El restaurante SILK distinguido con el prestigioso certificado Thaï Select que otorga el Ministerio de Comercio Tailandés por la autenticidad de su cocina, se posiciona como referente indiscutible de la alta gastronomía tailandesa de Madrid. Silk ha diseñado un nuevo “menú Kenzo” que incluye algunas de sus especial...

Ordenar por:

relevancia fecha

28/09/2014

Thailandes en La Moraleja

Estuve en un evento de la Asociación de Gourmets de Madrid y realmente fue una cena muy interesante. Tomamos los aperitivos en la terraza junto con un excelente sauvignon blanc de Bodegas del Castillo.

El menú que tuvimos la oportunidad de probar fue:

APERITIVO

MAKI MIX
Selección variada de maki, futomaki, hosomaki, uramaki, maki de jamón

ENTRANTES

Terrina de foie empanada en polvo de quicos y chutney de mango

KAI SATEH Brocheta de muslo de pollo adobado al curry amarillo y bañada en salsa de cacahuetes.

PO PHIA Finos rollitos de fideos de soja caramelizada y verduras.

TANG KAY Buñuelos de calamares y langostinos con maíz dulce

Tortilla española con trufa negra picada y aceite de trufa blanca

PRINCIPALES

Arroz meloso de marisco y pescado

PAD THAI KAI Tallarines de arroz salteados al wok con salsa de tamarindo pollo y soja

Canelón de rabo de toro gratinado

SOLOMILLO CUBE Dados de solomillo de buey salteados con soja y reducción de vino tinto.

POSTRE

Bizcocho de zanahoria con crema de mantequilla

Todo ello regado con una selección de vinos de Bodegas El Castillo. Además del Sauvignon blanc, probamos el Argum Cencibel y el Argum vino de autor.

Un menú extenso pero equilibrado y muy bien armonizado con los vinos.

Un saludo.

22/02/2014

2 estrellas y media.¡Qué razón tenías Sr. Rodriguez!

Mi crítica anterior es de hace 3 años y le había puesto 5 estrellas. Un día hablando con Sr Rodriguez me comentó que él no habia tenído muy buena experiencia en este sitio. Hoy he estado comiendo allí y ya he visto lo que ha pasado y que él tenía razón. Yo hice la crítica de un coreano que pertenecía al mismo grupo y también se llamaba Soya and Silk, en su lugar han puesto uno de cocina española y han dejado el Tailandés que había antes pero en el que no he visto los mismos menus que tenían en el coreano que han cerrado.
Hemos pedido el menu degustación Tenkey por 42 euros por persona, que se dice pronto. El menu es bastante normalito, sin nada especial, muy parecido al que puedas encontrar en el Smile Thai o en el Oam thong por la mitad de precio. Unos entrantes de rollito de primavera y una especie de buñuelos , un sushi regulero (el mejor es el que te ponen de cortesía al llegar que es de jamón) , segundos de pollo salteado y langostinos acompañados de verduras y arroz. Los segundos eran de chino normalito. El menú incluye vino que nos han cambiado por cerveza a petición nuestra y postre regulero de helado y pastelito que a mí me han cambiado por un té de jazmín (me han traido carta de tés a granel con buena variedad y me lo han servido en tetera "comme il faut".
Sí me hubiera costado 25 euros el menú mi puntuación estaría entre tres estrellas y cuatro pero por la clavada de 84 euracos entre los dos este menú no vale la pena ni de lejos.
Eso si: El sitio chulo, la música ambiente mientras comes muy agradable y los camareros atentos y profesionales. Pero la comida no da la talla, lo siento.
No creo que vuelva
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Leyendo aqui los comentarios pensé que me iba a encontrar el local megapijo, asi es que me puse mi ropa "casual" más de marca y nos fuimos para allá.
Tened en cuenta que fui un viernes al mediodía, no sé como estará por la noche.Al llegar , un recepcionista nos pregunta que si queremos tailandes o japones-coreano.Le decimos que japo.Según he leido despues es más barato este. Entramos y el local, aunque está en un centro comercial me pareció bonito, aunque la zona de no-fumadores es bastante más fea que la de fumadores que esta cerca de los ventanales. Nos traen la carta y veo que hay varios tipos de menu , uno de ellos por 25 euros, el más baratito.Pero veo el sushi y decidimos pedir a la carta.Pedimos
-Una ensalada de marisco: Aceptable, aunque el aliño fuimos avisados de que era muy picante, y lo era.
-Un plato variado de makis ( buenisimo)
-Un plato de makis de frutas ( bueno tambien)
-De postre unos canutillos rellenos de chocolate con helado de caramelo ( me esperaba más)
-Dos tes : Muy buenos y aceptablemente servidos, les recomendaría que cambiasen las tazas y pusieran otras más grandes, las que ponen son de café.
Pagamos en total 64.
Además nos regalaron 2 kits con cremitas de biotherm , uno de hombre y otro de mujer, detalle que me encantó.
El servicio es estupendo.Nos avisaron de que en un principio habiamos pedido demasiado, cosa que se agradece.Espero que los dueños cuiden a este personal, porque muchas veces es lo que hace la diferencia.
Baños chulos.
Volveré.

je suis béatrice

He vuelto y he probado uno de los menus, el beautiful skin, creo que se llamaba. Me sigue encantando.

15 de julio de 2010

Raul Namasté

La comida buena, el lugar impresionante, los servicios impresionarian a no ser por lo dejados que estan (suelos rotos y faltos de limpieza) el precio muy elevado 50€ por persona +-, el trato malisimo, estuvimos el día 26 de diciembre cenando tres parejas, pedimos tres menús gustación distintos, los primeros platos muy bien, los segundos que eran como tres platos distintos por menú los sirvieron todos a la vez con lo que muchos de ellos los terminabas de comer ya fríos, los postres nada del otro mundo muy corrientes y sin imaginación, Y LO PEOR DE TODO, SIN TERMINAR DE CENAR TE TRAEN LA CUENTA A LA MESA CON LA ESCUSA DE QUE TIENEN QUE CERRAR CAJA.Como anécdota y critica, unos minutos mas tarde que nosotros entra Carlos Baute para cenar con unos amigos, al cual le entregan una copa de champan nada mas sentarse, a nosotros simplemente nos sentaron y acto seguido nos preguntaron que si queríamos pedir algo de beber mientras elegimos menú, En mi opinión por ese precio hay mejores restaurantes y con un mejor trato a sus clientes

1 de enero de 2013

Sr Rodriguez

Nos gusta el comentario pero no la experiencia....

22 de febrero de 2014

je suis béatrice

42 euros por un menú regulero.. He pensado varias veces en vosotros durante la comida...

22 de febrero de 2014

Sr Rodriguez

Me di de alta en onceocho precisamente por el cabreo que tenia despues de cenar alli....ajjj

22 de febrero de 2014

Marla

Yo no sabia ni que "esto" siguiera abierto. Yo solo voy, y hace dos años, a tomar copitas en la terraza. Cene una vez allí y no vuelvo ni loca.

1 de junio de 2014

01/01/2014

Eventos

Más que un lugar para comer o cenar lo considero un lugar para eventos por su localizacón y servicios prestados. Estuve con un grupo todo un día y el local tiene una zona de barra con áreas de mesas, sofás, al estilo de zona VIP y en otro espacio tiene el restaurante. La comida que nos sacaron a nosotros, estaba muy bien para lo que se suele ofertar en este tipo de eventos y con grupos grandes. El sushi muy rico, como en sitios de mucho nivel, y en este caso ofrecen un maki con rollito de jamón, algo original que sin embargo no me fascinó. El pollo teriyaki me pareció muy regular; las croquetas me parecieron riquísimas. Servicio correcto, al ser un catering, servilleta de papel. Tienen una gran oferta de ginebras y cocktails en el bar.

El restaurante de mesa y mantel en plan formal, es un lugar que ofrece mucho lujo aunque desconozco la comida, pero en mi opinión los precios son prohibitivos para el poco glamour que tiene el sitio.

12/03/2014

Tailandia y Japón en una cocina

Este lugar nos llama la atención por sus posibilidades y porque tiene un encanto especial, quizá por su mezcla de sabores y aromas, o su originalidad. Consta de dos terrazas, penthhouse y planta calle, una barra que engloba tapas de tres culturas, española, japonesa y tailandesa. Perfecto para tomar aperitivo, comer, afterwork o cenar y fiesta... goo.gl/VS9U9D

26/08/2013

Mahoudrid te recomienda: Silk and Soya

El complejo de hostelería y ocio Silk está situado en una de las localizaciones más exclusivas de Madrid, en La Moraleja. La diversidad de espacios y su programa de eventos y actividades, hacen de Silk el perfecto lugar de encuentro, donde conocer personas con los mismos gustos e inquietudes y disfrutar del mejor ambiente. Elegancia, distinción y momentos increíbles.
Las opciones de restauración del complejo incluyen dos restaurantes, con tres cocinas independientes (tailandesa, japonesa y española) y cocineros nativos de cada una de las especialidades. Una gastrobarra de jamón ibérico y una barra de copas. La zona de ocio dispone de dos terrazas y una discoteca donde bailar la mejor música dance de todos los tiempo, desde los 80s y 90s hasta nuestros días... Las mejores canciones que llegan al corazón.

31/01/2012

restaurante y copas. Revisa la cuenta.

el restaurante es una fusión de cocina japonesa y coreana. Un lugar elegante, de precio más bien carito.
La decoración está muy bien trabajada, aquí han metido pasta, piensas, mientras disfrutas de la terraza a modo chill & out.
Un buen lugar para hacer celebraciones de empresa.

Copas bien puestas, y un servicio rápido.
precio de copa: 10€.

ACTUALIZACIÓN ENERO 2012

Fue mi hermano a comer tuvieron un problema con la cuenta. Aparecían 37€ de más y no pidieron ni perdón.
El restaurante japonés ha bajado algo la calidad según me dice.

17/08/2011

No es mi tipo de sitio

Silk and Soya es el típico restaurante "asiático" para la gente que en realidad no le gusta la comida asiática. Uno de esos sitios que mezclan varios tipos de comidas pero ninguna preparada con suficiente gracia ni atención.

El principal atractivo del sitio desde luego no es la comida sino una decoración algo estrambótica, enorme y exagerada con elementos de todo tipo, chino, indio, árabe, budas, etc. Un lugar preparado para celebraciones en grupo tipo despedida de solteras o cenas de parejitas. Nos atendieron en piloto automático, sin la menor gana de dar un buen servicio. Les salva el buen detalle de tener flores frescas en las mesas.

La oferta de vinos es algo limitada (si pides un blanco por copas sólo hay rueda, por ejemplo). El detalle que me mató es que te obligan a comer con cubiertos metálicos. Pedí palillos de madera para tomar mi sushi y me miraron sorprendidos como si les hubiese pedido carne humana ¿Cómo puedes comer sushi sin palillos de madera? Ningún japonés tomaría sushi con palillos metálicos.

27/11/2013

En la moraleja

Genial!! Recomendable 100% lo que más me gusta Los postres; sobre todo los rollitos de chocolate. Si luego te quieres tomar una copa hay que probar los gin tonics Qué bien preparados!!!!

10/04/2011

se trata de un local en las alturas de un cc de alcobendas

subes en un ascensor panorámico pelín hortera y llegas a una especie de pasillo de un templo decorado en negro: por lo visto, si decoras en negro eres moderno. por lo demás, escuchas agua correr, decoración chill out y dos restaurantes con dos estilos, uno tipo thai y otro más japonés aunque ambos con adaptaciones también asiáticas

sitio uy agradable, con terraza reservada para fumadores (tema bastante lamentable) y servicio excelente.

la comida muy cuidada, mucha variedad, diversos menús preparados para los indecisos y una carta de vinos para todos los bolsillos.

lo más flojo: la variedad de cervezas de escasa calidad y los predecibles postres, todo dentro de un nivel bastante bueno

mención aparte tiene también el flojísimo lounge bar/disco

el ambiente no me parece apto para más de 6 personas

15/02/2011

Bueno, pues como no todo va a ser puntos positivos, ahí va mi experiencia, una experiencia en Soya & Oliva que no pudo ser peor, algo que es común por los mismos motivos en muchos restaurantes de Madrid que se presuponen de cierto nivel, pero a la hora de la verdad sacan rápido sus vergüenzas.

Nos sentaron en nuestra mesa y, aunque no es algo que me importe demasiado, me pareció un detalle que no hubiese mantel. Nos trajeron las cartas y la mía estaba en inglés. Para hacer más fácil la comprensión pedí al camarero que me la cambiara y se limitó a mirarme por encima del hombro y con mala cara me la cambió.

Elegimos, y 1 minuto después de llevar la comanda nos trae el plato de entrante que pedimos ( rollitos coreanos), cosa que nos extrañó porque parecía que ya estaban hechos. Lo peor fue cuando tenemos a medias el entrante y nos trae los dos platos principales y nos lo deja en la mesa, como si estuviéramos en el Vips.

Otra vez debo llamarlo y le pido que se lleve los principales hasta que terminemos. Cuando terminamos y nos trae los principales, como no podía ser de otra manera son los mismo platos que se llevó. El plato de mi pareja estaba caliente de haberlo calentado.

Los platos normalitos, normalitos tirando a mal. Mi steak tartare estaba bastante seco y la carne no era muy buena que digamos. Mi pareja tomó brochetas de rape, que bueno, materia prima bastante deficiente.

Para rematar, en el postre pedimos un foundant de chocolate. En todos los sitios que lo he pedido, me han avisado que se tarda unos 20 mintuos, ya que hay que calentarlo en el horno. Aquí usan foundants especiales, en 2 minutos lo tenía en el plato, bastante templadito eso si.

En general el servicio fue malo, excesivamente rápido, toda la comida pre-calentada y cocinada, parecía que estábamos en un Fast Food, hasta que llegó la cuenta y oooo!!!, que no, que estamos en un sitio dónde cenar sale a 85eur la pareja

27/08/2009

Lo mejor: la decoración

La cuidada y elegante decoración compensa la mejorable calidad y sabor de sus platos. Tengo que decir que no soy asidua, tan sólo estuve allí un mediodía comiendo con mi madre. Recuerdo perfectamente haber pedido el menú Tokyo y no haber salido muy satisfecha con mi elección. De hecho, le volvería a dar otra oportunidad a este local (aunque tan sólo fuera por su ambiente fashion) pero tendría claro qué no pedir. El arroz de los rolls no tenía la textura correcta, y aunque entiendo que el arroz japonés es una de las cosas más difíciles de conseguir (a no ser que tengas la ollita especial) la textura de la alga, arrugada y "chiclosa" eran síntomas inequívocos de que el roll llevaba mucho tiempo preparado. Además, el pescado crudo "olía" y dejaba ese característico sabor en el paladar de sashimi mal limpiado y ejecutado.
Para ser justos añadiré que la tempura del combo estaba buena y recién hecha, y que lo que mi madre pidió (creo recordar que se trataba de un combo coreano compuesto por sopa, arroz y algo más) estaba mejor. No sé si fue fruto de la mala suerte o es que es así como suelen salir los platos compuestos por sushi y sashimi, en cualquier caso, volveré para asegurarme.

05/03/2009

Puro Corea Fusión

Fuimos al Silk & Soya para probar el maki hecho con jamón Navidul en vez de alga, con relleno de melón y tomate (tremendo, delicioso, la leche!! y se moja en aceite de oliva virgen extra, que está también riquísimo), pero no esperábamos encontrar un coreano auténtico. El bibimbap estaba delicioso, aunque me gusta más sin carne, pero era genial y me gustó el detalle de que te permitieran preparártelo, ya que en mucho coreanos de Madrid te lo preparan en la mesa, pero no dan opción al cliente si éste quiere hacerlo él mismo. También muy buenas las empanadillas variadas y los calamares en tempura. Algo más flojo el bulgogi de pato, que no era lo que esperábamos.

Lo mejor, el servicio. La camarera nos advirtió de que habíamos pedido demasiados entrantes y que mejor quitáramos alguno. Le hicimos caso y menos mal, porque las raciones son generosas y acabamos llenos ya con los entrantes. Un 10 a este tipo de personal que no va buscando el dinero sin más. Es cierto que el precio es algo caro y la carta tiene el precio sin IVA (muy mal), pero merece la pena darse un capricho. Comimos por 45 euros cada uno, de carta, pero hay menús por 35 euros.

02/06/2009

Fernando Encinar lo descubrió en noviembre de 2006

alta cocina asiática en un entorno de lujo, pero muy caro eso sí

El Silk es un sitio precioso. Está muy bien decorado, con un lobby gigantesco, unos baños increibles, el servicio es amable, hay gusto y cuidado. La cocina es asiática, especializada en Thailandia el lado de Soya y en una fusión asiático-mediterranea el lado Oliva. No es nada barato pero el local, tan tan tan fashion, y la gente wapa tiene un precio

Actualización marzo 09: Me invitaron a una cena maridaje de cocina asiática con vinos españoles. La experiencia ha sido una delicia, aunque en la elección de los vinos algunos de los participantes no estaban muy de acuerdo. He aprendido que para la comida asiática lo mejor son los vinos blancos, suaves y frescos para pescados, mariscos y verduras y fermentados en barrica para las carnes. Tuve por fin la oportunidad de probar el maki de ibérico, una creación un tanto curiosa fruto de la colaboración con Navidul: un maki con melón y tomate y que en vez de alga nori lo envuelven en jamón serrano y para acompañar salsa de soja y aceite de oliva virgen. A mí personalmente me gusta más la soja la verdad. También descubrí un plato fabuloso: perlas de Thai, una vieira ensartada con un espárrago verde que estaba de muerte. Y también me encantó el solomillo de buey, con una textura similar a la carrillera por la suavidad de la carne y un sabor exótico, ya que marinan la carne antes de pasarla por la parrilla con frutas y "algo más".

la carta de vinos es magnífica y en general creo que son más aceptables los blancos que los tintos, pero en cualquier caso es un sitio para repetir, estupendo aunque insisto: es suuuper caro

Pablo Herreros

Coincido completamente contigo, Fernando, en la calidad altísima de la cocina de este sitio; pero difiero en lo del precio. Creo que no es un sitio de menú del día pero que, dentro de la comida que ofrecen y del ambiente tan impresionante en el que la disfrutas, es un restaurante con una fantástica relación calidad-precio.

Como en cualquier sitio, te puedes columpiar si te pasas con los vinos, pero las dos veces que he estado he salido encantado con el servicio y con el precio.

4 de marzo de 2010

Fernando Encinar

quizá ha cambiado desde que fui; habrá que hacer hueco para volver

4 de marzo de 2010

jorge báez

no me parece nada caro: cena para dos a tope con vino +40€ y salimos por 60€ por persona

10 de abril de 2011

Sergiete

Yo estuve hará un año un fin de semana o puente porque el Oliva estaba cerrado. No sé si tuvimos mala suerte pero devolvimos un plato con vieiras que daba sensación de estar malo y el resto de platos fueron bastante lamentables. No es que no valiera el alto precio sino que no hubiera pagado ni 20 euros por una comida así. Me extraña que pueda ser tan malo normalmente, así que igual fue mala suerte o la fecha en la que libraban los cocineros...
En Oliva estuve también hace tiempo dos o tres veces y estuvo todo bastante bueno, pero pagabas demasiado para lo que era, imagino que te metían en la cuenta un plus por decoración y el local, pero yo voy sobretodo a comer...

17 de junio de 2013

04/03/2010

Lo conocí hace un par de meses de la mano de gente cercana que es fan y amiga del dueño. Comimos en la parte Thai, que me impresionó por su decoración y por la extraordinaria calidad de los platos. El servicio, impecable también, y me sorprendieron mucho los vinos. Supongo que es prejuicio personal, pero no estoy acostumbrado a que en un asiático me sorprendan con vinos. Lógicamente, este es un restaurante de un nivel que exige buenos maridajes. Y probamos un Loess de Ribera del Duero que me dejó boquiabierto (muy recomendable).

En cuanto al resto, me encantaron los baños y la decoración de todo el local, con especial mención de esas lámparas de las que 'brotan raíces', son preciosas.

Hoy he vuelto y esta vez, a la parte japonesa, en la que me ha soprendido muchísimo un plato inventado por ellos: una especie de 'falso sushi' que, en vez de pescado, lleva jamón de jabugo como envolviéndolo (en lugar del alga nori) y dentro arroz, tomate y melón. La salsa en que lo mojas no es soja, sino aceite de oliva virgen. Las lágrimas a cuajo me caían por las mejillas…

El sushi me ha parecido bastante bueno pero me inclino más por platos como las Perlas de Thai (IM-PRE-SIO-NAN-TES) y el solomillo (tiernísimo y sabrosísimo). Los postres son también una putada para cualquier régimen. Me encanta el helado de violeta, que me retrotrae a esos caramelitos que había en los mostradores de las farmacias. Sólo lo había probado antes en Matritum (Cava Alta), otro restaurante muy recomendable, y me ha hecho ilusión volver a probarlo.

El precio no es bajo, como dicen algunos, pero no me parece caro en absoluto. No podría permitirme comer ahí todos los días pero me encanta ir a comer o cenar, y volveré con frecuencia, porque me encanta el trato, el ambiente y la relación calidad-precio.