Este sitio ha cerrado, si crees que esta información no es correcta: ponte en contacto con nosotros

Ver otros restaurantes italianos en Madrid

Trattoria Limbara - CERRADO

Ordenar por:

relevancia fecha

22/07/2016

Un italiano diferente, especializado en cocina de Cerdeña

Quien vaya buscando pizza se equivoca de restaurante. La cocina sarda tiene matices diferentes a la clásica italiana.

Cabe destacar el pane frattau, una especie de pizza, de masa muy fina, queso, tomate y un huevo frito, al servirlo viene como una pizza sin partir en porciones, la camarera, muy atenta, lo prepara al momento y divide en porciones enrolladas tal y como se ve en la foto, está excelente. El calamar en salsa picante muy rico.

Los platos de pasta que probamos estaban también buenos, culurgiones con mucho sabor a menta y gnocchi de Cerdeña muy suave; increíble el sabor de los spaghetti con naranja, y muy curiosa la textura de la fregola. El risotto muy diferente al habitual, la textura del arroz es muy distinta a otros risottos. El solomillo estaba bueno, hecho de una forma diferente a la habitual.

Los postres una pena, porque solo les quedaban dos, el tiramisú estaba muy suave, pero estaba bueno, el otro postre, los papassini, era una especie de pastas. Habrá que volver y seguir probando platos. Rematamos la comida con un chupito de licor de mirto, muy bueno.

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:
zampurreando.com/2015/10/04/trattoria-limbara

28/04/2016

Comida sarda casera

Como ya se ha dicho, el sitio es sencillo y no destaca por su decoración pero es lo que corresponde a una trattoria.

El personal de mesas está formado por dos chicas y un chico. En general, amables, pero una de las chicas se sale: encantadora, dicharachera, te explica a su manera los platos, lo vive... vamos, que te la llevarías a casa.

Cuenta que la pasta la elaboran ellos mismos y tiene pinta de ser verdad, Empezamos con un plato de embutidos variados (mortadella, salchichón, una especie chicarrones) y quesos. Muy rico todo, pero creo que es una ración suficiente para 3 ó 4 personas. Tampoco pasa nada si es para menos porque nos dijeron que lo que sobrara nos lo podíamos llevar (no hizo falta). Luego pasamos a dos platos de pasta, uno con salchichas (lo llaman así pero, en realidad, es parecido a nuestro salchichón) muy rica y otro una especie de empanadillas de pasta rellenas de ricotta, de forma y tamaño parecido a las gyozas, que, a pesar de estar ricas de sabor, las, encontré un poco mazacotes. Por último, un plato de ternera que, por las explicaciones, pensamos que sería algo parecido a un redondo pero que resultó ser un entrecote a la plancha y con rúcula como acompañamiento, la carne tierna aunque no especialmente sabrosa,.

Sin impresionarme (pero esto me pasa con toda la comida italiana) me gustó.

08/10/2015

El peor trato que he recibido en un restaurante

Muchas ganas desde hace mucho tiempo de ir a Trattoria Limbara. Reservo por teléfono, la atención es genial, la chica al otro lado simpatiquísima, pinta bien. Lo mismo al llegar, todo sonrisas; el restaurante me gusta con su rollito de negocio familiar, casero, tradicional.

Pedimos un risotto y pennette carbonara en uno de los menús (10€ con bebida y postre) y el otro era una especie de pizza con pasta muy fina (11'50€ con bebida, sin postre). Nos sentamos a las 14'15h, a las 14'49h todavía no hay ningún plato en la mesa y las cervezas van bajando; tampoco hay aperitivo o algo para pasar el rato.
Por fin llega la pseudopizza a no sé qué hora, está bien pero no me cambia la vida, sabe a pizza margarita con huevo.
Hacemos la digestión, nos aburrimos, nos aprendemos la decoración de memoria... de la cocina no sale ningún plato, ni sé cuánto tiempo después viene uno de los platos, el otro vendrá 5 minutos después. Los dos platos están bien aunque la carbonara sabe principalmente a pimienta.

La camarera viene a preguntarnos qué tal, le decimos que hay un problema con los tiempos entre platos, nos suelta el rollo de: "aquí todo es casero, lo hacemos todo al momento", frase que oímos constantemente en el restaurante y que nos dirán 18 veces más. Le digo, que vale, genial que sea casero pero que he hecho la digestión entre plato y plato, me mira como diciendo: a mí qué me cuentas y dice que esa calidad no la dan otros restaurantes y que si queremos algo bueno tenemos que esperar; le digo que quizás deberían planificar mejor para evitar esperas. Estas debieron ser palabras mágicas porque enseguida vino el cocinero a soltarnos el mismo rollo de casero, hecho al momento (exactamente las mismas palabras de antes) y me vende la moto con que otros restaurantes lo hacen todo recalentado, me pone de ejemplo el VIPs; le digo que hay muchos restaurantes que lo hacen al momento y sus tiempos son normales, al tío no le apetece oír más y se va.

Nos falta el postre, ni siquiera vienen a preguntarnos cuando de repente aparece la camarera y nos deja la cuenta encima de la mesa, le digo lo del postre y dice que no nos lo va a poner, llama a la jefa (esta es la simpática que cogió la reserva por teléfono, en este rato se ha convertido en Mr. Hyde); no me deja hablar y empieza a decir a voces que nos trae la cuenta porque tenemos prisa y que nos ha restado el postre (ha quitado un miserable euro de la cuenta), dice que nadie tiene que ir a decirle a ella que tiene que planificar mejor su restaurante, que en su restaurante todo es casero y blablabla y que tardan en cocinar y que están llenos... en fin, nos está diciendo que nos vayamos.

Es la primera maldita vez en mi vida que me echan de un restaurante. Es increíble que este restaurante tenga buenas críticas en varias páginas cuando la comida es normal y la educación de la dueña deja mucho que desear, parece mentira que trabaje cara al público con las poquitas habilidades sociales que tiene y lo mal que soporta las críticas.

Por supuesto no hubo ni una sola disculpa, ya que al parecer fuimos nosotros quienes les ofendimos a ellos.

Prefiero que me estafen, pagar por algo que no vale lo que cuesta a que me traten mal.

Avelio

Cuenta, cuenta...

8 de octubre de 2015

EandradA

Ay marujín. Voy p'allá, que tengo una mala hostia que por algún lado tiene que salir.

8 de octubre de 2015

Gath

Lamentable que aun queden personas que solo saben "defender" su negocio al grito de: "Si no le gusta como trabajo, ahi tiene la puerta"
Paciencia, no te hagas mala sangre, y como dijo aquel: .. "Será por sitios.."

8 de octubre de 2015

EandradA

Gracias José Luis, la verdad es que hemos salido de allí medio desencajados porque nunca me había pasado nada parecido, no nos esperábamos algo así, yo estaba pendiente de pedirle a la camarera un tiramisu y mi compi un café italiano rico.

8 de octubre de 2015

Miss Migas

Me acabas de dejar de piedra. Qué poca visión de negocio.

8 de octubre de 2015

acme

Joer Ean-stones... a mi me han echado de bares, pub, "discoteques", hasta la policia de pisos de estudiante por hacer fiestas pero de un restaurante..... tienes que cambiar de actitud :-)

8 de octubre de 2015

EandradA

¿Perdón? He estado este mediodía comiendo allí, dime por favor en qué estoy mintiendo.

8 de octubre de 2015

Sr Rodriguez

Sólo unos minutos tardan en contestar.......igual estaban a la espera de una crítica demoledora o tienen más vicio con el 118 que yo.....Y encima en plan chungo. Porca miseria !

8 de octubre de 2015

EandradA

Como veis tratan igual a la gente aquí que en el restaurante.

8 de octubre de 2015

EandradA

Yo estoy esperando a que al menos pidáis disculpas.

8 de octubre de 2015

EandradA

También es muy fácil excusarse repitiendo todo el tiempo: aquí todo es casero, lo hacemos todo al momento...

8 de octubre de 2015

Prwll

MIedito me da ir a un sitio en el que alguien que hace una mala critica le dice que la manda a la policia.

8 de octubre de 2015

CubaLibre

Hay que mandar a Chicote a este sitio para poner orden

8 de octubre de 2015

Sarah Connor

Recuerdo una vez, en un proyecto de I+D en el que trabajaba mi empresa en colaboración con otra, en el que nos pasamos en un deadline y tuvimos una reunión en la que, con una presentación repleta de gráficos intentamos explicar el motivo de la demora. Fuimos crucificados sin piedad por el CEO de la otra empresa pero no se me pasó en ningún momento por la cabeza el recoger mis cosas y salir de la sala de juntas. Allí aguantamos como jabatos la que se nos vino encima. Hay que saber estar, a las duras y a las maduras, es lo que hacen los profesionales. Si no se está preparado para escuchar una opinión que puede no ser favorable quizás lo más conveniente es abstenerse de preguntar. Otros más avezados tomarían nota para la próxima. También hay que anticipar que cuando se la liamos muy parda a un cliente puede que este sea un miembro de larga trayectoria en una web de críticas gastronómicas, es entonces cuando uno debe apechugar con su comportamiento. Es más, uno, como dueño de su restaurante, puede actuar como le dé la real gana, asumiendo las consecuencias posteriores claro. Creo que Eandrada, con más de 1.000 restaurantes visitados en su agenda, no tiene que explicar absolutamente nada, su credibilidad está fuera de toda duda.

8 de octubre de 2015

spider72

Cliente menos tiene aquí. Y no por Eandrada precisamente. Un poco más de mano izquierda y educación...

8 de octubre de 2015

EandradA

Y? Es mi opinión, hago con ella lo que quiera.

8 de octubre de 2015

spider72

Trattoria Limbara: si te quejas, te denuncio. Qué bien. Para ser restaurador hace falta bastante más que saber cocinar...alucinante ver que aún queda gente así. Mucja suerte con su local, la va a necesitar

8 de octubre de 2015

Avelio

Muy poca vista demuestra el Sr. Renzo, no se apaga un fuego echando más leña al mismo.

8 de octubre de 2015

Miss Migas

Pues yo tenía muchas ganas de visitar este lugar y, a partir de ahora, no pienso pisarlo. Y no por el comentario de Eand (que también) sino por todo lo - vergonzoso y lamentable - que ha venido detrás.

9 de octubre de 2015

je suis béatrice

Si además volvemos a lo de siempre, si la opinión en el fondo no es tan mala, dice que el sitio es bonito, que la comida no esta mal pero tampoco para tirar cohetes, y que se eternizan entre plato y plato. Y encima son ellos los que piden feedback,entonces ¿porque se cabrean cuando se lo dan?Vamos que tampoco es para negarle el postre y mucho menos para ponerse así, yo creo... ¿No será mejor asumir que las cosas no han salido bien y en vez de montar este lío pedir disculpas y en lugar de descontarle el euro de postre,servírselo como toca y además invitarles a un chupito?

9 de octubre de 2015

EandradA

Exactamente eso mismo he pensado yo todo el tiempo, Je Suis. Yo pensaba volver a cenar y quería probar el tiramisu hasta que nos sorprendieron con esa reacción.

9 de octubre de 2015

Jesus Prieto

Lamentable, vaya forma de perder clientes. Una pregunta para los expertos, ¿por qué puedo ver los comentarios de Renzo Sanna si leo la crítica de Eandrada desde mi página de inicio, pero si leo la misma crítica directamente en la página del restaurante esos comentarios no aparecen?

9 de octubre de 2015

María

Hola @JesusPrieto! Se ha eliminado el perfil de la persona que ha comentado aquí en nombre del restaurante. Nuestra política no permite ese uso de los perfiles, ni tampoco los comentarios difamatorios. Al eliminarlo han desaparecido sus comentarios. Sin embargo, en tu página de inicio (donde aparece toda la interacción) sí aparece porque queda registrado. ¡Un saludo!

9 de octubre de 2015

Cristina

Lamentable actitud la de los propietarios, a mi se me caería la cara de vergüenza...

9 de octubre de 2015

Miss Paladines

¡Qué fuerte! Pues ya mismito sale de mis sitios por conocer...

9 de octubre de 2015

Felipe

@María, habreis guardado copia de los comentarios de esa persona por si acaso, ¿no?

9 de octubre de 2015

María

@Felipe Sí :)

9 de octubre de 2015

Yanzoo

Pues lo tenía en mi agenda como sitio explorable, ahora lo guardaré como sitio en el que sus dueños deberían dedicarse a cualquier tarea que no requiera trato con terceros. Si haces una cocina estupenda y tardas siglos en servirla, la experiencia del cliente se resiente y si lo comunicas te echan del local??? De verdad que ALUCINO EN GRANDE. Me he perdido sus "gloriosos" comentarios pero exactamente por qué te iba a denunciar ¿por comer rápido? ¿por impaciente? yo a ustedes si que los denuncio pero de poca inteligencia, sentido crítico, estrategia empresarial, sentido común.. "nadie tiene que decirle a ella cómo planificar su restaurante" oiga señora que es un sitio público, expuesto por tanto a opiniones públicas, de lo que nadie tiene que decir nada es de la comida que sirva usted en su domicilio privado, pero de la que sirva en un restaurante abierto al público previo pago de su importe se puede opinar largo y tendido.
Me reitero en una cosa que ya he debido decir 15 veces lo mínimo, las redes sociales hay que aprender a usarlas!!!!

9 de octubre de 2015

nindiola

Pues me jode enormemente no poder ver lo que estos artistas de los fogones han puesto. Me lo imagino, pero me puede la curiosidad... Es una historia increíble, te he han por decirles nos has matado de hambre con la espera. Sinceramente, la gente es gilipollas (uy dije un taco)

22 de noviembre de 2015

09/10/2015

No todo es la cocina. Premio a la mala educación en la red. Más vale decir que os gusta todo.

Pues lo tenía como uno de los locales pendientes para conocer. Sonaba bien: comida casera, trattoría italiana de las de antes...pero los modos demostrados por su propietario hacen que vaya directamente al cajón de los locales que ni se me ocurrirá visitar.

Si vais más vale que os guste todo y que si algo que no funciona, ni se os ocurra decir ni mú.

CubaLibre

Con lo fácil que habría sido pedir disculpas, aceptar el error y tratar de buscar una segunda oportunidad. Se ha colmado de gloria el "artista"

9 de octubre de 2015

spider72

Ni siquiera eso...a veces el cliente no tiene la razón, osea que si el restaurante no está de acuerdo con la crítica es más que respetable. Pero amenazar (cuando además Eandrada sólo se quejaba de los tiempos) es de tener muy poca vista.

Como para ir yo...

9 de octubre de 2015

CubaLibre

Claro, si cada parte tendrá su opinión, lo que digo es que si en vez de poner esos comentarios intimidatorios, hubiera puesto otros buscando una solución (aunque por dentro se acuerde de toda su familia) de cara al resto de usuarios o visitantes del portal, habría quedado mejor, que a fin de cuentas un restaurante funciona si va gente y a mi, visto lo visto, tampoco se me ha perdido nada en ese local.

9 de octubre de 2015

spider72

completamente de acuerdo, @Cuba

9 de octubre de 2015

23/06/2015

De mis favoritos, tanto por la comida, como por el trato y el precio

Descubrimiento un día cualquiera paseando por la zona. Así a ojo, esta Trattoria tiene pinta de ambiente más que acogedor. Fuimos por curiosidad y volvemos por lo bien que se come y lo a gusto que se pasa el rato.

Se emplaza en una pequeña calle con poca afluencia de gente. No tienen muchos comensales entre semana, lo que lo hace perfecto para una cena improvisada. El restaurante es agradable y la camarera es…entrañable.

Ofrecen cocina de Cerdeña, toda casera; elaboran a diario todas las pastas, innovan y no tienen problema en no servir algún plato de la carta si algún producto no han podido comprarlo fresco, ofreciendo una alternativa elaborada en el día con aquello que hayan encontrado con pintón en el mercado y siempre con platos fuera de carta. ¡Que vivan las cartas vivas!

La carta es extensa; quizá algo indescifrable en un principio para la mayoría de los mortales que no tenemos ni flores de comida sarda pero subsanado eficientemente por la camarera que no duda en tirarse media hora para explicarte cada plato, su origen, elaboración y composición si hace falta; de verdad se nota que le gusta lo que hace.

En esta ocasión la cena ascendió a 30€ pax, pero porque nos pusimos como bicho bola. El resto de veces, unos 20-25€.

De aperitivo sirven aceitunas aliñadas con anís y un cestillo con distintas variedades de pan.
Para regar la cena: un vino blanco de la casa, originario de la Cerdeña. Color almibarado, fresco y afrutado.

-Trío de Carpaccios: Debido a indecisión sobre qué carpaccio escoger, la camarera nos sugirió hacer un Mix&Match…y trío de carpaccios al canto. De salmón con pimienta rosa, de corvina con salsa de naranja, pesto y albahaca y de pulpo con pistacho, rúcula y vinagre de pistacho.

Todos feten pero el que se lleva la palma es el de pulpo. Para la próxima es digno que vaya en un plato él solito.

- Pasta casera de espinacas con salsa de salchicha y manzana:Originales a la par que ricos ricos. El puntito “gocho” que le pudiese dar la salchicha queda deluxe con los cubitos de manzana.

- Tagliata de ternera: Plato típico de la Cerdeña que recomienda comer la carne envolviendo un poco de parmesano y rúcula; si no, no se disfruta igual.

Tres platos a compartir entre 2 son más que suficientes; las raciones son generosas. Sobretodo si se quiere dejar sitio para el postre, y aquí para mí es obligado comer seada:

- Seada: opinion completa en lesamp.tumblr.com/post/122109284480/trattoria-limbara

06/08/2015

Italiano especial, comida sarda

Restaurante sardo de gran RCP. No esperéis encontrar pizzas, su carta se basa en algunos entrantes y un montón de elaboraciones de pasta combinadas con ingredientes realmente sorprendentes que suelen funcionar muy bien.

95€ por una cena de 5 personas (compartimos todo) nos pareció muy, muy bien:
- Carpaccio de pulpo: no es fácil encontrar pulpo rico en Madrid; éste lo estaba.
- Calamar diablo: calamar a la plancha muy tierno acompañado por una salsa picantita con alcaparras. Estaba muy sabroso.
- Culurgione sardos clásicos rellenos de patata, menta y no sé qué más: sorprendentemente finos y ricos. Se dan un aire a los dim sum asiáticos...
- Spaguetti negros a la guitarra con botarga (huevas secas de pez): pedimos 2 raciones y se nos quedaron escasas :)
- Malloreddus con cordero y canela: versión suave basada en la pasta, de un tajin de cordero marroquí. Riquísimo.
- Tiramisú: estaba buenísimo, pero es que además, la presentación es muy curiosa.
- Botella de vermentino: blanco de Cerdeña bastante decente.
- Botella de agua grande y un par de 1906 para empezar.

Para volver muchas veces.

22/11/2015

A mí ya me han visto

Con las de cientos de miles de restaurantes que hay en Madrid donde elegir, por qué sentar el culo en uno en el que expulsan a clientes por quejarse de los tiempos y posteriormente les amenazan en la red?

A mí ya me han visto.

No visitar.

Alexo

Idem

22 de noviembre de 2015

09/10/2015

lo tenía como una opción pasable (que no recomendable) con cocina de 3*, pero visto el comportamiento de su personal ante las críticas... lo pongo a la altura del barro

03/12/2014

trattoria sarda

Fantástica trattoria de Cerdeña, es un placer tener sitios así en Madrid y probar platos y recetas que no son habituales en la ciudad como Pane Frattau o Culurgiones.

Está en un local que antes ha sido varias cosas. Es un sitio sencillo (como han sido siempre las trattorias de verdad).

Lo importante: se come muy bien (de calidad y de precio), hay menú y también carta. Pregunta con confianza al personal para que te expliquen/aclaren, ya que es normal no conocer algunas cosas.

A mí me ha encantado, se notan las ganas de hacerlo bien. Hay también vinos sardos y algunas sorpresas.

Precio: 20-25€ / barba

spider72

Éste me lo anoto.

13 de octubre de 2014

04/05/2015

Un Italiano diferente

Somos vecinos de la zona y llevábamos tiempo con ganas de probar este restaurante, está situado en el local de un restaurante sueco (Collage) que cerró hace unos años, en una perpendicular de Fuencarral por la que nadie pasa, a no ser que sea para aparcar o salir del Cine Proyecciones.
Lo que más nos gustó, el trato, fueron amabilísimos con nosotros, nos explicaron cada plato y al final probamos de todo y nos encantó. Os recomiendo que preguntéis, porque no es un italiano al uso, e un restaurante con especialidades de Cerdeña, y no puedes esperar una pizza cuatro quesos.
Nosotros compartimos dos entrantes, cinco pastas distintas y tres postres con vino (también local) por 109€, merece la pena. De lo que probamos, destacaría, en los entrantes el Pane Frattau, que es una especie de pizza, pero súper ligera, de las pastas destacaría dos, una pasta rellena de espinacas (impresionante) y un plato de pasta y pescado (que parece arroz) llamado fragola. En los postres, destacaría unas empanadillas de queso fritas con miel y (aunque no ser de Cerdeña) el tiramisú, que estaba buenísimo.
Una opción súper recomendable en Chamberí para salir de los típicos italianos de toda la vida y probar algo nuevo.

20/11/2014

Italiano curioso y diferente

Una amiga italiana nos llevó a comer a esta trattoria de especialidades sardas. Ella había estado ya y decía que los platos que había probado solamente los había comido en Cerdeña. Así que la etiqueta de auténtica cocina sarda venía de serie.
- La comida:
Efectivamente no es un italiano al uso. Muchos de los platos de la carta no los habíamos visto nunca en un restaurante italiano. De entrantes pedimos pane frattau y berenjena a la parmesana: nos encantaron (especialmente el primero). Nuestra amiga había encargado una serie de antipasti a base de pescado, donde destacaríamos el tartar de atún, muy diferente de cualquiera que hubiéramos probado antes. De los segundos que nos ofrecieron nos quedamos con un risotto de jengibre y limón, sin duda original como el solo, y un plato de pasta con salchichas y salsa de tomate que estaba mucho más rico de lo que pueda parecer por el nombre. Al parecer todos los ingredientes (o casi) los traen de Cerdeña. De hecho, no había raviolis de pera y gorgonzola porque no les habían llegado las peras de allí.
- El local:
Sitio agradable sin ninguna pretensión. Ahí se va a comer y el que quiera locales bonitos se ha equivocado de sitio.
- El servicio:
La joven que nos atendió, que es la encargada, está en proceso de aprender castellano. Aún así, se desenvuelve muy bien y es muy amable y simpática. No creemos que ir con una italiana tuviera influencia en su actitud.
- Conclusión:
Como fuimos invitados por nuestra amiga, no podemos hablar de la relación calidad/precio. No obstante, no creemos que fuera muy caro. Un italiano diferente que puede resultar interesante para aquellos que quieran probar cosas originales, siempre sobre la base de la comida italiana.

07/03/2015

Un italiano más italiano que otros

Es una trattoria decorada como los sitios auténticos de Italia, un poco descuidada y sin demasiadas pretensiones.

El ambiente es agradable y la atiende una chica muy simpática y un chico también muy simpático, aunque un poco menos eficiente. En general el servicio me pareció regulero, de eso de servir antes a otros que han venido después o de cogerte la copa de vino e ir a la cocina a rellenarla y traerla otra vez ya llena. Esto segundo lo comenté educadamente y no les pareció muy bien.

De comer probamos el Panne Frattau, que es el pan de allí, como una especie de pizza margarita muy sencilla y de masa muy fina, con huevo queso y tomate por encima, y que se enrolla. La chica dijo que en Cerdeña era comida de pobres. Estaba muy rica.

Después un plato de raviolis de berenjena y gorgonzola. Estaban bien, pero nada especial. Y muy escasos.

Quería probar los de pera pero estaban esperando la ricotta que llegara de Cerdeña y no tenían.

De postre una especie de empanadillas con queso y miel. Estaban buenas.

En total, con una coca-cola, un agua y dos copas de vino fueron 36 euros.

En definitiva, todo muy italiano.

27/08/2015

Cerdeña

Me gustó mucho. Recomendable también para ir con nenes, tras columpios en Olavide. Muy bien de precio.