Ordenar por:

relevancia fecha

29/11/2016

Nos lo hemos pasado estupendamente

26-03-16

Me ha gustado todo de este sitio y me han sorprendido gratamente diversas cuestiones:

- La amabilidad del personal, empezando por el chico del guardarropa, pasando por la encargada de las reservas y rematando con los camareros que nos atendieron.
- La decoración, el ambiente y la buena música
- La estupenda comida
- La RCP

Por partes.
Reservamos en la web para el 2º turno en la zona restaurante, que comienza a las 11,15 hs . Llegamos a las 10:45 hs, esperamos en la barra tomando una caña y a las 11:15 hs exactas la amable encargada de reservas nos pide disculpas por el retraso ( no había tal ) y nos acompaña a la mesa. Lo de los turnos es la única pega que le pongo a este lugar, ya que, según se indica claramente, el 1er turno ( 20:00 - 21:45 hs ) dispone de la mesa únicamente durante 2 hs. Si quieres una sobremesa larga escuchando buena música, no te queda otra que elegir el 2º turno o levantarte de la mesa y sentarte en la zona de mesas altas de la entrada, si es que queda sitio, claro.
Una vez en la mesa, la atención del servicio fue en todo momento de lo más amable, tanto del camarero "asignado" a nuestra mesa, como del resto de los que en algún momento nos atendieron.
La comida quizás fue lo que más nos sorprendió ( Indicar aquí que, además de la carta que figura en la web, hay una página de recomendaciones del mes más que interesantes ). El pan con tomate de entrante para hacer al gusto estaba muy bueno, con un tomate natural maduro y sabroso y un aceite de la casa espectacular. Los boquerones para compartir eran una especie de marinado templado, terminado de hacer en la mesa, que nos dejó totalmente sorprendidos. De 2º, mis ravioles de pichón y foie pasan a ser plato imprescindible en esta casa, mientras que mi mujer quedó encantada con la quinoa ecológica que se tomó. Un buen tatín de manzana de postre, una botella de José Pariente bien climatizada, cafés, gin-tonic y los 105 eur que nos costó la cena redondearon una excelente velada.
Como conclusión, indicar que los tiempos de sitios "de moda" en lo que lo único que interesa es "la moda" parece que han pasado definitivamente. El dinero hay que currárselo y, además de bonito y con ambiente, parece que por fin se valora el ofrecer un buen servicio y una buena comida.

03/04/2017

Cumple muy bien: comida rica y buen ambiente.

Sitio con gran inversión y se nota en los detalles. Hemos ido dos veces y hay 2-3 platos que siempre pedimos ya que Nino Redruelo los clava y aunque no son perfectos cumplen muy bien con quien quiera que vayas: Tortilla trufada, el pulpo y la milanesa. Postres aceptables. Servicio bastante bueno, rapido y aunque no les pidas demasiado, para la sencillez de estos platos lo hacen bastante bien (eso o siempre les pillamos en buen día).

En comida sería un 3 estrella, pero el ambiente, la decoración, el servicio y la ubicación suben.

Muy prescindible la señora que canta en directo y que te hace sentir en Benidorm.

Ana Mora + seguir 9 sitios, 8 seguidores

18/07/2017

No es tan fiero el león como lo pintan

No es tan fiero el león como lo pintan...

Sitio muy bonito, sí.
Sitio muy animado, sí.
Sitio muy muy todo, sí.

Pero comer? Bah.
Pero beber? Muy bien.

Carete carete además pero el trato muy bueno.

19/08/2016

Si sabéis contar, no contéis más conmigo

El sitio es mono, sí. Para ver y tomarte una copa. Como restaurante no.
Las mesas altas son incómodas. Cenar en un sofá es ya incómodo; no oir nada de lo que dicen tus amigos que están al otro lado de la mesa, también.
El servicio tiene buena intención pero muy poquita idea de nada.
La comida es mala.
Es un sitio famoso, de gente famosa, para ver y que te vean. No debería estar catalogado como restaurante. Eso sí, lo pagas bien caro.

25/02/2016

el restaurante mas completo de Madrid

2ª visita Feb-16
Nueva visita a Tatel y me reafirmo en el buen hacer de sus dueños, el proyecto que en su día y sin probarlo me generó dudas, es posiblemente el restaurante más completo de Madrid, en cuanto a una estética brutal, una animación cojonuda (Cantante en vivo versionando canciones actuales, estilo el programa de Bertín), los findes con Dj a partir de las 12, una cocina buena, un servicio súper atento y profesional y muchos detalles que parece que no pero que hacen de tu comida una gran experiencia (la bandeja de pan tan cuidada, los cocktails de la barra, el servicio del vino, cubertería, mantelería, lavabos con ‘mayordomo’, la iluminación, etc, etc).
Tatel es una opción perfecta para ir con quien quieras: amigos, padres, novia, ligues, de negocios… todo tiene su encanto y para comer cuantos más seáis mejor, las raciones son perfectas para compartir, el precio medio de los entrantes esta en 15€, nosotros esta vez pedimos mucho pescado para compartir, pues pedimos: calamares (bien), anchoas (muy normalitas, como las de Opazo ninguna me sabe igual), boquerones al ajillo (muy buenos) y los chanquetes con huevos (increíbles).
De segundo yo siempre pido la milanesa con trufa y huevo (la misma milanesa de La Ancha mejorada con trufa) el tamaño y el empanado es insuperable, además que no racanean con la trufa y es un plus. Al ser la milanesa tan grande lo perfecto es que compartas con alguien, el atún por ejemplo también esta rico. De postre pedimos 4 para 5 y el único que no nos gustó fue la torrija, que la primera vez me encanto pero esta vez se habían pasado de anís y mataba todo el sabor, podíamos haberlo dicho, pero estábamos bastante llenos y le dimos a la tarta de limón (buenísima), el tatín de manzana (el mejor) y la tarta de zanahoria (correcta). Esta vez pedimos champagne para cenar.
EL sitio no es barato, pero tampoco es un disparate, el escalope milanesa son 25€ y los entrantes precio medio 15€ y postres a 8€ por tanto por 40/50€ sales habiendo cenado de pm y disfrutando de un gran ambiente. Un auténtico must este Tatel.

-----
Primera visita a Tatel, sábado noche, mesa alta en frente del DJ y al lado de la barra, the place to be, a pesar de que a las 23:30 te echan si no pides botella. En el antiguo Plató de Intereconomía los amigos Nadal, Gasol, Enrique Iglesias y Matutes han reformado este enorme local para hacer una increíble puesta en escena de gran lujo. Detalles de categoría, y mucho dinero para conseguir una atmosfera distinta, más propia de NY o Londres que de Paseo de la Castellana. Empezamos por un aparcacoches, además una rampa propia de acceso donde no estorbar en la calle. Recepcion con ropero, unas mesas al lado del ventanal en una terraza cubierta, primera parte del salón de mesas altas unas 15, barra muy chula en el lateral, cabina de Dj en el centro y detrás las mesas bajas que conforman el restaurante más serio (enorme salón).
Muchísimo personal, camareros bien uniformados nos ofrecen un cocktail (12 €ach), un jamonero cortando Joselito en directo, otro en el baño mixto preguntando qué tal todo y dándote la toalla para secarte las manos, una cantante en directo, Dj, aparca coches, en definitiva mucha nomina que alimentar.

Así que nos centramos en la carta, estaba claro que por algún lado tenía que salir tanto lujo de detalles, entrantes muy apetecibles a una media de 15€ plato y segundos con precio mínimo de 21€ para carnes y pescados con una media de 25€. Arroces y pastas en torno a 20€. Postres a 8€. Se nota la mano de Nino Redruello (Gabinoteca, La Ancha, Tortillas de Gabino) con platos muy tradicionales o típicos como la milanesa (escalope armando de la ancha) pero con huevo y trufa.
De aperitivo nos ponen un pate montañés, muy bien presentado y cuidado, en una fuente de bronce, pan, tomates, aceite, un ‘manojo’ (no sé si dice asi) de ajos cortados.
Pedimos para compartir boquerones al ajillo, buenos. Croquetas de leche fresca, no sé qué es la leche fresca, pero estaban muy buenas, pequeñas eso sí. Ensalada de tomate con bonito, muy poco bonito, pero bien.
De segundo yo me pedí la milanesa con huevo y trufa, y pese a que me encantó, no sé si prefiero el huevo y la trufa por separado… y mojar si acaso, aun asi un must pese a que comparando las fotos de otras milanesas la mia tenia poca trufa, con patatas fritas hubiera sido incluso mejor.
Probé también el bacalao negro, como siempre una exquisitez, que se hace un poco pesada después de varios bocados, al ser tan dulce y blandito. El Atún rojo de almadraba a la plancha, flojito. Y el entrecotte nacional fileteado correcto sin más. De acompañamiento nos pusieron una ensalada de patata, unas chips de calabacín y espinacas gratinadas, bien todas ellas.
Por ultimo de postre probé la torrija, pese a ser fiel fanático de cualquier torrija, me gustó pero no memorable.
Todo regado con un Riesling (blanco alemán a 37€ caro).
El ambiente de la cena y la atención fue de lo mejor en mucho tiempo. Mucho personal atento, buena música para ambientar, primero con una cantante y luego incluso mejor con un Dj pinchando algo de música House al más puro estilo Arts Club, Marieta, Eccola pero con mucho mejor comida aunque un ambiente más pureta (el precio medio +50€ es lo que tienes).
Por tanto recomiendo ir al menos una vez a Tatel para una noche con amigos, parejas, cuantos más mejor, para compartir más platos y que nivele un poco los precios de todo. Saldras pagando unos 55/60€ con vino en un restaurante chulísimo, cero aburrido y con comida por encima de la media de los garitos faranduleros de Madrid.

13/02/2016

Gin Tonic nocturno y meriendas de lo más chic

Febrero 2016 - El T de Tatel con Champagne Mumm.

Recuerdo el Té del Ritz o del Palace al que alguna vez me llevó como premio mi abuela, ese ambiente sobrio y estiradamente elegante y la mesa llena de diferentes platillos dulces y salados cada cual más delicioso. En Tatel han recuperado el concepto de estas meriendas que maridan (o no) con Champagne GHMumm y que en su semi terraza acristalada se disfruta en un ambiente de lo más chic pero conservando la informalidad. Todo empieza con un tartar de atún de estupenda calidad y sigue con una torre en la que abajo hay sándwiches de pan blando de cuatro rellenos diferentes (cangrejo, jamón y queso, queso azul y salmón), pastelitos dulces, brownies y scones acompañados por novilla casera, mermelada, mantequilla y nata montada natural. Una selección amplísima de tés e infusiones acompañarán el condumio que me parece de lo más agradable para ir con amigas de cualquier edad a pasar la tarde y charlar. Precio 22€.

----------


Buen ambiente el de Tatel el sábado por la noche y muy ricos los gins servidos - Hendriks y Brookmans (sin golosinas, please). Pijerío a tope, eso sí.

Helen Holms

Mis migas, entonces recomiendas por ejemplo ir a Tatel a tomarse unas copas? Hay buen ambiente?

11 de febrero de 2016

Miss Migas

Señorita Holms, ahora mismo llego de tomarme un gin en Tatel con buenos amigos. Buena música y buen ambiente un jueves por la noche, todo depende del público que busques.

12 de febrero de 2016

spider72

Estábamos nosotros. Pues más o menos todo así.

12 de febrero de 2016

spider72

impresentable :D

12 de febrero de 2016

Helen Holms

Pues busco hueco para ir un jueves a ese plan. Estuve cenando allí en julio y el sitio me gustó, está muy bien puesto. ¡Muchas gracias a los dos; Miss Migas Spider72!

12 de febrero de 2016

spider72

Si vas el jueves...99% seguro que estaremos gintoniqueando.

12 de febrero de 2016

Helen Holms

Pues estupendo conoceros!!

12 de febrero de 2016

11/03/2016

sitio para ver... y ser visto

probablemente el local que en Madrid más se parece a los locales chic de NY: musica alta, decoración fashion, música en vivo, ruidoso, gente guapa, camareros algo despistados, precios subidos y cocina excelente. Me gustó :)

Mucha opción de entrantes para compartir, que en mi caso optamos por un pulpo delicioso y por unos huevos con chanquetes magníficos. Me pedí de seguro la carne a compartir entre dos, que acompañan con espinacas a la crema, pure de patatas y ensalada. Buenísima idea. Los pescados tenían una pintaza increible y la milanesa es el siguiente plato que pediré cuando vuelva porque además de estar perfecta (pude probarla) tenía un toque a trufa de perder el sentido. Amplísima carta de vinos a precios más que razonables y con opciones de dos y tres dígitos. Una de las aperturas más sonadas

17/12/2015

Brillos y posturero a tope

Nuevo local espectacular y con socios de lo más especiales, entre los que destacan Nadal, Pau Gasol y Enrique Iglesias... ¿Cómo resistirse a ir al primero de los locales que prometen multiplicarse en distintas capitales internacionales del glamour? Además con la dirección de cocina de Nino Redruello de La Gabinoteca. ..

Crónica completa de Madrid Muy Chic aquí: madridmuychic.com/tatel-restaurante-y-mega-hit-del-ano

08/12/2015

CHULO. DIFERENTE. CARO

4 DICIEMBRE 2015 Cena.

La verdad es que el local es precioso. Sorprendente y más si no eres de Madrid y no estás acostumbrado a estos locales. Llenazo hasta los topes. Música en directo que no nos gustó nada. La comida rica pero no especial en nada. Aunque no creo que al venir a un sitio de estos se busque la excelencia culinaria. Nos pareció caro de narices, sobre todo los vinos bastante subidos de precio.
En resumen. Contento por haber conocido el local. Y hasta ahí. No es el tipo de sitios para repetir.

01/12/2015

Postureo con comida sorprendentemente aceptable.

Debe ser por tener a Nino Redruello como asesor gastronómico pero en el sitio no se come mal, como por ejemplo en Marietta y similares.

Precioso local para salir con amigas y lucir estilo, ya que el local se presta. No vas a comer, eso es cierto, pero ya que es la excusa me gusta que al menos esté aceptable y "rico".

Cualquier cosa que lleve la palabra "trufa" o "trufado/a" está buena (véase la tortilla trufada). Cocktails, demasiado subidos de alcohol, pero originales.

No le doy 4 estrellas porque culinariamente no lo vale y al fin y al cabo hablamos de un restaurante pero, sobre todo, no se las doy porque el ticket medio es desproporcionado para la calidad que ofrecen. Aun así, entendiendo a dónde vas y que la experiencia no sólo es "comer", el sitio se disfruta.

Cierto es, como ya se ha dicho por aquí, que es un poco ridícula la chica que canta estilo Benidor (o Platea... que también lo hace y la última vez tuvimos que salir corriendo de la verguenza cuando vimos a 3 sevillanas disfrazadas bailando el aserejé...). Es cierto que te ríes y pasas un buen rato, pero en cierto modo... molesta. Podría cantar con menos frecuencia o al menos dejar de pasearse por las mesas y refregarse con los señores y cantarles a la cara porque queda muy ridículo...

Por lo demás, sitio recomendable :)

08/09/2015

Nuevo templo de gente guapa. Enorme, precioso, caro pero con cocina decente. Detalles horteras de terraza de playa.

Julio-agosto 2015

Después de haber probado Tatel en varias ocasiones, me reafirmo en las 3 estrellas.

Es una de las mejores opciones que hay en Madrid para comidas y cenas de trabajo y su cocina es mejor que la de otros locales similares: TCT, Otto...

Sin embargo a pesar de que no se come nada mal, el precio (es imposible salir por menos de 60-70 eur persona) y un servicio de mesa regular tirando a malo hace que no pueda ponerle más de 3.

La barra está un poco falta de ambiente y al tener que servir también a las mesas (Cafés incluídos) el servicio aquí se resiente de una forma espantosa a ciertas horas.

Aún así siguen poniendo uno de los mejores gintonics de Madrid (14 eur unidad).

18-05-2014

Cerrado platea y por salir del TCT confirmo que no es mala opción como barra de copas en un desértico lunes-noche. Media de entrada de mesas aún cenando a eso de las 12...es decir que como restaurante tiene su público.

La barra semi-vacía (es lunes...) pero las copas frescas y muy bien puestas, me reafirmo.

Estaba la chica de la pecera...en este caso muy curioso ver la sombra de una chica escribiendo mensajes en el móvil y hablando por teléfono tumbada.

Yo alucino.

16-05-2015

2 estrellas en barra.

Probada la nueva barra de Tatel y el ambiente de nocturneo.

Sábado a las 12 de la noche. Todas las mesas llenas y bastante gente gintoniqueando. Barra cómoda. Público muy heterogéneo: desde 40something hasta blogueros de 20 y pocos. Aún así el ambiente en barra es nulo si lo comparamos con Marieta o la barra del TCT. El DJ insiste en poner música pastel-chill out cuando el público demandaría algo más pachangero-elegante (volvemos, una vez más, a TCT).

Copas muy frescas y bien puestas a 12 euros el premium (imagino que irá subiendo).

Peeeero, DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN Y QUE CONVIERTEN A TATEL EN UN GARITO DE BENIDORM:

- MÚSICA EN DIRECTO. Me puede alguien explicar quien piensa que en el 2015 y en Madrid capital a alguien le puede gustar una chica vestida de boda cantando temas de Riahna y pasando de mesa en mesa como si fuera La Orquesta Platería en las fiestas del pueblo?????. Pues ale, animación en vivo...

- CHICA-SOMBRA HACIENDO FIGURAS. Esto es lo más sonrojante que yo he visto desde se quitó la moda de hacer la coreografía de Coyote Dax. Vamos a ver: una chica tras un cristal y estilo el programa de Pepe Navarro, haciendo posturitas con las piernas-rollo sombra chinesca.

Toma-ya.

¿quien es el asesor de espectáculos? Torrente?

En fin...

***************************
3+

Tatel es el nuevo mega-pijo restaurante que cierra el eje Ten con Ten-Marieta-Tatel (a Otto lo damos por difunto, o al menos en cuidados intensivos).

El local es sencillamente soberbio. Más megalómano que Abramovich en el salón de automóvil, aquí no se ha escatimado un duro en nada.

Tres zonas muy diferenciadas: una terraza cubierta/descubierta para fumadores o noches de verano, una amplísima zona de mesas altas (¿maderitas claras decapadas?...¡No!, eso es de loosers. Aquí son planchas de marmol, con un par) y un salón de proporciones bíblicas a varias alturas con mesas divididas por sillones de capitoné en cuero.

Decoración cuidada al extremo. Luz maravillosa. Mucha piedra, mucho metal.

Aires de Chicago años 20, de Cotton Club...los bronces y los latones están por todas partes...incluso la enorme cabina de Dj (imagino que para gintoniquear a gusto) está recubierta de chapa de cobre...lo que le da un aire de altar pagano (imagino que del Dios Dior).

Esperaba encontrarme un nuevo Marieta, un Juanita Cruz o un rollo de comida ligera-prefabricada similar, pero esta apuesta es mucho pero que mucho más...no sé si tendrá éxito o no, pero aquí han ido con todo...y se nota en cada rincón.

Carta de cocina mediterránea clásica, casi desnuda: pescados plancha, carnes, verduras...aquí no hay tempuras, ni tatakis ni rollos fusión, pero sí mucho pan con tomate y ajo, mucho aceite y mucho sabor a Levante y a Baleares.

Los precios son de desfibrilador: carnes y pescados entre 24 y 28 euros. Entrantes por encima de 16-17 euros...he leído por ahí que el cubierto medio son 40-50 euros...imagino que sín café, sin postre y bebiendo San Pelegrino por aquello de darse al menos una alegría con las burbujas.

Yo diría que uno se va fácil a los 60 euros/barba (cuidada).

El público no es votante de Podemos, precisely. Altos, rubios y guapos, para que luego digan que la antropología es una ciencia muerta. Mucha comida de bizniz y alguna bloguera perdida, pero se nota el apresto de la toalla de rizo americano. Aquí hay gallina.

NUESTRA OPCIÓN:

PESCADO AHUMADO DE LA CASA. No sé qué pescado era, me supo a pez mantequilla o similar, seguro que Lady Spider me corrige. Buena cantidad, suave y perfecto, presentado sobre una cama de escalibada. Muy bien.

ENTRECOT FILETEADO. Presentado sólo en el plato, para resaltar el producto, según nos aclaran. Guanición en dos ollas de cobre: puré trufado y chips de alcachofa. Muy bien.

STEAK TARTAR. Por 24 euros creo que debe darse a probar y hacerse delante de uno, pero hay que admitir que el jodío estaba en su punto y que la cantidad era brutal. Servido sin molde, para variar. Muy bien.

Con cuatro copas de Pruno pelín calentorro y dos cafés: 93 euros.

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

El servicio aún en rodaje se pierde...entre los metros cuadrados y que cada mesa está "lejísimos" unas de otras (las altas) a veces hay que cazarlos a lazo, lo que no es de recibo con este precio.

Enorme barra de gintonics con una pinta de ser la sensación de este verano.

Cubierto a 3 euros pero sirven un kit para hacerte tu pan tumaca en una bandeja (de cobre claro) que ya quisiera yo pagar esto por el cubierto en otros lados

Cudiado con el vino por copas...5 eur por un Pruno es un poco "too much"

CONCLUSIÓN: Es imposible no comparar este Tatel con el Ten con Ten, de hecho en ambos la luz y el ambiente son soberbios, y juegan en la liga de comida + copas + famoseo, pero Tatel le gana por goleada en la cocina, mucho más seria.

A mi me ha parecido aburridilla, pero la materia prima es muy muy buena y eso hay que reconocerlo. Veremos como evoluciona. Me atrevo a apostar que la barra/discoteca será el JIT del verano y que su restaurante será pronto un éxito para turistas, famosos, furbolistas y demás deep-pockets.

Sr Rodriguez

Antes de empezar a leer la pregunta era que qué tal para G&T pero he llegado al final con la duda resuelta. Ayer estuve mirando la carta en su web y curiosamente el tema copeteo es casi precio amigo, comparado con la comida y los vinos (que a botellas también son de órdago)
Este finde nos pasaremos a olisquear a ver

13 de mayo de 2015

spider72

He pensado mucho en ti Rodriguez...esa barra te llama a gritos

13 de mayo de 2015

spider72

tiene unos 20 metros de largo y en una zona que promete ser cómoda y con ambientaco.

13 de mayo de 2015

Sr Rodriguez

A esos precios claramente no creo que vayamos a comer pero a lo otro fijo que al menos probamos a ver.
¿está al lado del Larumbe o simplemente les han absorbido?

13 de mayo de 2015

spider72

Está en un lado del edificio Larumbe, en medio las oficinas de Willys y al otro lado Tatel, en lo que eran los estudios de Intereconomía.

13 de mayo de 2015

Avelio

Mil gracias por la info compi, se necesitan más valientes como tú. Habrá que pasarse a ver que se cuece por ahí ;-)

13 de mayo de 2015

spider72

Pásate, pero con cautela...el sitio es precioso pero...hard to handle en precios

14 de mayo de 2015

Sr Rodriguez

Se supone que el lumbreras que está de todo esto también lo está de Ushuaia y Blue Marlin. No conozco el primero pero sí el Blue Marlin y ya te digo que no tiene nada pero nada que ver (y eso que ese sitio entró en decadencia hace ya 5 años...)

18 de mayo de 2015

spider72

No sí se nota el toque "playero". Quizá lo próximo sea un concurso de camisetas mojadas, o lo de derretir el hielo por parejas sin usar las manos.

Fue completamente sonrojante.

Y en Marieta cola de gente para copear a las 12. Aforo completo.

18 de mayo de 2015

Gath

Spider. Aunque, a riesgo de que me incluyas en el grupo de turista, famoso, futbolista o deep-pocket, ....., proximamente caerá.

20 de mayo de 2015

spider72

Yo creo que no te va a disgustar ni el local ni la cocina, aunque ya digo que barato no es. En cualquier caso Tatel está llamando a gritos a JLG hace tiempo...

20 de mayo de 2015

Gath

Lo tengo en la lista de Junio. Ya veremos que tal.

20 de mayo de 2015

Marcela Machuca

Spider72, tu reseña no tiene precio! :)

27 de agosto de 2015

19/07/2015

Local elegante y con buena cocina.

18-7-2015. Mediodia.

Buenas sensaciones en la primera visita "express" del pasado junio, hicieron que contemplaramos realizar una visita mas calmada a probar su oferta gastronomica.

De inicio, las sensaciones se repiten, sala elegante, atractiva, mucho personal en sala, aunque un poco mas de orden no les vendria mal. Buena separacion de ambientes, y mas que notable presencia de clientes: sala de comedor, se fue llenando paulatinamente hasta casi completar aforo; zonas de reservados al completo, no asi en la zona de mesas altas. Pero para estar en estas epocas del año, no es nada malo el nivel de ocupacion.

Aposentados en la zona de comedor, lo primero es bajar la fuerza del aire acondicionado, nos daba de lleno y solo cabían dos posibilidades: o bajaban la potencia o nos prestaban una manta. Una vez ya estabilizado el nivel de temperatura, y con un giro de cuello hacia la derecha, la cocina, a la vista, al igual que en la sala mucha gente, con sensacion de orden. Bien, bien.

Hablar ahora de quien maneja los hilos en cocina, no tiene demasiado sentido, a estas alturas ya la mayor parte de los seguidores de este portal, saben que son los mentores de la Gabinoteca, las Tortillas de Gabino y la Ancha, por ello y para los que no conocemos ninguna de esas tres casas, probar esta cocina tiene sus alicientes.

La oferta es bastante clasica, sin propuestas rompedoras, bien elaborada y, sorprendentemente, servida en tamaños muy generosos.

Carta de vinos amplia, con surtido medio alto, pero al igual que le sucede con la oferta solida, un nivel de precios mas bien alto. Nos decantamos por un Muga blanco, con un precio algo menos subido que el resto.

Como aperitivo previo a la pitanza, nos sorprenden con una fuente/bandeja donde se contienen todos los elementos para que puedas construirte un pan tomaca a tu gusto, no te faltan unos buenos tomates, un buen aceite de Alcañiz, un buen pan, y un potente ajo. Acompañado de un pate de montaña, mas que notable.

Comenzamos con una Ensaladilla rusa con cigalas, sabrosa, original (adjunto enlace con la receta por si algún lector se atreve). Estaba rica.

twitter.com/tatel_madrid/status/615484675365146624

Seguimos con unos Esparragos blancos templados con caviar, cuya principal virtud era la calidad del esparrago en si, tierno muy buen cocido, pero como plato, no entra en mi top.

Como principales, un Rape de barriga negra a la parrilla, que segun me han contado estaba muy muy bueno, y un Escalope milanesa San Roman con huevo y trufa de verano, de lo mas pinton con tres acompañamientos: espinacas a la crema, ensalada campera y rodajas de calabacin rebozadas

Casi 25 cm de carne, fina, muy bien cocinada, a la que "cascan" un huevo por encima, lo extienden (adjunto foto) y posterioremente rallan generosamente trufa de verano. El resultado es espectacular, le añade jugosidad a la carne y un contraste de sabor con la trufa de lo mas pinton. Solo tiene una pega y es el tamaño, o tienes buen saque o las pasas canutas,

Solo un postre, un Flan de queso Brie con un helado (mas bien semifrio) de leche. Tanto por el flan en si como por el helado, un muy buen postre, suave, fino, delicado. Recomendable.

Tambien hay aspectos negativos o menos positivos de esta experiencia: de un lado resaltar el nivel de precios tanto del comercio como del bebercio, y de otro lado la gestion de tiempos, al principio, cuando habia pocos clientes en sala, excesiva rapidez (cuando estoy pensando como hacer la foto al aperitivo, ya estan sirviendo los primeros) pero a medida que el local se iba llenando, los tiempos se iban alargando, por lo que no me extrañaría que los ultimos en llegar, sufrieran mas de la cuenta.

En resumen, confirmacion de las buenas sensaciones de la primera visita, una mas que notable cocina que hara de volvamos, msxime al estar abiertos todo el mes de agosto, lo cual siempre es positivo.

Como ultimo apunte, pero no menos importante, un agradable y sorpresivo encuentro con un muy apreciado usuario de este portal,

Volveremos.

-----------------

6-6-2015. Mediodia

Apenas una rapida parada tecnica en la barra, previa al almuerzo, basicamente para conocer el local y explorar sus posibilidades.

Lo poco que he visto, me ha gustado, me parece agradable, decoracion elegante y buena separacion entre los tres ambientes de que dispone: terraza, mesas altas/barra y comedor.

Pelin caro para una simple Mahou y un mosto: 9€, no obstante y teniendo en cuenta la direccion en los fogones, el comedor me parece explorable, por ello lo incorporo a la lista de proximos a visitar.

Miss Migas

Desde luego este Tatel tiene buena pinta por su cocina, el servicio de pan con su tumaca y el paté de montaña me encanta pero, todo hay que decirlo, los precios se desmarcan.

19 de julio de 2015

spider72

Sí es un poco carete, pero no me disgusta del todo...nosotros salimos a 45 euros pax, 6 muy bien comidos...es caro pero los platos son enormes.

En efecto, el 11870, presente por duplicado en los centros de poder, aunque sean los gastronómicos. Otra vez haz eso de "la botella de Dom Perignon cortesía de los Sres de al lado".

Jajajaja

19 de julio de 2015

Gath

Miss: en efecto, tal como apunta spider, si bien los precios unitarios son caros, si comparas el tamaño de las raciones respecto a otros lugares, ves que la relacion cantidad-precio mejora sensiblemente. En nuestro caso, si hubiera sabido el tamaño de las raciones hubieramos pedido menos platos.
Spider: menos mal que reconoces que el Dom Perignon siempre es cortesia de la mesa de al lado, de lo contrario, alguno podria pensar que la dadiva procede del restaurante = "a sueldo"

19 de julio de 2015

spider72

Jajajaja

19 de julio de 2015