Teckel nace para que los amantes de la gastronomía disfruten en Madrid de una cocina espectacular y de un ambiente inspirado en el Londres de los años 20.

Ordenar por:

relevancia fecha

20/05/2016

Teckel Madrid, tradición y vanguardia

-¡¡¡Que guay, voy a cenar con los Morretes!!! Esa fue la reacción de Sandra al conocerse ganadora de nuestro afamado “Sorteo Navideño Morretefino” en esta segunda edición. Reacción lógica por otro lado, ¡Quién no va a querer cenar con estos adonis gurmetosos…! y más si es por la patilla.

Pero Sandra en su afán de no querer acapararnos, decidió compartir su premio con 2 amigas, multiplicando así las risas e historias, y no menos importante, la capacidad de probar más platos de la carta. Porque no nos engañemos si hay algo que nos gusta más que las mujeres es comer.

El restaurante elegido por Sandra fue Teckel Madrid, en la Av. de Concha Espina 55. Restaurante por el que Sandra había pasado alguna vez y se había enamorado de su terraza, ¡y no es para menos!

El conjunto del restaurante tanto el interior como su terraza está decorado con mucho gusto, haciéndolo agradable y acogedor. Pero la terraza acristalada en la misma Av. de Concha Espina es especial, con el encanto de la zona noble donde nos encontrábamos que mezclado con nuestras ínfulas de maquina baja auguraban una noche gloriosa.

La amplia carta combina la calidad del producto con toques vanguardistas, consiguiendo así platos con sabor tradicional dotados del toque personal del Chef, César Galán.

Como éramos siete y nos gusta picotear de todo más que comer con las manos, pedimos unos entrantes para compartir y luego unos platos principales (que como buenos morretes… también compartimos).

Para compartir pedimos las dos variedades de croquetas que tienen, las de gamba roja al curry y las de sobrasada y piña. Muy recomendables los 2 tipos por su sabor intenso y su melosidad en boca. (En este apartado de croquetas y demás platos volvemos a lanzar el guante de cuidar los detalles, si la ración es de 6 y hay 7 comensales, es de agradecer que haya una porción por comensal). Nosotros después de lucharlo un rato lo conseguimos.

Os dejamos con las fotos de nuestra visita para que vayáis haciendo hambre.

Para conocerlos un poquito más, puedes leer el post que les hemos dedicado en nuestro blog: morretefino.com/2016/05/20/teckel-madrid-tradicion-y-vanguardia

22/06/2016

Teckel, tipico sitio que pretende ponerse de moda con cosas aceptables y alguna mejor

Bien decorado aunque algo oscuro por dentro, buena terraza cerrada y servicio decente.

Carta con cosas apetecibles que luego no pasa de decente la mayoría de ellas. Por destacar las croquetas de piña y sobrasada ( si, esa es la mezcla.. ) están bastante buenas. En los segundos hamburguesa del capricho y cachopo son las mejores opciones.

Helen Holms

Totalmente de acuerdo!!!

23 de junio de 2016

20/07/2016

Perro ladrador...

Es cierto que a Teckel fui justo recien abierto y que posiblemente habran mejorado mucho pero esa primera opinon e imagen que me quedo no fue buena...

Caos en la sala, nos trajeron cosas que no habiamos pedido y la comida normalita.

Habra que volver para cambiar de opinion.

12/12/2015

Hamburguesa del capricho de León

Local bonito con mesas a la entrada y en un pasillo que pasa al comedor del fondo. Mesas grandes y cómodas de madera, perfecta para 4 personas.

La carta elaborada por cesar galán con un estilo parecido a saporem, se agradece que tenga combinaciones normales y no tantas pruebas raras como en el resto de aperturas de este otoño. Puedes pedir croquetas (correctas) o la hamburguesa que es su plato estrella por lo visto, sobre una base de puré y con un aceite que recomiendan mezclar al tomar y le da un toque jugoso.

Precio medio un entrante, un segundo cada uno, copas de vino y postres 95€.

Sin manteles ni platos de pan

11/11/2015

Puro perro salchica: simpático y de buen rollo. Nuevo sitio de cocina informal, y divertida con platos por afinar

El perro salchicha es una de las especies que te hacen dudar de que realmente exista la teoría de Darwin. Entiendo que la jirafa desarrolló un cuello para poder alimentarse de las ramas más altas y los pájaros no son sino pequeños reptiles que generaron plumas buscando en el cielo su evolución.

¿Qué ha pasado con el perro salchicha?. ¿Por qué su cuerpo buscó esa "casi-distopía-celular" y se triplicó con respecto al resto de sus proporciones?. Reconozco que Slinky, el entrañable perro-muelle de Toy Story tenía su puntito, pero en la vida real aún estoy buscando una explicación científica más allá una supuesta (y cruel) casualidad.

Pues no se crean, que en lo gastronómico tampoco andamos muy lejos...aún así leyendo que el local está defendido por la cocina de Saporem, avisados quedamos todos. En cualquier caso este Teckel no tiene la frescura y la juventud que hace que Saporem tenga ese puntillo.

A lo que vamos. Teckel es un nuevo restaurante en Concha Espina 55, semiesquina con Serrano, al ladito de San Rafael, hospital en el que sin duda los que tenemos niños y vivimos por la zona nos hemos pintado la raya del culo bastantes veces des-esperando, valga la redundancia, en su sala de espera, durante eternas noches de fiebres infantiles.

Los vecinos de esta comunidad más que a Juan Cuesta necesitarán a Skynet y a su ejército de ciborgs, puesto que en el mismo inmueble cohabitan: La 5 con Madison, Teckel y un local llamado Hook en los bajos. Vamos ríete tu de Platea.

Decorado por Estudio Cousi (los chicos de Quintin y TCT) el local está muy conseguido, a pesar de ser complicadillo. La luz, algo que los chicos de Cousi manejan mejor que Edison permite que los salones interiores sean igual de cómodos que la mejor parte, la que da a Concha Espina. Colores azules y ese toque pijete-elegante hacen el resto. Leo en algún blog suuuuuuuper objetivo que recuerda a una "barbería antigua londinense".

Si esto es así, el piso de Moratalaz de mis padres es...mmm...ah ya lo tengo: un colmado de especias en la antigua Ceilán.

(interruptus: hay blogs y opiniones que da vergüenza ajena leer, por muy pagadas que sean)

Carta informal, muy en la liga de Perrachica, Pipa, Marieta...platos divertidos, informales y de precios muy ajustados, aunque aquí no tanto. Una vez la comida no es lo importante, aunque para reuniones de, que me perdonen, chicas, puede funcionar.

NUESTRA OPCIÓN

CROQUETAS DE GAMBAS Y CURRY.- Correctas sin más, servidas en una cazuelilla. Se dejan comer pero la textura es demasiado grumosa para ser destacables. Psche.

HAMBURGUESA. Servida sin pan (esto para mi es positivo) y sobre una base de pure de patata, Muy buena calidad de carne, aunque un plato en demasía sencillo. Aún así buena materia prima (destrozada por el chef de forma incomprensible)

ATÚN MARCADO SOBRE GUACAMOLE. Pura gelatina roja. No sabe a nada. Una cosa es que el atún sea fresco y otra que sea más bermellón que un cuadro de la Escuela Flamenca. Mal.

ALBÓNDIGAS SOBRE CAMA DE ARROZ SALVAJE. Mi sorpresa es que son rebozadas. 4 albóndigas que ni fú ni fá sobre un fondo de arroz salvaje incomible de salado. Se me han quedado los labios como un clavel, aunque debo decir que se disculparon por ello.

Correcta tarta de maracuyá. Con cerveza y cuatro copas de vino a temperatura ambiente (es decir, chunga), unos 25 eur/pax. No pagué yo y mi visión de ojos compuestos no llegó a ver "the bill".

DETALLES QUE NO SE VEN PERO ESTÁN:

La luz y la decoración hacen que la cocina, regular siendo generoso, parezca mejor de lo que es. El problema aquí es de cocina, o mejor dicho de ejecución. Las ideas de partida son buenas, pero lo que sale de cocina no tiene "arma".

Buen servicio, amable y dispuesto a escuchar. Bien.

CONCLUSIÓN: Pues uno más en la liga de "qué-bonito" para comer regular, solo que en este caso lastrado por una zona en la que les será complicado atraer a la gente. Ni me funciona para plan de familia ni para plan pareja, aunque si mejora la cocina para reuniones de amigos puede funcionar.

Si la teoría de Darwin es correcta, la selección natural hará el resto.

Veremos.

Pamplinero

Por las opiniones de milord y milady me da que ni me acerco. Por muy bonito que sea si la comida es una tenca no vale la pena irse para allá que ya algunos pasamos de Cocós, Marietas, Tomates y Perrrachicas, que yo soy más guapo que muchos locales y por adornar no me sale gratis nunca la manduca.

12 de noviembre de 2015

Lady Spider76

A mi me parece que son sitios aptos para ir acompañado de amigos de poco comer y mucho dejarse ver....que los hay!

12 de noviembre de 2015

Pamplinero

Mis amigos son de mucho comer y de más hacerse notar. Mal vamos.

12 de noviembre de 2015

Lady Spider76

jajajajaja queda claro!

12 de noviembre de 2015

Cristina

Señores Araña, si tuvieran que elegir un sitio bonito y que se coma muy bien, ¿Cuál elegirían? Se aproxima evento familiar y me han dicho que tiene que ser un sitio bueno y bonito, el barato no es estrictamente necesario.

12 de noviembre de 2015

spider72

necesitamos más datos...si es familiar, se supone que es un sitio clásico??? nosotros somos muy de Aldaba y el otro día yo disfruté mucho pero mucho en Alabaster. Estoy en modo "sitio-que-gusta-a-un-padre".

Nosotros nos casamos en Aldaba (14 personas) y todo fue muy bien...eso sí, sinb Kviar no es barato, no...Alabaster lo veo de la misma calidad/liga.

12 de noviembre de 2015

Cristina

Justo los dos sitios que han venido a mi mente después de leer comentarios varios, no conozco ninguno. Da igual que sea clásico o no, es aniversario abuelil pero mis abuelos son "mu moelnos", a mi abuelo lo que le gusta es que el sitio sea bonito y la comida este rica.

12 de noviembre de 2015

spider72

Yo para padres los veo muy bien ambos, aunque si tengo que elegir, creo que ambos empatan a cocina pero la sala es mucho más íntima y la atención más personal en Aldaba que en Alabaster, más grande y un pelín más frío.

Además si está Manuel, ya olvídate...pero yo qué voy a decir si hice allí mi comida de boda.

de precio más o menos a la par, 70 eur/pax. Si vas a Aldaba, no dejes de probar el Dulce de Invierno. Un vino de postre alucinante.

13 de noviembre de 2015

Cristina

Apuntado queda!!!!! Ya os contare!!!! Gracias

13 de noviembre de 2015

Lady Spider76

Y apúntate al descuento...te alegrarás que al final se nota mucho.

13 de noviembre de 2015

Cristina

Aldaba reservado y con descuento! Ya os contaré

2 de diciembre de 2015

11/11/2015

Local pintón perfectamente decorado, buena atención y cocina a mejorar

Teckel es un nuevo restaurante situado en una zona bastante difícil, frente la Liceo Alemán (ahora vacío).

Estudio Cousi ha hecho, como siempre, un trabajo maravilloso con este local, que es muy difícil. Totalmente decorado en estilo vintage, destaca el maravilloso estudio de luz que hace que te apetezca permanecer muy a gusto en un local que decorado de otra forma sería insoportable, ya que el 70% del local es como un "pasillo interior".

Un 10 en decoración, pero no esperéis encontrar una barbería Londinense de los años 20. Aquí la imaginación de algún bloguero ha volado demasiado. Como mucho un estilo parecido, siendo amable, al Punk Bach.

Carta informal, y muy apetecible de principio a fin, pero con fallos de ejecución en cocina una vez que el plato llega a la mesa. La idea es muy buena pero le falta punch. Esperemos que sea un problema de rodaje porque, como digo, la carta tiene ideas buenas.

NUESTRA OPCIÓN:

CROQUETAS DE GAMBAS Y CURRY.- Con un rebozado más grueso que las paredes de la cámara acorazada del Banco de España y sin rastro de gamba roja ni de curry....Prescindibles.

HAMBURGUESA de El Capricho de León. No la he probado pero parece ser que ha sido lo mejor de la comida. No cato, no opino.

ATÚN MARINADO BLA, BLA, BLA. Pues lo pedí porque me pareció muy buena y sugerente la descripción. Pero al final me supo a atún mojado en ¿soja? y dispuesto sobre una base de guacamole....se dejaba comer pero malamente.

ALBÓNDIGAS SOBRE CAMA DE ARROZ SALVAJE. albóndigas de pollo o cerdo (por el color) rebozadas sobre un fondo de arroz salvaje que no ha gustado por exceso de "sabrosura".

CONCLUSIÓN: Si os gusta Marieta, Saporem, Le Cocó o el columpio este sitios os gustará también. Juega en esta liga y no en otra, aunque un poco más subido de precio y con una carta que pretende ir un poco más allá.

Creo que más para hamburguesas que para algo más elaborado...por ahora.

En una escala de 10 puntos sería:

5 cocina
8 decoración
7 servicio

Aprobado para pasar un sábado entre amigos.

Miss Migas

Muy fan de la escala, Lady.

11 de noviembre de 2015

Lady Spider76

Gracias Miss. Creo que la incorporaré a mis reseñas ya que es casi un deber separar la cocina y el servicio del resto de elementos decorativos.

12 de noviembre de 2015

Pamplinero

Pues más caro que Le Cocó o Marieta pero de su misma liga se llama "pagar el sitio" y es para dar cuenta a la Policía.

12 de noviembre de 2015

Lady Spider76

Sí yo creo que es algo más caro, pero esto como todo depende de lo que pida cada uno, claro.

12 de noviembre de 2015

26/10/2015

¡Nueva apertura!

Local que recuerda a una antigua barbería de Londres. Los dueños lo llamaron así porque el barrio está plagado de perros Teckel. De hecho, por lo que he leído en algún blog, probablemente hagan un "parking" con bebederos para los perretes.

La carta está asesorada por el chef César Galán (11870.com/pro/saporem, 11870.com/pro/el-escondite-de-villanueva-madrid) ofrece una cocina de fusión con platos tradicionales pero con un toque personal en los que destaca la calidad de la materia prima: albóndigas con arroz, flamenquines estilo sushi con calabaza, queso y pollo, croquetas de sobrasada y piña, ensaladilla del mar de la abuela Piedad...

Próximamente abrirán una terraza con 80 plazas abierta los 365 días del año.

Precio medio: 25 euros.

spider72

éste es el mismo de la Quinta con Madison? o es otro?

3 de noviembre de 2015

María

Están pegaditos! Coincide la dirección por eso ;)

3 de noviembre de 2015

dagger

@spider72 no te apetece una hamburguesa de buey... digamos... antes del jueves? (que es cuando tengo pensado ir yo) digamos... y escribir una review chula... digamos...

3 de noviembre de 2015

spider72

como puedes ver tengo el tema liadillo esta semana...

3 de noviembre de 2015