Un bareto de cocina atrevida, así definen ellos mismos esta nueva taberna-restaurante. De hecho, sus claims para seducirte son muy pero que muy claros: "tendrás que acercarte para comprobar hasta donde podemos llegar a sorprenderte" o "porque nuestro menú no se define, viaja de boca en boca y muere en la memoria".

Ordenar por:

relevancia fecha

08/07/2018

Mooooola

Comida julio-2018

Que quereis que os diga: me ha encantado y me lo he pasado fenomenal.

Me gusta su localizacion por el centro y su decoracion vintage.

Me ha molado el servicio y que el camarero te llame "cariño" y que quede bien y super natural.

Y aunque parezca que vas a tomar los nachos y el guacamole de bote, luego la comida ha sido mas que buena:
- Unos nam de pato laqueado buenos no, buenisimos
- Un chilicrab en formato hamburguesa muy rico
- Una lasaña de vierias mas que decente
- Un tartar de salmon con un guacamole que podia ser servido en cualquier mejicano y muy chulo de presentacion

Y si encima pagas 23 pavos por cabeza con dos cervezas, estas a gusto y echas unas risas, para que mas.

Si estais por Chueca-Cibeles, y os entra gusa o ganas de un coctel, acordaros de este sitio. Jay recomendeibol.

03/05/2018

El bareto malote en Chueca que te flipará

El nombre ya es toda una declaración de intenciones y su estética más aún. Skull St es un bareto para chicos (y chicas) ‘malotes’, perfecto para calentar la noche con tu grupo de amigos en un local con súper ambiente, tapas creativas para todos los gustos y coctelería ‘top’. El proyecto viene con la firma del chef gallego Carlos Núñez (Atlantik Corner) y su propuesta es directa e infalible: mega barra, tapeo a base de hits amados por todos con un twist molón y coctelería en un local de estética súper industrial que nos ha recordado un poco a Arallo. ¿Lo mejor? Todo está bueno y, además, el precio mola: está en torno a los 25€ por persona.

Pero vamos a los detalles morbosos, que sabemos que no te andas con chiquitas. ¿Qué se come -exactamente- en Skull St.? En su carta -que Carlos va cambiando según temporada– vas a encontrar hits de la cocina española aderezados siempre con toques sorprendentes y atrevidos: la ensaladilla rusa (con encurtidos y polvo de mojama de atún), sus croquetas (de sepia y gamba con alioli negro), la lasaña (de zamburiñas), su orgásmica costilla de ternera (horneada durante 36h) o las empanadillas de criollo con idiazábal, huevo y boletus son solo algunos de ellos. ¿Y en la carta de coctelería? Atento a sus cócteles insignia: el Black Skull (un Cosmopolitan, pero con vodka negro) y el Red Skull con zumo de frutas naturales, sirope de amarena, tequila y licor amaretto (e precio de todos ellos es de 8€).

¿Quieres saber más? Tienes más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/skull-st

Buen provecho y eat&Love!

01/05/2018

Neotaberna canalla superbueno con gran RCP

En la plaza del Rey, donde Chueca llega ya a Gran Vía, llevan 7 meses abiertos en un local con decoración industrial, barra y mesas altas, alguna mesa baja y un apartado que no está a la vista y que puede resultar muy interesante para grupos.

Esta vez fuimos dos parejas y aparcamos en la misma puerta, pero esto es algo absolutamente anómalo y debido a ser un lunes de macropuente a las 22:30.

Comida original-fusión, sin caer en los topicazos, con fundamento y creatividad, por tanto, muy bien. Raciones por supuesto para compartir, sin cambio de plato (es una neotaberna...) y servilletero en mesa, no pasa nada porque la atención y, sobre todo, la comida muy interesante.

Nos trajeron para empezar un aperitivo de un fiambre fenomenal, luego pedimos croquetas, alcachofas, pescado marinado, patatas bravas, baby ribs y de postre piña y torrija, más bebidas (cuatro cerves, una copa de Rueda y un cóctel doble para compartir y vasos de agua -bien), todo por 24€ por persona. Mucho nivel a muy buen precio, acierto total. Nuestros acompañantes, más bien profanos en este tipo de planes, quedaron encantados.