Taberna Los Huevos de Lucio

Sucursal de la famosísima casa madre, esta Taberna de Los Huevos de Lucio presenta una carta muy similar y un servicio informal y rápido para cumplir con sus llenos absolutos. Además de los huevos, obligado es probar aquí sus callos o sus alcachofas con foie. Ticket medio 25-30€.

Ordenar por:

relevancia fecha

25/09/2016

Debería ser, "Los callos de Lucio"

Septiembre 2016

Tengo que admitir que nunca he estado en Los Huevos de Lucio ni he probado su afamadísimo plato. Lo sé, no tengo perdón, pero entre que no transito mucho la zona y que pagar 16€ por unos huevos con patatas me parece una salvajada pues nunca lo he tenido en el punto de mira.

La taberna sí que la conocí hace ya muchos años, pero muchos muchos, rondaría yo los 14 y acudía con la familia de un buen amigo que luego me enteré que me quería engatusar. Ay, ¡era joven e inexperta! El caso es que haciendo las matemáticas, tampoco hace tanto tiempo de esa comida y por ello me acordaba bien de lo que me parecieron los huevos por aquel entonces y de lo mucho que me gustaron unas alcachofas que sirven con foie y que siguen teniendo en la carta.

Como se trataba de un picoteo entre amigos, rebotados de nuestro plan original que era el cachopo de El Cogollo (cerrado), nos quedamos en la barra y optamos por probar tres raciones, era tarde por la noche un lunes así que no había mucha gente.
Las croquetas de jamón son las que yo denomino como vagas y es que su aspecto rectangular las delata. ¿Vagas, por qué? Pues porque se les añade gelatina a la masa para que cuando enfríe solidifique mejor, se corte directamente con un cuchillo (¡no hace falta bolear! que es lo más rollo cuando se hacen croquetas...), y luego al volverse a calentar en la freidora se diluyan completamente. Y eso es lo que pasa: te metes media croqueta en la boca, le das un mordisco, y la otra media se queda en el suelo o en tus pantalones como no tengas cuidado. De sabor son potentes, se marca el jamón y cierto gusto a nuez moscada, están ricas.

En cuanto a los huevos.... pues son huevos con patatas. Normales y corrientes o más bien sosos. No hay una patata jugosa y dulzona ni un huevo con puntillita que sepa a campo que es una maravilla, no. Son dos huevos fritos comunes encima de unas patatas fritas comunes que no justifican ni de lejos los casi 9€ que se pagan por ellos sobretodo cuando al salir del bar llamas a mamá para recordarle que te tiene que preparar con urgencia sus patatas revueltas con huevo.

Pero terminamos por todo lo alto la parte salada ya que me empeciné en pedir media ración de callos por eso del "es que he oído que aquí los callos..." ¡Y qué ricos están! Melosos, potentes, un punto salados de más eso sí, pero muy muy buenos.

De postre, el mismo camarero que nos había mirado con cara de póquer cuando le comentamos que las croquetas eran "de gelatina" no como nada ni bueno ni malo, sólo una observación, nos dijo que el chocolate de la mousse era negro así que nos lanzamos. Tras ver el resultado y probar un par de cucharadas me rondó la idea de enseñarle la foto que me hice el otro día con mi buen amigo Berenguer, que es del profundo Camerún, pero fui buena y me contuve. Eso sí, le comentamos que no era negro-negro,se quedó pensativo y gentilmente nos lo convidó.

No pagamos más de 20€ entre dos personas y después de lo visto y probado, volveré a por unos callos y a probar alguna otra cosa si me pilla por la zona. Puede que tarde otra adolescencia entera eso sí.

23/11/2016

Y yo que no entiendo tanta tontería con estos huevos...

Primera visita a esta taberna, un día entre semana y tarde, no había mucha gente y nos plantamos en la barra a por unas raciones.

Servicio amable y nos permitieron hacer medias raciones sin que en la carta indique nada.


- CROQUETAS DE JAMÓN: Sorpresa, sorpresa, ¡saben a jamón y no a nuez moscada! Crujientes por fuera y muy líquidas por dentro, no están nada mal.

- HUEVOS ROTOS
Nunca había comido los archiconocidos huevos de Lucio y ya iba siendo hora. No he sentido ninguna necesidad imperiosa de volver a comerlos a corto plazo. Ni a largo.

- CALLOS: Muy sabrosos —algo subidos de sal— y pegalabios. Me gustaron bastante.

- MOUSSE DE CHOCOLATE: Desconfiad si os dicen que es de chocolate negro, no lo es. Pero no está mal.

Alexo

Total calorías 50.000. Je, je.. como Dios manda.

hace 8 meses

TragaldabasPro

No me gusta dejar cosas a medias ;)

hace 8 meses

25/11/2014

Una y no más...

Pues realmente han sido dos veces y no una, la segunda fue un compromiso laboral.

Los huevos son como los del colegio. patatas correosas y huevos pasados... No lo puedo entender. Mira que no es complicado.

Pero lo peor la pésima atención al cliente, el enfoque 100% turista extranjero atraído por alguna engañosa guía. Y el desdén con el que tratan a la gente sabedores de que su caja no se va a ver mermada por la increíble e injustamente mal ganada fama. La mirada desafiante al pedir unas tristes aceitunas por las cañas y la respuesta que aquí no me atrevo a reflejar. O la sensación de sentirte ignorado a la hora de solicitar una mesa dejándote con la palabra en la boca en varias ocasiones o durante nuestros requerimientos en el servicio.

En fin, a ver quien actualiza esas guías extranjeras y recomiendan los cien mil sitios mejores que hay en Madrid.

spider72

Joé pues has triunfado colega...

25 de noviembre de 2014

Sarah Connor

Yo cuando fui se me ocurrió soltar alguna gracia y pensé que el camarero me cortaba lo que no tengo. Veo que el trato no ha mejorado :/

25 de noviembre de 2014

Alexo

Es un sitio para tomar unas raciones en barra y siempre que no sea noche de fin de semana. El resto del tiempo mejor dejárselo a los turistas.

26 de noviembre de 2014

20/05/2014

Para no volver

Si lo que quieres es disfrutar de una comida agradable, tranquila y sin agobios, desde luego este no es el sitio. Fuimos un grupo de 6 amigos un sabado a las 21h y nos ubicaron en un pequeño comedor en la parte de de abajo. Desde el primer momento en el que nos sentamos el camarero ya estaba metiendonos prisa. No tuvimos casi tiempo de mirar la carta, al segundo estaba toda la comanda a la vez encima de la mesa y el camarero detras de nosotros para retirar el plato al menor descuido. Su único objetivo era cobrar y levantarnos de la mesa para sentar a otras victimas. En la mesa de al lado el camarero les dijo a unas chicas que estaban tomando el postre que terminasen de tomar el vino que necesitaban las copas. Al salir le manifestamos nuestro disgusto con el trato y nos respondió que aquello era una taberna y si queríamos otra cosa que enfrente estaba Lucio.
Aunque el trato no pudo ser peor la comida no compensó el mal trago. Los huevos con chistorra están bien pero los puedes comer igual en muchos sitios. Las alcachofas confitadas me parecieron muy buenas y el salmorejo muy flojo. Las mollejas y la ensalada de queso de cabra bien. El precio no esta mal pero cuando salgo a compartir una cena con los amigos me gusta disfrutar cada momento y aquí las prisas no te lo permiten.

15/05/2014

buenisimos huevos

el restaurante esta dirigido por un hijo de lucio, lo cual es una garantia, aqui vas a encontrar cocina como la de lucio aunque en un ambiente mas populoso. todo el mundo viene a probar los huevos estrellados pero todo es bueno y los postres excelentes.
la calidad es excepcional, puesto que tiene los mismos proveedores de lucio y el lando ( avicola redondo entre ellos).
el precio muy barato, unos 35€ .
la taberna es tambien un local de tapeo.

27/01/2014

los mejores huevos rotos de toda España

Iba a poner de todo Madrid, pero aún no he probado mejores huevos rotos que los de los hijos del auténtico Lucio.

La carta del sitio es un poco cortita, pero todo lo que he probado está genial. A parte de sus huevos con chistorra tan míticos, recuerdo con especial cariño su provolone. Rico, rico.

El jefe, que me imagino que será uno de los hijos de Lucio, te atiende siempre super rápido y genial.

Da gusto que para lo lleno que está siempre, tarden tan poco en sentarte.

En cuanto pueda, vuelvo.

12/05/2013

Vergüenza ajena

Como siempre:
Comida: Por debajo de lo esperado
Atención: Por debajo de lo esperado
Mesa: Por debajo de lo esperado
Presentación: Por debajo de lo esperado
Emplazamiento: De acuerdo a lo esperado (La Latina, Cava Baja)
Servicio: Por debajo de lo esperado, poco atento, lento y sin formación
Calidad/Precio: Por debajo de lo esperado, caro para el trato y comida recibida.

Esta opinión la realizo meses después de visitar el restaurante, por lo que mi percepción se ha defraguado teniendo en cuenta lo enfadado que salí del local.
Con motivo de una celebración, nos arrinconaron a çç4 personas para cenar en la mesa del fondo del estrecho pasillo que forma el restaurante. Fue la que nos asignaron si bien el restaurante no estaba lleno y era muy difícil de acceder para los camareros. Lo primero que descubrí al llegar a la mesa era que el mantel tenía agujeros, uno de ellos de cigarro. Lo siguiente, que la cesta de pan contenía un bollo de pan empezado, parecía que había habido ratones o que otro comensal anteriormente había disfrutado de ese pan (ver foto); no se puede llegar a una mesa así. Obviamente, al decirselo al camarero lo cambió inmediatamente. Pedimos todo para compartir: una ensalada de bonito (original), unas berenjenas crujientes con salmorejo (muy aceitadas y el salmorejo era de todo menos cordobés), 1 espárragos trigueros (bien), 1 huevos clásicos (demasiada fama) y 1 atún plancha (parecía que estábamos en un wok y que se había derramado toda la salsa de soja y los brotes en el plato, nos equivocamos). Lo fuerte de este local o por lo menos lo famoso son los huevos, discípulos del local de enfrente Casa Lucio. Sin embargo, ninguno de los platos convenció, añadiendo a ello que todos salieron de forma simultánea siendo los mismos para compartir por lo que alguno sufrió el quedarse frío. No nos entusiamó nada, ni la comida y mucho menos el servicio, que siendo un día entre semana por la noche, no estábamos afectados por el efecto de doblar mesas para hacer caja y sin embargo nos "echaron de comer" más aún cuando faltaba parte de la cubertería y en lugar de traerlo de su correspondiente cajón, se lo robó a la mesa de al lado que sin comensales estaba preparada para más tarde. El modo de servir los platos, no era el más correcto dijeramoslo, sino que eran depositados en la mesa de cualquier manera. Pan agua y 2 vinos (muy peleones estos últimos) completaron la cena que no nos dejó ni ganas de postre. Un total de 73,45 euros; no me parece caro para 4 personas pero sí es caro para la comida seleccionada y la atención prestada. Sin duda no lo recomiendo, en principio no volveré y más aún después de ver que no se trata de un hecho aislado sino que he leido muchas más críticas negativas.

24/11/2013

Con un par....

El bar que regentan los familiares del afamado restaurador, y que esta prácticamente frente a frente. El local, presenta una gran barra, siempre rodeada de gente comiendo sus famosos huevos, ademas de otros clásicos de la casa madre. Al final, un salón y otro más bajando unas escaleras. Todo excesivamente junto. Y se opina desde el desconocimiento, ya que siempre hemos consumido en barra.


La carta, presenta los entrantes mas típicos, los huevos rotos marca de la casa ( clásicos, con pisto...) y algunas ensaladas, verduras y carnes. Nosotros en esta ocasión, pedimos dos raciones de Huevos clásicos, unas croquetas de Jamón y unas carriladas de cerdo, con puré de patata. Para beber, una botella de Protos cosecha, d.o Ribera de Duero y un verdejo, Beatriz, que nos sirvieron para empujar mejor la comida.......

sigue leyendo:


eltricliniumdealvaro.blogspot.com.es/2013/11/taberna-los-huevos-de-l...

13/04/2013

Typical spanish

En plena Cava Baja. Normalmente hay que pegarse con los turistas y visitantes. La carta es como la de Lucio, pero algo mas asequible. Recomiendo la barra para tapear antes que el restaurante y preferiblemente a horas tempranas para no coincidir con la muchedumbre. El plato mas popular son los huevos estrellados. Los ponen por las buenas con patatas y con chorizo o longaniza. Raciones abundantes y de calidad a precios razonables. Buena carta de vinos con posibilidad de elegir por copas.
Lo dicho, typical Spanish pero en el buen sentido del término....

20/01/2013

Parada obligada para tapear en la Cava Baja

Yo siempre voy a este sitio a tapear en la barra, así que no voy a hablar de la parte del restaurante, ya que no la conozco.

El plato estrella es, óbviamente, los huevos estrellados, que están impresionantes. Misma calidad que Casa Lucio, pero mucho más económico. También hay otros platos que, aunque menos famosos, están también muy ricos. Recomiendo probar los quesos, tienen poca variedad pero están todos buenísimos.

La carta de vinos es bastante completa y amplia.

La zona de la barra es pequeña, así que si queréis estar un poco más tranquilos, os recomiendo llegar a las 13h, que es cuando abren y coger un buen sitio en la barra.

El servicio es muy eficaz y amable. Siempre van a mil por hora, pero nunca dejan de estar atentos. Destaco la amabilidad y profesionalidad de Mónica, una krak!

Si tapeáis por la zona de la Cava Baja, no debéis perderos este sitio...aunque debéis tener paciencia, porque siempre está muy lleno.

26/03/2013

La comida, muy buena, pero el servicio no lo recordaba así la primera vez que fui. Eramos 4 personas y pedimos varias raciones para compartir con la idea de que, como se hace en todas partes fueran trayéndolas poco a poco. Pues bien, íbamos por la ensalada y ya teníamos absolutamente todos los platos en la mesa, que apenas cabían y además se quedaban fríos.

Cuando nos quisimos dar cuenta, nos habían quitado los platos (o sea, que si quieres mojar con pan tienes que darte prisa), los vasos, la botella de agua sin terminar (se niegan a servirte una jarra de agua) y las servilletas. Si entramos al restaurante a las 14.10, a las 14.50 ya estábamos fuera... Y todo por la política de servir a cuántos más mejor. Lo más probable es que no vuelva.

01/08/2012

VERGUENZA AJENA

Verguenza ajena,es lo que me da al ver como en este lugar tratan al publico,hacinandolo en mesitas de tamaño ridiculo para que quepan mas....los camareros sin preparacion y con instrucciones muy claras por parte de sus jefes......doblar mesa lo mas rapido posible,da igual como salgan los platos,y para colmo no te sirven el cafe en mesa,invitandote a que te lo tomes en la barra apiñado entre clientes haciendo cola para comer bazofia recalentada en esta taberna de moda y bien ubicada.
En su gran mayoria son turistas cegados por la fama del lugar que gestionan los hijos del famoso LUCIO que esta establecido enfrente de este bar...y claro...sale en las guias de ocio.
Los huevos rotos llenos de aceite,las croquetas de juzgado de guardia,los chipirones asquerosos,las raciones enanas y caras.....vamos un desastre,quiero pensar que esto solo sucede los fines de semana.
En alguna ocasion he estado a diario al mediodia tomando unos huevos rotos, y la cosa ha sido bien distinta,no hay casi publico y todo se hace al momento.....hasta te dan tapa.
Crea la fama y echate a dormir........

17/01/2014

Ubicado en la Calle Cava Baja en la acera de enfrente de Casa Lucio y al lado de la Taberna Viejo Madrid.
Que buenos hacen los callos y la chistorra y los huevos estrellados.
Menos mal que te dejan pagar con tarjeta porque es espantosamente CARO.

06/05/2013

Los mejores huevos de Madrid, me han encantado, fui pensando que era el tipico sitio que se habia ganado la fama pero que tampoco iba a ser para tanto.. pero me equivoque con diferencia, SON LOS MEJORES HUEVOS ROTOS QUE JAMAS HE PROBADO.. se me hace agua la boca... eso si los mas caros tambien sobre 10 € aprox sin jamon... merecen la pena.

12/11/2012

Una decepción

Nos habían recomendado ir a cenar pero no podemos decir lo mismo. Ni siquiera los huevos me parecen tan especiales! Súper lleno de turistas y todo con prisa.