Ordenar por:

relevancia fecha

06/08/2014

Súper auténtico

Un restaurante chino súper auténtico. La carta es demasiado larga, como para perderse, y contiene platos muy exóticos que no encuentras en los restaurantes chinos tradicionales (ej. ensalada de medusa). Exquisitas las empanadillas grandes a la plancha (dumplings) y muy rico el salteado de pasta de arroz (el sabor es sorprendente para un plato tan sencillo). Pedimos también anguila frita (una decepción, la textura de la anguila no me gustó demasiado) y carne picante al estilo xu'chang (no demasiado picante y rica de sabor, aunque un poco pesada). Con dos cervezas Tsingtao y un té de jazmín (estupendo), nos salió por 28 euros en total. El precio es súper competitivo y el servicio es muy eficiente, trajeron todo muy rápido. Las raciones son enormes, podríamos haber comido tres personas de sobra. Me gustaría repetir, sin duda.

19/10/2012

nada mal aunque sin maravillarse

Vinimos tres amigos despues de encontrarnos cerrado el Nihao y no haber sitio en el chino de la misma calle.
Pedimos para empezar unas empanadillas plancha, correctas. Continuamos con dos fideos chinos de la casa, es una racion muy abundante, bien aunque un poco sosa.
Seguimos con un pollo gon pao (salsa picante y cacahuetes), nada recomendable, lo he pedido en muchos otros sitios y no tienen comparacion con los del Nihao.
Sin embargo nos sorprendio gratamente la carne troceada Yu-Xiang, que tenia un toque a jengibre muy rico!
Con dos cervezas por cabeza la cuenta resulto a 34€ (menos de 12 por barba).
Resumen: No estuvo mal aunque lejos de otros que hay en la misma zona, donde mi preferido es el Nihao.

27/01/2012

Cutre, pequeño y con camareros sosos... pero como no he venido a que me alegren el día, ni a una pasarela de moda os digo que se come muy bien.

La carta es espectacular y bueno, como curiosidad os digo que si en un restaurante chino vienen chinos a comer, es que seguramente sea la mejor comida china que puedas encontrar en Madrid.

Resumen: Barato, una carta espectacular, buenas raciones y un sabor muy especial.

08/11/2007

El restaurante no tiene nombre‚ simplemente pone "Bar Restaurante Chino"‚ así que evidentemente tampoco tiene web. Es un chino lleno de chinos, cutre como pocos. La carta es espectacular. En ningún otro chino he visto "sopa de medusa"‚ "manos de pollo" o "picos de pato". He de confesar que de esos tres solo me atreví con las manos de pollo‚ que eran exactamente eso‚ las manitas del pollo. Eran una cosa fría y gelatinosa. Básicamente un entretenimiento para chupar mientras te traen algo de más enjundia. También me pedí una ensalada de cangrejo que tampoco recomiendo. Las berenjenas‚ esas sí estaban buenísimas. Casi todos los chinos tomaban una especie de sopa transparente servida en jarra de cerveza con algo parecido a un pedazo de barro flotando. Fue todo un experimento. Recomendado para aventureros con estómagos a prueba de bomba. El precio ni se pregunta... tirado.

14/09/2007

pintamonas lo descubrió en septiembre de 2007

Un auténtico chino en el centro de Madrid

Es cutre, sucio y las camareras bordes, pero tiene algo que me hace repetir siempre: su comida. Y es que éste es un chino de verdad, dónde van a comer los chinos... o habéis visto chinos comiendo normalmente en algún chino? Valga toda esta redundancia para algo.

La comida es artesanal, exquisita y auténtica. No como en otros que todas las comidas parecen llevar la misma salsa, el servicio puede tardar un poco, pero la espera merece la pena.

No es barato, pero tampoco nada caro, los precios están bastante bien.

Apto para los amantes de la comida oriental, pero que no sean muy escrupulosos por que este sitio es realmente guarro...