Ordenar por:

relevancia fecha

01/09/2017

Pizzas finas y crujientes

Este es el local del recordado “El Gordo y el flaco”, un buen italiano, probamos las pizzas, finas y crujientes y la pasta, unos carbonara de verdad y unos arrabiata excepcionales. Menos de 20€ por persona con una botella de vino. Volveremos, seguro

25/02/2017

Italiano en la zona de Ponzano

En un local pequeño en plena zona de bares de la calle Ponzano se encuentra este italiano, que creo que antes pertenecía a los dueños de Don Lisander y luego se separaron. Obviamente es cocina italiana, pasta, pizza y demás. Todo rico.

13/02/2016

Pizzas finas, trufa y sabores italianos

Febrero 2016

En busca de las mejores pizzas de Madrid aterrizo en Trattoria Manzoni, el hermano pequeño de Don Lisander, preguntándome por qué éste último tiene tanta fama mientras que Manzoni no se menciona cuando por pizzas se pregunta. Y es que resulta que el formato es el mismo, la receta es igual, y las pizzas son iguales: masa híper fina y crujiente, sin borde de pan, con buena materia prima y con versiones más clásicas y otras más atrevidas como la de huevo y trufa o la de patatas fritas. Además pastas elaboradas canónicamente (la carbonara, por ejemplo) y pude probar una deliciosa croqueta de trufa aprovechando la temporada, soberanamente melosa.

21/10/2015

No me mata

Siento ponerle 2 estrellas pero, en mi ranking particular, ponerle 3 implicaría que el sitio me ha gustado y no ha sido así.

En pura justicia todo lo que tomamos estaba correcto (burrata, linguini funghi y tartufo, spaguetti al pomodoro) pero cuando voy a un restaurante busco un valor añadido que aquí no encontré: ni por entorno ni por innovación ni por relación calidad/precio.

05/10/2014

Avelio lo descubrió en julio de 2013

Pizzas extraordinarias

Actualización octubre 2014

Comida de domingo en la TRATTORIA MANZONI. Lo primero advertir que con este sitio no soy objetivo porque me encantan sus pizzas, y les perdono que el local sea enano y agobie un poco, que las sillas de tijera que nos pusieron fueran incomodísimas, o que tardaran en traer la comida.

Dos adultos y una peque. Nos ponen de aperitivo de la casa una tacita de una cremita de verduras muy suave. De entrada, pedimos una focaccia y nos ofrecieron fuera de carta unos mejillones, pequeños pero sabrosos, con una salsa de tomate picantita que estaba para no parar de mojar pan.

De segundo tres pizzas, una sardagnola (con salchicha fresca), una de huevos de codorniz con patatas y otra de jamón. Las tres buenísimas, a cual mejor. Bien cargadas de ingredientes y con la masa finísima, crujiente y perfectamente cocida. Para mí siguen siendo, junto con las de la casa madre Don Lisander, las mejores de Madrid. Acabamos el ágape compartiendo un refrescante helado de frambuesa.

Para beber un buen albariño, Lagar de Costa, servido como mandan los cánones. Invitación a chupito de limoncello de parte de la casa. Salimos a 25 euros por persona. Buena RCP. Seguiremos volviendo porque estas pizzas juegan en otra liga.

P.D.: Por cierto, nos encontramos con la familia Spider al completo en la mesa de al lado, a quienes mandamos un cariñoso abrazo porque no pueden ser más majos y simpáticos. ;-)

----------------------------------------------------------------------------------
En un Blog gastronómico, leí un comentario del ilustre forero JAC que decía que la gente de Don Lisander había abierto un nuevo local en Bretón de los Herreros 13, llamado TRATTORIA MANZONI. Como soy fan absoluto de sus pizzas, hoy que no teníamos plan, allí que nos plantamos a la hora de comer.
El restaurante está recién inaugurado (llevan 20 días). Es un sitio pequeño pero muy coqueto, con unas 12 mesas que acabaron llenándose (parejas, grupos de amigos y familias del barrio), situado en el mismo local que ocupaba "Gordo y Flaco". Decoración minimalista y en colores claros, manteles y servilletas de tela, con una vajilla y cristalería bastante decente. La carta es idéntica a la de Don Lisander (vamos, una fotocopia: mismos platos y mismos precios, si una cosa funciona, no la toques!!).
3 personas. Pedimos una tabla mixta de embutidos italianos (bresaola, speck, etc.) con focaccia, como antipasti. El embutido rico, la focaccia crujiente y adictiva. De segundo dos pizzas (una con salchichas y la otra con huevo de codorniz y patatas) extraordinarias, igual de buenas que las de la casa madre, y unos canónicos spaguetti carbonara preparados a la manera original: con yema, queso pecorino y guanciale di maiale (papada). De postre un helado de limón industrial y un tiramisú normalito. Para beber un verdejo de Rueda (Hoya Prieta) bien servido y a buena temperatura, e invitación a chupitos de limoncello de parte de la casa.
Al finalizar el cocinero se pasó por las mesas interesándose cómo había ido la cosa, detalle que se agradece. La cuenta ascendió a 77 euros. Relación calidad-precio muy buena que hará que volvamos muchas veces. En resumen, una auténtica sucursal de Don Lisander, pero en un local más nuevo y más cuco. Con este planteamiento me da que les va a ir muy bien...

spider72

Jejejej its a small world afterall. Todo muy de acuerdo...aunque no gusta más Lisander que el local es un poco más amplio. Qué pizzas y qué pasta!!.

6 de octubre de 2014

Lady Spider76

Un abrazo para vosotros también, que sois realmente encantadores. Muy buena reseña. La comida es fantástica y es una lástima que el local sea tan pequeñito. Pero nos pusimos las botas con sus pastas y sus pizzas!!!

6 de octubre de 2014

spider72

Espera que saco el violín...joé que me emociono el lunes por la mañana

6 de octubre de 2014

01/12/2014

El italiano que te recomendaría un italiano

Su ubicación, en la que los italianos que vivimos en Madrid llamamos la Little Italy, en los alrededores de las calles Rios Rosas y Santa Engracia, no muy lejos de la Escuela Italiana y el Consulado Italiano, es de por sí una garantía de que estamos delante de un restaurante italiano tradicional con cocina 100% casera. El público que acude a los establecimientos de esa zona es, por la mayoría, de origen italiano y a los italianos muy difícilmente nos la juegan cuando hablamos de nuestra comida.

Sus puntos fuertes: propuestas fuera de carta, como la porqueta -lomo de cerdo asado en el horno de leña; pizzas caseras, de forma ovalada, perfecta cocción y una masa finísima, crujiente y de digestión ligera que consiguen “utilizando poca levadura” y tras 48 horas de fermentación previa; pastas, frescas, artesanas y absolutamente al dente; risottos; burrata aliñada en casa; berenjenas a la parmigiana; tiramisú; una buena oferta de digestivos italianos entre limoncello, grappa y mirto (un licor a base de endrinas típico de Cerdeña); el Spritz (elaborado con verdadero Prosecco); unas 60 referencias de vinos, el 70% italianos, con representación de todas las zonas productoras del país transalpino; y el café ristretto, digno de ese nombre.

Sigue leyendo en el blog 'La Madrid Morena': lamadridmorena.com/2014/12/01/trattoria-manzoni-italiano-breton-de-l...

06/10/2014

La mejor pasta de madrid. Local complicado. Tiempos muy mejorables, pero adoro esos espaguettis con albóndigas

3+

Hermano gemelo de Don Lisander. A pesar de ser un local más moderno, me quedo de lejos con la casa madre.

Sin duda una de las mejores cocinas de pasta clásica de madrid: pasta al dente en su punto, sincera, sencilla y sin artificios (¡que de e"s"es!).

Tengo varios platos que han ido marcando mi vida culinaria, platos que por sí sólos hacen que vuelva una y otra vez, porque el cuerpo me los pide. Me pasó en su día fcon el pescado a la sal del Telégrafo, el steak tartar de Aspen o la carne de Pelotari.

Ahora sin duda no puedo estar mucho tiempo sin los espaguettis con albóndigas de Lisander/Manzoni.

El local es muy incómodo. Pequeño, angosto, no demasiado bien iluminado. Junto con el Fogón de Trifón creo que es de los locales más incómodos que recuerdo (y curiosamente en ambos se come muy bien).

Tiempos muy muy mejorables. Ya nos pasó en Don Lisander, aunque no tan acentuado, no puedo dejar de tenerlo en cuenta para futuras visitas. Íbamos con 4 niñas y la espera se hizo interminable.

100 euros 6 personas (que las niñas comen like an adult). Precio imbatible.

Conclusión: aún siendo la cocina igual, me quedo con Don Lisander simplemente por el local. El servicio debe mejorar.

EPÍLOGO. ¿Será Avelio?. Miré de reojo a la mesa de al lado. Había visto una foto de Avelio en el blog del 11870...le pregunto, no le pregunto...la duda me atormentó durante la comida.

Al final me lancé a la piscina. Total, he hecho el ridículo en ocasiones mucho peores.

Y en efecto, el 11870 rompe Matrix: salimos de nuestras crisálidas, como Keanu Reeves, pero sin cables ni pringue.

Es Avelio en 3D.

Con Avelia. Con Mini-Avelia. Nos ponemos a charlotear, hasta que ya nos da vergüenza porque estábamos bloqueando el 80% de la sala. Nos despedimos con la promesa de perdernos en las noches madrileñas.

Dios mío dame fuerzas. Un placer.

06/10/2014

Local agobiante, servicio lento y...cocina perfecta!

La Trattoria Manzoni sería sencillamente perfecta si el comedor fuera un poco menos agobiante y los tiempos de espera menos desesperantes.

No me imaginé que el comedor de esta Trattoria fuera una especie de rebotica sin ventilación ni iluminación natural (sólo un pequeño ventanuco), un espacio mínimo donde transitar entre las mesas se hace francamente difícil.

Los tiempos de servicio tampoco ayudan. Una desesperante espera entre plato y plato en un local estrecho puede aguarle la comida a cualquiera. No fue nuestro caso.

Pero tienen una de las mejores pizzas que he probado en mi vida y sin duda, saben cómo cocinar la pasta. Perfecta de cocción y con unas salsas llenas de sabor casero.

Creo que iré de vez en cuando sólo por tomar sus Espaguettis con Albóndigas que son todo un capricho.

En nuestro caso ayer la RCP brutal. Tomamos 4 copas de vino, 2 pizzas y 5 raciones de Espaguetti y salimos 6 rodando (pero rodando de verdad) por 105 euros.

Recomendable siempre que no sufras claustrofobia y tengas buena compañía para amenizar los tiempos de espera.

16/07/2015

Hacía tiempo que no me comía una pizza tan rica. La parmigiana que pedimos para compartir muy buena también. Repetimos seguro que tenemos que probar la pasta y todo lo demás.

15/07/2013

Pizzas hechas con masas con más de 48 horas de fermentación, burrata, panacota, y pasta fresca hecha por ellos mismos, son algunas de las delicias que podrás probar en esta Trattoria en pleno barrio de Chamberí.

Nacho Gil es el encargado de darle forma a este proyecto, que nace de la mano del exitoso Don Lisander, con una carta muy parecida y unos precios igual de ajustados para la calidad que ofrecen.

Aquí puedes ver el post en nuestro blog:

conelmorrofino.wordpress.com/2013/07/15/trattoria-manzoni