Ordenar por:

relevancia fecha

02/01/2012

Sitio muy chulo en Picadilly

Restaurante típico inglés, con horario muy amplio, que sirve desde desayunos hasta cenas. Nosotros fuimos a cenar en dic 2010 y la experiencia fue estupenda.

El local es impresionante, con techos de unos 7-8 metros de altura, muy amplio visualmente, aunque las mesas están muy juntas. La mantelería, vajilla y cubertería destilan calidad. El servicio, absolutamente impecable.

La carta es suficientemente amplia, con una docena de entrantes y seis o siete carnes y pescados a elegir, sin florituras ni platos innovadores. Los mejillones, el confit de pato y el entrecot elegidos, me parecieron de buen nivel, sin más pretensiones. También los postres. Es un sitio para pedir platos sencillos de buena materia en un ambiente british total.

Cenar (sin vino) sale por unas 40£ por cabeza.

19/07/2011

Si vais a Londres y os quereis dar un homenaje id a este restaurante más que un local inglés parece un bistró francés por su diseño, la atención de sus trajeados camareros y su excelente comida. Lo típico (por lo que vimos cuando comimos allí) es la quedada para tomar un té o champán con una selección de deliciosos sandwiches y dulces (a la izquierda). El Afternoon Tea... nosotros optamos por el plato del día y otros de la carta... el local tiene historia... Más:

CON FOTOS DE LOS PLATOS: yonomeaburro.blogspot.com/2011/07/restaurante-wolseley-en-londres-el.html

12/09/2007

Jesús Encinar lo descubrió en agosto de 2007

restaurante super recomendable en Londres

El edificio fue construido a comienzos de siglo para una firma de coches de lujo que quebró en los años 20 (Wolseley Cars)‚ después fue la oficina-buque-insignia de Barclays en la calle Picadilly hasta finales de los 90 en que vendió el local. En el 2003 el sitio fue acondiconado como restaurante de lujo.

Los techos son enormes‚ no sé‚ como de 3 alturas‚ lo que le da al restaurante un aire de otra época‚ como de café europeo de comienzos de siglo. El ambientillo es relajado (no hace falta corbata ni nada por el estilo) pero se nota que es un sitio habitual para ver y ser visto‚ con glitz de gente famosilla‚ banqueros queriendo ser chic‚ rusos con sus amantes y ese rollo.

La comida es buena‚ sin ser una experiencia culinaria. El sitio‚ la localización y la decoración es para dejar boquiabierto. El servicio muy amable. En general un sitio estupendo para una cena relajada en pareja‚ con amigos o para una cena de negocios en plan tranquilo y de buen humor.

Cenas por unas 40 libras‚ que para ser Londres no puede considerarse ningún exceso.

Servilletas de tela.

29/06/2011

Un clasico

Imprescindible si se quiere ir a un sitio típicamente londinense.
Hay un camarero gallego, Joaquin que puede ayudar con la carta, desde básica a bastante cara.

07/03/2010

Cada vez que voy a Londres es visita obligada, no para comer sino para tomar un desayuno inglés como Dios manda. Las viandas son brutales, la decoración ideal, el servicio atento y los clientes muy muy british de nivel. No miréis la cuenta, disfrutad.

25/05/2009

Para quedar bien

El sitio impresiona por su decoración y el trato es fantastico, pero lo que más me sorpendio es el precio: cocktel de aperitvo, dos entrantes, dos segundo, postres y una botella de vino (normalita) salimos por poco más de 100 libras los dos.

11/03/2009

Una casa de té

Construido en 1920 como salón exposición de coches y reconvertido a banco en 2003 un par de restauradores (Chris Corbin & Jeremy King) lo ponen en el mapa con un café-restaurante de esos de rancio abolengo.

26/01/2011

Clasico Té de las cinco

El t'ipico con assorted finger sandwiches, fruit scones, pastries y té por £21.

22/12/2008

Impresionante, la comida muy buena, pero lo mejor el local. Retro y con estilo, me encantó.