Ordenar por:

relevancia fecha

13/12/2016

Buena opción en el casco viejo de Cáceres

Si no quieres hipotecarte en Atrio (que no digo que no merezca la pena, pero no todos los días son fiesta), que está al lado, puedes dejarte caer por el restaurante que cumple con creces con una ubicación muy buena dentro de un palacete imponente, una sala de restaurante muy agradable con vistas a patio interior luminoso con pavo real incluido (de nombre Curro y con muy malas pulgas según contaron, que en una ocasión mandó a un empleado a urgencias con un picotazo tremendo).
Cocina con guiños extremeños (producto ibérico) y actuales (ceviches). Probamos, para 4 personas y todo al centro:

- Ceviche de corvina: muy frutal pero falto de acidez. No estaba malo pero de un ceviche espero más potencia.
- Huevos trufados, polvo de migas y jamón. Ole tu que plataco. Exquisito. Top
- Timbal de Berenjenas con tocino, torta y miel. Fallido por culpa de un tocino terriblemente salado que mataba el plato. Una pena
- Bacalao con ajoblanco: buen plato con el bacalao en su punto y bien acompañado por el ajoblanco.
- Solomillo de retinta con foie fresco. Segundo plataco top. Carne espectacular de textura y sabor. Bravo, bravo.

La cosa salio en 2 platazos, un pinchazo y uno ni frío ni calor. Con un poco más de tino y suerte con la cocina (ese tocino salao) te sale un combo disfrutón de 5 estrellas.

La chavalería (2) se zampó unas carrilleras al vino tinto muy buenas.

No hubo sitio para postre. Solo cafés.
Comida sin vino, sólo cervezas y agua.

No salió la cosa a unos 90 y pico, pero hay que tener en cuenta que no pedimos ni vino ni postres, y que hicimos un picoteo en lugar de entrantes compartidos más principal por persona (con todo y con eso, nosotros salimos satisfechos) El precio por un plan más "completo "puede no resultar barato pero no me parece ninguna locura, por entorno, servicio y cocina.

06/03/2013

Me lo esperaba mejor, me decepcionó

Reservamos para cenar en el restaurante que verdaderamente es precioso y yo diría que lo mejor, más allá de la comida en sí. Bien presentada pero sin pena ni gloria, la verdad. Esperaba más.
Los aperitivos estaban francamente malos, de hecho no pudimos más que probarlos, ahí se quedaron. Pedimos al centro calabacín relleno que bueno, no estaba malo pero sin pena ni gloria. Después un rodaballo relleno de langosta que estaba rico pero tampoco sorprendente y una codorniz que la verdad, no me dijo nada. La cuenta se correspondería si hubiésemos cenado mejor, sinceramente. Si volviese probaría la zona de tapeo más que el restaurante.

13/04/2013

Tapería

El Torre se Sande ha seguido la moda de rebautizar los restaurantes como taperías, pero manteniendo el restaurante. Yo conozco la tapería, la comida está bastante bien, rica y con buenas ideas, aunque el sitio tiene una decoración que no me vuelve loco y es un pelín estrecho. Aun así, por la ubicación en pleno casco viejo y por la comida, merece la pena.

08/12/2012

Nada del otro mundo

El lugar, sobre todo el patio exterior, es precioso, sobre todo en esta época (otoño). El servicio en general han sido muy amables con nosotros.
Sin embargo, la comida no es nada del otro mundo. Sí es cierto que los platos suenan muy elaborados pero el sabor no es nada especial, sobre todo teniendo en cuenta el precio (unos 40€/persona).
Hemos comido en restaurantes incluso más baratos (no en Cáceres) y con la comida mucho mejor.

Los postres no nos han gustado mucho, sobre todo teniendo en cuenta que cuestan 9€ cada uno.

15/07/2013

Tapeo de altura

Visitamos la tapería únicamente, no el restaurante.

Nos gustó mucho la originalidad de las tapas y su ejecución así como su precio.

11/04/2011

EL MEJOR SITIO DE TAPEO

Justo al lado de Atrio tenemos este sitio de tapeo que también tiene restaurante más serio y formal al que no he ido, ya que mi plan fue comer en Atrio y por la noche tapear aqui.

El sitio no es muy grande, tiene su encanto y fuera tiene una terraza agradable. No se puede reservar.

Las tapas cuestan solo 4 euros y hay verdaderas delicias como las migas (encima es una ración enorme) q posiblemente son las mejores que puedes probar, o la carrillera q estaba deliciosa. Encima solo coj pedir una caña ya te ponen una tapa enorme de arroz o de patatas a lo pobre así que por 15 euros o menos puedes cenar hasta decir basta.

Sin duda, totalmente recomendable para tapear por la ciudad histórica de Cáceres.

creaydestruye + seguir 73 sitios, 12 seguidores

25/07/2012

Bonito y rico

Excelente sitio para comer en Cáceres. En un entorno incomparable en el casco histórico de Cáceres y con unas viandas riquísimas y bien servidas. La terraza es ideal y las tapas a 5 euros están de lujo. Recomendable el salmorejo con berenjena frita rico rico!!!

08/12/2012

elegante

Lo mejor, el sitio: muy agradable. Con un jardín muy especial. Recomendamos la merluza rellena de marisco. Los postres, elaborados aunque no nos acabaron de convencer. Se come por unos 40 euros.

12/11/2010

El restaurante está muy bonito (la zona de tapear también parecía estar muy bien). Me gustaron más los primeros (croquetas y migas, por cierto las mejores que he tomado, 10 euros cada plato) que los segundos (secreto y merluza, 16 euros cada plato). El vino, el de la casa, un tempranillo (a mí los tempranillos no me gustan pero...) estaba muy caliente y el sabor no me gustaba (14 euros).

22/10/2009

restaurante magnífico

es el mejor restaurante con diferencia de Cáceres junto con el Atrio (11870.com/pro/restaurante-atrio). Está instalado en una construcción del siglo XV en pleno casco histórico de Cáceres. La cocina está muy bien, mezclando productos de la tierra con recetas más innovadoras. La sala está impecable y el servicio es excelente y atento.

También tienen un bar para raciones y tapas por si quieres comer de manera más informal.

09/04/2012

Torre de Sande

Estuvimos en la barra, asi que del restaurante no puedo hablar, cocina tradicional con toque moderno, tapas por 4€ muy generosas y originales. Muy recomendable.

29/11/2011

Con un encanto especial. Ubicado en la parte antigua de la ciudad sorprende por la calida de su cocina y el ambiente omántico.

En verano es una gozada cenar en un patio rodeado de una murralla antigua repleta de hiedra. Merece la pena pasar por allí si estás de visita en la ciudad.