porqué sino no generarían novedad, a cualquiera se les podría ocurrir y nadie les prestaría atención. Los primeros curiosos, deslumbrados ante lo extraño atraerán a los siguientes hasta crear una aglomeración de proporciones urbanas.

Impacto: Cuanto más fuera de lugar te pille mejor, en este caso, como cualquier tumulto que se precie, te encontrará de pie y en medio de un carrusel de empujones colectivos. En este panorama te preocuparás por tus enseres personales, mantener la conversación con tu acompañante, disputar una encarnizada guerra psicológica y posterior batalla por alguno de los contados taburetes en los que sentarte y si posteriormente te queda tiempo, quizás y sólo quizás, te preocupes por conseguir y mantener algo de comida. Elaboraciones poco elaboradas y de rápida ingesta en las que predominan los alimentos crudos y los acompañamientos vistosos. Destaca el chuletón cenital de manera notable por encima del resto. Los vinos cumplen, pero tampoco se les puede pedir más porqué no es un restaurante al uso.

Brevedad: La rapidez con la que se suceden los acontecimientos es un triunfo para ambas partes. Por un lado los fugaces comensales desearán a los pocos minutos de haber entrado abandonar el ruidoso a la vez que incómodo local. Los sabios dueños verán cumplido y confirmado a cada ciclo un plan de negocio perfectamente diseñado para una sociedad ávida de novedades.

En definitiva, las modas me gustan, algunas más que otras, las contemplo con el placer del curioso. Sin embargo como modas que son, al menos a mi entender, las observo externamente y jamás las adoptare como algo permanente. Por ser modas les perdono la incomodidad y les aplaudo la más que decente comida que ofrecen mientras contemplo la atractiva performance, con una relación calidad-precio muy destacable que ayuda a comprender parte de su éxito. La gastronomía de a pie y el tapeo están explorando nuevos caminos que sin duda se agradecen aunque lamentablemente no debería ser a costa de unos niveles mínimos de comodidad.

Twitter | Instagram: @traslamesa
Web: traslamesa.com

15/05/2015

Original

Después de leer muchos comentarios sobre este local nos decidimos ir a conocerlo. Hay que señalar que es difícil elegir sus platos ya que no están detallados o explicados en su carta. Se nota que el producto es bueno y la presentación es bastante original.

Los puntos en contra, es muy incómodo, debería tener un aforo limitado ya que el ticket medio está entre 30-35€ por persona, y resulta complicado a veces comer sin estar encima del de al lado. Por otro lado los camareros son bastante antipáticos, será que el negocio va viento en popa y no necesitan tratar bien al cliente, cuidado...

13/08/2014

Tampoco me ha parecido para tanto...

Comida agosto 2014 (aprovechando que estáis todos fuera para ir a sitios que siempre estan petados)
Pues que queréis que os diga, tampoco me ha parecido para tanto el sitio este. Hemos ido a comer hoy y bueno, no está mal pero tampoco repetiría.
Barra pelín incomoda en la que al ser agosto hemos encontrado sitio y taburete, aún así había bastante gente comiendo.
Servicio amable que nos ha atendido en seguida y que estaba pendiente de si nos faltaba bebida o queriamos pedir más.
Hemos pedido:
-Sushi crispy: Esto son unos trocitos de bonito en sashimi que, la verdad, con una pinta que daba un poco de pena verlos, acompañados de una salsita y un bol con una especie de palomitas. Nos indican que hay que mojar primero en la salsa y después en las palomitas. Me ha decepcionado porque yo me esperaba un sushi y me he encontrado con esto.
- Tomate Madrid. Tomate acompañado de berros en el que se les había ido un poco la mano con la pimienta.Prescindible.
-Butifarra catalana. Este sin pegas, buen plato.
-Pulpo plancha: Aquí, la cosa empieza a mejorar. Muy buen plato.
Después del pulpo nos venimos arriba y pedimos el lomo bajo de buey, que nos ha subido la cuenta bastante (25 euros sale ese plato). La carne la he encontrado un poco dura.
-Patata argentina: Bien para acompañar la carne.
Se echa de menos el pan para mojar las salsitas de los platos.
Total: Con dos cañas y tres dobles, dos personas han sido 70 euracos, aunque la verdad es que creo que nos hemos pasado un poco pidiendo, quizás la carne y la patata se podían haber evitado.
Conclusión: Una vez probado y visto lo que es, no está mal pero tampoco me ha dejado huella.

22/08/2014

Sobrevalorado

Dos veces nos habíamos acercado a este local, y dos veces desistimos de entrar por la gran cantidad de gente que había. A la tercera fue la vencida.
- La comida:
De las cosas que pedimos destacó el chuletón cenital, servido en unas láminas finísimas, con trufa y tomate. Se come de un bocado y realmente sabe a gloria. El resto estuvo bien, pero sin tirar cohetes: bonito sushi-crispy, más original que otra cosa; chipirones, servidos con una anodina salsa; cecina con melocotón marinado, rico aunque no encontramos que mariden especialmente bien; costilleta, pequeños trozos de costillas de cerdo con una salsa tipo teriyaki (quizá el segundo mejor plato de la noche), y solomillo de tomate, nada de carne, un gran tomate pelado con albahaca y aceite, sabroso pero tampoco una maravilla.
- El local:
Aunque un tanto incómodo, junto con la presentación de los platos es sin duda lo más original. Pero sigue siendo incómodo.
- El servicio:
A ratos. Cuando había menos gente muy bien, tomándose su tiempo para explicar los platos; cuando se llenó decían el nombre y había que ir a recogerlos. Nos costó tanto que nos cobraran, que a punto estuvimos de hacernos un "sin pa". No lo hicimos porque somos gente legal.
- Conclusión:
Conviene conocerlo, por lo original del sitio y de los platos, pero no pensamos hacer el esfuerzo de volver.

10/09/2014

Se me rompió el amor....

Después de unas 5 visitas a Sala de Despiece, comienzo a desenamorarme del sitio.

Las tapas/raciones me siguen pareciendo buenas, pero no una locura.

Ayer probamos un salmonete, acompañado con una salsa de frutos rojos y envuelto en una hoja de lechuga con menta. Plano y sin sabor. No me dijo absolutamente nada aunque prometía.

Queso majorero a la plancha con reducción de dátiles. Buffff. Un plastazo de queso derretido y abrasado con un poco de dulce y los típicos panes de Steak de todos los lados. No. Tremendamente pesado y sin ningún sabor que justifique tremenda ingesta calórica.

Hoy sin duda, el calor agobiante del lugar ha marcado la diferencia. Al llegar el queso sólo tenía ganas de salir a la calle a respirar.

A destacar el impecable trato del personal que sin duda hace que le ponga 3 estrellas. Amable y cercano, como siempre, como si te conocieran de toda la vida. Lo mejor del local.

Le daremos un descanso a esta sala...a ver si me vuelve a enamorar.

spider72

Pues sí, reconozco que aunque sea una de mis favoritas, poco a poco me ha cansado...quizá hay que tomárselo con más calma.

10 de septiembre de 2014

Lady Spider76

Creo que me sigo quedando con Streetxo...

10 de septiembre de 2014

18/06/2014

Demasiadas expectativas

La semana pasada, por fin, después de varios intentos, fuimos a Sala de Despiece, hay que decir que yo iba con las expectativas muy altas, había leído muchas cosas positivas y me quedé un poco con sensación de "si pero no".

Fuimos muy temprano, íbamos a dar un paseo y vimos que ya estaba abierto y a las 19,45 allí que nos plantamos, pedimos unas cervecitas y nos pusieron unas patatillas ricas.

Ojeamos la carta y pedimos,

- Piparra fritas, nada aceitosas, buenas.

- Butifarra con pan con tomate y trufa, sin más, me gustó mas el pan con tomate y trufa que la butifarra.

- Atún con fresas, delicioso, fresquito.

- Steak tartar, no entra dentro de los mejores que he tomado.

- Sashimi de (¿?) no recuerdo que pescado era, simple.

- Huevo Rossini, pues un huevo frito, muy buen huevo, pero un huevo frito con foie y trufa.

Con bastantes dobles de cerveza, y algún plato más que no logro recordar nos plantamos en unos 80€ largos, fuimos tres personas, aunque la tercera se incorporó mas tarde cuando ya habíamos dado buena cuenta de algunas cosas. No me pareció barato, todo me pareció de muy buena calidad, pero la elaboración me dejó un poco fría, todo excesivamente simple, sabores suaves. Platos que con un buen producto puedes hacer en casa, esperaba mas elaboración. Quizás vuelva, pero en un tiempo, cuando salimos mi mente sólo pensaba, podríamos haber ido a Nakeima..

spider72

Cristina, creo que tuviste mala suerte en tu elección...quitando el atún con fresas que a mí me parece de 10, es verdad que el resto es de lo más normalillo de la carta...

18 de junio de 2014

09/10/2013

Bien pero...

Seamos serios, en la Sala de Despiece se come aceptablemente bien, pero el sitio es un desastre, me explicare.

Como decía se come de fabula, las raciones son raquiticas, incluso llegando a lo ridículo según en cuales, pero están muy buenas en muchos casos, por ejemplo creo tienen uno de los mejores ceviches de Madrid,parece mentira pero si, y una especie de carpaccio de buey (?) con una salsa de trufa que nos sorprendió mucho a los tres que fuimos, tomamos ademas un rico tomate rosa, unos pimientos de nosedonde y muchas mas cosas que ya no recuerdo, pedimos y pedimos y pedimos una tercera vez porque no acabábamos de saciarnos.

Sobre el sitio, la verdad el local es un sitio enano, decorado con mucha gracia y atendido muy atentamente. El problema viene en el tamaño, tienen una parte con banquetas por la que se accede pasando por debajo, si por debajo, de la barra, por lo que es una jodienda si estas en esa parte de la barra tener que moverte cada vez que uno entra o sale, los pedidos lo hacían con un ipad, y cuando digo uno es uno, lo que provocaba un caos porque necesitaban el aparato para pedir, cobrar, ósea cuello de botella, les faltaban cartas (las cuales son muy vacilonas) por lo que si cuando las leias la dejabas un momento en la barra llegaba un camarero y te la, literalmente, levantaba, Nos paso a nosotros.

Como alguien decia por ahi, esta bien para entrar tomarse algo con una cerveza y seguir de bar en bar, cenar como nosotros hicimos, imposible.

Otra cosa, parece barato, pero no lo es tanto

spider72

En efecto, no es barato no...

14 de agosto de 2014

Eduardo

Estuve hace meses y tampoco me pareció para tanto, raciones ridículas y nada baratas, y yo que pensaba que era un bicho raro.....

14 de agosto de 2014

02/11/2013

Demasiado petado, cantidades pequeñas y calidad buena

Poco que añadir a lo mencionado.

Original
Petado y agobiante
Calidad bien
Cantidad pequeña/ridícula
De moda...

Recomendación... Ir a las cañas prontísimo y según el grado de agobio que alcances decides si te quedas 10 minutos o una hora.