La Taberna del Alabardero fundada en 1947 es el buque insignia del Grupo Lezama. Ubicada en los aledaños del Teatro Real y frente al Palacio de Oriente, toma su nombre de los soldados del cuerpo especial de infantería que dan guardia de honor a los Reyes de España, los llamados "alabarderos".

descripción completa de Taberna Del Alabardero

Ordenar por:

relevancia fecha

12/03/2015

Marzo 2015: Zascandileo por Ópera a la hora de la merienda. Hemos entrado en la Taberna del Alabardero (a la que hacía siglos que no iba). Comanda: una cerveza, dos ruedas, tres biquinis de brie, ibérico y ¿aceite de trufa? y tres pinchos de brandada de bacalao. Total 27,70€.
Pinchos tiesos y resecosos. El camarero, aunque amable, olía fuerte.
[Nota mental: De frecuentar, que sea su terraza en modo mimetización guiri on]

11/05/2011

Bonita por dentro y por fuera

Hace 35 años, fruto de un proyecto social del Padre Lezama para ofrecer a la juventud sin recursos de la época una forma de ganarse la vida, surge la Taberna del Alabardero en 1974, el primer establecimiento de restauración del Grupo Lezama que hoy en día cuenta con, entre otros, el Café de Oriente, La Botillería y lo más reciente, La Mar del Alabardero, especializado en pescados y mariscos.

Seguir leyendo en yosilose.com:
yosilose.com/mujeres-restaurantes.php?articulo=832

08/09/2011

De este restaurante, ya conocido, diré que, en mi última visita, el establecimiento resultó aceptable. Quisiera matizar que actualmente, la relacion oferta-precio, la considero algo cara. No obstante la carta es buena y, en justicia, debo decir que, tienen una oferta de menú de verano, que incluye platos, bebidas y vinos suficientemente amplios y de una calidad equilibrada. En lo referente al nivel de ruido, también debemos tener en cuenta que, estando el interior del restaurante a un 50% de ocupación, resultaba ruidoso lo que, por otro lado, es tristemente habitual en nuestros restaurantes. En contraposición, debe ser hecha especial mención respecto a la atención, servicio, simpatía y agradabilidad del equipo humano, que son notables.

06/03/2012

Clásico

Es un gran clásico de la zona de Ópera, nosotros fuimos a comer en un evento “Restaurant week” y la relación calidad precio me pareció buena, la comida está rica el servicio amable y el local en general agradable.

16/01/2012

Comimos con una oferta con el menú al 50% de descuento así que la relación calidad/precio fue excelente. Los primeros platos fueron un poco mediocres, parecía que llevaba tiempo preparados. En cambio los segundos y los postres fueron muy buenos, tanto la carne como el pescado. El servicio excelente, atentos, amables y profesionales.

06/12/2009

Vivir de las rentas

La Taberna del Alabardero es un clásico del centro de Madrid que hace años llegó a se r considerado uno de los mejores restaurantes de la ciudad. A juzgar por nuestra última visita, parece no pasar por sus mejores momentos. No se puede negar que el entorno del restaurante es inmejorable (al lado del Teatro Real), y que el bar de la entrada tiene su encanto. Sin embargo, el resto de las cosas no nos hizo tanta gracia.
El restaurante está dividido en distintos salones con las mesas demasiado juntas (tanto que, en nuestro comedor, apenas podía pasar el camarero entre unas y otras). Eso sí, manteles y servilletas de tela. La decoración, recargada, con platos de porcelana y cuadros apelotonados en las paredes.

El servicio, profesional, pero distante y no demasiado agradable.

Como entrante nos pusieron una chistorra de sabor demasiado potente y una textura excesivamente blanda. También unas croquetas algo insulsas.

De primeros, para los siete adultos, pedimos para compartir (dos raciones de cada uno): Anchoas de Santoña (de lo mejor de la comida), Salteado de setas bastante soso (de níscalos, boletus y, supuestamente, unas senderuelas que no identificamos) y Brandada de bacalao, con el bacalao demasiado desmigado y excesivo sabor a ajo.

Como principales, Guiso de callos y lengua (de aspecto manifiestamente mejorable y con la carne anegada por un caldo espeso, pero buen sabor), Bacalao al pil pil, Rodaballo, Albóndigas de pescado, Dorada (parecía de piscifactoría), y Lomo de Venado (dos raciones), que fue, sin duda, lo peor de la comida, con aspecto, textura y sabor a recalentado.

Postres anodinos (qué diferencia de los canutillos con crema que probamos aquí, comparados con los que tomamos hace poco en El Despacho).

Carta de vinos amplia, bastante clásica, a precios moderados. Un buen detalle: la primera botella de vino que nos sacaron olía a moho y nos la cambiaron sin la más leve protesta.

Con dos botellas de Viña Tondonia Reserva 2005 (35 E/cu), siete cafés, tres botellas de agua, además de cuatro croquetas y un filete con patatas para dos niños: más de 600 Euros en total.

LO QUE MÁS NOS GUSTÓ
-Las anchoas de Santoña.
-Nos cambiaron la botella de vino que salió algo picada, sin poner la más mínima excusa (lamentablemente no en todos los sitios reaccionan igual en las mismas circunstancias).

LO QUE MENOS NOS GUSTÓ:
- El lomo de venado (le verdad, nos pareció pésimo)
- La relación calidad- precio.

04/05/2010

Ubicado en la zona centro de Madrid, se encuentra el restaurante La Taberna del Alabardero. Este fantástico restaurante situado en el Madrid de los Austrias, en los aledaños del Teatro Real, y frente al Palacio de Oriente, toma su nombre de los soldados del cuerpo especial de infantería que dan guardia de honor a los Reyes de España “los alabarderos”.Reconocido restaurante que ha servido a lo largo de los años como punto de encuentro para músicos y personajes de la farándula. A pocos metros del Teatro Real, ofrece una cocina tradicional de acento vasco, con algún toque de cocina Francesa. La pega que le veo es el servicio, profesional, pero distante y no demasiado agradable.

05/01/2007

Jesús Encinar lo descubrió en enero de 2007

Tapas y Terracita en Verano

Uno de los mejores sitios alrededor de la plaza de oriente para tomar unos pinchos, un café o comer. Es especialmente agradable en verano sentarse en la terraza que tienen fuera a tomar algo. Es una de las terrazas más agradables de Madrid, al lado del Teatro Real y con vistas al Palacio Real. Un lujo.

16/06/2007

Excelente taberna al lado del Real

En plenos Austrias y con unas vistas inmejorables al Palacio Real, te encuentras este bar y restaurante, con diferentes compartimentos y casi siempre lleno de gente. Sobre todo antes y después de los actos del vecino Teatro Real. Como restaurante predomina la cocina tradicional, con influencia de cocina vasca. El menú degustación es una buena opción. Como bar de tapas es fantástico. Este restaurante y los otros dos que se encuentran en la misma plaza: el Café de Oriente y la Botillería son del Grupo Lezama. El grupo lezama lo fundó Luis de lezama, vasco de Amurrio, Alava, muy conocido por la particularidad de que es cura en ejercicio. En todas sus iniciativas ha buscado crear oportunidades de reinserción para un buen número de jóvenes que creían que no tenían futuro. El grupo tiene una de las mejores escuelas de cocina de España. Y un conocido restaurante con este mismo nombre en Washington. Ahora va a abrir el segundo en la capital de los eeuu.

19/10/2009

Encantador

Fuimos siete personas. Sale a unos 50 euros por persona (postres, cafe y 3 botellas de Juve i Camps). El local es muy acogedor, rico en detalles, platos de cerámica de La Cartuja de Sevilla auténticos. La comida es muy buena y abundante. Desde huevos estrellados hasta rabo de toro con miel y canela ect, pasando por bacalao al pil pil. Buen servicio. INmejorable ubicación, justo al lado de la plaza de oriente. Comensales de todos los colores, pijos y progres, intelectuales, familias, matrimonios y gente normal, pues como yo.

14/02/2008

pintxos ricos en ópera.

Justo frente a la puerda izquierda del teatro real, tiene pintxos bastante buenos.

La taberna la montó en su día un cura vasco, con el fin de dar trabajo a ex-presidiarios reinsertados (hay curas que sí intentan aportar algo positivo a la sociedad). Tuvo un éxito enorme y abrió unas cuantas más. Hace poco este cura ha decidido terminar su aventura empresarial y volver a ejercer de párroco.