Taberna tradicional donde el protagonista es el producto. El respeto por la materia prima y una cuidada elaboración son las máximas que rigen su cocina. Entre los platos estrella destaca la tortilla de Betanzos o las croquetas de jamón.

Ordenar por:

relevancia fecha

24/03/2017

Digan lo que digan, producto, tradición y verdad

He perdido la cuenta de cuantas veces he visitado esta neotaberna en la que tanto y tanto me divierto. Ese maravilloso compendio entre producto, mimo y exigencia, hace que disfrute como en pocos sitios porque para empezar, aquí se encuentran auténticas joyas gastronómicas como sus sardinas en conserva, la cecina, la pluma ibérica o sus chuletones de rubia gallega, las cuales se combinan a la perfección con las manos de un grupo humano excelente.

La cocina de Carmen nos acerca a casa con sus croquetas, tigres o ensaladilla a la vez que es capaz de llevarnos al famoso O'Pote de Betanzos con esa tortilla de pequeños y cuadrados trozos de patata ligeramente crujientes que se vuelven indudablemente golosos con los huevos de campera que los acompañan. Esta es la verdad, es la cocina de siempre con un producto como nunca y eso, justo eso, es lo que se paga. Ni marketing, ni leches. Que aún teniéndolo como la mayoría de restaurantes de Madrid, no creo que influya lo más mínimo en el ticket final.

A los grandes hits hay que sumar unos riquísimos y melosísimos callos, que están francamente bien equilibrados; y una leche frita que está a la altura de la mi abuela (palabras mayores). De la quesada mejor ni hablamos porque es de las mejores que he probado sin duda y que seguiré pidiendo cada vez que vaya. La próxima visita, me voy del tirón a por la carne que son palabras mayores, como casi todo lo que se hace allí.

29/06/2017

Incómoda taberna con excelente producto.

Segunda visita ya en el nuevo local, donde han ganado amplitud además de poder aprovechar el antiguo espacio para crear su segunda marca, Carmen casa de cocidos.

La decoración tipo años 70 me encanta y me parece que el cambio ha sido un acierto, excepto en lo más importante: la comodidad del comensal. La excesiva proximidad de las mesas, donde parece que estás comiendo con los de al lado, es detestable, aunque la solución es fácil, suprimir una de las mesas. Y es que en este sentido no recuerdo una cena mas incómoda.

En cuanto a la carta parece que han añadido más platos.

Empezamos con unas SARDINAS DE LA GÓNDOLA MILLESIME. Pedraza tiene un apartado de conservas limitado pero muy bien seleccionado: Ramon Franco, La Góndola y San Filippo.

También la ENSALADILLA RUSA, que me toca por decreto ya que mi novia es adicta a este plato. En este caso merece mucho la pena y puede estar entre las mejores. Me recuerda a la de La Primera.

Seguimos con unos GUISANTES que demuestran la excelente materia prima que maneja Taberna Pedraza, y terminamos con la archiconocida TORTILLA DE PATATAS, presente en todos los ranking. La buena pinta que tiene es indiscutible, aunque la verdad no me convence el estilo Betanzos, en mi opinión mas visual que sabroso. Me falta cebolla y que esté más cuajada, pero me gusta bastante el corte de la patata en diminutos cuadraditos.

No hubo postre y pagamos lo mismo que la anterior vez, 26€ por persona vino a parte, un precio que me parece adecuado.

-----------------

2015:

Taberna Pedraza fue uno de las aperturas mas sonadas del 2014 y pasado un mes no había nadie que no lo hubiese probado.

El local es pequeño y cabrán unos 25 comensales, por lo que es conveniente reservar. Abre Domingos noche, siendo de lo mejor ante la escasa oferta de restaurantes abiertos en esa franja; a bote pronto ahora solo se me ocurren Mad Café, Yakitoro o El Bund, que para una noche de verano puede ser la mejor opción a pesar de tener que desplazarte en coche.

Su búsqueda de la excelencia en el producto queda reflejada en una carta corta con ingredientes de temporada donde ya se intuye que va a ser una buena cena.

Empezamos con unos MEJILLONES EN CONSERVA de Ramón Franco. Parece un poco absurdo pedir conservas en un restaurante, ya que va a conllevar un sobrecoste con respecto al precio en tienda sin requerir ningún tipo de elaboración, pero me encantan y se me antojaron en ese momento. De todas maneras las conservas me parecen buena idea para acompañar con una cerveza en la barra, además de que no se puede mejorar la selección: mejillones Ramón Franco y anchoas San Filippo.

La ENSALADILLA RUSA es un plato que no me flipa, pero siempre acabo picando. En este sitio merece bastante la pena. Las mejores que recuerdo ahora mismo son la de Arriba (Platea), La Tasquita de Enfrente y la de faisán de La Catapa.

Las CROQUETAS DE JAMÓN están algo aceitosas aunque muy buenas en cuanto al sabor; las ALCACHOFAS son de calidad y por tanto tienen bastante sabor, al igual que la HAMBURGUESA DE BUEY, que destaca por su sencillez.

Me gustaría volver para probar la chuleta de rubia gallega con 60 días de maduración (Cárnicas Lyo), aunque eso sí, su precio, 99€/Kg, hace que no sea para un día cualquiera.

Lo anterior fueron 26€ p.p. sin vino.

29/09/2017

Buen producto, precio caro, mucha jeta.

Llevaba pendiente conocer el sitio y por fin... o no.

Antes de ir me informe en las diferentes paginas de los must, las fortalezas y las debilidades del lugar. Leo con curiosidad que algunos clientes se quejan del tema del lomo de vaca. Según parece te lo intentan "clavar". Bueno, siempre piensas que hay gente exagerada.

LLegamos al local, terracita, que se esta bien. No esta llena. Sitio bastante agradable. Carta bien pensada. No muy larga pero tampoco corta. Dia entre semana y la idea es picoteo informal. Ademas uno venia de otro sitio que ya había picado algo.

Le pedimos algunos platos para compartir, has que la camarera nos dice que va a ser poco. Le comentamos que solo queremos picotear y que uno de los 3 venia ya medio cenado. Ademas pedimos 5 platos para 3, vamos que no fue poco...."pues yo creo que una carne a compartir os vendría bien". Empezamos.... "no gracias, no nos apetece, no tenemos mucho hambre y para cenar el chuleton/lomo es un poco fuerte". " no pero si queréis os traigo uno no muy grande", "no gracias ya le he comentado que no nos apetece". Se va con cara poco amigable.....

Unas croquetas mixtas para probar. Jamón unas y pollo guisado las otras. Espectaculares, merece la visita.

Unos tigres-mejillones. Ricos no son los mejores que he probado (los de recreo).

Ensaladilla también rica, no es tampoco la mejor, pero esta buena.

Pulpo asado, muy bueno, perfecto en sabor y textura.

La afamada butifarra. No me dijo nada.

Una Quesada, muy rica, pero mini, demasiado mini, nos dio para olerla y poco mas.

Salimos a casi 40 p/p con un par de bebidas por persona, cervezas y vinos por copa. Carete. Si nos cuelan el chuleton, no baja de 70.

En definitiva comida de 4* , relaccion calidad precio de 3*, y atención 1*. Media de 2*

No voy a mas a que me presionen para que pida un plato que no me apetece cenar y menos si es el mas caro con mucha diferencia de la carta. Me parece que por la zona se cena mucho mejor, mas barato y sin presiones.

Alvaro Armenteros

Eso de que me intenten hacer la comanda descaradamente lo llevo fatal...

29 de septiembre de 2017

17/04/2019

Engrandecer lo popular

Taberna Pedraza ha cumplido cinco años y casi con este aniversario ha coincidido su traslado desde la calle Ibiza a Recoletos. El espacio actual combina amplitud con un interiorismo donde la madera y los materiales naturales son protagonistas. Santiago Pedraza y Carmen Carro con este cambio han aumentado la elegancia del entorno y lo que comenzó como una pequeña taberna se ha convertido en todo un restaurante. Ahora continente y contenido pueden hablar de tú a tú, los platos disponen de un espacio donde brillar más y el comensal ha ganado en comodidad.

La fórmula culinaria sigue siendo la misma que originalmente. La búsqueda del mejor producto y el entendimiento de brillantes recetas tradicionales para poder ejecutarlas con calidad buscando una regularidad innegociable. Siempre me ha resultado llamativo como dos personas ajenas al mundo de la gastronomía hasta hace siete años han sido capaces de estructurar, levantar y mantener un negocio con una idea a priori básica: cocina tradicional con el mejor producto. El secreto aplicar profesionalidad, rigor y dedicación porque se trata de mejorar lo ya existente, de enaltecer lo popular, de provocar que la tradición sea actual y eterna.

A la Taberna Pedraza se sabe a lo que se viene. A disfrutar de una cocina clásica, exacta y sin fisuras. No vengan buscando sorpresas, pero tampoco encontrarán errores ni grietas. Se ha trabajado con entusiasmo para eliminar la aleatoriedad de la función culinaria. La historia de la Taberna Pedraza es una historia de dedicación desde dentro hacia afuera y de aprendizaje desde el exterior hacia sus precursores, que han levantado este negocio desde una inexperiencia compensada con un nivel de pasión irrenunciable.

Anchoas, tortilla, guisantes, cecina, morcilla y cocochas son sin duda platos de alta calidad y ancho espectro que la mayoría de los comensales disfrutaran. La nueva ubicación conserva la misma capacidad que en los locales anteriores pero en un único espacio y sin lugar a dudas aumenta la comodidad de los clientes. Ahora en la Taberna Pedraza las comidas duran más.

Post completo en complicidadgastronomica.es/2019/04/taberna-pedraza

02/11/2017

Taberna Pedraza. Las cosas claras y la tortilla jugosa.

El término taberna no puede estar más medido para este local donde el buen hacer ocupa todos los apartados de su carta.

Santiago Pedraza y Carmen Carro, marido y mujer, son el alma de esta taberna donde el producto de primera categoría y su excelente trato al mismo son el leitmotiv. Un recorrido por España en busca de selectos proveedores y de excelsas elaboraciones han dado lugar a una carta donde cualquier elección es prácticamente una apuesta sobre seguro.

Un local de aire remozado ochentero, luminoso y con dos zonas diferenciadas, una de mesas altas a la entrada para un picoteo más informal y un comedor. Sobre la puerta de la cocina un enorme contador que indica el número de Tortillas de Betanzos servidas hasta el momento.

Nosotros optamos por un picoteo compuesto por esos clásicos de siempre…

Sigue leyendo en...

gastrobloggia.com/2017/11/taberna-pedraza-las-cosas-claras-y-la-...

02/07/2016

Productazo y poca elaboración a precios subidos

Una de sus famosas tortillas de Betanzos (tamaño único, de 4 huevos) + media ración de ensaladilla + un (1) tigre + una cerveza = 30€.

Buen pan para acompañar y tacita de gazpacho de cortesía.

Pagar 30€ por esa comanda, es tener precios muy altos. En cualquier bar medio podrías pagar seguramente la mitad. Sobre todo porque estos platos son de los más baratos en raciones que puedes encontrar en carta. Si te da por ir a carnes o caza ahí ya prepara la cartera.

Pero hay que reconocer que manejan una buena materia prima, buscando los mejores productores, y las elaboraciones, de un clásico y sencillez que abruman, sólo hacen resaltar el sabor básico. Y se nota la diferencia con una taberna con producto mediocre. Otra cosa es que a cada uno le compense.

A mí no me termina de compensar, la verdad. El nuevo local (ni barra ni mesas) da sensación de amplitud, y la decoración, con unos dorados presentes desde la puerta exterior me dan un aspecto anticuado y poco acogedor, como de confitería antigua.

Clásicos también en el trato al cliente, con amabilidad y seriedad, eso sin quejas.

No se trata de una taberna clásica también porque no tienen menú del día, solo carta.

Un detalle curioso es el marcador con el número de tortillas servidas en la taberna hasta el momento, y que cuando te sirven una te traen un ticket con tu número como recuerdo (La mía fue la 17439). Y tienen por qué, es un plato ganador. Es casi individual, o para compartir entre dos, con el huevo poco cuajado en el interior (sin ser demasiado naranja) y una patata cortada en cuadrados, no cubos, pequeños y finos. No entro si es la mejor o más o menos que la de nosedonde, pero está muy buena, con una patata con mucho sabor.

En definitiva, un restaurante de calidad (y precio) disfrazado de taberna algo incómoda.

En el primer local donde estaban, por cierto, hay movimiento de obreros, así que parece que abrirán algo nuevo, no sé si los mismos dueños o otros.

Antonio Álvarez

En el titulo das la clave :)

3 de julio de 2016

07/07/2016

Una de las mejores tortillas de patatas de Madrid.

Muy buen sitio para comer o cenar compartiendo buenos platos. Tiene una terraza muy agradable.

Excelente tortilla de patatas al estilo de Betanzos y las croquetas de jamón de bellota, cremosas y deliciosas.

También la ensaladilla, el pulpo a la parrilla con mojos canarios, las ensaladas de tomate raf con ventresca de bonito y cebolleta.

Muy buenas carnes a la parrilla, como el chuletón de lomo de vaca gallega o la carrillera y la pluma de bellota.

Carta de postres muy cortita, pero la leche frita está buenísima.

20/05/2017

Materia prima rica.

Bueno para trapear. Medias raciones.
Tortilla de patatas, croquetas, menestra original.
Un poco lento el servicio.

28/04/2017

Productazo

Muy rica la tortilla (según su contador llevan más de 25.000 servidas).

12/11/2018

Sitio chulo con comida buena

Buena bodega un poco subidilla