TABERNA _ establecimiento público de carácter popular, donde se sirven y expenden bebidas y, a veces, se sirven comidas. LA TABERNA MARCANO es un establecimiento dónde lo más importante es la comida, recetas guardadas a lo largo de los años. ¡Señores, aquí se viene a comer!

Ordenar por:

relevancia fecha

31/08/2017

Buena cocina en un local mas amplio que en su antigua ubicacion.

Agosto-2017

Marcano es un restaurante ubicado en la zona de Retiro, una de las zonas más potentes, gastronómicamente hablando, de la capital.

En un radio de dos o tres calles, hay una muy importante y muy variada oferta gastronómica, tanto por calidad como por cantidad, lo cual hace que los niveles de ocupación sean muy altos.

Y entre toda la oferta existente, Marcano no desentona, al contrario tiene su cupo de seguidores, fieles a su idea de cocina sencilla, honesta, basada en el producto y en el sabor.

Al frente del mismo y dando nombre al restaurante, se encuentra David Marcano (participante en la ultima edición del concurso Top Chef), un chef que inició su andadura en la Escuela de Hostelería y Turismo de la Casa de Campo madrileña, y que después de pasar por Arzak durante dos años, por el Hotel Santo Mauro y por Goizeko Wellington - donde fue jefe de cocina durante siete años-, en 2012 abrió su primer establecimiento, Taberna Marcano en la calle Menorca, calle muy cercana al actual local.

Reseña completa y fotos en comercongusto.es/marcano


-------------

8-10-2015. Mediodia

Nueva visita y primera en su nuevo emplazamiento, bastante mas amplio y mucho mas agradable que el anterior. Mas mesas, con buena separacion entre ellas.

La cocina sigue en la buena linea ya conocida, aqui se come muy bien. Es verdad que ahora solo se sirve a la carta, que ya no existe el menu del dia, pero su calidad y sus precios comedidos, bien merecen la visita.

Del capitulo bebercio, no puedo opinar sobre la carta de vinos, hoy tocaba conducir nada mas terminar la comida, por ello hoy habia que conformarse con unas cervezas sin alcohol.

Dos aperitivos iniciales, un sabroso salmorejo de tres tomates con remolacha y un ravioli elaborado con wanton y relleno de ternera y verduras, mas normalito.

Aumenta el disfrute con unas croquetas de txangurro y gamba blanca, de una tremenda intensidad de sabor, aunque tal vez, un tanto seca, no es la croqueta ideal para los amantes del estado semiliquido, pero la intensidad de sabor suple con creces

Y sigue aumentando con unos boletus y chantarellas, con su chalota y su yema de huevo. Impecables. Para repetir y repetir.

Y sigue subiendo el disfrute con los principales

Unas pochas, que se presentan de dos formas: con verduras o con chorizo y morcilla. Nos decantamos por esta ultima version. Potente, un sabor diferente que sin duda le aporta la morcilla con sangre de ternera utlizada.

Unas verdinas con rape y gamba blanca, muy muy buenas. Yo que soy muy de verdinas, si bien estaban un pelin durillas, - un poco mas de coccion hubieran elevado el punto de satisfacción -, he disfrutado de lo lindo.

Como remate y como único postre, un cremoso de limón con merengue italiano, que nos ha parecido lo mas flojo de la comida, pero claro con los antecedentes, cualquier postre lo hubiera tenido difícil.

Coste total 65,1 €, si tenemos en cuenta que todo, excepto el postre, ha sido servido en formato media ración, no es un precio barato, pero la generosidad del tamaño de la racion y su calidad, permite concluir con alabanzas a esta mas que notable cocina.

----------------------------------------

7-1-2014. Mediodia.

De las cualidades, como cocinero, de David Marcano, no hace falta hablar mucho, es harto conocido en los círculos gastronómicos.

Es de los cocineros que aseguran mucha calidad en sus propuestas.

Estando por la zona, hemos acudido a degustar su menú del día, esos menús de los que tanta se habla, generalmente para bien.

El resultado es altamente positivo, lástima que el tamaño de su local, impida que su cocina llegue a más personas. El aforo es muy reducido, apenas tres mesas en la sala principal, y cuatro o cinco pequeñas mesitas en la zona más informal.

El menú del día, es bastante completo y, vista la calidad, tiene un precio más que ajustado: Ofrecer dos aperitivos, un plato principal, un postre y una bebida, por sólo 16,50 € no debe ser fácil, salvo que ofrezcas productos y propuestas de batalla, y este no es el caso.

Como aperitivos (fijos, sin posibilidad de cambio):

Tártara de queso, con salmón y gamba cruda: Espléndido, sabor cítrico muy refrescante, el sabor del salmón y de la gamba, denotaban frescura de producto.

Chorizo ahumado asturiano, frito con pulpa de tomate: Buen producto, punto de fritura exacto, lástima de la temperatura, un punto de calor le hubiera potenciado el sabor.

Como principales (tres alternativas), hemos optado por:

Arroz meloso, con rabo de toro, setas y verduras: Arroz rotundo, pleno de sabores, ración generosa. Una delicia.

Verdinas con gamba blanca y rape: Soy muy de verdinas, estaban jugosas, con un más que correcto punto de cocción, con un generoso trozo de rape en su punto, con una gamba con sabor a gamba. Como para volver otra vez.

Como postres (igualmente tres opciones), nos hemos decantado por:

Mousse de queso con cremoso de limón: Lo más flojo del menú, estaba bien, pero nada más.

Mousse de arroz con leche, con chocolate blanco y frutas: Buen postre, refrescante, con el punto justo de dulzor.

Una muy buena experiencia, que sin duda, tendrá repetición.

EandradA

¿Así que ahora tienen tres opciones de plato principal? Los entrantes no me parecen tales, los denominaría más bien aperitivos, son muy chiquiticos.

Me ha encantado lo de "ser muy de verdinas".

8 de enero de 2014

EandradA

Gracias por la respuesta. ¿Tenéis en mente publicar el menú cada día en facebook? me encantaría volver a Marcano cuando haya un arrocito rico y no me queda especialmente cerca como para pasarme a curiosear.

8 de enero de 2014

Gath

Muchas gracias por contestar y por estar al tanto de las opiniones de las redes sociales. Es otro punto positivo a su favor.

Sea aperitivo, sea entrante, lo importante es que el comienzo de una comida, "entre bien", y en este caso, ha entrado estupendamente. Damos fé.

8 de enero de 2014

EandradA

Twitter también me viene bien, tomo nota. Muchas gracias. Joer, menudos dos platos tenéis hoy. Qué difícil elegir.

8 de enero de 2014

je suis béatrice

Ayss ponerlo en Facebook que yo no tengo Twiter...

8 de enero de 2014

acme

Bea, que en twitter te puedes poner de "inconito" tambien.

8 de enero de 2014

je suis béatrice

No puedo con tanto perfil...

8 de enero de 2014

acme

Vi el nuevo local ayer, justo enfrente de Laredo, donde había antes un local de picoteo también, en colores blancos que no recuerdo como se llamaba.

Buena falta le hacía a Marcano un sitio más apañado. El local actual le perjudica mucho. Abajo es claustrofóbico y arriba incómodo

21 de septiembre de 2014

Pablo Haya

Por no leer tu crítica me perdí comer porque lo vi cerrado :( :( :( para la próxima. Lección aprendida :)

2 de noviembre de 2014

Gath

He pedido al 11 que cambie la direccion, ayer fui a comprobar si ya estaban abiertos em la nueva direccion, - no habia visto su twitt-, y vi que estaban hasta la bandera.

2 de noviembre de 2014

Sr Rodriguez

Ya me pareció raro al salir de La Catapa el jueves verlo cerrado....habráque

2 de noviembre de 2014

Pablo Haya

Ya la han cambiado!!

3 de noviembre de 2014

Gath

Si Pablo, lo acabo de ver, la verdad es que estos chicos del 11 son buena gente.

3 de noviembre de 2014

acme

Bueno, bueno, por lo menos por ahora no han salido en el telediario...pero en nada se destapa lo de la asignación "de estrellas y lo mejor de..."

3 de noviembre de 2014

Sr Rodriguez

El local que ahora ocupa Marcano era taberna La Bohemia. Ala, uno menos en la zona (la verdad es que un día hicimos el amago de asomarnos y ya, que estar enfrente de Laredo es complicado)

3 de noviembre de 2014

03/08/2017

TAPEO RICO. PEQUEÑO. CARO

Picoteo Cena Viernes Enero 2017

4-- estrellas

Barra pequeñita e incómoda. Local que, sin ser feo, no es especialmente acogedor. Decoración a base de clics de Playmobil,
Pinchos y tapeo elaborados, con materia prima de calidad.

CANAPÉ DE ATÚN CON ERIZO (fuera de carta). La foto es de medio canapé. Absolutamente delicioso. A priori, al ver de primeras el tamaño, dirías que, o es muy caro (6€), o muy pequeño. Pero hay que ser justos y tomar en consideración el producto y su calidad. Una pasada, para repetir.

CANAPÉ DE FOIE (fuera de carta). Envuelto en cecina, granada, uvas. Es un foie de calidad y rico, que es el sabor predominante. Tampoco, dentro del tamaño del pintxo, fueron rácanos con él. No sería mi primera opción, preferiría algo más "cocinado". 6€ la unidad como la de la foto.

CROQUETAS DE MEJILLON Y GAMBAS. Muy buena. Creo recordar que salían a 2€ la unidad (acabo de ver la cuenta y olvidaron cobrarlas) pero son buenas sin duda. Acompañadas de una deliciosa salsa de tomate. Mucho sabor sin pasarse.

Al pedir al camarero un palo cortado (Palo cortado. Leonor), perfectamente escrito en su pizarra dentro y encima de su puerta, el camarero se quedó en blanco y no sabía qué estábamos pidiendo. Menos mal que todo el rato asomaba alguien de dentro a echar un mano.

En general me pareció una barra incómoda en la que se pueden probar cosas pequeñas, ricas, de calidad y a precio algo elevado. Tendré que repetir para opinar con más criterio.

1Falces

Marcano es para comer sentado, a mediodía. La cuchara es de mucho nivel.

31 de enero de 2017

Gath

Soy tambien de la misma opinion, es un sitio mas para comedor que para barra. Para los que no conozcan el trabajo del chef, David Marcano participa en la proxima edicion de Top Chef.

31 de enero de 2017

Sergiete

Muchas gracias por las sugerencias y la información. Les haré caso en cuanto pueda.

31 de enero de 2017

26/03/2017

Más que un cocinero televisivo

Marcano es actualmente un cocinero televisivo, pero mucho antes era un lugar donde comer realmente bien en el archigastrobarrio de Retiro. Otras veces hemos ido a la barra, no tan concurrida como otras del barrio pero con mucho nivel de picoteo, en este caso quisimos probar el comedor y a continuación detalló nuestra experiencia.
Para empezar unas buenas croquetas, las hay de dos tipos, de idiazabal y de mejillón acompañadas de una muy rica salsa de tomate. Crujientes y con buen sabor, correctas. Seguimos con un plato de fuera de carta, compuesto por una yema de huevo curada y boletus, espectacular. Sobre todo porque el producto es bueno y la mano está a la altura. Buenas alcachofas frescas en versión menestra con guisantes y sabores verdes verdaderamente buenos, sacando además de cada prod uno su textura justa. Por último bueno también el atún marcado, con verduras pak choi y una salsa de inspiración oriental que picaba en su justa medida. El atún en su parte más magra, muy bueno también. Por último, cortesía de la casa, unas pequeñas tejas con gominola natural, verdaderamente buenos.

Local con gracia, con detalles graciosos como los play Mobil (soy fan así que no puedo decir otra cosa) y otros detalles menos bonitos como el color violeta de las paredes del comedor. Servicio espectacular, atento, profesional, cariñoso y con muy buen nivel de inglés en las mesas que nos rodeaban, algo que se agradece oír. Buena bodega y buen pan.

Volveré, sobre todo a la barra, donde me parece que siempre disfruto más en todos los sitios. Dicho queda.

Local: 6

Servicio: 8

Bodega: 6

Comida: 7

RCP: 6

Precio medio: En el comedor de 35 – 40 pp

Síganme, no se corten y vean todas las críticas, valoraciones y documentos gráficos en lamandarinavaliente.wordpress.com o a través de Twitter en @lamandarinaval

03/10/2016

Rico, si, pero falta algo. Servicio regular

En barra.
Txipirones rico, aperitivo de morcilla de cebolla y puré rico, bocadillo todo de calamar excelente, mejorable el secreto.
Carta escasa en copas de tinto.
El servicio no es q fuera malo en cuanto a la atención es más la colocación de cubiertos, mantel...
En cualquier caso, es una buena opción para trapear, sin duda. Precio normal.

12/11/2016

Otra buena Opción por la zona

Nos paramos al salir de Laredo para acabar la jornada, servicio muy agradable, local bien aunque algo pequeña la zona de barra, como no había demasiada gente no supuso ningún problema, buen nivel general como no puede ser de otra manera en esta zona, sino ya se habría ido a pique hace mucho, buenos callos, muy buenas las pochas y ricas las coquetas, nos quedaron ganas de volver a probarlo mas en profundidad.

02/05/2016

Razones para que Laredo esté a reventar y Marcano vacío justo enfrente

Abril 2016

Había leído cosas buenas y era de los pocos que me quedaban por la zona así que convencí a mi madre y nos presentamos en su incómoda barra un sábado a medio día, 14.25 y solas en el local.

El camarero, encantador pero totalmente perdido, se bloqueaba cuando le preguntábamos o le pedíamos algo, tardaba, daba vueltas. La tortilla de patatas expuesta tenía muy buena pinta, y estaba rica, una pena que estuviese hecha desde primera hora de la mañana y ya se hubiese quedado excesivamente tiesa. Pero la primera gracia viene cuando pedimos más pan (nos habían servido tres láminas de 3mm de barra del chino para acompañar la aceituna enorme y la chaska mezclada con mayonesa del aperitivo) y nos vuelven a dar otras tantas rebanadas. Insistimos, queremos pan de verdad. Respuesta: eso sólo lo servimos en la sala. Ojipláticas nos quedamos, qué cosa más absurda.
El taco de mollejas y salsa vizcaina (6€) no sabía a mollejas, estaba correcto pero totalmente simplón. Las croquetas tenían un exceso de grasa, eran de mejillones y la bechamel era buena, rebozado quizás ligeramente grueso pero 4 croquetas pequeñas 8€, excesivo totalmente.
Con los guisantes "lagrima" pinchamos a lo grande, un plato de 3 cucharadas a 17€ de guisantes crudos (el sabor mejora siempre con un leve escaldado/salteado) cubiertos por un puré de verduras e ibéricos en teoria, una yema de huevo cruda y un montón de aceite. Graso e insípido.
Terminamos con el taco de merluza (un taco pequeño) de una merluza común rebozada con puré de patata que en teoria era brava pero que no picaba nada, nada, nada a 8€.
Habíamos pedido un plato más pero al camarero se le había olvidado y aprovechamos para salir corriendo y terminar en Laredo, para irnos por lo menos a casa con un buen sabor de boca.
Lo que pedimos, una clara y un zumo de tomate: 50€. En una barra incómoda y sin pan. Un despropósito.

spider72

a mi no me disgusta, pero eso sí carete

2 de mayo de 2016

Sergiete

Vaya, pues este lo tenía en la mirilla...

2 de mayo de 2016

1Falces

A mí nunca me ha decepcionado comiendo en la sala y el trato siempre ha sido exquisito (y aprovechando la cuchara del día se sale a 25€ por cabeza muy bien comido).

Una pena.

3 de mayo de 2016

TragaldabasPro

Tela...

3 de mayo de 2016

01/05/2016

Tapeo carérrimo en Marcano

Marzo 2016

De tapeo un jueves fui con dos amigos a Marcano, barra vacía a pesar de que La Castela y otros clásicos estaban a rebosar. De tapa nos pusieron unas verdinas muy buenas, creo que con la segunda consumición también cayó algo. Pedimos media ración de alcachofas para compartir, la 1/2 ración costaba 19 €urazos y no era más que 6 minialcachofas partidas al medio con 4 guisantes alrededor, aceite y 3 rodajitas de patata morada.
Flipé con el precio, si además a mí ni siquiera me gustan las alcachofas, flipé tanto que en Marcano ya me han visto.

-----------------------

Menú del día 16'50€. Me sorprende ver que hace unos meses ese menú costaba 14€.

El local es pequeño y raro, entras y te encuentras con una escalera que va hacia arriba y otra hacia abajo ¿? sin duda, no apto para sillas de ruedas ni carritos de bebés. Nos sientan en mesas bajas escaleras abajo, lo prefiero aunque el espacio roza lo claustrofóbico. Nos atiende una chica muy maja, muy correcta, que sabe perfectamente lo que tiene que hacer.

De menú había los dos aperitivos que ellos deciden y alubias o alubias. Pedimos un vinito blanco, un Verdejo que estaba muy bien, agua y alubias (judiones de Sanabria con rabo de ternera deshuesado) y alubias (verdinas con camarones).

Entrante: 4 aceitunas gordal con una vinagreta deliciosa. Lo trajeron en el mismo momento que el primer aperitivo (fallo).

Los aperitivos: 2 mejillones al vapor ricos aunque no de morirse con 2 tiras de melocotón y manzana que aportaban menos que nada al plato. El otro era una rodajita de chorizo asturiano con salsa de tomate, un trocín de papada (¿pa' qué?) y una patata gajo asada o frita, todo con muy buen sabor.

Las alubias: los judiones estaban tremendos, sabrosos, melosos, en su punto. Las verdinas sabían mucho a legumbre, a vegetal con un toque suave del camarón, algo sosas, buenas, pero no para tirar cohetes.

Postre: yogur con limón y frutos rojos muy rico aunque los frutos le sobraban. Tarta de queso con ciruela claudia y galleta, buena, escasa de azúcar, mejor el yogur para mi gusto.

Observaciones:

- Me parece absurdo que los dos platos principales sean alubias, no hay mucha opción, la verdad.

- Al reservar por teléfono nos preguntaron si teníamos alergias o intolerancias, no es el caso, pero muy buen detalle.

- Aunque puedes repetir del plato principal se me hace algo escaso el menú; los aperitivos son muy poca cosa, quizás me parecería mejor 3 aperitivos.

- Como bien dijo Davidperezf, el pan no es digno de un menú de 16'50€.

- La puerta del baño no encaja en el quicio (también en el de hombres), pero para compensar tienen una botella de colonia Álvarez Gómez en el lavabo.

- Me parece un menú muy caro, no he percibido sabores que sean la hostia en verso ni había ingredientes paranormales, solo platos bien cocinados. Una de las mejores cosas ha sido la atención de la camarera.

- Davidperezf: siento decir que no comparto tu entusiasmo por la Taberna Marcano pero gracias por "presentarnos" este sitio.

EandradA

La verdad es que soñaba con el arrocito que te comiste tú.

No pasa nada por compartir gustos o no, tiene que haber de todo. De todos modos yo soy muy petarda y le pongo peros a todo, así que algo maravilloso lo puedo tirar por tierra rápidamente según tenga el día o si hay algún detalle en especial que no me gusta.

¿Has probado el menú de Treze? tiene mucho nivel (o tenía) y cuesta (o costaba) 13€.

P.s. Lo peor de las alubias son las consecuencias.

12 de septiembre de 2013

EandradA

¿No serás también un marisabidillo?

En cualquier caso gracias por la recomendación, ha estado bien conocer ese restaurante y ver un poco esa zona que apenas conozco.

12 de septiembre de 2013

EandradA

Por cierto, Acme también estaba comiendo allí hoy pero solo lo sé por el check-in.

12 de septiembre de 2013

acme

Estoy muy liado de curre, pero luego os cuento. A mi me gustó aunque estoy de acuerdo en que no se puede llamar menú del día. Debería ser "Plato de cuchara con postre y bebida, 16,50€ " y luego que te inviten a los dos aperitivos. Por cierto que en nuestro caso fue UN mejillón por cabeza y el pan estaba bueno. Primero un bollito tipo candeal calentito y con su miga blanca y luego unos panecillos nos trajeron uno integral rico, rico y otro que la gente llama pan gallego y que ya no probamos.

12 de septiembre de 2013

EandradA

Gracias por leernos y tenernos en cuenta.

12 de septiembre de 2013

05/02/2016

Sorpresa buena

Pues llevábamos un tiempo queriendo ir y finalmente lo conseguimos, entre semana y por la noche y sin agobios. Para aquellos que no lo sepan, está en frente de Laredo y yo sin dudarlo les digo (como mola hacer de visionario) que si un día van a Laredo y ven hueco en Marcano, vayan a a Marcano. Lo de Laredo se ha convertido en un sinsentido de gente y de cierto maltrato al cliente (que para eso les sobran), pero con unos relaciones públicas que son tan buenos como los de Cañadío y su grupo, así que todos tan felices y nosotros mucho mejor en Marcano.
Yendo a lo importante, el sitio es pequeño, la carta con bastante variedad, y medias raciones, muy muy buenas las famosas croquetas de Idiazábal. También tomamos alcachofas, buen nivel sin pasarse. El tataki de solomillo quizás un pelín seco, su interpretación de kebab estaba buenísimo, sorprende para muy bien.
La carta de vinos aceptable, la camarera que había era una buena entendida en vinos y nos aconsejó bien, además de atendernos fenomenal, con nivel vaya. El postre de limón muy rico sin ser memorable.
En fin, que merece la pena ir, que está todo muy bueno, que la atención es fantástica y te hacen sentir a gusto. Repetiremos.

16/10/2015

Octubre 2015. Tapeo Miércoles nuit. 3++ o 4--

Primera visita a Marcano "no" taberna, empujado por los buenas sensaciones de Mr. Gracia y Mr R. Opinión de picoteo que seguro que desmerece a una experiencia de mesa y mantel.

Zona de barra difícil, pequeña ella y no demasiado espacio adicional: Apenas una repisita y un par de mesas altas. Detectamos también algún problema de olores.

Servicio agradable y simpático aunque algo atacado por servir vinos (nos llegaron a decir si queríamos otra copa cuando no le habíamos dado el segundo sorbo a la primera, imagino que era una frase reflejo).

Carta apetecible, muy Marcano, aunque esta vez nos fuimos por los fuera de idem con suerte dispar. Excelente el "setísmo", lástima de sal en algunos bocados y correcto el pollo de corral que pedimos porque lo cantaron muy bien pero.... si es que coño, que yo no soy de pollo....

Cadencia de cocina lenta, marca también de la casa, pero arreglada de forma brillante como siempre, a base de entretenimientos entre platos para amenizar la espera. Si es que estoy por ponerle 4 estrellas.

Nada, hay que volver a algo más serio.

------
De aquí para abajo en la antigua ubicación

Octubre 2013. Tapeo Viernes

He vuelto a tapear a la carta después de la gran experiencia de los judiones. El sitio lleno, enano y lleno. Tuvimos suerte y nos hicimos con una mesa alta de las pegadas a la pared. El mejor sitio, en mi opinión.

Los vinos los miman. Mucha variedad por copa con referencias distintas fuera del sota, caballo y rey. Ayer probé un Asterisco de Toro que me gustó mucho. Con esa lágrima densa que casa iguala a la inigualablemente pastosa del Barrantes de mi tierra. En cunca, of course

En la pizarra, muchas cosas apetecibles, buen material y buena calidad a priori (al menos por lo que hacían intuir los precios)

Pedimos media de tartar de atún (muy bueno, venía con unos hilitos de alga y una mousse de aguacate), pincho de tortilla (ok) y pulga de chipirón encebollado ( ok as well). De aperitivo unas verdinas con camarón y de segundo aperitivo, arenque marinado que estaba muy bueno.

El segundo aperitivo lo sacaron, creo, porque tardaron una eternidad en traer el tartar. Es el pero que tiene este sitio, tardan mucho, pero mucho, mucho en todo.

Por lo demás un sitio estupendo.

Con dos cañas y 2 asteriscos 26€ total para dos.



-----------------------------------------------------

Septiembre 2013. Menú diario

"Descubriómelo" davidperezf, (11870.com/davidperezf), guía espiritual gastronómico.

Sólo puedo opinar del menú del día, pero volveré de tapeo/pincheo/plateo shareado. Eso si, me da que voy a comer bien pero no será barato. Del vino no me dio tiempo a ver la carta, pero vi maneras. Yo con el menú, tolerancia cero: agüita.

Local rarete, mejor arriba con barras altas que abajo, demasiado agobiante. Personal muy majo, la camarera, muy profesional, quizás demasiado, simpática y agradable. Digo lo de demasiado profesional porque no puedes pretender dejar las bebidas aparte si no puedes estar lo suficientemente atento a la mesa y si estás en el piso de arriba, evidentemente, no es posible.

El dueño, majete, nos saludó al irnos para disculparse porque se habían quedado sin una opción del menú y preguntar qué tal.


Con respecto al menú del día, si le llaman así que no lo tengo claro, mejor cambiarle el nombre por "Plato de cuchara con bebida y postre 16,5€" y luego pones los dos aperitivos de regalo, junto con los espectaculares aceitunones (con la vinageta y el pan me podía haber pasado horas) y quedas como un señor.

Eso sí, no puedes poner un platazo de judiones de rabo estofado ESPECTACULARES de sabor y con cuidada presentación y antes haberte marcado un aperitivo de un mejillón uno (bueno pero simplón) y otro de una raja una de chorizo ( este bocado mejor en mi opinión). Yo porque soy de morro fino y estoy acostumbrado a estos bocados, pero llevo a mi padre, maestro gastrónomo-clásico y rey del plato de cuchara a este sitio e igual no llegamos al segundo porque ve el mejillón, se levanta y se va ( ¡y qué judiones se hubiese perdido!).
Lo dicho o estamos a roles o a setas.

El postre rico, pero como dice Eandrada (11870.com/eandrada), le sobran los "toppings".

El famoso pan, pues a mi me gustó la verdad. O soy facilón o iba sugestionado pero el bollito candeal me lo zampé, calentito, con la vinagreta de las aceitunas y el integral que nos pusieron luego, en mi opinión estaba muy bueno.

Yo por estos judiones pago 16 euros. Pagas bastante más en el Paraguas por unos peores (sólo el plato) aunque el sitio evidentemente se paga.

Hablando del sitio, esta zona está de muerte. Taberna Laredo, Piji - arzabal, la montería, Castela,..... Es un epicentro gastronómico de primera.

Overall, salvo los detalles, a mi me ha parecido un sitio interesante.

PS: Y yo no he podido ir hoy a correr. A ver como bajo yo estos judiones,....

EandradA

He de decir que en Asturias comimos fabes con almejas y fabada en La Casa de la Fabada, un sitio mitico al parecer y creo que cada plato costaba 15€ y era normal y corriente, con las bebidas nos salió a unos 20€ por persona, así que no sé por qué me quejo ahora de esos 16'50€, cuando es verdad que los judiones estaban requetebuenos.

14 de septiembre de 2013

02/05/2015

Muy buena opción en la milla de oro del "taberneo" de la capital

Nos apetecía cenar de tapitas y nos encaminamos al barrio de Ibiza, donde se concentran las mejores tabernas de la capital. Nuestra primera opción era La Catapa, llegamos prontito, sobre las 21:00. Vemos dos mesas altas libres en la zona de barra y el comedor vacío. Preguntamos a la camarera que llevaba las reservas si tenían mesa para dos. Los otros camareros se miran los unos a los otros pero no nos dicen ni pío. Silencio. La chica a la que habíamos preguntado sale corriendo como un rayo y coloca dos carteles de “reservado” en las mesas altas. Nadie nos habla, como si no existiéramos. Volvemos a preguntar a la misma camarera (después de perseguirla por el local) y nos dice que no hay mesa, que está todo completo. ¿En el comedor tampoco? Empieza a hablar de forma entrecortada, y le entendemos que sólo tiene libres las mesas grandes, y se vuelve a largar corriendo. Todo muy raro. Pues nada, hasta luego maja, y cambio de tercio, porque será por tabernas por la zona…

Un poco cabreados por el trato recibido, nos asomamos a la TABERNA MARCANO. El chico de la barra nos saluda con una sonrisa y un “buenas noches”, le decimos que queríamos tomar unas raciones, y muy amablemente nos dice que por supuesto, y que nos sentemos donde queramos. Vaya diferencia, así sí. Por supuesto, nos quedamos.
El local es pequeño, pero acogedor. Una barra a la entrada con un par de mesas altas, y al fondo un pequeño comedor con unas seis mesas. Tapas y platos más contundentes, producto de temporada y muchas opciones fuera de carta, posibilidad de pedir medias raciones.

Cobran caro el cubierto (3,50 € por barba), pero te ponen dos buenos aperitivos. A nosotros nos pusieron un cuenco de salmorejo y una falsa lasaña de morcilla, ambas cosas muy ricas.

Tras los aperitivos, tomamos:

Ensalada de espárragos, compuesta por un excelente espárrago blanco hecho al dente y cortado en finas laminas, acompañado de huevo escalfado y un toque de trufa. Buen plato. El crujiente del espárrago acompañado de la melosidad del huevo resultó una combinación muy lograda.

Media de bocartes en salazón caseros, cuatro lomos de boquerón perfectamente desespinados, acompañados de tomate rallado, guacamole y unos trocitos de pan tostado. Una delicia.

Media de croquetas de Txangurro. Cuatro croquetas muy sabrosas, aunque con la masa un poco compacta, nos gustan con el interior más líquido.

Media de callos, con mucho morro y chorizo. Tiernos y bien picantitos. Con una salsa para no dejar de mojar pan.

Sin hueco para el postre terminamos con un café, que vino acompañado de unos “petit fours” caseros de chocolate y avellana.

Carta de vinos interesante, aunque un poco subidita de precio, de la que elegimos un tinto de garnacha de Méntrida, Suerte de Arrayán, potente y goloso, acompañó perfectamente todos los platos.

Buena vajilla y copas. Mantelería y servilletas de hilo. Servicio muy atento y con ganas de agradar. Pagamos 73 euros por todo. Nos gustó mucho, producto de calidad, elaboraciones cuidadas y buen servicio de sala. Nos pareció una de las mejores opciones de la zona. Volveremos y lo recomendaremos.

15/05/2015

espectacular cocina

con el cambio de local Marcano ha ganado mucho y el hecho del nuevo emplazamiento ha mejorado la cocina, que se mantiene con un nivel altísimo -algo que ya destacaba en mi comentario de hace dos años, más abajo

muy buenos aperitivos, unas setas salteadas que podrían haber sido perfectas si no hubieran añadido tomillo que las amarga un poco, deliciosos pescados, muy buenos postres y precio se mantiene razonable -45€ por persona. Para repetir muchas veces

mi anterior comentario: espectacular cocina, sitio injusto. De 2013
Con lo bien que se come en Taberna Marcano, con lo bien que te tratan, con la sabiduría con que David, su dueño y maestro lleva a cabo su trabajo, qué injusto es hacerlo en un local tan minúsculo, en el que hay 3-4 mesas altas con taburetes para picotear (me niego a llamar cena a estar colgado como un pájaro de un banco) y una mínima salita en el semisótano para comer donde una mesa de 6 ya llena el espacio. Me extraña que aún no hayan dado el salto a un local más acorde con la excepcional cocina pero no tardará mucho.

Aún no ha empezado la temporada de setas (este mes de octubre 2013 viene caluroso) pero en Marcano ya preparan un ragout con 4 variedades que dan ganas de levantarse y aplaudir. Está tan bueno que repetimos y hubiéramos cenado solo a base de este prodigio de plato, equilibrado en las texturas y sabores. Pero nos esperaban unas sardinas al soplete deliciosas y en mi caso una ventresca de bonito desespinada, con la pieza perfecta, ración grande y deliciosa. Probé el tartar de atún (muy bueno) y los postres eran riquísimos (quien tuvo la suerte de probarlos). Un gin tonic ejecutado con maestría. No se qué tal será la carta de vinos pero espero que acorde con la cocina tan brillante. Precio medio 45€ sin vino. El sitio no es barato pero se paga la calidad y la experiencia.