Los chicos de TriCiclo y Tandem acaban de estrenar su "nueva ilusión, Taberna de Elisa. En pleno barrio de Las Letras han recuperado el espacio que en su día dejó esta taberna y pub irlandés para remodelarla por dentro pero manteniendo el nombre y la misma fachada. Sabores castizos y cañas bien tiradas.

Ordenar por:

relevancia fecha

09/10/2017

Taberna castiza by Triciclo

Tapeo de domingo - octubre 2017

Santa María, la calle paralela a Huertas, va a acabar llamándose Pasaje del Triciclo, pues con Tandem y éste, estos chicos ya suman tres locales abiertos uno al lado del otro.

Realmente es una reapertura pues La Taberna de Elisa es un clásico del barrio que llevaba cuatro años cerrado, tras haber albergado en los últimos tiempos un karaoke y un pub irlandés. En el aspecto decorativo, muy acertadamente, se han limitado a darle un lavado de cara y han conservado la preciosa barra de madera, los llamativos azulejos que decoran las paredes y las repisas con botellas centenarias.

El concepto de negocio de tan sencillo resulta rompedor. En estos tiempos de gastrobares abiertos en serie con cartas clónicas de cocina de fusión, ellos han abierto una tasca madrileña de toda la vida, sin más pretensiones que servir cañas bien tiradas, tapas castizas y buen producto con una mínima elaboración.

Acodados en la barra tomamos, en formato media ración, una suave ensaladilla rusa, un meloso morro rebozado y un contundente pisto acompañado de huevo frito y patatas paja. Todo muy rico, como en el resto de locales gestionados por estos chicos, se nota que aquí hay cocina y cocinero.

No se han olvidado del vino y manejan una carta corta, pero bien seleccionada por el sumiller de la casa madre (con algún champán y generoso incluido), de la que nos recomendaron Gatuno, un tinto de Garnacha de Cenicientos (Madrid), fresco y ligero, que trabajan en exclusiva y que resultó ser estupendo.

El servicio, comandado por el gran Javi, ex-jefe de barra de Triciclo, no puede ser más simpático y agradable. Los precios son populares, una comida o cena de tapeo, con una botella de vino, es difícil que suba de 30 € por cabeza.

En cuanto al ambiente, éste domingo, sin haber hecho publicidad, acabaron con el local a reventar, por lo que les auguro mucho éxito. Ya estáis tardando en ir a probarlo.

29/12/2017

Tasca siglo XXI

Cena diciembre-2017

Sitio más que aceptable para tomar unas tapas y sobre todo para llevar a no madrileños

Puntos positivos:
• Muy limpito todo, que para eso hemos hecho reformas hace dos días
• Precio de vinos moderados, siempre por debajo de 20 euros
• Croquetas muy ricas
• Que tengan manitas de cordero… ya con esto me han conquistado

Puntos no tan positivos:
• Servicio Guadiana: desaparecen a ratos
• Calamares aceitosillos
• RCP un poco subida

01/04/2018

Dicen que un guiso es la vía más veraz para demostrar si se es buen cocinero. A tenor de los judiones con rabo de toro y de las alcachofas estofadas que acabo de probar, en La Elisa lo son.
Resulta revelador además que los amigos de Triciclo hayan decidido que lo más moderno, después de tantas cocinas viajeras, sea lo propio. La Elisa es una taberna tradicional, ya saben, de esas con azulejos, escasas mesas de mármol, taburetes altos, algo de frío y mucho ajetreo. Cocina popular y canalla con buen fondo de vinos. Si me preguntan, la garnacha del Gatuno va perfecta con todo.

Probamos el dado rebozado de bacalao con alioli, las croquetas de ibérico con papada, la ensaladilla rusa bien escabechada, la oreja (brutal, confitada durante 5 horas, frita y servida en mojo rojo con alioli), unos boquerones contundentes (subidos de precio y de vinagre) y los dos guisos mencionados. Total, 33€, barriga llena y bien satisfechos, oigan.

Por favor, una Elisa en cada barrio, señora alcaldesa.

08/06/2017

Superg lo descubrió en junio de 2017

Lo nuevo de Triciclo