Taberna El Hábito

Ordenar por:

relevancia fecha

15/11/2014

Una apuesta segura en La Granja

Como subimos muchos fines de semana al año a La Granja, me ha dado tiempo a probar casi todos los restaurantes de esta localidad. El Hábito es un sitio que cumple las más altas espectativas. El trato es encantador (lo que no es tan frecuente en una localidad tan turística) y la comida directamente espectacular. Recomiendo mucho la patata con rabo de toro, la ensaladilla rusa (buenísima), las croquetas (tamaño familiar), con huevos con patatas y pimentón (para llorar), las albóndigas, brocheta de pollo.... Los postres merecerían otras dos estrellas extras, especialmente la tarta de chocolate y la de manzana. Es un restaurante familiar, muy bien llevado, con precios razonables, buen trato a los niños y tapas muy diferentes. Enfín, una apuesta más que segura si subís un día a comer a La Granja.

01/05/2014

¡Qué estupenda sorpresa en un sitio tan turístico!

Una estantería llena de libros de cocina fantásticos, de libros para niños; algo de música de jazz de fondo. Dos camareros con muchas ganas de agradar.
Comimos una buena ensaladilla, founde de queso y croquetas (enormes) de jamón y puerros, de gambón y de faisán. Las últimas eran tan cremosas que me dio algo de envidia... ¡¡¡¿Por qué no me salen así en casa?!!!
Los niños comieron unas hamburguesas caseras de buena carne con patatas fritas de verdad. Nosotros albóndigas con salsa agridulce, carrillera y brochetas con especias de marruecos. Había opciones más cañís, como callos, pero habíamos desayunado tarde.
Los postres también eran caseros: tarta de chocolate, espuma de crema catalana.
Nos salió a 22 euros cada uno.
¿Un sitio agradable, con servicio rápido y cocina con buena materia prima y un toque de imaginación?
Pues eso, una sorpresa.
:-)

16/08/2013

Mágnificas tapas

Encontrar tapas diferentes y bien elaboradas no es fácil, pero aquí las encuentras. Desde su patata rellena de rabo de toro pasando por unas buenas croquetas de jambón o jamón ( a euro la unidad eso si), mejillones de roca en salsa o unas estupendas patatas bravas. Los postres no se quedan atrás, la tarta de chocolate y la biscuit de higos con chocolate caliente maravillosos. Precio más que contenido para un local sencillo pero agradable con muy buena música y una pequeña biblioteca culinaria muy interesante. Altamente recomendable.

13/06/2013

He ido con amigos que la conocian bien, me ha encantado, hace honor a los comentarios.
Croquetas de gambones, patatas rellenas de rabo, carriladas y por supuesto judiones. Fantastico

20/08/2012

IMPRESIONANTE descubrimiento.

IMPRESIONANTE descubrimiento.
Tienes que buscarla, porque no se encuentra a primera vista. No está en primera fila de restaurantes, pero una vez dentro tienes la sensación de estar en uno de esos sitios que se hacen con cariño.

En un aparente bar de pueblo se esconde un auténtico oasis gastronómico. La dueña atiende con mano firme las mesas y la carta, aunque reducida, no deja lugar a dudas: uno de los mejores sitios en los que he estado.

Croquetas de gambón y jamón con puerro, brillantes. Bechamel suave y rebozado crujiente.
Ensaladilla rusa notable.
Tosta de falso Txangurro, impresionante. Repito, impresionante.
Secreto Ibérico de llorar.
Consomé de Buey en su punto.
Y los postres, dignos de Paco Torreblanca: la tartade chocolate, emociona.

Y lo mejor el precio: 2 personas, con 3 gintonics, 36€ !!!!!!
(y la carta de ginebras más que buena)

Hay que volver.

Fran López

Volví el otro día y sigue siendo maravilloso...

20 de agosto de 2012

14/12/2011

Gran Descubrimiento en La Granja. Organizamos un grupo de amigos un paseo por La Granja y estuvimos estudiando donde ir a comer. Aunque nos habían recomendado otros restaurantes, caímos aquí. Nos prepararon un menú y fue estupendo. El ambiente muy agradable, Carmen se ocupo mucho de nosotros y La comida excelente.
Las croquetas de Gambón impresionantes, no soy muy amigo del tipo de carne de la Carrillera, pero he de decir que me impresionó y relamente es la especialidad de la casa. Los postrés excelentes, la tarta Tatín me recordó a la de Cuatro Estaciones (ya desaparecido), Restaurante Flanigan (Portals -Palma de Mallorca) o Aspen. Riquísima la musse de chocolate y la espuma de Crema Catalana.
Repetiremos en la próxima visita.