Taberna Herrerías

Calle de las Herrerías, 24, Logroño

+34 941 24 10 01

Ordenar por:

relevancia fecha

08/12/2014

SITIO BONITO, COMIDA RICA, PERO...

6 de Diciembre de 2014.

El restaurante está enclavado en un bonito edificio, y la decoración interior está también muy lograda. El trato correcto sin más. Dato a tener en cuenta: la carta que nos ofrecen no coincide con la que tienen en la web. Por ejemplo, si queréis patatas a la riojana, como uno de mis amigos, pues no las tienen en la carta del restaurante ni fuera de carta. En la web sí pone que las tienen. Entre seis, pedimos cada uno un primer plato y un segundo más los postres. En mi caso caparrones de Anguiano con sacramentos, muy ricos, y chuletillas de cordero ( 6 mini trozos a 18 € más IVA ), también ricas pero ... me esperaba algo mejor. Con dos botellas de vino y cafés, cincuenta euros por cabeza. Se puede repetir pero hay opciones mejores en Logroño por calidad/precio.

23/01/2012

ALBERTO DE LUNA FANJUL lo descubrió en marzo de 2010

DE LO MEJOR DE LOGROÑO

Me ha encantado en mi última visita este diciembre 2011 y eso que faltaban la mitad de los platos (el rape, las anchoas, la raya, etc).

Imprescindible de primero la ensaladilla rusa con salpicón de marisco, una riquísima sorpresa, así como el revuelto de hongos, delicioso.

De segundo el solomillo en tataki, q se sirve la carne algo fría, estaba muy bueno, acompañado de una deliciosa salsa.

La chuleta de vaca fue la sorpresa d ela noche. Ya viene fileteada, hecha por fuera y sangrienta por dentro, con el punto de sal...me pareció una auténtica delicia la verdad.

Postres correctos.

Otro detalle son los vinos, todos a precios más que razonables.

Cenar sale a unos 40 euros y la verdad que merece la pena.
_______________________________

Taberna Herrerías (antiguo Tio Jorge).

Restaurante orientado al pescado, aunque esté en la rioja, y con una materia prima excelente, lo que demuestra que se puede tomar mejor pescado en soria que en la coruña, los camiones traen el pescado en excelentes condiciones a cualquier lugar de España, siempre que alguien esté dispuesto a pagarlo claro.

Entrantes: almejas en salsa: sin más.

Anchoas rebozadas con pimientos: muy buenas. Y pulpo con patatas panadera: tb muy bueno. Como se ve, los platos no son nada elaborados, lo que vale es la materia prima.

Segundos: rape rebozado sin ensalada ni salsas ni hostias, y estaba de rechupete.

Lubina al horno con aceite y ajillos. El mejor plato, parece mentira pero estaba totalmente a la altura de una que te puedas tomar en el mísmísimo Bar El Puerto de Santander o en Zuberoa en Donosti.

Chuleta gallega a la parrilla: jugosa y tierna como mantequilla, aq al final tiene mucho tocino y partes blancas y comes menos de lo que aparenta el plato.

Postres: torrija cn helado d avellana: notable.

Vinos: Finca la Piedra de Martinez Bujande y un blanco de castilla la mancha que no defraudó.

Precio: 50 euros.

08/08/2011

Se alquila para bodas, bautizos y comuniones

Siendo de Logroño y viviendo en Madrid, la crítica de Alberto (que me precede en la web) me parece en exceso condescendiente (parece que sólo se saben usar los cubiertos en la capital), pero desgraciadamente es en parte acertada.
Me recomendaron este sitio para llevar a unos amigos de Madrid que estaban pasando un finde en Logroño. La idea era huir un poco del bullicio de la calle Laurel y la San Juan y alejarnos de la chuletilla y la patata con chorizo.
Lo conseguimos, este restaurante está situado en pleno casco viejo, en un edificio restaurado e incluso tiene la gracia de subir al restaurante en ascensor (que está en un segundo piso).
El servicio y la decoración muy esmerados. La comida, muy interesante, destacaría el pescado, las anchoas rebozadas con pimientos, la merluza a la plancha con trigueros y el bacalao al ajo arriero, un poco limitados los postres, aunque la torrija era de premio. La carta de vinos extensa y a buen precio.
Nosotros coincidimos el día de nuestra cena con una “boda”, al menos gritaban vivan los novios de manera recurrente, pero nadie iba vestido de boda, en cambio llevaban claveles blancos ellas y sombreros cordobeses ellos. La situación era un tanto surrealista, Eran un grupo de unas 25 personas que cambiaron el ambiente del local. De tranquilo y agradable local de nivel a tasca de pueblo. Este tipo de decisiones, tener un restaurante de nivel o un salón de bodas y bautizos corresponden al dueño del sitio, pero sería mejor que al hacer la reserva lo avisaran, o que lo pusieran en la página web. Al fin y al cabo es un sitio en el que pagas unos 50 euros por cenar. En resumen, una inversión bárbara en el local, una cocina cuidada y con buen producto y un buen servicio, se ven ensombrecidos por un mal uso del derecho de admisión.

19/08/2012

Muy bueno

Con una carta cortita pero todo lo que tienen esta muy bueno, uno de los mejores restaurantes de Logroño.

Pepito Grillo del Campo + seguir 594 sitios, 3 seguidores

20/04/2011