Traperos de Emaús

recogemos todo tipo de muebles y enseres, las cosas que son de provecho y utilidad las recogemos gratuitamente y las que no lo son cobramos un servicio de recogida, este es nuestro dia a dia. Ahora estamos unas 15 personas en activo, cada uno de nosotros es diferente, o bien por el pais de origen, religion o simplem...

Ordenar por:

relevancia fecha

12/12/2010

Parece una buena solución para quien, como yo, odia tirar a la basura cosas que sirven/funcionan pero que ya no vas a usar más y quieres que alguien las aproveche. El problema es que no cumplen lo que prometen. Según ellos: "las cosas que son de provecho y utilidad las recogemos gratuitamente y las que no lo son cobramos un servicio de recogida". TODO lo que recogieron en mi casa funcionaba o servía, salvo un store de bambú con la cuerda rota al que simplemente había que cambiarle la cuerda. Y sin embargo quisieron sacarme 30 euros. Les dije: pero todo funciona y ustedes lo van a vender en la tienda. Respuesta: "es que la tienda está petada". Al final me sacaron 20 euros y yo me sentí completamente engañada.

Jaime Reinoso

Totalmente de acuerdo, hoy me ha pasado a mi lo mismo. Un armario re utilizable totalmente, un sillón, antiguo si, pero que cualquier persona sin medios para comprar uno de segunda mano lo utilizaría sin problemas. Sillas, una mesa, una lavadora, un frigorífico y un termo eléctrico. Dicen que nada les sirve y que encima las escaleras del edificio son incómodas, me ofrecen retirármelo todo por ¡¡¡200 euros!!!.
No se si todos son así, pero espero que no. He llamado a los de RETO y parece que ellos si aprecian mas el valor de las cosas.

Saludos.

20 de diciembre de 2011

Fernando

otro igual. Vieron que podríamos pagarles algo y pidieron. Un poco a traición porque al principio dijeron que no cobrarían.

30 de julio de 2012

GV Garrucha

Pues a mi me trataron genial. Yo llame para vaciar mi habiatación de lagunos muebles uqe ya no quería y el trato fué estupendo.... vinieron super pronto y se llevaron todo y aunque si que tuve que negociar con ellos un poquillo por algunos muebles
que no les servían me hicieron un gran favor, ya que me ahorre bajar los muebles yo y encima ellos pueden reutilizar los muebles que yo ya no quería. A me me parecio genial, de hecho si algún día me veo en la misma situación les volveré a llamar!

27 de septiembre de 2012

11/05/2010

Traperos Madrid fue creado en 1984 como un taller ocupacional. y después se convierte en Asociación sin Animo de lucro. Me gusta, porque a parte de encontrar cosas muy interesates, su filosofía hace que aumente el número de personas que trabajan en la asociación, beneficiando a más personas. Esta es su peculiar rentabilidad; invertir en oportunidades para otras personas, no aumentar los beneficios de los que ya están dentro. La demostración palpable de que esta singular idiosincrasia funciona es que siguen trabajando después de más de veinte años.

15/12/2007

maripili lo descubrió en diciembre de 2007

Anticuarios solidarios

En el Rastro hay muchísimas tiendas de anticuarios y muebles viejos, uno de los mejores sitios en Madrid si te gusta la restauración y quieres localizar muebles viejos que arreglar.

Esta tienda es una de ellas y a mi me encantó la parte de la tienda en donde estaban los muebles. Unos armarios, sillas, mesas verdaderamente alucinantes por precios increibles.

Muchos de los objetos son los que se utilizan en la decoración de series y películas.

Y además comprando aquí, ayudas a una gente a sentirse útil

16/12/2007

Los traperos de Emaus

Un poco de historia:
Henri Antoine Grouès (alias Abbé Pierre) nació el 5 de Agosto de 1912 en Lión. Era el quinto de los ocho hijos de una familia bien situada.
Estudió con los jesuitas. Participó activamente en el Movimiento Scout de Francia. A los 16 años, impactado por la figura de San Francisco de Asís, decide hacerse fraile capuchino, cosa que hará a los 19 años, después de haber distribuido a los pobres la parte de la herencia que le tocaba.
El 1938 es ordenado sacerdote. Por causa de su mala salud tiene que dejar la vida monástica y queda incardinado como sacerdote secular en la diócesis de Grenoble.
Durante la Segunda Guerra Mundial realiza una intensa actividad de salvamento de victimas de la tiranía nazi. Es a partir de entonces cuando comienza a conocérsele como Abbé Pierre, nombre de clandestinidad utilizado en acciones arriesgadas. Salva muchas personas (sobre todo judíos y polacos) perseguidos por la Gestapo. Falsifica pasaportes. Hace de guía de personas que huyen del terror a través de los Alpes o de los Pirineos.
Perseguido él mismo por la Gestapo consigue escapar del cerco muchas veces, pero al final cae arrestado. Consigue huir y llega a Argelia escondido en un saco de transporte postal.
Acaba la guerra y se establece en París, y es elegido diputado por la Asamblea Nacional.
Entre otras iniciativas presenta con otros diputados, un proyecto de ley para el reconocimiento de la objeción de conciencia.
El 1947 alquila para vivir, un gran caserón a las afueras de París. Pronto se convierte en un centro de acogida, donde sobre todo los fines de semana, acuden jóvenes y familias enteras con pocos recursos para pasar unas horas de tranquilidad y reflexión.
Un día meditando el Evangelio ve que el mejor nombre para éste centro de acogida es Emaús:
Vale, hasta aquí la información de un libro que encontré en Lisboa. Yo, Torrebrunez, los he conocido en la calle Provisiones hace ya casi 20 años y he conocido a Encarna, una chica desheredada al más puro estilo Dickens que logró dejar la heroina y salir adelante, aparte de venderme libros maravillosos. Los traperos o "Drapeurs" son más que eso, son unos ex-yonkis maravillosos a los que hay que visitar aunque sólo sea para hablar con ellos. Tienen más ciencia que cualquier universidad privada... De verdad, lo afirmo.

24/06/2008

mercadillo baratito

y en el rasto nada menos, pues este finde me paso