Ordenar por:

relevancia fecha

04/11/2016

Taquería Mi Ciudad: Los auténticos tacos mexicanos

Como se acerca la Navidad y Morrete Fino no quiere destrozaros las cuentas (dios nos libre de dejar a los niños sin regalos), hoy os traemos una opción baratita pero no por ello exenta de calidad: ¡Un mexicano!

Y diréis: pues otro más. Será por restaurantes mexicanos.

Pues sí, tenéis razón. Pero si os decimos que en este sitio, siempre que vais, encontráis a multitud de mexicanos entre sus clientes y que son ellos mismos quienes lo recomiendan diciendo que es de los pocos que sirven real mexican food (que son muy de anglicismos ellos), la cosa cambia, ¿no?

Pues efectivamente, hoy os presentamos el restaurante Taquería Mi Ciudad. Bueno, en realidad son dos restaurantes o uno y medio. Nos explicamos. Sus dueños cuentan con dos locales en la zona de Sol: Calle Fuentes 11, en el que apenas caben 10 personas de pie; y Calle Hileras 5, que cuenta con varias mesas en su interior para unas 20 personas y también con 4-5 mesas en la terraza (donde estuvimos nosotros y que os recomendamos). Ninguno de los dos tiene ningún lujo, más bien pecan de cutrecillos, pero como os contábamos en la introducción ese no es el objetivo en estas fechas, sino ofreceros una opción baratita y de calidad (para compensar el Estrella Michelín de la semana pasada).

Y es que ya nos había llegado la voz por varios fuentes (fuentes aztecas, por cierto) y tuvimos que ir a comprobarlo. En Taquería Mi Ciudad podéis encontrar todo tipo de comida mexicana y toda está espectacular. Y, según dicen los autóctonos de allí, muy muy parecida a la del país sudamericano.

De entrantes contáis con: Guacamole, frijoles fritos, quesadillas, tamales, etc.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2016/11/04/taqueria-mi-ciudad

03/02/2017

Autentico

autentica comida mejicana, todo está muy rico. Personal muy amable.

03/04/2016

Jesús Bertrán del Pino lo descubrió en abril de 2016

Tacos de batalleo

El 100 montaditos mexicano.
Local ruidoso e incómodo. Tacos desde 1,50 y buenas las micheladas.

10/05/2015

tacos y más tacos

Abril 2015. Comida de sábado, 3

Pues nada, que había antojo de mexicano y revisando los sitios que tenía guardados salió esta pequeña taquería, perfecto porque buscábamos algo por la zona.

Sitio cutre, bar Paco en todos los sentidos de los que, si no voy medio a sabiendas ni entro. Por si fuera poco, sólo dos mesas ocupadas pareciendo desangelado. En 5 minutos (ni uno más) sala del fondo llena, sala de entrada (dónde nos pusimos) llena y gente en barra esperando. Alucinante

Sistema un poco absurdo, estilo 100 montaditos de darte un papel y boli para apuntar la comanda. Poco lógico, entre otras cosas porque la bebida que pides y vas pidiendo a lo largo de la comida va fuera de la lista y los tacos one more- one more que fuimos pidiendo, tampoco.

No es sitio para cena especial ni tranquila y reposada. Atienden deprisa para rotar mesa, es un tipo de comida informal y rápida por lo que normal que así funcione. Aún así, nuestra sensación fue positiva en cuanto a tiempos.

Para mojar al centro, lo primero que nos llegó fue un guacamole aprobado no más. En casa lo preparamos como nos ha gustado probarlo en México, con trozos de aguacate y tomate y con más toque de lima. Este era la típica pasta deshecha. Se dejaba comer, no estaba malo pero ni mucho menos de los mejores.

Y empezó la ronda de tacos: de cochinita pibil, de pollo al mole poblano, chile ancho, pastor, alambre pastor (el mejor sin duda), quesadilla huitlacoche, quesadilla de flor de calabaza.....en una carta no muy larga dimos cuenta de casi la mitad.

Todo bien, buena torta de maiz. Ya digo que nos quedamos con el alambre del pastor y también muy buenos el de cochinita pibil, pero por destacar alguno.

Reconozco que nunca había probado la michelada y ....al principio me pareció un sabor un tanto especial. No digo que me vaya a volver adicto a este mejunje pero entró muy bien, fresquita. Pedida sin clamato, una clásica de "toalavida"

Lo que menos me gustó del sitio es el precio de las cervezas mexicanas. A 4 euretes las Modelo, Pacífico, Coronita es too much pa mi cuerpo, que eso es cuasicuatriplicar su precio en supermecado. Y sigo sin ver DosXX

No comimos demasiado, también es cierto que estos bocaditos de masa al final llenan, pero aún comiendo bastante más la cuenta no se resiente.

Lo dejamos en 3, nos gustó y ahí queda.

14/11/2015

Comida mexicana casera

Fui a comer con un cupon de Groupon un sabado al mediodia y la verdad nos atendieron amablemente y comimos ricamente x 10€persona. Comimos cadauno 1 entrante (guacamole-rico- o tamales-especial-) + 1 quesadilla + 3 tacos (Cochinita Pibil e Pipian Rojo muy ricos) + Coronita + Margarita. Fue incluso más de lo que el estomago nos pedía.
A precios de carta habríamos gastado el doble. Volveré sin duda, comiendo algo menos....

30/03/2015

Los tacos espectaculares, sí, aunque han perdido calidad en el último año. Destaco el Taco Placero y los Tacos al Pastor. El de lengua también está bueno. La michelada es cara pero está muy buena.

Me parece una pena que admitan reserva (o que no sean más estrictos con los horarios), porque mientras la gente espera apretujada en la barra (o fuera del local), hay mesas que se quedan vacías durante treinta minutos.

27/04/2014

Un cachito de México en Madrid en forma de “tacos”

Vaya por delante que ninguno de los dos establecimientos con que cuenta ya la taquería Mi Ciudad se puede considerar restaurantes al uso, ni mucho menos. El planteamiento es mucho más informal, callejero o canalla, equivalente a lo que en España sería un bar de tapas pero en versión de comida mexicana, eso sí, auténtica.

El establecimiento original (en la calle de las Fuentes) es minúsculo, ideal para picar algo, no tiene mesas, solo 2-3 taburetes para las más afortunados y el resto de pié, pero abre ininterrumpidamente durante todo el día todos los días de la semana. El nuevo local de la calle Hileras, justo al lado, sí que tiene algunas mesas si bien cierra por la por la tarde para abrir de nuevo a la hora de la cena. En los dos casos, nada de lujos, locales pequeños, sencillos, escuetos incluso de decoración, conscientes de los comensales vienen a lo que vienen, ¡a comer tacos!

Leer más en... calandria.es/taqueria-mi-ciudad

15/10/2012

Comida mexicana auténtica, rica y barata - Actualización octubre 2012: Mal trato y amenazas!

Un sitio ideal para comer algo rápido si sales de marcha por el centro. El local, hay que admitirlo, echa un poco para atrás, pero la comida está muy rica. A mí, que me va de todo un poco, me ha gustado mucho y a mi amigo mexicano que me acompañaba, también (eso querrá decir algo, supongo!).

Los tacos son pequeñitos pero vienen bien rellenos y muy muy ricos la verdad, además de baratos (casi todos valen 1,50€). Mi amigo y yo pedimos unos margaritas de sabores que estaban muy bien (por 6€).

En fin, comida rica, auténtica, con los ingredientes originales, buen precio y servicio bastante rápido. Volveré.

ACTUALIZACIÓN OCTUBRE 2012

Lamentablemente debo corregir esta opinión. Después de la última visita este sitio ha pasado de ser uno de mis favoritos en Madrid a uno al que no volveré a pisar en la vida. Jamás me han tratado tan mal en un negocio.

Fui con mi pareja un sábado con la intención de cenar. El local estaba lleno, pero entramos y preguntamos si había mesa para dos. La camarera nos dijo que sí, que dentro de 5 minutos se liberaría una mesa, y nos la indicó. Nos sentamos en la barra y pedimos dos margaritas. A los 15 minutos la mesa se libera y nos acercamos a ella para sentarnos.... Pero, el dueño, o encargado, nos dice de forma no muy amable que la mesa está reservada. Pacientemente y sin entender nada, nos levantamos y seguimos tomando nuestro Margarita. Pasan 10 minutos y la mesa prometida no nos viene ofrecida, es más, quedan 3 mesas más libres y nadie nos sienta. Mientras entra más gente, supuestamente con reserva, una hecha por internet y la otra por teléfono... El encargado no encuentra ninguna de las dos, vaya desastre. 15 minutos más tarde y con todas las mesas todavía libres, entra más gente y les sientan en una mesa. Es cuando realmente empezamos a sentirnos engañados. Mi pareja se acerca al chico que nos echó de la primera mesa y le preguntó educadamente que por qué a pesar de que nos habían prometido una mesa seguían las mesas vacías y nosotros en la barra. La primera respuesta del chico fue " Si buscáis problemas, estáis en el sitio equivocado!". No nos podíamos creer que además de habernos tenido esperando más de media hora por nada, encima nos estaban amenazando! Mi pareja pidió una hoja de reclamación, que le fue negada alegando que no les quedaba ninguna. La única explicación que recibimos fue que había lista de espera.

Entonces por que nos dicen que a los 5 minutos nos sentarían? Y por que no nos sentaban a pesar de que hubiesen 3 mesas vacías? Claro las mesas eran para 4 y nosotros solo éramos dos. Más rentable dársela a grupos más grandes. Por supuesto entendemos que un fin de semana un sitio pueda funcionar con reservas, pero, por que no nos lo dijeron desde el principio y nos dejaron esperando como dos idiotas sin darnos ninguna explicación? Si nos hubiesen dicho desde el principio que habia que esperar, hubieramos esperado, o nos hubieramos ido. Pero lo más indignante es que en 2012, en un local público en España un cliente reciba amenazas y se le niegue una hoja de reclamación. Nosotros, hambrientos y sin ganas de que nos estropearan más todavía una noche especial, pasamos de llamar a la policía. Pero era lo que estos señores se merecían.

Lo que más me enfada es que fui yo mismo quien hace tiempo recomendé este sitio en esta web y ahora tengo que ser el que os dice, no vayáis! Da igual lo buena y barata que sea la comida, si falta algo tan básico como el respeto a un cliente que tan sólo está pidiendo educadamente una explicación, entonces cualquier motivo para ir pierde valor. La actitud de estos señores es realmente lamentable. Quien tiene un negocio y no sabe tratar a los cliente, no puede triunfar. Así quo os invito a evitar sitios como este, donde sólo quieren hacer pasta y más pasta sin dar ningún tipo de atención a los clientes, o peor, tratándoles de una forma inaceptable. Yo, desde luego, no volveré.

14/05/2013

Mexicano auténtico

Hemos estado varias veces y en nuestro grupo de amigos hay una mexicana que nos garantiza la autenticidad del sitio; de lo más parecido a una taquería mexicana que se puede encontrar por Madrid.
La comida está muy buena, y hay mucha variedad de tacos.
Eso sí, el sitio es muy pequeño, y a veces pueden tardar bastante en servir la comida.

10/02/2014

buenísimo

Sitio perfecto para tomarse una cerveza y unos tacos. Buenísima calidad. Sí celebras tu cumpleaños os hacen un juego que voy a desvelar pero que os gustara.

22/10/2012

Buscábamos un sitio para cenar por 10€ para evitar que la crisis afectara a nuestras cenas de chicas, y decidimos reservar en esta taquería.

Lo cierto es que lo conseguimos: reservamos el mismo sábado y según llegamos teníamos nuestra mesa lista. Tomamos tres tacos cada una, una coronita y unos nachos con guacamole, y conseguimos ajustar el presupuesto.

A nosotras nos trataron de maravilla, aunque los tacos tampoco me parecieron "los mejores de Madrid" (o puede que ya esté acostumbrada a los malos...).

Si evitas las coronitas o cualquier cerveza de importación, casi que mejor, porque su precio es para caerse de espaldas: 4€ cada una!!!

21/12/2011

Mexico D.F. aledaños Arenal

Taquería expansionada de la de la calle Fuentes más ínfima y corta de espacio aún esta segunda, dado el éxito convenía local mayor.
Tacos para comer de pié, aquí hay mesas no obstante, caseros y auténticamente chilangos, elaborados por la mujer del dueño, al menos así era al principio en la calle fuentes, en el hogar de ambos.

Cochinita pibil, tinga poblana, mole.....el recorrido completo de la comida callejera y sabrosisíma del país de Hugo "tequila" Sánchez y Jorge Negrete, Nopales, Guacamole...Todo con tortilla de maíz, no hay trigo eso es de tex mex.

Recomendable para coger 2 e ir comiéndolos por la calle, nada más, no es para ir a cenar ni senatarte ni ná de ná, la carta se limita a los tacos y los acompañamientos, así que good to matar la gusa mientars paseas por ópera.

23/04/2011

Taquería de moda (no sabemos muy bien por qué)

De vez en cuando a la crítica gastronómica oficial y a algunos "gourmets" les da por fijarse en locales "canallas" y convvertir sus defectos en grandes atractivos. Algo así nos parece que sucede con esta taquería.

Para empezar, habría que ver cómo definirían dichos críticos y "gourmets" el local si, en vez de una taquería, fuese un bar normal. Porque si entras sin saber, lo que ves es el bareto cutre de barrio de toda la vida, dividido en dos zonas: la primera, nada más entrar, con la barra y una cuantas mesas (ni manteles ni nada por el estilo), mobiliario de derribo (funcional, que dirían otros) y totalmente desangelado.
En la parte de atrás, un segundo comedor que recuerda por su aspecto y decoración (falta de decoración, más bien) a los comedores de los restaurantes de las estaciones de autobús antiguas.

Atiende una encargada que parece que te trata según le caigas, porque a la mesa de al lado le dio todas las explicacones sobre las salsas, los componentes de los tacos y la forma de comerlos que a nosotros no nos ofreció a pesar de preguntarle.

Los tacos está bien en general aunque alguno salió bastante frío de la barra. Nos gustaron especialmente el de cochinita pibil, el de carnitas y el placero. Sin embargo los famosos tacos del pastor nos parecieron bastante insulsos (fueron además los que llegaron fríos). Las tortillas de maíz están bastante bien.

El precio de los tacos, entre 1,50 y 2,50 euros más o menos. Son baratos pero tienen un tamaño muy pequeño y para cenar tienes que tomarte al menos 4 o 5 por persona (si no vas con mucho hambre).

Es preferible no ordenar todos los tacos de golpe porque te traen todos al mismo tiempo y se enfrían en la mesa.

Vale para un tentempié rápido pero no para una cena.

Y para eso, sin ser nada del otro mundo, preferimos el otro local, todavía más pequeño y sin mesas.