Sky Night Puerta América

Ordenar por:

relevancia fecha

26/07/2010

Pésimo

El pasado viernes 23 de agosto acudimos a cenar a la terraza del hotel Silben Puerta de América un grupo de 10 personas. La experiencia prometía, una cena en una terraza de un hotel 5*lujo al anochecer, con un menú buffet de cocina moderna con influencia internacional y mediterránea, todo esto bajo una nueva fórmula gastronómica bautizada como “Drunch”. Con todos estos ingredientes el resultado no podía ser mejor.

Tras pagar anticipadamente en la puerta los 22euros por persona (acudimos con una promoción del 50% de descuento) buscamos un lugar en el que sentarnos. Nos recomiendan tomar sitio en una de las “vanguardistas haimas” (vaya metáfora) con los típicos bancos modernos sin respaldo y mesas bajas en las que difícilmente caben dos platos de postre.

Pedimos la bebida, cervezas a 6euros y aguas/refrescos a 3euros. Nos sirven las cervezas de botella calientes, le pedimos al camarero que si nos puede traer otra fría y no salgo de mi asombro cuando pone las dos manos rodeando la botella y nos responde diciendo que sí está fría que el resto están igual y que no nos la cambia!! Mal empezamos, servicio pésimo! Mucho traje oscuro de brillo pero poco profesional.

Toca el turno a la comida, entrantes fríos; ensaladas sosas, una mezcla entre salmorejo y gazpacho poco agraciada, el maki-sushi seco y excesivamente picante, nachos, bueno picadillo de nachos y sándwich sin más. Qué decir de los platos calientes macarrones con tomate y macarrones con una salsa de nata poco afortunada, lo único que se salvaba era un risotto. De los postres mejor ni hablar.

En resumen, una experiencia gastronómica totalmente decepcionante, más teniendo en cuenta que estamos en un hotel 5*lujo y que el PVP del menú son 44euros.

24/07/2010

Total decepción

Acudimos 10 personas atraídos por el hotel y el publicitado Drunch.
Al llegar nos sorprendimos al tener que abonar los 22€ (teníamos una oferta, normalmente son 44€). Creían que nos íbamos a escapar?
No le dimos mucha importancia y entramos. Nos colocaron en la terraza en unos sillones y 2 mesas de un tamaño microscópico (más pequeñas que la popular Lack de Ikea). Muy "fashion", pero sin funcionalidad. Debe ser para que no cojas muchos platos.
Pedimos las bebidas. 6€ la cerveza y 3€ botella de agua. Que cada cual saque sus conclusiones.
Las cervezas venían calientes, a lo que un "amable" camarero contestó a un amigo "No está fría, no voy a traerte otra" Al final conseguimos que nos la cambiase por una cocacola Por supuesto los 3€ de diferencia los perdimos.
Y llega la comida. Flojo, flojo, flojo. Poca variedad, cantidad y mala preparación. Los sandwiches como los que vende panrico, un sólo tipo de ensalada, carne insulsa...Lo único que se salvaba un poco el sushi. El Maki demasiado picante.
Menos mal que no pagamos 44€, hubiese preferido perder la cartera a regalar el dinero de esta forma.Lo venden como buffet 5 estrellas y es peor que uno de playa.
Ya lo dice el refrán, aunque la mona se vista de seda, mona se queda

22/07/2010

Decepcionante

Sin duda, el chasco más grande de todos los sitios donde he comido en mi vida.
Me sorprende que se atrevan a cobrar 44€ por persona por un buffet VACIO.
Teníamos la reserva a las 22:30. Llegamos un poco antes y uno de los empleados nos recomendó entrar ya porque el buffet cerraba a las 23:30 (increíble que sólo te den una hora para comer).
Nos cobraron antes de dejarnos acceder a la zona de buffet.
Ambiente agradable.
Mesas incomodísimas, todo muy de diseño pero desde luego, nunca hecho para comer.
Cuando nos acercamos al buffet, no podía creerlo: NO HABIA NADA EN LAS BANDEJAS!!!.
Bueno, para ser exactos había un resto de macarrones con tomate (y lo llaman cocina internacional) y unos cuantos de tomates troceados a modo de ensalda.
No daba crédito!!!
Decidimos tomarnos el vino (muy bueno por cierto) y esperar a ver si reponían. Al poco tiempo la gente empezó a moverse nerviosa. Habían traído más comida, pero había tanta gente que enseguida se volvió a quedar todo vacío.
Esta vez conseguimos un resto de risotto.

Indignada, pedí que nos devolvierna el dinero y nos fuimos.
Horrible experiencia.
Lo peor es que era mi cumpleaños y me lo estropearon.

Nunca volveré, por supuesto

02/04/2010

Para conocerla!

Un sitio fahion y moderno donde poder tomar una copa y disfrutar de estupendas vistas de Madrid.
La música es tipo dance/house comercial con un volumen que permite hablar y donde puedes tomarte una copa tranquilamente. Es un sitio que sorprende aunque eso sí, es un poco caro, una copa cuesta 12€.
Si vas no te pierdas las vistas que hay una vez arriba, detrás del ascensor ¡sólo si no tienes vértigo!

27/07/2009

Estupendo, menos el jamón

Yo tampoco sabía que planta elegir. Aunque hay algunas que no van conmigo. Disfruté como una cría, yendo planta por planta.
En la terraza de arriba, reconozco que no pude pasear por detrás del ascensor. El suelo de cristal me dejó petrificada. Impresiona.
Las plantas, pues algunas impresionan más que otras. Pero intuyo que todas serán tan cómodas como las de la 6ª planta, en la que me alojé. Pienso volver, a otra planta, para poder ver otras habitaciones.
Nos quedamos en el bar de abajo y nos pedimos una de jamón ibérico para el aperitivo... Es jamón, pero no ibérico. Es lo malo de ser español, que reconoces la diferencia.
Por lo demás, impresionante.

05/02/2011

tomar una copa en las alturas

El local está muy bien, con ambiente y muy bien decorado. Las vistas no son muy bonitas.

16/08/2008

terraza espectacular con vistas

Es la terraza que tiene el Hotel Puerta de América en su planta 13. El sitio es espectacular, obra del genio Jean Nouvel. Está muy bien sobre todo entre semana para tomar una copa después de cenar con unas buenas vistas de Madrid (sobre todo las del reservado, que dan al centro).
Para los más valientes, hay un pasillito de cristal que bordea los ascensores por el exterior. Es impresionante, hasta el suelo es de cristal, parece que estás volando por encima del hotel.

Shirley Santana + seguir 16 sitios

25/03/2010

Ambiente agradable

El lugar perfecto para tomar la primera copa en Madrid, muy bonito, vistas espectaculares, me encantan los mojitos de fresa! un ambiente agradable la verdad

21/11/2010

vistas espectaculares, pasillo atrevido de cristal, ascensores con vista panorámicas.
me gusta.

30/05/2009

YuncalR lo descubrió en junio de 2008

VIstas a Madrid..

La terraza del hotel Silken Puerta de América en cuanto a vistas me gusta más que la terraza del Urban...
Se encuentra situada mucho más alta que esta última y la decoración a mi gusto es mucho más agradable, utilizando unos tonos anaranjados.
En verano suelen tener incluso grupos de Jazz amenizando la noche (aunque un rato está muy bien , toda la noche resulta un poco molesto por el volumen de sonido un poco alto).
El precio de las copas no lo recuerdo muy bien, pero si recuerdo unos mojitos muy ricos y mucha gente "guapa", aparte de muchos extranjeros.
El edificio es precioso diseñado por 18 arquitectos diferentes y el exterior también está iluminado en tonos anaranjados..
Una terraza muy recomendable para ir en verano y pasar la noche hasta altas horas de la madrugada tomando un cocktail de champagne o simplemente un mojito..
Muy recomendable..