Es uno de los italianos auténticos de referencia en Madrid. Esta pizzeria & trattoria con horno de leña hace unas pizzas exquisitas en pleno barrio de Justicia además de contar con un producto traído directamente del país de la bota. De postre, por supuesto, el tiramisú.

Plato estrella de Trattoria Pulcinella : vota tu favorito

Ordenar por:

relevancia fecha

16/10/2016

Mi italiano preferido

Me encanta la comida italiana y me fastidia mucho cuando vas a un restaurante que presume de ser un auténtico italiano y en la carta no salen del sota-caballo-rey de spaghetti bolognesa, pizza primavera y lasagna. Por eso Pulcinella me encanta. Sin duda es mi italiano preferido en Madrid. De esos con un montón de tipos de pasta distintos (de los que no conocía ni la mitad, y mira que me gusta la pasta), con ingredientes italianos de verdad y con muchas recetas más allá de la pasta y la pizza.
Todo lo que he probado estaba muy bueno (por ejemplo, la caprese di bufala, los spaghetti alla carbonara o la pizza ortolana... la última vez la provola alla griglia, los casoncelli de queso y nueces con salsa de gorgonzola y la pizza parmigiana) y con vino suele salir por unos 30 euros por persona, que para lo que comes y la calidad está bien. De postre tienen el cannolo siciliano, que fue nuestra perdición en Sicilia y lo tienen en pocos italianos. ¡Riquísimo! Además el servicio es muy atento (conmigo tuvieron una paciencia infinita explicándome los tipos de pasta y las diferencias entre unas recetas y otras) y la decoración recuerda a la de los restaurante tradicionales en Italia. Bueno, en realidad todo en Pulcinella es como en Italia, que de eso se trata, ¿no?

26/01/2016

Exquisito

Estuve la semana pasada en este restaurante y me ha encantado... aun sigo recordando el sabor de esa pizza napolitana tan simple y perfecta.. .
volvere sin duda a probar esas pasta...
de entrante probamos berenjenas a la parmesana... correctas sin mas...
con un entrante + pizza + poste + pino .. 25 € personas... tal vez un poco caro

10/11/2015

Muy rico y con encanto

Pedimos:
Rigatoni all'indiavolata: Con champiñones, panceta, mozzarella, guindilla (bueniiisimo, salsa de tomate riquísima)
Pizza del bosco: Champiñones, mozarella, provola y trufa fresca (rica pero eché de menos salsa de tomate)
Tiramisú
Copa de vino y botella de agua: 38.6 eur

11/08/2015

sitio romántico y de calidad

Me gusta mucho este sitio. La pasta es espectacular, casera y diferente a otros italianos de Madrid. 100% recomendable. Sale por unos 25-30 eur/persona con vino. Para volver y volver y volver

06/03/2014

Corrección y desorden italiano

Domingo, 16h y lleno hasta la bandera. Esperamos en la barra diez minutos y nos sientan tardando poco en venir a tomar la comanda.
Llega lo primero los SPAGHETTI CARBONARA sin ni siquiera haber traído las bebidas; están buenos y al dente, como debe ser. Pero tardamos un poco más en averiguarlo porque no nos habían puesto cubiertos.
Luego llega el entrante, la PROVOLA CON TOMATE con la que pedimos pan, casero, rico, bien.
Y en otra hornada aparecen las pizzas que yo recordaba un pelín por encima. Masa muy rica pero insulsa la DELL'ORTO por la falta de tomate (que pido y me traen en un cuenquito para aderezarla) y un poco pobre de contenido la CALZONE.
Fantástica la CREMA DE CAFÉ y muy rico el TIRAMISÚ.
A 30€ por barba bebiendo agüita.

27/09/2014

Italiano completo

He comido en Trattoria Pulcinella muchas veces y siempre bien. Rompe el tontópico de "los italianos buenos no tienen pizza". Aquí las tienen y muy ricas, aunque mis recomendaciones son otras:
-Calzone: Con su salami picante, delicioso.
-Tagliolini al tartufo: Bien hechos, sin nata ni cutreces del estilo.
-La pasta con bogavante y gambas: Las gambas son las típicas pequeñas, malillas y se echa de menos un poco más de bogavante pero el plato en conjunto es más que agradable.
No recomiendo el vitello tonato ni la burrata.

03/12/2013

Fui por primera vez a Pulcinella hace 12 años. Y fui por última vez el finde pasado. El primer Pulcinella que conocí lo regentaba un tal Ricco, un tipo elegante de procedencia napolitana, que cuidaba la comida, sencilla, como sólo los italianos saben hacer. Un día le pregunté por las fotos de las paredes, me dijo que eran de su padre y me contó algo de su historia. Para mí, que he tenido la suerte de vivir tres veces en Italia en diferentes etapas de mi vida y que soy un filoitaliano empedernido, ir a Pulcinella era un placer casi sin igual. Pues bien, o Ricco ha desaparecido de la escena, o, poco a poco, vista la falta de criterio de los madrileños, ha ido rebajando la calidad y manteniendo los precios. Ya las últimas veces que fui me limitaba a pedir algunos platos que siempre eran buenos: la provola alla pizzaiola y la pasta a la norma. El otro día, ni estos dos. Terrible. Y lo lamento muchísimo.