Ordenar por:

relevancia fecha

24/07/2013

Comida de inspiración asiática

Decoración con acabado pintado en blanco. Mesas en torno a la barra y terraza, con suplemento.
La comida es buena, con ideas sobre todo thai y japonesas, adaptadas al paladar español, casi sin picante ni pescado crudo. Todo lo que probamos estuvo bueno, destacando los noodles, pollo teriyaki y el curry. Postres occidentales.
Seis platos y dos postres para cinco personas, bien comidos, por 120 euros.
Cobran el servicio, sin ponerlo en la carta: mal. Tienen menú de lunes a viernes.

09/02/2014

Una mezcla de comida mediterránea y asiática muy original. Probé las gyozas de verduras, una ensalada de wakame y rollitos de atún, todo muy bueno.
Las raciones son bastante grandes, así que es mejor no pasarse de pedir.
En el barrio del Born, ideal para darse una vuelta y tomar algo.

04/06/2013

Fusión mediterranea

Cocina mediterranea preparada en plan asiático, o quizá al revés. Local agradable y personal de sala de trato excelente. La comida buena, pero sin ser deslumbrante. Se puede repetir.

14/03/2011

Fui por primera vez al Salero en 2003 si mal no recuerdo y me gustó mucho. Era muy original para la época, muy novedosa la fusión de cocinas.
Volví a visitarlo el fin de semana y está estancado en el tiempo, tienen la misma carta desde hace 7 años. Un contrasentido si pretenden vender innovación y sorpresa.

La comida es dispareja, algunas cosas bien y otras mal. El punto de la carne mal controlado, el cous-cous mal hecho. El tempura sin sorpresas, la tajine de cordero rica.
Las mesas son demasiado pequeñas, sillas de plástico en estado lamentable. El local vacío parece agradable, pero en cuanto llega gente se pone ruidoso e incómodo. Todo el tiempo tienes gente transitando a tu lado.
Es muy caro para lo que vale, no vuelvo a ir.

16/11/2010

Un sitio a tener en cuenta

Con tanto restaurante saliendo como churros cada dos por tres, se agradece que el Salero conserve el dinamismo, la cocina, el ambiente agradable (por cierto, no sé si es de ambiente, pero afluencia hay)..

Recuerdo la yuca frita... deliciosa!
Que no se pierda..

18/12/2011

Muy buen sitio. Para repetir, el ambiente es acogedor. La carta muy justa y poco descriptiva pero la verdad es que se come de fábula.

12/04/2007

Mònica lo descubrió en febrero de 2007

Correcto de precio

Decoración funcional donde predomina el blanco. En la Ribera, cerca del Pg. del Born. Diría que es gayfriendly. El mayor inconveniente del local es el tema de los turnos de cena, de 21,30 y 23,30 h que se toman muy en serio. La comida correcta, éramos diez y compartimos algunos entrantes con cierto sabor japonés. De segundo tomé unos calamares con sésamo. La cocina es correcta y con postres y bebidas nos costó 28 €.

25/05/2010

Uno de las mejores direcciones del barrio del Borne.
La comida‚ bastante decente‚ el ambiente muy bueno. Un 10 a la decoración del local‚ sin pretensiones‚ no pasa de moda y eso que ya lleva muuuchos años abierto

29/05/2009

Buena opción para una cena tranquila

Un restaurante con encanto en una callecita del Borne. La decoración es agradable, todo muy blanco... y por la noche la iluminación crea un ambiente relajado e íntimo.

La comida está muy buena, con una carta de platos exóticos y de fusión oriental... quizá un poco escasos en cuanto a tamaño, aunque ya se sabe cómo es Barcelona.

Me aconsejaron, y lo hago extensivo, pedir una mesa alejada de la cocina, que parecen ser muy ruidosas, aunque creo que no debe ser grave.

Me parece un sitio recomendable para una cena para dos o para una primera cita, porque es cercano sin llegar a ser declaradamente romántico. En mi caso creo que fue una noche para recordar.

07/06/2009

Un lugar perfecto para cenar en el barrio del Born

No lo conocía ni me habían hablado de él, así que la sorpresa fue doblemente positiva.

Es un lugar ideal para cenar tranquilamente. Aunque no es un restaurante silencioso, la decoración, la luz... todo invita a estar a gusto.

No recuerdo los nombres de los platos que pedí, pero todo estaba riquísimo. Podéis pedir consejo a cualquiera de los camareros o camareras, que además son super majos.

Un lugar muy recomendable, del que guardo buen recuerdo!

19/03/2007

Un menú especial para un día de trabajo especial

Me gustan sus menús artesanos con puntitos de fusión catalanoasiatica.
La decoración es sencilla, agradable y toda blanca con muebles reciclados.
El trato es estupendo, rapidez de servicio, sonrisa en la cara y y simpatía.

Solo imaginate un día soleado de primavera de paseo por Barcelona y acercarte a la Estación de Francia, entrar en el Salero y disfrutar de su luz blanca mientras hueles unas lentejitas con una pizca de menta y jenjibre. Mmmm!

Unos 11€-12€ el menú