Ordenar por:

relevancia fecha

15/09/2016

Malo, malo, malísimo

No le gustó ni al padre de mi chica, que es el estomago más agradecido que he visto en mi vida, le encanta TO-DO.

Malas pizzas, malos noodels, mal la pasta... Lo único que se salva es el local y el precio.

rosarosa

Fui una vez hace mucho y opino lo mismo, es todo local... es decir "es mono", a mi me gusta ir al restaurante a comer, no para ver solo la decoracion

30 de mayo de 2018

20/04/2015

el sabor de Saporem

Un simple vistazo al local basta para que guste. La atmósfera es idónea para disfrutar de la velada pero hay demasiada diferencia entre estar acomodado en la terraza –cubierta, climatizada y con música en directo- o en el interior. Otro aspecto a mejorar, por su incomodidad, son algunas de las sillas, y digo algunas porque las hay de varias formas, tipos y colores.

Comenzamos la cena con unos entrantes que generaron diversas opiniones. El carpaccio de buey gustó por su corte y temperatura adecuada. Era como se esperaba y como, desgraciadamente, a veces no se suele encontrar. La pizza Saporem sorprendió, especialmente por el sabor de la calabaza. Los rollitos de pollo y mango no generaron esa unanimidad y no convencieron a la mayoría de los comensales. Particularmente a mí, la salsa de pepino y menta me gustó mucho. Como pueden ver en las fotografías, los tres platos llevaban un exceso de ‘verde’. El dicho de “lo poco gusta y lo mucho cansa” viene al pelo en este caso.

Sigue leyendo .....
eltricliniumdealvaro.blogspot.com.es/2014/01/el-sabor-del-restaurant...

17/09/2014

Me gusta

Es verdad que se están reproduciendo como setas este tipo de locales en cuanto a interiorismo, oferta de platos, y precio que ronda los 20€/persona en adelante según lo que pidas (Veáse Maricastaña, Le Cocó, Lamucca... aunque debo decir que el Lamucca es de los que más tiempo lleva.. mi favorito el de la Calle Prado sin duda), pero este tiene una terraza descubierta en el patio interior de la manzana que sorprende a cualquiera.

Sobre los platos: lo mejor que probé fue el sobao pasiego con huevo y foie... contundente pero original y muy sabroso. La tortilla con cebolla caramelizada no tenía nada especial. Y la pizza Saporem (canónigos, calabaza, champiñón y aroma a trufa) estaba rica, aunque me flipa muchísimo más la de boletus y trufa del Lamucca.

Volveré a probar alguna de las tartas.. porque madre mía qué pinta!!

spider72

A mí no me emocionó...a pesar del precio que sí que es muy ajustado, es verdad-. Yo prefiero Le Cocó (que es un poco más caro!) pero l calidad de la cocina es muy superior a Lamucca o a Saporem.

Sin embargo La Mucca me parece muy divertido

17 de septiembre de 2014

elen

Gracias spider72! Confieso que en Le Cocó no estuve cenando/comiendo como quien dice .. estuve en la mesa alta de la entrada picando algo.. por eso a lo mejor lo recuerdo más normalito! Pero sí, a ver si vuelvo y lo pruebo en condiciones que veo que merece la pena por lo que dices :)

17 de septiembre de 2014

spider72

A mi me gusta x relación calidad precio pero es verdad que la presentación de sus platos es un poco reguleras, como algún 118ista dice

17 de septiembre de 2014

21/06/2015

terraceo

Pues que voy a decir: el concepto de comida ecléctica ya está muy manido pero eso no hace que haya rincones más que recomendados en ese
campo gastronómico. En este caso no me lo pareció y para lo que ofrecían me resultó caro. Concluyo con lo recomendado: sangría de cava y terraza

03/03/2015

¡¡Viva la fiesta!!

Que bien se está aquí que buena estaba la tarta.
Cócteles y mojitos hay todos los que quieras.
Hay espectáculos muy divertidos.
Ubicado en la Calle Ventura de La Vega, en pleno Barrio de las Letras.
¡¡Viva la fiesta!!

23/04/2014

Hipster-chic. Muy divertido y muy barato...pero no es mi rollo

Después de los restaurantes bonitos pijillos tipo Ten con Ten o Punk han proliferado las versiones low-cost. Sitios en los que el ambiente está más que cuidado y la cocina, aún sin ser para tirar cohetes, tiene una relación calidad-precio de derribo.

Sitios como La Mucca o como este Saporem. Estilo hipster-alternativo de buen rollete.

El sitio está muy bien decorado. Ideal para llevar a tu chica si no tienes mucho dinerillo y te lo programas con tiempo, que siempre está petado. Más grande de lo que me esperaba...pero aún así bien atendido, de hecho mucho mejor que algunos de mucho más nombre.

La cocina...pues como el sitio...muy hipster y de buen rollete. Algunas cosas mejor que otras...pero todo muy correcto si tenemos en cuenta que un tataki de atún sale por 8 euros. ¿Qué puedo decir?.

Algunas cosas son demasiado "guays" para mí. No hay agua mineral. Sólo del grifo servidas en jarras. Llamadme maniático, pero a mí me gusta el agua mineral...fui presidente de mi comunidad de vecinos, y cuando uno ve los tanques de agua...creedme...los filtros no son ninguna "boutade". La carta de vino es de esas "raritas" y los vasos son de los de cristal gordo.

Yo no necesito copas de Baccarat, pero chicos...algo un poco finillo...que no me sabe igual.

En resumen...que es muy correcto para el precio que dan (30 eur por persona con el vino más caro de la carta, a 22 eur la botella), aunque tampoco entiendo esa pasión que ha levantado y las súper-críticas que he leído por ahí.

Cristina

Ay!!! El agua mineral... Lo mismo el sábado noche hago una incursión y os cuento que tal el agua de jarra...

4 de julio de 2014

Yema

¿Barato? Casi 9 € por una alcachofa sin chicha ni limoná'?

31 de julio de 2014

spider72

Yema, esa crítica lleva ya bastante tiempo, y es verdad que ahora podría decir varios sitios que por ese precio se come mucho mejor. En aquella época me pareció barato. Es cierto que había platos mejores que otros, pero en general la RCP era correcta. No he vuelto.

31 de julio de 2014

26/05/2014

Oasis en el barrio de Las Letras

Cuando ‘la caló’ madrileña empieza a insinuarse nosotros lo tenemos claro: queremos terracear, y ni el polen, ni las miradas furtivas de los ‘cazadores de mesas’ (que se multiplican en esta época del año) van a impedirnos gozar de una caña bien fresquita al solecito madrileño. Encontrar la terraza perfecta (bonita, económica y ‘foodie like’) es todo un desafío. Por eso nos encantó descubrir el Saporem, un oasis insospechado en pleno barrio de Las Letras, con un patio encantador, música en directo, sangrías del tipo no-guiri y una propuesta gastronómica original y rica, rica a buenos precios.

Encontraréis Saporem en la calle Ventura de la Vega, un rincón gastronómico de referencia para los plumillas que escribimos en Eat & Love (allí también está El Apartamento, otro de nuestros restaurantes favoritos). El local es grande y acogedor y está puesto con un mimo extremo: decorado en madera con toques provenzales, vintage e industriales. Lo mejor, sin embargo, es el patio, que cuenta con una barra de cócteles y un techo retráctil (por si chispea). Además, casi todos los días tienen a algún músico en directo que acompañará tus platos con estupendas canciones de rock, country o blues.

¿Y la comida? La carta ofrece un picoteo moderno y muy creativo aderezado con platos icónicos de la gastronomía internacional reinventados. Nos sorprendieron sus pizzas de autor (espectacular la de calabaza, champiñones y trufa), los rollitos de pollo y mango y el pollo al curry. Mención especial merecen sus sangrías con cava y fresas, un chute de verano en vena. Echamos en falta, sin embargo, las sangrías blancas (con moscato, zumo natural, melón y fresas) que preparan en algunos eventos y que, inexplicablemente, no ofrecen en carta. Estamos convencidos de que arrasarían (fueron, probablemente, las mejores que probamos en nuestra vida).

¿Queréis saber más? Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/wordpress/saporem-oasis-en-el-barrio-de-las-letras

Buen provecho e Eat & Love!

16/09/2014

Un must eat que hay que conocer

Hoy desde GastroHunter queremos hablaros de un sitio al que ya nos hemos referido en otras ocasiones. Desde que lo conocimos nos gustó. Lo reunía todo para ser recomendación GastroHunter. Un espacio cómodo , agradable y bien decorado , ubicado en una de las zonas con más aperturas esta temporada , calle Ventura de la Vega , personal eficaz y muy cercano y una carta muy interesante donde todo lo que hemos probado está riquísimo.

Resto del comentario en GastroHunter de Miss & Chic
missandchicblog.com/saporem-un-must-eat-que-abre-nuevo-espacio

21/04/2014

Mala experiencia en Saporem.

Andábamos buscando sitio para comer cuando un buen mozo nos salió al paso y nos ofreció comer en Saporem: "¡Vengan, vengan a Saporem!" (no tan exagerado pero imagínense). No estábamos muy convencidos, pero nos ofreció entrar para verlo, "a ver si nos convencía, sin compromiso ninguno". Cuando entramos y vimos la terracita interior decidimos quedarnos allí, porque el sitio tenía encanto y encima se podía fumar.

Craso error. O crasos errores:

Error primero: el moscato caro y 'avinagrao' > Uno de mis acompañantes pidió una copa de vino moscato. Decía que estaba malísima, que el vino estaba picado. Los demás la probamos y al final coincidimos en que, si bien no estaba picada, era un vino más malo que un dolor de muelitas. Lo sirvieron en una copita de champagne y la cobraron a 4 euros. Es decir, por el precio de la copa, les estás pagando 2 botellas de ese mísero moscato.

Error segundo: los raviolis de pera > Éramos 4 personas, con 4 platos diferentes. Los raviolis de pera fueron servidos en primer lugar, pero no trajeron el resto de platos hasta pasados unos 10 minutos (aquí no exagero). El comensal quedó esperando un rato, obviamente, hasta que trajeran los platos de los demás comensales, pero pasados unos 5 minutos, ya los raviolis casi fríos, tuvo que comérselos él solo, ante la atenta mirada del resto de la mesa. La cantidad de raviolis en el plato: diez. Sí, eran grandecillos, pero... ¿diez? Nos quedamos flipando.

Error tercero: un mar de aceite > Otro de los comensales pidió un plato de ensalada. Bien. Medio cuenco de la ensalada estaba cubierto de aceite, así que los ingredientes nadaban en un mar de aceite y vinagre que no tiene sentido ninguno. Adjunto fotos de tal hecho denigrante.

Error cuarto: alcachofa a precio de oro > No veo normal que cobren unos 9 euros por un platito de "alcachofas con rayadura de foie", porque eran como unos seis trocitos de alcachofa (lo que viene siento una alcachofa y media... ) cocida normal y corrientemente. La rayadura de foie era casi invisible. No sé, no era cocina moderna ni nada, el precio no nos entraba en la cabeza. 9 euros por una alcachofa y media. Señores y señoras.

Error quinto: hamburguesa mediocre > La hamburguesa del otro comensal costaba 12 euros. Por ese precio, la hamburguesa debería estar deliciosa. Era mediocre y la trajeron liada en un papel albal, sobre una tabla de cortar de madera a modo de plato, rollo "somos modernos". No nos gustaron esos detalles. Repito: hamburguesa mediocre por 12 euracos. Las patatas que acompañaban la hamburguesa ni siquiera eran patatas fritas. Eran de estas patatas muy finitas y alargadas de bolsa, rollo "Lays deluxe" pero de marca la pava.

En definitiva: para no volver. No es que la comida estuviese mala. Podemos decir que 'no estaba mal' pero el resultado es ése: mucha mediocridad. Los camareros eran amables y el sitio, físicamente, molaba. Pero eso es un extra, algo secundario al fin y al cabo. En lo esencial, se quedan cortos.

Mala relación calidad-precio. Comida mediocre y en ocasiones, escasa. Vinos de 2 euros la botella pero que venden a 4 euros la copa. Medio litro de aceite en la ensalada. Ése es mi resumen. Los cuatro comensales salimos de allí con un mala impresión.

26/05/2014

escaso y lentos

unos de los muchisimos sitios para comer algo por el centro.

en este caso en el menu del dia, no tienes opcion a vino con casera, no esta incluido en el menu, como mucho una copa de vino.

no estando lleno, son lentos y tardan muchisimo en servir los platos, para que al final, llegen unos platos escasos de calidad normal, para un menu del dia.

No cambian los cubiertos si pides un filete para poder cortar la carne,los manteles y servilletas son de papel.

en el postre se nos ocurrio pedir helado, y nos dijo que si habia, pero el helado tampoco esta incluido en el menu.

no lo recomiendo, hay alternativas mejores por la zona.

spider72

Bienvenido al mundo gastro-hipster. En vez de comida, lo sustituímos por unos suelos de madera decapada y un ambiente de buenrollete de gauche divine y tachán...eso sí, barato es-lo.

26 de mayo de 2014

spider72

fully agree. Una decepción. Eso sí, petado todo el día.

27 de mayo de 2014

Jamón Jamón

Es absurdo que yo sí voy sólo , y quiera comer en la mesa de la entrada ( en el de la calle hortaleza) porque no me gusta meterme en la "cueva" sólo , te digan que no puedes comer allí ... Ridículo !! A no volver!!!

7 de julio de 2014