Taberna de Dominguez

Ordenar por:

relevancia fecha

07/07/2014

Lo que viene siendo un cebatil.

Por si alguien lo pone en duda... Sí, esto también es Madrid. Nadie con uso de razón se viene hasta este rincón de Madrid para visitar la Taberna de Domínguez pero si estás paseando por el Madrid Río y te apetece de repente descubrir nuevos territorios, te puedes acercar hasta aquí.

La Taberna es muy chula: azulejos costumbristas, herramientas antiguas... Las cañas son San Miguel pero estaban muy frías y entraban muy bien. De tapa nos pusieron algo parecido a patatas con costilla para olvidar. De aquí son típicos los panolis, que parece que van a ser las hostia por el nombre pero no son más que tostas gigantes con guarnición de lo que sea.
Tenían oferta de panoli + caña por 6€ así que pedimos 3 (éramos 4).
Tardaron un montón en traerlas pero enseguida vimos por qué.

Pedimos un panoli de picadillo, otro de ibérico y otro de gambas all i oli. Este último era lo que su propio nombre indica pero los otros dos tenían así como 533 ingredientes: patatas fritas, huevo frito, huevo cocido, chistorra, jamón, salsa brava... en fin, un sindiós, pero curiosamente, e independientemente del aporte calórico que suponen, estaban muy buenos. Acabamos hasta las trancas.

Ps. En la ración de croquetas solo vienen cuatro pero cada una debe pesar unos 250g.

10/04/2011

especialescris lo descubrió en abril de 2011

Buenas tapas y cañas bien tiradas

La tapa que ponen con la caña es bastante abundante, los huevos rotos buenísimos. Con las cañas y alguan ración comes por my buen precio. Un bar madrileño de toda la vida