Es "superchulo", y es que no hay mejor forma de describirlo. El local, la gente, la comida... ¡todo es chulo! Un sitio ideal para no soltar el móvil y retratar cada plato para después subirlo a instagram y sin filtros. Desayunos, comidas, meriendas o cenas, todo saludable.

Ordenar por:

relevancia fecha

16/08/2017

Creo que necesitaría algunos cambios...

Voy a empezar diciendo que el trato fue muy bueno: amables, simpáticos... No hay ninguna queja de este aspecto, ni el del tiempo, para mi gusto, pues prefiero que las cosas se hagan al momento aunque tarden un poquito más.

Lo que no me convenció fue los precios que tienen los platos.

He comprado durante años comida ecológica/bio y sé lo que cuesta, y sí, es más cara, a veces muy cara, pero no es oro y, por lo menos a mí, me molesta que me lo vendan como tal.
También conozco restaurantes en Madrid de comida eco/bio y, la verdad, suelen pecar un poco algunos de esto, de subir mucho los precios para lo que se ofrece. Y es que la moda es la moda...

Tomamos 3 platos para compartir entre dos personas:

- El picnic: que es un plato con hummus, guacamole y salsa griega (tzatziki) y con acompañamientos: unos poquitos palitos de zanahoria y apio, pan italiano, otro pan y muchos nachos. El hummus, el guacamole y la salsa griega venían en unos cuenquitos de esos de echar la salsa... una cantidad ínfima. Y ese plato vale 10,50 euros, con lo que contiene, me parece una pasada...
En cuanto al sabor del hummus y del guacamole, los he tomado infinitamente mejores, incluso en mi casa. El tzatziki correcto.
El plato tiene muy buena presentación y entra por los ojos... pero es decepcionante.

- Rollitos vietnamitas (9,5 euros): 8 rollitos, ricos, muy refrescantes. Supongo que todas las verduras y frutas y las hojas de arroz eran bio/eco, sino el precio sería excesivo.

- Pizza del campo: estaba muy buena. No recuerdo el precio pero creo que esta podríamos decir que fue lo más correcto en cuanto a precio.

De beber yo tomé un smoothie pequeño y sí, muy bueno, pero me pareció muy caro (3,95 por un vaso muy pequeñito).

La cuenta no llegó a 20 euros por personas y sé que así leído puede parecer "barato" pero a mi parece no lo fue por lo que he explicado.

Además, no tienen manteles, ni salvamanteles, nada, algo que me parece antihigiénico.

El restaurante está bien puesto y, después de la experiencia, diría que es un sitio que puede atraer más a gente a la que la comida no le importe tanto... ni el bolsillo, claro.

Yo creo que se puede, no lo sé, tener un restaurante de este estilo ofreciendo unos precios más ajustados en relación a lo que se sirve, por lo menos en algunos platos como el picnic.

rosarosa

No sé, yo he pasado por delante varias veces..pero miedo me da, es decir tiene pinta de timo para modernos

hace 3 meses

04/10/2017

Hipsters on the way

Es un local súper chulo :-). Encuentro muy cara la carta. Los ingredientes y nombre de los platos muy molones :-). Estuve el lunes (2 personas), tomamos 1 refresco (whole earth/limón), 1 cerveza doble (heineken) y una ensalada (súper César) y salmos a 9,10€, el total fue de 18,20€.
Igual vuelvo con amigos a picotear algo entre todos porque el local me gusto, pero en plan comer o cenar, no creo.