Qué alegría que alboroto, vuelve la más castiza! La Taberna la carmencita. Vivo en el número 16, calle de la Libertad. Por mis cristaleras he visto pasar revoluciones, he vist...

Ordenar por:

relevancia fecha

28/10/2013

La voilà voilà la Carmencita!

Actualización octubre 2013: no se qué le pasa a Carmencita pero el buen arranque inicial parece que no termina de mantener el impulso. La impresion tan estupenda que me llevé en su apertura (ver más abajo) no la he gozado recientemente. El precio sigue alto (40€ por persona sin vino y postres) pero ahora en Madrid hay sitios con precios más razonables y los platos no salieron ejecutados con tanto cariño como antaño. El servicio en mi última visita osciló entre la simpatía con que te atienden y el despiste que sufres. Ojalá sea sólo un mal día :(
************************************************

Mayo 2013: Como los soldados, muchachos y sevillanos que esperan la salida de las cigarreras en la fábrica de tabacos de Sevilla se admiran con la aparición de Carmen en la ópera homónima de Bizet, igual he quedado yo con la resurrección de La Carmencita, esa casa de comidas centenaria en el centro de Chueca que tras varias vicisitudes y dueños desconocedores de su gran historia ha encontrado en Carlos, su nuevo amo, alguien que sepa limpiar y lucir este restaurante que con solo un mes de vida (abrieron en abril de 2013) se ha convertido ya en una referencia obligada del buen comer madrileño. Grandísima recuperación del local, sobria y respetuosa con su pasado. Cariño y mucho mimo en las vajillas, todas antiguas, distintas unas a otras pero preciosas al igual que la cubertería. Trapos de cocina como servilletas y ¡oh! sin manteles :( no se podía tener todo. Iluminación íntima y acogedora. Local algo estrecho, bien acondicionado para evitar reverberaciones y sillas de madera más bonitas que cómodas.

La cocina, excelente, grandísima. Buenísimos pescados, que llegan 3 veces a la semana de la tierra cántabra donde los dueños tienen otros tres conocidos y respetados restaurantes: el machi (11870.com/pro/machichaco), deluz (11870.com/pro/deluz) y días de sur (11870.com/pro/dias-sur)

De la tierra viene este amor y cariño a los peces y qué bien los tratan. Hay pocos sitios donde se pueda comer tan buen pescado en Madrid, así de simple. De entradas hay muchísimas opciones rebozadas y empanadas, todas apetecibles para volver a darse un homenaje. Pero mención especial a los postres: un auténtico festín a cual más rico, con un puesto de honor a la mejor tarta de queso de Madrid, elaborada con leche de una vaquera de alta montaña cántabra que mueve su ganado como solían hacerlo los pasiegos y produce una leche que usada en esta tarta es manjar de dioses.

Buena carta de vinos con algunos curiosos y difíciles de encontrar. Servicio amabilísimo y rápido.

16/04/2013

fol lo descubrió en abril de 2013

cocina ecológica + materia prima de primera + taberna histórica en el centro

y la verdad que así de sencilla es su formula, el local se trata de una de las tabernas históricas de Madrid, La Taberna de la Carmencita, en plena calle Libertad, en Chueca, que ha tenido una travesía de ocho años con Ottocento y La Dominga... y que ahora de la mano de los propietarios de Deluz (11870.com/pro/deluz), Días de Sur (11870.com/pro/dias-desur), Taberna Machichaco (11870.com/pro/machichaco) y Otras Luces (11870.com/pro/otras-luces) reabre de nuevo como Taberna La Carmencita.

No sólo ha reabierto con el mismo nombre, sino que han intentado mantener la decoración; además los detalles de la cubertería, mantelería y vajilla de los años 20 hacen a uno que entre mucho más en situación

en cuanto a la comida, pues una fórmula similar a la de sus otras aventuras gastronómicas: materia prima 100% ecológica y de calidad, apoyando mucho al ganadero y agricultor local

me encanta el detalle de que en la carta comente que los ajetes vienen de Colmenar de Oreja, o los huevos de una granja de nosedonde; además de alguna que otra historieta graciosa del origen de algunas recetas

yo probe un variado de entrantes formado por rabas, croquetas y queso empanada... que estaban para chuparse los dedos; una parrillada de verduras, el sabor de la verdura de huerta inconfundible!

y como plato fuerte unos filetes rusos, recomendados por la camarero, y no me arrepentí; me encantan los sitios donde comes platos de los de toda la vida y sales con la sensación de estar probando algo nuevo; el secreto lo tengo claro, no hay duda que está en la materia prima

de postre unas islas flotantes: merengues en natillas, buenos, aunque le hubiera echado bastantes más natillas

lo único que eché en falta es un menú de mediodía

por completar el repaso, el servicio de 10

un descubrimiento!!

fol

en breve me veréis por allí! :-)

11 de abril de 2013

EandradA

Una cosa, ya existe Bar Carmencita en San Vicente Ferrer y parece que no tenéis nada que ver con ellos. Puede haber confusión con los dos locales y perjudicar o beneficiar a alguno de ellos.

11 de abril de 2013

31/05/2014

Bonito pero caro

Tenía ganas de probarlo porque había leído muchas cosas sobre esta Taberna, que si cuidan el producto, que utilizan productos ecológicos, su decoración...No decepciona pero tampoco deja la huella que esperaba. Platos ricos pero sin sorpresas. Producto cuidado pero no tanto como marcan sus precios. Es un buen sitio para comer porque la comida está buena, la atención también y la decoración ayuda a que sea especial. Pero le falta cierta personalidad y el precio es alto en muchos de sus platos.Unos 30 euros por persona no es para ir todos los días. Aún con los peros, se deja querer.

13/05/2013

Ainss...

Mayo 2013. Cena Sábado noche

El sitio es muy chulo, perfecto para una cena tranquila. Azulejo azul-castizo, luz tenue, velas, servicio muy, muy amable y buenas referencias al pertenecer al entorno del Machi, con éxito en Santander no sólo en el restaurante de cabecera sino en otros de este estilo, basado en producto ecológico/artesano.

Pero llevando la contradicción al límite de lo absurdo resumiría la experiencia en un, todo perfecto pero yo esperaba más. Muy en mi linea.

No hubo nada de lo que probamos que nos disgustara pero tampoco nada destacó o llegó a sorprendernos. Sabíamos que era cocina sencilla pero,....

Nos dejamos aconsejar en algún plato y queríamos todo para compartir. Tomamos:

- Aperitivo: Un sabroso paté de ternera que acompañado del buen pan que ponen estaba más que decente. No cobran ni una cosa ni la otra.

- Entremeses: Variedad de rebozados (croquetas, rabas, queso,...). El rebozado es fino y no muy grasiento. A mi me gustó especialmente el queso frito. Las rabas buenas pero había oído que eran la mundial y bueno, no es para tanto. Al fin y al cabo son unas rabas. Las croquetas, de dos tipos, decentes también.
A lo mejor fue un error pasar antes por el tigre, que como mínimo te revuelve el estómago y ya ves las frituras como el demonio. No sé.

- Anchoas con queso: Las anchoas son de buena calidad aunque pequeñas (por el precio tampoco podían ser unas XXL). La fusión con el queso fresco y la salsa fría de tomate le quedaba muy bien. Vienen con unas pequeñas rebanadas de pan tostado y tiene gracia el hacerte la tosta mezclando los ingredientes. Para mi, de lo mejor de la noche.


- Albóndigas verdel. Se hablaban maravillas del plato. Vienen ¿seis? albóndigas de caballa, acompañadas de arroz y salsa verde. A ver,... no están malas pero mi primer contacto no fue bueno porque me encontré alguna espina. Nuevamente esperaba algo más. Mezcladas con el arroz y la salsa el bocado mejora

- Tiras gorditas de entrecotte de vaca. La carne es de calidad, pero el plato tardó en llegar un poco de más, llegó casi frío y un punto menos hecho de lo que habíamos pedido. Creo que fue un cúmulo de circunstancias pero objetivamente se queda en aprobado raspado.

De postre íbamos a pedir unos helados artesanos que parecía destacaban en la carta con un apartado entero, pero nos dijeron algo así cómo que aún no era temporada o que no había o no sé que.

Con tres cañas de Cibeles (en vaso ancho y bajo), una botella de agua y dos cafés (buenos cafés por cierto) la dolorosa rozó los 80€ total para dos. Por el mismo precio o incluso menos creo que comes bastante mejor en Lakasa, Treze, Tortillas de Gabino o incluso en Metro bistró aunque este último lo digo con la boca pequeña.

Tenían una buena carta de cócteles a precio contenido. Creo que le daré una nueva oportunidad al sitio para alguna cena con amigos en plan tranqui, pidiendo quizás arroces y pollo nos vaya mejor incluso en precio. Si no , por lo menos volveré a por los cócteles. No es mal plan tomarse uno, algunos bastante originales, en las mesas de la entrada, en plan primera copa y charleta.

Con dolor de corazón no pasamos de 3 estrellas, quizás con perspectiva positiva.

Rosalía Martínez (Pi...

ayss.... tuvisteis que pedir el cabrito y el arroz con leche!

13 de mayo de 2013

EandradA

En Metro Bistró comen 2 por unos 80-85€ (2 entrantes, 2 segundos, un postre agua y vino de menos de 20€). Una vez pagamos algo menos por pedir de 2º la hamburguesa, que tiene un precio de risa y está de muerte.
El sábado comimos entrantes en la barra: dos pilsner urquell, papas metro, croquetas, escaliv/bada = 30€.

13 de mayo de 2013

acme

Yo un día que fui a Metro pagué 4 duros y comí como un Rey. Lo que pasa es que luego volví con un grupo de amigos (eramos unos 10) en plan dominguero y nos dejamos una pasta de la oxtia. A lo mejor fueron las no se cuántas botellas de vino,....
Rosalía, la próxima pido lo que tú me digas :-)

13 de mayo de 2013

acme

Gracias por contestar y por las explicaciones. Imagino (y espero) que fue simplemente un mal día.
Gracias también por la invitación pero por un lado no es necesaria y por otro va en contra de mis estúpidos principios, cosa que incluso me genera problemas en el curro. Tonto que es uno. En cualquier caso no dudéis que volveré.

15 de mayo de 2013

Sr Rodriguez

¿pasando por El Tigre antes de cenar?

13 de mayo de 2014

je suis béatrice

En su línea,Sr Rodríguez ...Acme ya va cenado a los sitios que comenta...

13 de mayo de 2014

acme

Lo mío se llama coherencia y costumbre. Y no sé por qué coño me habéis tenido que recordar lo del Tigre... Aún se e revuelve el estómago de tanta m en el plato, en el suelo y en todos laos

13 de mayo de 2014

Alexo

Gracioso lo de pasar por "El tigre" antes de cenar, que no es igual que pasar por el tigre antes de cenar, aunque los dos estén llenos de M.

13 de mayo de 2014

acme

Ahí le has dao Alexo. ¿Y tú antes de cenar te puedes tomar una caña o eres como los que tanto critican esa sana costumbre por aquí?.

14 de mayo de 2014

Sr Rodriguez

Sana costumbre y tapa de El tigre no en la misma frase

14 de mayo de 2014

acme

que si el Tigre porque es el Tigre que si Cañadío porque Cañadío,...

14 de mayo de 2014

Alexo

Yo la cena hasta la puedo perdonar. La caña con su tapita nunca...!!!

14 de mayo de 2014

acme

Si señor

14 de mayo de 2014

20/04/2013

Por fin un sitio donde calmar el SINCIO

Me ha encantado este sitio, vaya posibilidades que tiene!! Tengo ganas de probar todas sus facetas: de vermuteo en su barra del siglo pasado, una comida a base de guisos caseros, una copichuela o combinado a media tarde o una buenísima cena a base de pescado.
De momento hemos estado cenando solamente, prometo ir más veces pero es que han abierto la semana pasada.
Por un momento con la cantidad de gente que había de Santander me imaginé que estaba en el Machi (de los mismos dueños) y pedimos como si estuvieramos en la tierruca. A saber, rabas, anchoas, albóndigas de verdel y un plato de pescado de segundo, san martín.
De aperitivo te sacan un paté que está delicioso. Las rabas auténticas, pasaré más de un domingo a pedirlas. Las anchoas exquisitas. Las albóndigas jugosas y sabrosas y el San Martín sin palabras.
Lo dicho, hay que ir muchas veces, yo sobretodo me he quedado con ganas de los guisos.
Nota importante: Tienen un comedor en la planta de abajo para unas 10-15 personas muy chulo.

Rosalía Martínez (Pi...

a mi también me encantó, comí ayer y me entusiasmó el guiso de cordero lechal! y el arroz con leche...madre!

16 de abril de 2013

zama

es verdad!! vi el arroz con leche de otras mesas y tenía una pinta...

16 de abril de 2013

Rosalía Martínez (Pi...

yo casi lloro de emoción

16 de abril de 2013

zama

En una segunda visita hemos repetido las anchoas :) y añadido a nuestra lista el hojaldre de la reina (espectacular) y las albóndigas de ternera (muy jugosas). El servicio fantástico, los camareros van cogiendo confianza y tablas con la clientela.

6 de mayo de 2013

Rosalía Martínez (Pi...

hmmm qué rico está todo!

6 de mayo de 2013

zama

Ayer domingo probamos el vermut preparado, con una de rabas. Me encanta!!

22 de julio de 2013

zama

este domingo me acordé que no cerraban la cocina y nos vino genial porque llegamos a picar algo casi a las cuatro y media de la tarde. Unas rabas, unas albóndigas de verdel y un par de vermuts artesanos nos calmaron el apetito.

27 de diciembre de 2013

23/05/2013

Taberna del siglo XIX con comida del XXI

Me alegra que después de haber pasado por dos cambios de nombre en pocos años (primero como Ottocento y después como La Dominga), la famosa Taberna Carmencita recupera de nuevo su nombre, que nunca debió perder con más de 150 años de historia. Además no sólo han recuperado el nombre sino que han hecho un verdadero trabajo de recuperación histórica para limpiar y mostrar los azulejos originales, que unas torpes reformas anteriores habían ocultado, también la magnífica barra original de la entrada, que está tal y como eran las antiguas barras de bar, o el banco corrido de la pared, el mismo que hace un siglo. La iluminación es preciosa, una luz cálida y suave. También todo el mobiliario y el ajuar han sabido combinarlo para crear ese lugar único como sacado del siglo XIX con vajilla antigua de porcelana original y vajillas de época.

Pero que no te engañe el aspecto de taberna del XIX, la Taberna La Carmencita es una cocina sofisticada de mercado, con material de primera traído cada día directamente de la lonja de Santander, donde los nuevos propietarios tienen otros 3 locales. La carta es amplia y dan ganas de probar de todo, en mi caso lo que más me gustó fue una sencilla merluza perfecta de punto y de sabor. Para los postres, el dulceinómano que hay en mí no pudo evitar probar casi de todo y me quedo, sin duda, con la tarta de queso. Quizá la mejor tarta de queso que se sirve hoy en Madrid. Cenar sale por unos 40-50 euros.

Manteles y servilletas de tela.

10/07/2013

Una casa de comidas comprometida con los retos del siglo XXI

Carlos Zamora, el ideólogo y director de los restaurantes DeLuz, El Machi y Días de Sur en Santander, es el empresario cántabro que está al frente de la nueva Carmencita.

Está comprometido con lo ecológico y con la integración social. En sus restaurantes trabajan empleados de 17 nacionalidades, que integran colectivos en riesgo de exclusión social; un 25% de la plantilla tiene más de 40 años; y un 50% son mujeres. Entre sus planteamientos, se encuentra la conciliación laboral “para que los trabajadores puedan recoger a los hijos a la salida del colegio, para que puedan seguir estudiando, para que tengan una vida más allá del trabajo”.

Sigue leyendo en el blog La Madrid Morena los detalles sobre la carta: lamadridmorena.com/2013/07/08/la-carmecita-una-casa-de-comidas-compr...

22/04/2013

De moda y con razón

Hice la reserva desde facebook y me respondieron rápido = 1 point a favor. La mayoría de restaurantes se abren cuentas en facebook o twitter para tenerlas de adorno, escriben 4 cosas al principio y luego las abandonan. En La Carmencita se han esforzado por promocionarse en páginas de opiniones y me parece genial.

El espacio me encanta, tiene luz natural, techos altos estilo casa de comidas, pared castiza de azulejos, mobiliario en madera con toque antiguo, platos de porcelana distintos en cada mesa...
También me gusta el concepto: productos con nombre y apellido de la Comunidad de Madrid y de Santander. Materia prima "eco" (esto solo me interesa si eco significa mejor sabor y calidad).

El restaurante lleva 10 días abierto y el sábado hicieron varios turnos de comida, la cosa funciona. Nos dejan un ratín olvidados en la mesa pero en cuanto trajeron la carta todo salió rodado.

El aperitivo era un paté de ternera muuuuuy rico. Pedimos entremeses variados. Vienen dos croquetas, dos bolas de mejillón tigre, algunas rabas, 4 trozos de queso rebozados y unas patatitas paja en el centro = 16€. Destacables las rabas y muy buena la fritura, nada aceitosa, pero nos pareció caro para la cantidad y para ser un entrante.

De segundo arroz marinero (16€) y albóndigas (14€). El arroz viene en una paellera, para una persona es mucho y para dos es poco, pero todos los platos se pueden compartir. Tiene mucho sabor y está en su punto, se parece a algunos arroces portugueses pero sin bichos marinos. Las albóndigas había que pedirlas porque están siendo muy comentadas. Están muy buenas con esa salsita bien ligada, y las patatas fritas... para otra vez me dan ganas de pedir solo un plato de patatas, están espectaculares, con un montón de sabor, amarillas, crujientes por fuera y desechas por dentro.

Para beber 4 copas de verdejo bastante normal a 2'5€ la copa, para otra vez pedimos una Cibeles. No pedimos postre, sí un café italiano (es decir, un espreso a 2€) que estaba muy bien. Me quedé con ganas de la tarta de queso, el arroz con leche y la tarta de galleta, así que tengo que volver.

Los precios de los platos eran algo elevados pero luego la cuenta total nos salió por 61€, muy buen precio, la verdad.

El dueño visitó nuestra mesa de vez en cuando, muy amable y atento, te explica de dónde traen los productos o cómo se cocinan los platos. Un detallazo.

No hay manteles pero las servilletas son de tela. El pan está bueno (1'85€) pero la ración es algo escasa (y más si pides las albóndigas con salsa).

Volvible.

EandradA

¿Y si es un hombre el que cocina?

Ahí está ese Arturo valenciano retando a la RAE...

Siempre pensé que era un catalanismo/valencianismo (que hay mucho finolis) llamar paella a la paellera. Entonces cómo dicen ellos: ¿La paella está en la paella? ¡Qué simplismo! ¿No?

22 de abril de 2013

19/04/2013

taberna con comida y servicio de 10

Espectacular sitio que mantiene toda la esencia de la mítica Taberna la Carmencita. Servicio y comida de restaurante bien puesto, aunque la estética sea de taberna castiza.
Fui a comer hace un par de días, y probé las verduras a la parrilla...exquisitas. Las albondigas de verdel, muy muy buenas...y lo mejor el postre! tarta tatin...espectacular...totalmente casero, hasta el hojaldre!
La comida, según nos contaron ecológica y de ganaderos y agricultores de la zona...
Parece ser que por la noche tienen un coctelero y que el sitio es muy intimo y agradable para las cenas...habrá que repetir de noche ;-)

19/04/2013

Todo ecologico y natural y se nota

Fuimos a desayunar porque unos compañeros no lo recomendaron, habían comido allí unos días antes y nos dijeron que acababan de abrir y que hacían de todo, desayunos, comidas, meriendas, etc.Todo lo que sirven es ecológico y se nota porque esta todo buenísimo, en el desayuno tome un sándwich y un te rojo natural, el servicio muy atento y con ganas de agradar, se acercaron para ver que todo estuviera bien y contarnos un poco la historia no solo de los productos si no de la Carmencita, según nos contó la taberna tiene una antigüedad de 159 años con un parón de 6 años y han vuelto retomarlo, han querido recuperar muchas cosas de sus orígenes para darle esa autenticidad, la barra por ejemplo es muy antigua y la han tenido que restaurar: Creo que este sitio se pondrá de moda. es muy recomendable, volveré a comer un día

17/04/2013

Tras su nueva apertura nos hemos pasado por allí a desayunar y nos ha gustado mucho.

Todo estaba buenísimo, El té rojo tenia un buen sabor, las mesas estaban llenas y no me estaña por que el personal es muy atento están pendientes en todo momento.

Nos contaron que sus productos son 100% ecológicos y que disponen de distribuidores especializados en cada producto,

Tienen comida para llevar, No disponen de menú del día pero su carta es bastante extensa,la decoración es muy original

Volveré a comer sin duda

31/07/2014

comida de tasca fina a precios finos

Clásica tasca madrileña revisitada con toque moderno. Platos decentes y de calidad muy correcta, aunque precios un poco subidos a la parra.

11/06/2013

El trato recibido fue muy bueno, debió ser x la compañía, pero he de señalar algo: no puedes tener atendiendo mesas a un camarero que desprenda un intenso olor corporal, es decir, un camarero q apeste a sudor, el sitio es pequeño, hay mucha gente y aún así cada vez q ese camarero atendía nuestra mesa debíamos contener los 9 la respiración,
La comida no tien nada destacable, ningún plato sobresalía
Y pagar más de 40€ por comer sin nisiquiera mantel será cool pero no creo q sea justo
El sitio nada recomendable

27/11/2013

Muy buenas hamburguesas

Madre mia, menudas hamburguesotas!! De sabor sin duda las mejores que he probado en Madrid, mejor que Alfredo's! El servicio 10/10, todo estupendo.. las mejores burgers de Madrid! lleve a mi novia que es Americana aqui, dice que a dia de hoy ha sido la mejor hamburguesa que ha comido en su vida.