Situado en pleno barrio de Salamanca ofrecemos una buena cocina basada en los sabores de siempre con los mejores productos y elaboraciones.

descripción completa de Taberna Los Gallos

Ordenar por:

relevancia fecha

16/10/2016

En general, BIEN.

CUMPLEAÑOS; elegimos un "buen" sitio.

Nuestra primera visita a este sitio, y en general nos ha gustado,
El local, esta muy bien acondicionado; que el servicio este en la planta de abajo y haya que coger el ascensor no es ningún problema;
Nosotros tuvimos suerte de estar en la terraza de arriba o ático, lugar amplio y bien acondicionado.
PERSONAL: profesional, atento, y rápido (salvo alguna cosilla -cafe- o preguntar ALGUN camarero por algún plato en concreto, te responde, "que está muy bueno")

Poder pedir medias raciones, a nosotros nos vino bien; además fuimos bien asesorados por parte del maitre, en cuanto a las cantidades.

ENTRANTES: 1/2 Ración de Croquetas, muy ricas; 1/2 Tartar de Atun (excelente) y 1/2 Ceviche de Corvina (superior).
PRINCIPAL: Lomo de Cebón a compartir (unos 500 gramos; el kilo está a 68 euros). Es un plato de calidad, muy buena carne (a pesar de su peso, no parece una pieza grande, pero reitero, es suficiente para dos, y mucha calidad)
Aconsejados por el postre, pedimos un riquísimo Flan de queso, con helado de vainilla.

NO NOS GUSTO:
- Cuando llegas, todas las mesas tienen unas finas rebanadas de pan, y un cuenco con pico de gallo: el tomate esta un pelin pasado. Prefiero el que le ponen en los burritos, en Tierra Burritos.
- La rebanada con un poquito de aceite, y el agua que soltaban los tomates, manchan los platos. Tomar luego un tartar, y un ceviche con ajo blanco en estos platos, ....., en fin. Todo un detalle si cambian el plato (que el servicio si lo cobran -1.80/pax-)

La Comida, en general, no me ha parecido cara; la calidad, muy buena.
Se nos ha ido un poquito el precio, por la bodega (Martúe Crianza 22 Euros) y 2 Gin Tonic de Tanqueray (9,90) más un eurito revolucionario por la Shweppes "premium".
Un puntazo que se se pueda fumar en el Atico ¡¡¡

¿RECOMENDABLE?: Si.
¿VOLVERE?: Ufff, creo que NO. Esta bien, pero no es para tanto. Antes tengo que ir a muchos pendientes.

05/07/2016

Agradable terraza en el ático

Informal, agradable y tranquilo. El ático de Los Gallos es un lugar en el que poder disfrutar de una cena divertida e informal o una comida de trabajo en un ambiente moderno.

A pesar de los rigores del verano, al mediodía no se está mal ya que los aspersores de agua fina y una ligera corriente hacen que la temperatura sea incluso buena.

Mesa redonda para cuatro. Me extraña que esté vestida para seis, lo comento y nos quitan los cubiertos pero no las sillas, cosa que no me agrada y al decirlo, las apartan sin más dejándolas casi en medio. Un poco "trapacero" me pareció el asunto, pero bueno... La primera cerveza fresquita hizo que no le diéramos más importancia.

En la carta tienen medias raciones lo que es una gran idea para poder probar más cosas cuando se va en pareja. No fue nuestro caso, pero es valorable.

De aperitivo ya figura en la mesa un plato con tomate rallado y pan tostado. Está rico, pero cuidado, no nos hinchemos
Al centro: Salmorejo, rico sin más, muy suave tal vez demasiado batido y emulsionado. Papas arrugadas con mojo, buenas y ración abundante. Arroz con bogavante, todo un acierto, meloso y con un gran sabor, para los arroceros puede ser un segundo con el que quedar muy satisfecho.
De segundos: Hamburguesa Los Gallos acompañada de un bol de patatas y de tamaño considerable. La carne está buena, tal vez muy especiada (ojo a los que os guste el sabor de la ternera a la parrilla sin más) y el conjunto global es un bocado jugoso y sabroso. Las mini hamburguesas de rabo de toro vienen en un pan plano y no estaban a la altura de la anterior.
Listan Negro de Tenerife para acompañar la comida en su punto de temperatura. De hecho estábamos al lado de la bodega acristalada y climatizada.

Tuvieron un detalle al invitarnos a la segunda ronda de GT. de agradecer porque era muy, muy tarde... Es más, ya estaban montando las mesas con sus aperitivos para la cena y estaban subiendo unas tortillas de patata que olían de muerte.

Ah! Al ático se sube por un ascensor y si quieres ir al aseo has de bajar por el, así que mejor ve con los deberes hechos ;-)

31/01/2016

Buen ambiente

Otro de los restaurantes del callejon de puigcerda. Lleno el sabado por la noche. Cenamos en la parte de arriba. El ambiente animado, y la comida estuvo rica, en concreto me gusto el carpaccio de calabacin. El servicio fue correcto.No es especialmente caro para su localizacion. Recomendable.

11/11/2015

La remodelación del local les quedó bien. Comimos en el ático un domingo 3 personas + 1 niño.

Al llegar a la mesa el aperitivo estaba ya puesto (tostas de pan con tomate triturado) que estaban bien, pero queda un poco raro ver un montón de mesas vacías con el mismo aperitivo esperando.

Para comer pedimos todo de picar con medias raciones, salvo el pollo del niño, y pidiendo así nos pareció buena relación calidad precio a 85€, 5 medias, 1 plato, y botella de vino

De los platos, buenísimo el arroz con bogavante, se sacaba el bogavante sin ningún problema, lo que se agradece y las croquetas variadas, aunque alguien nos podía haber explicado de que eran, que tuvimos que cortar todas para indagar y poder probar todos de cada tipo.

La ensaladilla normal, y de las medias más pequeñas, la ensalada de atún buena y el bacalao al bras bueno, pero no es como el portugués de verdad con patatas fritas paja (estas patatas eran más bien planas, medio cocidas)

Vino pedimos un albariño, Terra no se qué que estaba bueno, sólo tenían otra opción en albariños.

Nota: si pides que cierren las ventanas y abran el techo te hacen caso y hace menos corriente, sobre todo si vas un día que hace sol que no da directamente al medio día

23/02/2015

Ticket restaurant y una terraza estupenda

Febrero 2015. Almuerzo Viernesquebienqueesviernes. 2++ o 3--

Pero quién me mandará a mi ir a estos sitios y, sobre todo, a estas horas. Y encima pasar de ir a Treze por probarlo....

Los Gallos es un sitio chulo, hasta divertido, en el que tanto la planta calle, con mesas altas, como la terraza del ático se me antojan lugares estupendos para picar algo de noche y tomarse un copazo.

Pero nuestros Gallos fueron muy distintos. Viernes 15:00, petado y no les consta la reserva. No obstante nos hacen hueco en el comedor de la -1, que desaconsejo totalmente. Además, nos pusieron en un sitio que seguramente era el mejor de la planta pero que me tuvo en tensión todo el almuerzo. No hacía yo más que mirar para arriba y ver una botella en el borde de una mesa de la planta calle a punto de caerse en todo mi cabezón. Joer, qué estrés.

Servicio correcto pero condumio bastante regulero. Lo que más se agradece es que haya medias raciones y que se pueda pagar con los tickets restaurant de doña acma que parece como que duele menos aunque no sea cierto.

De sabor lo único que salvo son las croquetas, ricas tanto las de jamón como las de espinacas. Eso y el aperitivo con pancito tostado y su crema/jugo de tomate.

Aprobado raspado para el steak tartar aunque la crema y los doritos sobran. Del resto, aparte de la innombrable tortilla de aperitivo 2 (hacía tiempo que no tomaba algo tan malo), me convenció bien poco la ensaladilla y menos el prometedor pescado del día, un salmonete que decían con crema de txangurro y que no decían que venía con bastante espina y mucha más sal de la necesaria.

En fin, que si el sitio está petado será por algo pero desde luego no es my cup of tea at Plaza Mayor.

2 aperitivos, Medias de croquetas y ensaladilla, ración de salmonete emplatado individualmente y ración de tartar (cobraron media que era lo que habíamos pedido pero por error pusieron una), dos cañas y botellón de agua por 54€. Si la comida estuviese buena hasta sería un precio fantástico.

Juzguen ustedes también el emplatado de la pitanza que no sólo de local y paripé vive el hombre. ¿O sí?.

El sitio está ok pero a mi no me gusta.

Sr Rodriguez

ay el postureo! :)
Hacía tiempo que no iba y se agradece la actualización

20 de febrero de 2015

Gath

Se te agradece la valentia, Acme. Bueno es saber que conviene llevar casco.

20 de febrero de 2015

24/07/2015

Estrenan ático-terraza abierto todo el año

Elnuevo ático luce una cubierta acristalada que permite la entrada de luz natural durante el día, simulando prácticamente a una terraza exterior, y que de noche o en días más frescos puede retirarse para dejar paso al aire exterior. De su decoración destacamos la zona central de barra con sillas altas, muy elegante y desenfadada a la vez. Por lo que respecta la cocina, opta por los sabores de siempre, ofreciendo una buena cocina basada en el producto de temporada. En la carta encontramos además, algunas propuestas que hacen honor a las raíces canarias del dueño Pepe Caldas.

Sigue leyendo en el blog 'La Madrid Morena':
lamadridmorena.com/2015/07/08/babelia-cafe-atico-los-gallos

07/12/2014

Croquetas, brujas y carrilleras

La verdad es que iba un poco cabreada. El Madrid jugaba a las 8 y habíamos quedado a las 9.
Una vez superado el disgusto por perderme a Karim haciendo de las suyas, y con la app de Marca bajo el brazo, entré en La Taberna Los Gallos. Nuestra mesa de 4, estaba justo al lado de la puerta. Mi amiga Lucía, una auténtica pijus madrileña de las que ya no quedan (Dice cosas como “brownie” en vez de marrón y hace uso de los diminutivos como si no hubiese mañana) estaba situada en plena corriente, y con su abrigo de pelos sobre los hombros, me puso cara de cachorro abandonado para que la cambiase el sitio. A su favor jugaba su incipiente bronquitis y sus 45 kilos de peso, en mi contra, mis raíces vascas. Llegados a este punto, me gustaría aprovechar para aclarar un par de cosas; primero que yo nací en Madrid, y segundo que los vascos también son personas y consecuentemente también sienten el frío.


Mentira. La verdad es que estaba asada y no me importo nada.


Llegó la camarera a entregarnos la carta de vinos y mis amigas decidieron unánimemente delegar en mí la noble tarea de elegir la botella, a pesar de ser una completa ignorante en este tema (y casi todos). Pues bien, en nuestra última cena juntas en La Maruca (muy recomendable), pedí una botella de un vino blanco llamado “El perro verde”. La pedí, porque justo un día antes había estado comiendo con una amiga que controla de vino y me la recomendó. Sinceramente, me acordé del nombre porque se llama igual que una canción de Marea, pero me tire el triple y encesté. Vaya si encesté que desde entonces mis amigas me toman por alguien con criterio (enológico únicamente por supuesto). Inocentes…..Para no desenmascararme tan pronto, jugué sobre seguro y pedí una botella de Marqués de Riscal, un vino que es un poco como U2, muy mainstream, pero que gusta entre los entendidos.


Decidí (esto no es una democracia) pedir todo para compartir. Neutralicé los esfuerzos de Lucía por pedir una ensalada (¿Qué somos, supermodelos!?), y elegí las papas arrugadas y las carrilleras de ternera. Las temerarias e innovadoras aportaciones del resto de comensales fueron croquetas y tartar de atún.


Primero nos trajeron el tartar y las papas arrugadas. El primero estaba sorprendentemente bueno. Digo sorprendente porque hoy en día hasta en el bar de Pepe te sirven un tartar de torreznos con el café, y probar alguno que sobresalga, es más complicado que encontrar un bloguero que use bien el infinitivo. Bueno pues el de Los Gallos lo hace. Eso sí, desde aquí hago un llamamiento al universo para acabar con la moda de los brotes. Macarrones con chorizo con brotes de soja, Colacao con brotes de alfalfa…brotes, brotes everywhere!!


Os cuento que en este punto, yo estaba absolutamente absorta escuchando a Lucía, que aseguraba haber acudido a los servicios de una bruja/futuróloga/estafadora profesional que al parecer es una eminencia en Madrid (por lo que nos contó, algo así como la Cristiano Ronaldo de los videntes). Conseguir una cita con ella es más difícil que reservar en el Celler, pero vamos, que te adivina hasta el número de pie. Además no os creáis que tiene pinta de Aramis Fuster cual gitana esquizofrénica no, según mi amiga Lucía tiene pinta de madre bien, y a mí eso ya me da confianza que queréis que os diga.


Las papas arrugadas con mojo picón (cuyo aspecto se asemejaba a las deposiciones de un irasco, según señaló Lucía. Bueno, no con esas palabras) no estaban mal, un poco sosas, la salsa buena aunque escasa. Los mejores platos fueron las croquetas de jamón y las carrilleras. La ración de croquetas incluía 4 de espinacas y 4 de jamón. Las primeras insulsas y prescindibles, las segundas sublimes. La bechamel en su punto perfecto (ligeramente líquida) y el sabor del jamón intenso. Las carrilleras me parecieron excelentes, además a estas alturas, el resto de comensales estaban ya llenas (ventajas de cenar con amigas; comen poco y huelen muy bien) y tuve que zamparme la ración casi entera. Por el equipo. Las acompañaba un puré de orejones con el que hacían muy buena pareja.


De postre pedimos la Gula de Chocolate para compartir (muy llenas tampoco debían de estar, porque lo asaltaron como americanas en Black Friday).


El precio por persona, unos 24 euros con botella de vino (excelentemente elegido, he de remarcar). Más que correcto, cenamos bien y además ganó el Madrid. Volveré en verano a descubrir la terraza de la azotea. Por si os lo estabais preguntando, la Bruja tiene sus oficinas/cueva/cuartel, a 5 minutos andando del restaurante. Todo ventajas.

Gath

Excelente reseña Victoria.

3 de diciembre de 2014

Avelio

Buena reseña Victoria. Yo también nací en Madrid, pero es que los de Bilbao nacemos donde nos sale de los coj...., pues!

3 de diciembre de 2014

Lady Spider76

Queremos reseña de la bruja, please....tengo amigas muy aficionadas a que le roben mientras sonríen. En fin, yo me lo gasto en zapatos.

3 de diciembre de 2014

Lady Spider76

Muy buena reseña. Muy divertida.

3 de diciembre de 2014

spider72

Pues Los Gallos mola, pero de vez en cuando te ponen algún plato literalmente incomible (recuerdo un ceviche balleta tremendo). La terraza, ya opinarás. Tiene mucha fama, pero a mí me pareció pequeña e incómoda.

3 de diciembre de 2014

gastrolola

Vas a romper en el foro Victoria, tus reseñas son muy divertidas y frescas. Enhorabuena

3 de diciembre de 2014

08/09/2014

Eleccion acertada

Los Gallos es un sitio perfecto para ir en una primera cita, o para ir a cenar de todo si no estas en el mood de algun tipo de comida en particular (asiatico, fusion, carnaza, llamalo X...)
Lo mas recomendable es reservar en la terraza de arriba (muy bien puesta, con mesas altas y animada), en su defecto la de abajo no esta mal. El restaurante se encuentra en un callejon de Jorge Juan y a diferencia del resto de restaurantes del callejon, el restaurante ocupa todo un edificio con varias plantas (tiene hasta ascensor dentro, como anecdota contar, que me quede atrapado con ella unos minutos en el ascensor del restaurante, cachondo el momento).
El ambiente es TOP, gente de buen ver, no hay un rango de edad muy cerrado puesto que podras encontrar gente de 25 a 60 años en igual medida.
Carta amplia de platos tipicos españoles, nada que arriesgar si vas con alguien que no sabes muy bien que le gusta y que no. Ademas ofrece la opcion de pedir medias raciones de TODO, y eso es un puntazo porque puedes probar mas cosas. La comida sin ser de locura esta muy bien...Ademas la azotea de arriba va cogiendo ambiente para tomar luego el primer gin tonic de la noche.
El salmorejo esta muy bueno, el tartar de atun esta bien sin ser un rejon en $$$, la ensaladilla rusa es lo que menos me ha gustado hasta la fecha (bastante sin mas), papas arugadas ricas, steak tartar correcto y muchos mas platos apetecibles y faciles de compartir.
El servicio es bastante eficiente, asi que la cena es para mi gusto algo rapida... asi que mejor quedarse corto en la primera pedida, e ir pidiendo mas cosas.
Por ultimo destacar que pese a estar en una de las zonas mas caras de Madrid, de contar con un local muy chulo, una terraza top, un servicio eficiente, gente guapa, etc no es nada caro.
Por 25€ach se come de sobra.

spider72

Añado al pedazo de reseña, que poca gente lo sabe y es importante: tienen aparcacoches. En Jorge Juan se agradece mucho. Yo sin embargo debo decir que aunque me gusta mucho la última vez nos pusieron un cebiche que era incomible.

8 de septiembre de 2014

BDG

Cierto lo del aparcacoches, a veces dificil de encontrarlo...
En cuanto al cebiche, nos paso a nosotros con la ensaladilla rusa de esta ultima vez... la anterior vez la recordaba buena

8 de septiembre de 2014

Lady Spider76

La cocina muy irregular últimamente. Recuerdo épocas más gloriosas.

8 de septiembre de 2014

04/07/2014

COCINA PIJILLA QUE FUNCIONA.

Hacía mucho que no iba a Los Gallos. Tuve una época muy Gallera aunque luego ya la carta me aburría enormemente y la proliferación de hipster-baratos-buen rolleros acabó por moverme a buscar greener pastures.

Ayer tenía la intención de ir al hipódromo, pero cayó sobre Madrid la ciclogénesis explosiva ésa y todo parecía una película de desastres de Roland Emmerich así que me encontré sin mesa nada más y nada menos que un jueves.

Chueca era distrito apache por las fiestas, lo que eliminaba también Justicia, Gran Vía e incluso Tribal.

Después de quemar el Iphone y de churro, lo único que encontré fue una mesa en el sótano de Los Gallos. Para allí nos fuimos.

Local: dividido en varias plantas (planta calle, primera, terraza, sótano y terraza "puerta calle") le doy el premio "exprimidor de oro" por haber sabido sacar un número de mesas imposibles a un local tan estrecho y pequeño a pesar de tener varias plantas. En cualquier caso se cena a gusto aunque estés un poco apretado. La planta sótano es la más agobiante, pero se deja hacer como mal menor.

Buena atención telefónica, les pedí que si les salía alguna mesa mejor que la del sótano me llamaran y así lo hicieron; me propusieron terraza delantera, cosa que acepté. He leído alguna crítica mala de la atención/recepción en el local y aunque a cada uno le va como le va, en mi caso siempre han sido atentísimos y muy amables, como Los Fernández.

Tiene aparcacoches. Detallazo para mi que siempre me muevo en Spider-móvil. Y confirman la mesa con un SMS.

El sitio estaba a reventar: parejitas late-twenties, parejitas golden-senior, grupos de amigos...creo que ha pasado un poco de moda y el efecto pijo-hipster famoseo ha descendido un poco.

Bueno, estaba yo, quizá repunte.:D

Carta:

Correcta carta de vinos. Barata y simple, pero efectiva. No me compliqué la vida. Petalos de Bierzo a 17 euros.

Comida: raciones y medias raciones, éstas últimas suficientes en muchos casos, puesto que las raciones completas son enormes.

La oferta es agotadora...quizá demasiado: carnes, pescados, entrantes...muchas muchas cosas...y aunque la cocina es "rápida y sencilla" a mi me parece más efectiva y ligera y con más calidad que la de los Saporem, Muccas etc o incluso Boscos de Lobos o Lucis a los que bate por precio de lejos con una calidad muchas veces superior.

Han cambiado la carta y añadido cosas...creo que volveré más a ver.

Servicio: mal. mal. mal. Estábamos de charleta y nos dio un poco igual, pero se bloquearon después del tartar...luego vino todo a la vez.. Lento. Aturullado. Llevan pinganillo como Kevin Costner de Jesús en El Guardaespaldas pero deben de ser de mentira.

Se disculparon eso sí, pero poco más (en este caso coffe invitation is mandatory). Hubo que pedir que retiraran los platos, perseguirles con la mirada como Cíclope de los X Men para pedir la cuenta...sin duda cuando está lleno la maquinaria se medio-gripa.

Nuestras opciones:

- Tallarines de verdura. Básicamente una tempura. Yo no soy amigo de fritangas, así que las tempuras no me enloquecen, pero en este caso era un frito muy ligero y cortada muy fina. Me supo rico.

- Tartar de atún. Muy buena calidad de atún y poca cantidad de aguacatae, cosa que agradezco porque hay cada "tartar de aguacate con atún" que alucinas...demasiado sésamo...¿qué le aporta el sésamo a algo que no sea un pan de hamburguesa?

- Media de pulpo a la brasa. Blandito. Qué sorpresa. No esperaba yo buen pulpo en un sitio como Los Gallos. Muy correcto.

- Media de lomo de cebón. Pelín duro y pasado de punto. Regular.

No tomamos postres, pero aún recuerdo con añoranza el Natroz, mezcla de arroz con leche y natillas, ya retirado de la carta (una gran injusticia junto con el final de Breaking Bad).

Total con cafés: 90 eurs tres personas, con suplemento de terraza incluído.

Conclusión: sin dejar de ser un sitio sencillo y con una cocina muy básica, esa sencillez y la buena materia prima hacen que Los Gallos vuele por encima del nivel de otras propuestas similares. Buena RCP.

No sé porqué pero yo lo disfruto mucho y la comida me resulta ligera y bien cocinada, no como a veces ese aroma de "manufactura" que detecto en Boscos de Lobos y similares...

Si el servicio fuera bueno...a lo mejor le subía a 4...

Lady Spider76

Han quitado el Natroz????? Qué desastre!

4 de julio de 2014

acme

Los Soider son la leche. Visitan dos sitios por noche. Menudo fichaje hemos hecho.

4 de julio de 2014

spider72

Sí, esto no va a terminar bien...ya te lo digo yo...

4 de julio de 2014

Sr Rodriguez

El PIB de Madrid os lo agradece

4 de julio de 2014

Lady Spider76

Si es que estamos cargados de compromisos sociales....juntos y por separado!

4 de julio de 2014

Lady Spider76

Esta noche toca tct....

4 de julio de 2014

Sr Rodriguez

No me tientes lady que ayer tuvimos Válgame

4 de julio de 2014

Sr Rodriguez

yo quiero !!!

4 de julio de 2014

spider72

Pues allí tienes a Lady Spider a eso de las 22:00...yo no sé si pasaré o no...pero estando ella...poco me echarás en falta!

Yo iré en todo caso tarde, a eso de las 23:30-12

4 de julio de 2014

Lady Spider76

Yes! Cenita se amigas que se quedan de Rodríguez...hay que sacarlas un poco y compartir las noches de TCT....ahora que sus maridos no nos oyen!!!!

4 de julio de 2014

13/02/2014

Amazing roof, great food

There are no many restaurants looking up at the roofs in Madrid, Taberna Los Gallos has 4 floors, the last one is a cozy flat roof for 8 tables.

High tables and stools for casual dining based on raciones (small plates). Also difficult to find in Madrid, you can order half plates, what is great if you want to share more different raciones.

The bread was great, we order Papas con mojo, a traditional Canarian dish with potatoes and a salsa made with olive oil, garlic, peppers and paprika. We also share croquetas, and there were delicious.

I order the daily special: Magret duck, really tasty.

My table mates chose the hamburger and the tuna, everyone loved their choice.

For desserts we had chocolate ice creams and cheesecake.

We paid 27€ each, wine included, I think it is a good price especially considering the neighborhood (Jorge Juan alley).

If you want to have dinner at the roof you should make the reservation well in advance. Its a great choice for summer nights.

11/04/2014

Perfecto para cenar con amigos

Mi primera impresión de Los Gallos fue hace un par de veranos. Una cena informal con amigos y familiares, una noche en la terraza. Desde entonces no le había vuelto a dar una oportunidad, pero el martes, comí con mis amigas en una mesa alta casi en la terraza y la experiencia fue de lo más agradable.

Los Gallos tiene una carta confortable, todos los platos son fáciles para el consumidor. Nosotras decidimos pedir de picoteo, por lo tanto, pedimos 4 platos para compartir al centro.
Empezamos por la ensaladilla rusa que estaba buena pero un tanto seca y no tenía unas particularidades que la hiciesen única. Continuamos con unos espárragos a la plancha con salsa romescu que estaban muy buenos. El tercer plato, unos calamares de potera rebozados, muy buenos, se notaban fresquísimos y de excelente calidad. Y para finalizar un arroz de conejo. Este fue el plato que más disfruté, estaba en su punto de todo y con matices muy alicantinos.
Para finalizar, la gula de chocolate que era un brownie con helado de chocolate. Estaba bueno pero sin más. La cerveza helada y de aperitivo riquísimas tostas de pan con un picadillo de tomate aliñado.

Salimos a 19 euros por persona.
Es un buen restaurante para pasar un buen rato con amigos o un tipo de quedada entre lo formal e informal.