Ordenar por:

relevancia fecha

16/10/2016

Con pan y vino se abre el camino!!

Después de una sesión de teatro (cartas de amor, muy interesante por cierto), nos dirigimos P.V., P.B. y una servidora a la concurrida calle de Ponzano. Recuerdos vienen a mi cabeza del último día que estuve por aquí. Había visto varios check-in de la Taberna Averías de otros compañeros del 11870 y propuse este lugar.

El local es muy pequeñito pero acogedor. Tablillas de las cajas de vino de distintas bodegas decoran las paredes y, al fondo, un luminoso que pone el nombre de la taberna. Otra de las paredes está decorada con botellas de vidrio. Es chulo el sitio.

Una gran variedad de vinos de todo tipo, desde las bodegas más conocidas hasta las menos. Por copas ya la selección se queda más ajustada pero te sirven en un decantador el vino de una botella magnum que sabe mucho mejor. Este fue nuestro caso. La segunda copa de vino, me dejé aconsejar y me sirvieron un tinto de Jumilla; fresco de sabor pero algo burbujeante.

Como era la primera parada, P.B pide gildas para todas. Hay que decir que aquello no eran gildas, era una versión inventada. De toda la vida, esta tapa de encurtido lleva pepinillo , aceituna,generalmente una anchoa y guindilla .... A nosotras nos sirvieron una banderilla de aceituna y boquerón ...

Y para que no nos la den con queso, pues eso, pedimos una tabla con 4 variedades de quesos. Ración correcta y bien acompañada con dos mermeladas de distintos sabores (tomate y melocotón o albaricoque), nueces y algunos otros frutos secos. Los quesos estaban deliciosos.

Si te gusta el vino y probar y dejarte aconsejar, me parece una buena opción, no tanto para llenar el buche pero una buena combinación es la que hicimos; un poco de queso y vino y a cambiar de local.

En mi opinión, es algo caro, está bien para una primera parada pero sin volverse loco pidiendo porque tu bolsillo se va resentir. Es increíble el margen que llevan los vinos, en general, las bebidas cuando sales de tu casa.

Por si fueran de interés, los siguientes datos;
- Viernes octubre 2016
- Picoteo cena
- 3 personas
- 37 euros en total

02/02/2017

Averiado en el camino

Incursión de diario. 2++
Se me queda justitas las tres stars por el comercio y creo que las pierde, aunque de bebercio van muy bien servidos (incluso recién premiados como mejor bar de vinos)

De comer una artificial empanada de rabo de toro, un rarísimo pisto (demasiada berenjena y demasiada albahaca) y queso apañado.
Sacando la cara ha estado el Tres Patas que nos hemos bebido a muy buen precio (16,95€), pero que por si solo no remonta lo anterior.

Atención buena y mal aperitivo.

Para nosotros tenían la oportunidad de convertirse en posible alternativa a La Fisna pero ha fallado muy mucho la cocina. Pese a que casi toda la carta es es fría, la calidad de la Fisna en lo que ofrece le da patadas a este Averías. Y más después de descubrir sus carrilleras.

Probado y no con ganas de correr a repetir

1Falces

¿Empanada artificial?

2 de febrero de 2017

27/01/2018

Empeorando en cada visita las 3 últimas

Hemos estado viniendo con bastante asiduidad a este sitio por la variedad de vinos y la buena atención a pesar de que la cocina es lo que es, 2 cositas, lo hemos tenido incluso de sitio de cabecera pero se acabó, ya se que los precios de los vinos son muy altos pero voy para que me enseñen algo nuevo, no para que cuando les pregunte me miren con cara de perplejidad y no me hagan ni caso, tardaremos en volver porque la atención ha bajado mucho pero que mucho.

---------------------
Muy buenas las gildas, la tabla de quesos mejorable porque estaba algo seca, ya que el queso debía estar cortado hace tiempo, correcta empanada de rabo y correcta oferta de vino por copas.

07/10/2016

Mucho bueno vino

Gran oferta de vinos por copas, algunos verdaderamente interesantes. Gracias a Dios se descubre vida más haya del Rioja-Rivera-Albariño-Rueda. Dejaros asesorar por el personal, saben lo que tienen entre manos.
Carta de raciones corta, pensada para acompañar el vino, chacinas, quesos, latas, encurtidos y ensaladilla.

El local es bastante pequeño por lo que un viernes o sábado puede ser una experiencia no apta para claustrofobicos.

#ponzaning

31/08/2016

No se ría, no se ría

Agosto 2016.

Paseo por Ponzano un martes noche. No reconozco la calle, hay mil locales nuevos, hay mil locales iguales, muchos no consigo saber ni cómo se llaman; lo que no ha cambiado es el ambiente pijote, madre mía qué percal.

Después del Doble entramos en Averías. De acuerdo con Mims, nombre gracioso y original pero que nada tiene que ver con el sitio, chulo, por cierto. No hay grifo de cerveza pero al ver la carta de vinos nos lanzamos al Ribeiro, Ramón de Casar, vino correcto, algo ácido para ser Ribeiro.

Teníamos la carta de zampa al ladito y estábamos ojeando para pedir alguna cosilla cuando nos ponen como tapa un "puto bol de patatas fritas", precisamente al mediodía habíamos comido patatas fritas de la marca Bonilla a la Vista en casa (deliciosas patatas, por cierto) y llegan y nos ponen ESO, que además no estaban ni medio buenas. Decepión absoluta, más cuando vas a pagar 2'70€ por una copa de vino.

A otros clientes al menos les habían puesto aceitunitas aliñadas, pero aun así. Una tapa buena para mí es una carta de presentación en un bar. Si me pones algo rico seguramente se me antoje pedir algo de la carta e incluso volver; si me pones patatas rancias lo que me pasa es que estoy deseando terminarme el vino para irme a otro sitio.

Es una pena porque tienen una carta de vinos muy apetecible.

04/01/2017

De vinos por Ponzano

Un local chiquitin, con una decoración muy agradable y personal muy majo.
Buena selección de vinos que se pueden tomar por copas y alguna cosilla de picoteo frío.

Si no tienes claro que vino pedir, déjate aconsejar, seguro que aciertan.

13/09/2016

Pequeño barcillo

Septiembre 2016

Este bar es angosto y pequeñito, con una buena oferta de vinos por copas y algún picoteo, sobretodo frío porque parece que no tienen cocina en sí en ningún sitio. Los precios de las raciones no son precisamente baratos pero todo luce correcto.
Servicio atento y simpático pero el lugar es tan pequeño que en cuanto hay un poco de gente agobia muchísimo.

03/04/2016

Vino, queso y #ponzaning

No entiendo el nombre de esta taberna.
Que sí, que me dijo el camarero que así, "Averías", llamaban a la hija del dueño. Pero bueno, no sé, no me pega con el local.
Es pequeñito, moderno y tienen muchas variedades de vino y buen queso.
No vayas con mucha gente o con ganas de sentarte: no es el sitio. Es alargado, pero pequeño. Tiene 3 o 4 mesas, no recuerdo, alguna alta.
Me dio la impresión de ser un buen sitio de "afterwork", para tomarte un par de vinos antes de cenar o de paso. La comida es la típica para maridar bien con vino.
Si te gusta la cerveza: no es tu sitio. Tienen, claro, pero creo que 1 variedad y ya.

Si no sabes qué opción pedir: los camareros demuestran tener conocimientos de sumillers. Y aunque el local no da para mucho, son 3-4. Lo cual se agradece.
Nuestra comanda fue de: tabla de quesos de 4 variedades, 2 copas de vino tinto, 2 de vino blanco y 2 cervezas: 31, 4€. Los quesos eran espectaculares.

El único detalle que no me gustó es que ponen muy poco pan para acompañar y te cobran si les pides un poco más.

Está justo enfrente de Sala de Despiece. Muy #ponzaning.
Dos detalles: tienen un botijo por si quieres beber agua y tomas de usb en los enchufes para que cargues tu móvil. Edad de piedra vs Modernidad.

PROS: Queso y vino, todo lo demás sobra.
CONTRAS: Detalle feo cobrarte 2 trozos de pan, poco espacioso.

En general: buena impresión.