Ordenar por:

relevancia fecha

04/10/2017

Pues el cafe esta bueno, pero le sobra postureo

Lo mismo es que me he cansado yo de tanto "postureo" y demas, pero estoy ya mas que harta del rollo "soy barista", del rollo "soy vegano" y del rollo bio (que claro con el veneno que nos venden en el super, ahora hay que comprar bio para comer decente..en fin).

Lo dicho, el sitio es Ok, el cafe esta bien, a mi me parece caro, pero bueno, si tuvieran cosas "decentes" en otros sitios no tendriamos que tener tantas "memeces".
Lo que no me gusta es el rollo postureo, creo que a la misma persona (yo) te tratan distinto si vas vestido de rollo normal (ni fu ni fa no se sabe) o si pareces "un moderno" (yo tb), creo que esto es bastante lamentable, ojo, para mas colmo ocurre en muchos sitios de este barrio. No se que decir, si tienes aspecto de cool, fashion, hipster, moderno o similar muy bien; en otro caso te ignoran, supongo que sera el tema este de pertencia a un grupo.

El sitio esta lleno hasta la bandera, no se si es porque el marketing / publicidad lo dominan, el cafe esta bueno, le pongo solo ok..por lo demas. El sitio es pequeño tambien y no muy comodo.

No he probado las tartas, porque las porciones me parecen "testimoniales", vamos ideales si estas a dieta.

Te recomendamos:

29/03/2017

Café pequeño, pero de calidad. Si estoy por la zona me dejo caer siempre que se tercia.

24/02/2016

Posiblemente, el mejor café de Madrid

Sin más. Algo de postureo, muy hipster, pero al final. El café es el café.
Lo recomiendo si buscas un buen café y bien preparado.

23/09/2015

Buen café para la fauna mongola

No sé si conocéis las ilustraciones o estampas que bajo el título de "Fauna Mongola" dibuja Cristóbal Fortúnez y que constituyen una crónica del “hipsterismo” madrileño. Pues bien, cada vez que voy al Toma Café de la calle de la Palma me queda la duda de si Fortúnez no vendrá aquí a retratar del natural.

Situado en un escobero de reducidas dimensiones sito en la calle de la Palma en Toma Café se puede tomar uno de los mejores cafés de Madrid. Sabor intenso, mucha crema y con gran profusión de aromas y matices, justo como según dice George ‘volutomaifeivorit’ Clooney que sabe su café y que como es tan buen actor todos nos hemos creído en algún momento.

En Toma Café se mima mucho el proceso y así sale el café de bueno, supongo que además el café no será tampoco Bonka Clásico. Según el rumor este cafetín pertenece a un publicitario rebotado de McCann-Erickson (¡y otro más!) que un día se cansó de que le rompiesen las bolas en la mencionada agencia de publicidad y se marchó a Italia a comprar una buena máquina de café y aprender a hacer el mejor café del mundo para poder compartir su pasión en Madrid. Yo, personalmente, espero que la historia no sea real porque las historias de dejarlo en todo en pos de un sueño, ya sea el de aprender a hacer café o ir a pedir consejo vital al primer badulaque en las faldas del Himalaya, hacen que me dé la risa tonta. Pero con la historia rellenamos reseña, algo que nunca viene mal.

Además del café se pueden pedir cookies (galleta), muffins (madalenas gordas) o tarta (tarta). Están buenos como en la gran mayoría de “cafés con tarta” de Malasaña, pero aquí se viene por el café.

El local es pequeño, incómodo, oscuro y además incómodo. Hay pocas mesas, son bajas, las sillas son como de colegio de curas concertado y la disposición hace que te tengas que sentar al lado de tu acompañante en lugar de enfrente. ¿He dicho ya que es incómodo?

Otro punto a favor es que los camareros desabridos que atendían con cara de estar repitiéndo sin descanso en su interior (“recuerda que eres un barista, ¡un artista!”) han desaparecido y han sido susituidos (por lo menos ayer) por un chaval enorme neozelandés con hechuras de jugador de rugby que es más majo que las pesetas.

El sitio debe aparecer en varias guías de viaje hipsters (¡sorpresa!) porque allí no dejan de entrar japoneses con cara de palmera mirando a ver si hay sitio. Nunca lo hay.

Yanzoo

jajajaja entre la fauna mongola y la traducción de las cookies y muffins me he reído un montón!!. El café está muy rico pero no pienso volver sin gafas de pasta y camisa de cuadros... porque me sentí fuera de lugar no lo siguiente....

23 de septiembre de 2015

spider72

jajajaja genial crítica. Yo no lo conozco, pero sí que he presenciado alguna charla de "puristas del café hipsterianos" que llega a límites desternillantes...se discute hasta de las máquinas que lo muelen y de los segundos (sí, segundos) que debe estar el café "goteando" hasta hacer la taza correcta,

Por cierto...que yo he probado una cosa en Super8, un sitio más hipster que el tío del anuncio de Trivago bautizada como Peter Jackson (es que el local es mitad videoclub mitad café del bueno) que consiste en Café con Tónica. Sorprendente-mente está muy bueno.

23 de septiembre de 2015

Pamplinero

¡Gracias, eum!

@spidey: Lo de Super8 parece hipster de lo de verdad, de reportaje en el Nosolomúsica presentando por Kay Rush en los primero 2000. Habrá que ir.

De todas formas hay que reconocer que el café en Toma Café es muy bueno. Yo ayer me arreé un par de capuchinos y un ristretto. Volví a casa aleteando con las orejas.

23 de septiembre de 2015

spider72

Super8 es un gran sitio aunque me temo que yo sólo lo recomendaría si eres vecino. No deja de ser un videoclub de barrio (ojo que esto es algo maravilloso) pero no me veo yo yendo allí "apostas". Yo me paso el día allí porque vivo al lado y porque me gusta ponerlos a parir por recomendarme pelis como Magical Girl o Locke. Son hipsters hasta en el cine.

23 de septiembre de 2015

spider72

Pero vamos que les pasas el hipsterómetro y se rompe: no hay coca-cola, por supuesto. Máquina de café de las raras. Agua filtrada (como lo oyes). Café de comercio justo. La lista es interminable...pero aunque yo soy más tipo Abramovich (es decir, un hortera) me quieren (creo) y yo a ellos.

23 de septiembre de 2015

21/04/2015

Decepción cafetera

No soy muy cafetero, pero un objetivo de 2015 era aprender más sobre esta materia. Me dijeron "ve a toma café" y allí que fui.

Me ha parecido caro, poco didáctico (para ser un sitio especializado en café, poco asesoramiento y poca variedad) y demasiado trendy. Además de un coñazo sideral lo de hacer cola para pedir, si quieres que te asesoren con una larga cola detrás vas dado. Es una mezcla de conceptos mal llevada.

Yanzoo

El café a mí me pareció bueno pero es verdad que didácticos son poco o nada... es lo que tiene que un sitio se ponga de moda.

21 de abril de 2015

04/11/2014

Que nadie como tu me sabe hacer.....CAFÉ

“Perdona… ¿Dónde está el azúcar?? “
“Está en la esquina, pero…dale una oportunidad sin nada”

Pues eso, el primer café sin endulzante de mi vida y me supo glorioso. Sabor, cremosidad y por un precio de frotarse los ojos (ríete del Starbucks)

El local no es el más cómodo para deleitarse con un café durante una tarde entera, pero si es funcional y tiene personalidad. Lo han ampliado y han habilitado una sala al fondo (no demasiado bonita)
Se palpa que hay gusto por hacerlo bien.

Pena que no haya uno en cada esquina…

spider72

Pues una vez que pruebas el café sin azúcar ya ano hay vuelta atrás...

4 de noviembre de 2014

spider72

perdón quería decir "ya no hay vuelta atrás".

Nada que ver con el intestino grueso :)

4 de noviembre de 2014

Rosalía Martínez (Pi...

el de toma café es uno de esos pocos sitios donde se puede hacer sin riesgo de quedarte con una úlcera de amargor una "jartá" grande

4 de noviembre de 2014

11/04/2014

¡Mamá! Yo de mayor quiero ser “barista”

- ¡Mamá, mamá!

- Dime hija

- Mamá, yo de mayor quiero ser “barista”

- Hija, querrás decir “artista” como todos los niños a tu edad

-No mamá, quiero ser “barista” y preparar cafés como en Toma Café

- Hija, no me extraña…

Antes de entrar al local he de reconocer que a mí me ganaron con el cartel de la entrada de reza así “Casa de cafés y espressos”. Casas conocía de casi todo (de comidas, de huéspedes, de empeño, de subastas,…) pero ¿de cafés? Pues sí y una vez que los pruebas entiendes que no podían definirlo de mejor manera porque todo lo bueno que tiene una casa lo aplican al café: cariño, cercanía, calidad y servicio.

No me considero un experto en café, pero 10 años en una multinacional que entre otros productos vendía café, entiendo que algún poso me ha dejado y si por algo destaca Toma Café es por la calidad de los cafés. Saben y huelen realmente a eso, a café. Puede sonar raro pero hoy en día no todo el mundo da café, dan gato por liebre, café quemados, mal tirados,…

He de confesar que el local como tal me sorprendió. Me esperaba un concepto de cafetería, más al uso, un lugar donde disfrutar tranquilamente de un café bien preparado pero reamente no es así, es un lugar pequeño con poco espacio para sentarse ya que cuenta con apenas un par de bancadas que lo mismo hacen la función de asiento que de mesa y un original asiento con los sacos de café a modo de cojines. Eso sí, decorado con elementos sencillos pero que consiguen un resultado atractivo, cercano y diferente a base de bicicletas colgadas, sacos de café, vigas de madera vieja, un aparador antiguo de madera y algún que otro cartel simpático con referencia al mundo del café. A mí, como ya me pasó con Delic, me recordó un ultramarinos de los de antes, con su encanto.

Leer más en ... calandria.es/toma-cafe

04/05/2014

Buen café, local diminuto

Había leído que aquí se servía uno de los mejores cafés de Madrid y como buen amante de esa bebida que soy, decidí ir a probarlo. Nada más llegar me percaté de algo obvio: el local es diminuto. Tienen colocados unos bancos de madera y unos pequeños taburetes y sillas de estilo "silla de parvulario" que ciertamente no resultan nada cómodas. No al menos para la gente que, como yo, ya tenemos cierta edad. La clientela era joven y moderna, como uno espera en Malasaña.

Pedí un cortado y hay que reconocer que la calidad del café es buena. La presentación también lo fue, con su figurita de espuma incluida.

Es un buen café por el café en si, pero no es un sitio para ir a sentarse tranquilamente a degustarlo porque el local es pequeño y el mobiliario es acorde a esa escasez de espacio.

10/07/2014

Visité este sitio como hace un mes. Soy un gran aficionado al café y en España por desgracia , a pesar de contar casi todos los bares con una máquina de espresso, no es fácil encontrar café decente, por lo que tenía muchas ganas de conocer un sitio que valorase el café y estuviese fuera de cualquier cadena.

Al llegar veo la carta y me agrada mucho: original y contenida de precio. Tienen una alacena en la que exponen diferentes productos a la venta relacionados con el café. El sitio está bien pero parece un poco incómodo para estar mucho rato; en mi caso, yo pedí café para llevar.

El personal es todo del rollo hipster-moderno y parecen muy simpaticos con sus iguales pero no así si vas vestido normal (no hipster). En ese caso no te dicen ni hola.

En fin, pedí un espresso doble para llevar y la elaboración fue muy correcta (faltaba más con esa máquina). Lo raro es que usan una variedad de café ultra-ácida y costaba mucho tomarselo. No digo que estuviese malo, simplemente el sabor ácido predominaba completamente sobre el resto. Era casi como tomar un limón, sin exagerar. No sé si lo harán porque la gente suele tomar el café con azúcar y leche, que no es mi caso, y queda bien de esa forma, pero realmente no entiendo que se decanten por una variedad tan extrema para un espresso normal.

05/02/2014

Café delicioso

Uno de los mejores cafés que he tomado en Madrid, no quemado, limpia la cafetera, suave pero sabroso, un poco caro pero merece la pena. Los bizcochos me daban un poco de miedo, por ser tan sanos, pero estaban buenísimos. El lugar es acogedor y original, no tiene mesas así que tienes que buscarte la vida, pero tiene su gracia. La sensaciónno es de estar en una cafetería, sino en un cuarto de estar muy moderno, con una luz muy agradable, silencioso y relajado.

29/06/2014

Muy buen café en un lugar bonito pero no demasiado cómodo. Pocos "sitios" que no mesas para sentarse y cola para pedir aunque al menos ésta es porque en la barra se toman su trabajo con mimo.

Agradable y agradables.

27/08/2014

Desayuno en un sitio en reforma.El café bueno, pero es tan difícil servir en una taza,no quiero vasos de cartooonnnnnnnnnnnn .Un bizcocho de zanahoria regular y el de chocolate rico.Las tostadas de Panic,con aceite.......
El sitio mono,con unos modernossssssssssss,de los que colocan los pies en las mesa.......