Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes cocina de mercado en Madrid

SQD Meat Point - CERRADO

Espacio gastronómico novedoso y multifuncional que gira en torno a la carne.El local ocupa 500 metros cuadrados ofreciendo una gran sensación de amplitud. Este concepto se deb...

Ordenar por:

relevancia fecha

09/04/2016

Fantastic meat, very mediocre salade niçoise, stratospheric prices, clumsy service, absolutely focused on making the bill higher, and insolently blaming customers when any conflict arises. Probably won't come back here, just because of this...

25/09/2015

La vaca que ríe. Mucho que hacer en torno a la carne. Pero mucho.

Meat Point podría funcionar (y quizá lo haga) si sus responsables no se esforzaran en hacer cosas raras y cuidaran un poco los detalles.

El problema es que esos detalles a corregir, una vez puestos en fila, suman una colección más larga que la de los cromos de fútbol de Figurini Panini (perdón por el chiste futbolístico, no lo he podido evitar).

A pesar de que no cené bien, no puedo evitar cierto sentimiento positivo hacia SQD. La propietaria se interesó por nuestra opinión y encajó como una campeona todos nuestros comentarios con una sonrisa. Eso no sé si será suficiente para sacar esto adelante, pero al menos admitió los fallos y anunció correcciones y cambios.

Como buenos carniceros, vayamos por partes.

El local está muy bien montado. Espacioso, cómodo, bien iluminado...lo primero que ves al descender las escaleras es una cocina vista dónde la carne es la protagonista. En el piso de arriba al parecer hay una barra y un reservado. Mesas muy bien separadas y butacones de los "güenos". Perfecto.

(INCISO .- leo en un par de blogs una cantidad aturullante de información: que si los cuchillos son diseñados por Michel Bra, que si todo el restaurante se apoya en el espíritu del famoso carnicero Yves Marie le Bourdonec y un montonazo más de comentarios ciber-super-chulos-fardones.

Por lo que veo la parte de comunicación bloguera-hueca sí se lleva bien. Una pena que luego toda esa información no llegue al cliente, que yo pensé que los cuchillos eran como mucho de Vitorinox).

En ambas cartas (la de vino y la de comida) ya empieza uno a ver cosas que "mi no comprende" y que piden a gritos un tsunami de asesoramiento gastronómico serio y sobre todo un poco de sentido común.

Así, en la carta de vinos (nos comentan que asesorada por La Tintorería. Oh my God si esto es así) encuentro muy pocas referencias de vinos tintos (8 ó 9 como mucho) y únicamente 4 por debajo de los 30 euros de las cuales 1 es biológico. El resto de caldos salen a 40, 60, 70 euros...ahí dejo la reflexión. Un par de vinos franceses, uno de Madrid, los riojas-riberas de toda la vida y...se terminó.

Si tenemos en cuenta que La Tintorería es responsable de cartazas de vino como la de César Martín, por favor, que alguien me diga qué ha pasado aquí.

NUESTRA OPCIÓN.

La carta-carta, la de comer, gira lógicamente en torno a la carne. Escueta, apenas hay 3 primeros calientes, y todos de carne. Lo de comer carne + carne no sé si lo veo. Nos decantamos por un SALATE, una especie de carpaccio marinado.

Algo escaso de cantidad, nos pareció perfecto. Finísimo de corte y de sabor. Entrante que funciona. Muy pero que muy bien. 14 EUROS.

Al llegar a los segundos, de nuevo da la impresión de que estamos ante algo sin terminar.

No es de recibo que en un restaurante de carne sólo haya 4 referencias: ternera, dos vacas y un buey. Eso sí una de las vacas es negra y francesa.

Imposible no comparar con otros locales de su "corte" (bonito giro eh?). Pienso en Vaca Nostra y en Rubaiyat. Ambos ganan por goleada en número de referencias, en formas de corte, en información....en estos locales uno no sabe qué pedir, abrumado por la información...en SQD teníamos 4 referencias de carne roja (bueno, lo admito, también hay magret y pollo, no se me aceleren, e incomprensiblemente un cordero que pasaba por allí), y añado que el jueves noche no había buey, es decir que ternera, vaca francesa o vaca gallega.

Toma ya.

La confusión llega a su punto álgido cuando uno ve que la carne se oferta en 3 formatos: chuleta, entrecot o T-bone detallando el peso de cada uno. Sin embargo luego se vende al peso y se corta delante tuyo.

Si a esto le sumas que el precio no se expresa en kilogramos, si no por...cada 600 gramos!, como tu reloj no sea un casio de calculadora olvídate de saber lo que vas a pagar.

En nuestro caso 50 y tantos euros los 600 gramos de vaca gallega (comimos un kilo y pico, así que hay que hacer una regla de 3).

Después se eligen 3 acompañamientos. Nosotros optamos por pisto, espinacas a la crema y un ensalada verde que fue cambiada por "patatas fritas París" a sugerencia de SQD.

La carne llegó perfecta de punto. Buena materia prima. Bien curada y con un toque ahumado muy bueno. Magra, tierna...en fin, un plato notable.

Lamentablemente a esta vaca le pasa como al hijo de mi vecino de abajo. El chaval es un sol, pero le pierden las malas compañías. En este caso los 3 acompañamientos fueron de lo peor que hemos tomado hace mucho tiempo. Las espinacas y el pisto secos y sin ningún sabor y las "patatas París" resultaron ser patatas fritas más convencionales que unos zapatos de Gloria Castellano.

Lo que resulta un poco molesto para el comensal es que cuando se me pregunta qué me ha parecido y después de comentarle que las espinacas eran terribles, la propietaria conteste: "Sí, es cierto, no han salido buenas, ya me lo han dicho hoy otro par de clientes".

Y va a mi y me las sirve.

La oferta de postres es escasísima. De nuevo un shock, ya que leo en los blogs (sí yo también leo blogs) que la propietaria es pastelera de profesión. Bueno, pues tenemos tarta de queso, isla flotante, ensalada de frutas y gâteau de riz, que para los que no sepáis francés (yo me apaño bien) es pastel de arroz. Quizá se me escape alguno, pero en cualquier caso se trata de una oferta cortísima y servida de un carrito. Cero manufactura, cero preparación.

El pastel de arroz en cuestión -devuelto a toriles- resultó ser un bloque compacto a medio camino entre una calzada romana y un adoquín de los de La Pilarica. Malo sin paliativos y servido en un plato sin ningún tipo de acompañamiento ni adorno. No se podía comer. Lo siento pero todo lo que diga de este pastel, es poco.

Tres personas 154 euros de los que 98 euros fueron de la carne y no se cobró el postre ni el servicio de pan.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

Esta crónica está plagado de ellos, pero el pan merece un último comentario. De barra, con la miga seca por haber sido cortado bastante antes. No se puede servir ese pan y quedarse tan ancho. No lo cobraron, todo hay que decirlo.

CONCLUSIÓN: SQD tiene una buena materia prima y buena mano con la carne, pero eso no es suficiente para que este local me funcione.

Como he comentado al principio de esta humilde opinión, mis mejores deseos a la propietaria, pero urge (y rápido) cambiar muchísimas cosas aquí. Si leen esto, espero que se tomen estas líneas como lo que son: una opinión sincera y una forma de corregir lo que no funciona.

De momento, Spider se despide con un "aurevoire-que-dijo-voltaire"

Avelio

Buena reseña Spider. Todo restaurante de nueva apertura comete los inevitables fallos por falta de rodaje. La diferencia entre unos y otros estriba en la manera de solventarlos... y aquí se nota mucho cuando el negocio está montado por gente que viene de la hostelería, o procede de otro sector.

25 de septiembre de 2015

spider72

Gracias Avelio. Mucho me temo que aquí hay que hacer reformas de calado y no nos encontramos ante fallos de rodaje.

25 de septiembre de 2015

Miss Migas

Me he hecho fan del momento Spider. Lo cierto es que viéndolo ahora pienso: qué terrible comida, pero qué bien lo pasamos. Y ya como que no parece ni tan malo.

25 de septiembre de 2015

spider72

Tengo que reconocer (de lo que me acuerdo, que esa es otra...que lo de terminar a las 3 de la mañana un jueves se-termina-pero-ya) que a pesar de que la cena no fue bien en lo culinario, la noche fue de las bueeeeeenas!!!

25 de septiembre de 2015

Gath

Buena reseña Spider. Dicho con un poco de guasa "sana": " No es lo mismo el mundo del balón que el mundo del chuleton ". Pero, si como muy buen dices, corrigen los defectos y se ponen las pilas, ...... , todo el publico disfrutará, que ese tipo de oferta gastronómica siempre viene bien.

25 de septiembre de 2015

Miss Migas

Atento José Luis que, para empezar, los precios no son los que tú publicaste y a casi 100€/kilo la rubia gallega ni en Ca Joan.

25 de septiembre de 2015

Gath

De todo se aprende, y en este caso, me ha quedado muy claro, que he dado publicidad a una carta/oferta que no responde, verazmente, a la realidad, y ello, ha causado cuando menos, estupor y sorpresa a importantes y respetados usuarios.

He tomado buena nota .......

25 de septiembre de 2015

spider72

En efecto, cogí la foto José Luis y ya me di cuenta de que han cambiado la forma de tarificar la carne (yo creo que a peor)

25 de septiembre de 2015

spider72

y en todo caso, JL, no creo que sea culpa tuya, en todo caso de SQD que publicitan una cosa que luego se cambia a los pocos días (yo esto sí que puedo considerarlo un poco cosas del rodaje)

25 de septiembre de 2015

Miss Migas

Mon dieu! Cómo va a ser culpa de D.JL, lo que no es normal es que publiquen unos preciosa abrir y que en diez días los modifiquen (casi doblándolos). Rodaje je t'aime

25 de septiembre de 2015

La cuenta si es tan ...

Muchas gracias Spider, pensaba ir en breve, a la lista de espera que va, con todo lo que tenemos pendiente... Y no soporto que me tomen el pelo con la carta y menos con los postres, teniendo de icono un pastel de Guarromán sería inconcebible...

27 de septiembre de 2015

27/09/2015

Carnes que hablan francés en ambiente chic

En un preciosísimo local, enorme, espacioso y decorado con mucho gusto, sito casi en el eje Goya-Serrano, en pleno centro capitalino pero en una posición un tanto complicada, se encuentra el resultado del futbolista francés Julian Escude y su mujer, pastelera de profesión, que se han lanzado a la hostelería madrileña con su SQD Meat Point.

Tal y como dicta su nombre, aquí se viene a comer carne y eso bien se nota en su carta donde casi no habrá nada que encontrar fuera de la proteína cárnica. Seis entrantes fríos - entre los que destacamos un soberbio aunque escaso (por 14€) Salate (carpaccio madurado) y otros tres calientes que parecen más individuales que para compartir son el preámbulo de una oferta que consta únicamente en un plato de pato, otro de pollo, una hamburguesa y otro de cordero (para 3 personas por 85€) además de los cortes de cuatro tipos de carnes diferentes: ternera, vaca rubia gallega, vaca negra francesa y buey (ausente en mi visita al igual que el T-Bone) de los cuales tienes la posibilidad de comer la chuleta o el entrecote.

A la hora de elegir, los precios van medidos en cantidades de 300gr o 600gr, aconsejando este primero para una persona y el segundo para dos; así que la confusión comienza cuando se eligen los 600gr de chuleta de vaca rubia gallega, de fantástica calidad, buen punto y estupenda curación una vez servida, y aparece la pieza sobre la mesa de corte y el cocinero advierte que la pieza rondará el kilo de peso preguntando si a los comensales nos parece bien. Ahí no entendimos bien la jugada, más cuando efectivamente pesa la carne y advierte que serán 1,100gr, ¿pero no habíamos dicho que queríamos la chuleta de vaca rubia gallega para dos personas, la de 600gr? Pues no, parece que aquí va al peso, cosa que para un restaurante de este tipo me parece perfecta pero se debería dejar más claro este aspecto.

Tres acompañamientos entre los que nos sugieren probar las duras patatas fritas y de los que las espinacas a la crema y el ratatouille llegan visiblemente recalentados; aquí se debe hacer una revisión urgente al igual que en el tema del pan y a los dulces: el gàteau de riz que se deja expuesto en la mesa de postres, destapado, durante todo el servicio y al que al hincarle la cuchara se nota la capa seca de fuera, algo que empeora notablemente al entrar en la boca.

Servicio encantador, buen ritmo de la cocina y, en fundamento, carnes muy buenas a precios bastante elevados (90€/kg aprox. la vaca rubia gallega) y bonitos detalles como el servicio de agua (aunque luego el zumo de tomate se cobra a 4€). Muchas cosas hay que corregir en este SQD, igual que algún vino más sería de buen recibo en una carta de muy pocas referencias, así que esperemos que el rodaje termine en buen destino.

25/09/2015

¿Problemas de rodaje?.....Blame it on the boogie...

Nueva visita de exploración a este local que nos ha dejado muy mal sabor de boca.

Todos entendemos los problemas de rodaje típicos de las nuevas aperturas, que no deberían ir más allá del encaje de los tiempos en cocina o quizá en desinformación del servicio en lo que se sirve en mesa.

yo perdono que en un local de nueva apertura las cosas no vayan todo lo bien que deberían ir en un local rodado, pero decir que una mala cocina es un "problema de rodaje" no me parece justo.

¿por qué el equipo de un local no prueba lo que sale de sus cocinas? ¿por qué si los clientes te dicen que un plato es malo lo sigues sacando?. Esto no son problemas de rodaje, esto en mi pueblo se llama inexperiencia.

Al final uno se da cuenta que las ganas no son la única gasolina para ponerse al mando de un negocio tan complicado como la hostelería, y que mucho gente invierte verdaderas millonadas en algo que sencillamente no saben gestionar.

A lo que vamos, en este SQD Meat Point tienen mucho trabajo por delante.

Carta de vino obsoleta, corta y con precios a revisar.

Carta de carnes corta y con los precios mal indicados. Si sirves carne al peso no puedes poner el precio referenciado a 600 gr para que luego yo me haga una regla de 3 para intentar averiguar el precio del Kilo de carne. Un lío.

Y lo peor, los acompañamientos de la carne ayer eran completamente incomibles, no se salvaban ni las patatas fritas.

Al final 3 personas con un entrante muy correcto, un kilo de carne y una botella de vino (comiendo poco) salimos a....50 euros persona, sin postre que se fue a toriles por lo malo que estaba.

Recomiendo para complementar esta opinión ver más en @spider72

24/09/2015

Tartas y carnes.

Que exquisitas carnes a la parrilla y los pasteles estan divinos, de precio bien.
Todo un descubrimiento.