Se encuentra en el puesto 44 del Mercado de Vallheromoso, se llama Tripea y propone deliciosas recetas de cocina fusión en versión street food. El chef Roberto Martínez es el responsable de una carta moderna y original que no te dejará indiferente.

Ordenar por:

relevancia fecha

06/03/2017

FUSION. MÁS STREET FOOD EN EL MERCADO DE VALLEHERMOSO

Cena Viernes Marzo 2017 (En rodaje)

4* teniendo en cuenta el rodaje. Habían abierto el día anterior. Aunque fue buena experiencia creo que hay que darle un poco más de tiempo para una valoración más objetiva de lo que va a ser el lugar.

Nuevo puesto en el mercado de Vallehermoso que, como ya lo hace el Kitchen 154, dará que hablar. Puesto 44 en casi la esquina opuesta al Kitchen 154. El puesto no es guerrero y batallero como el otro, este sitio está más trabajado, nuevo, moderno, decorado y con una pintura muy original y que le da muchísima vida al lugar. Me encanta, un acierto total.
Ojo. Falta todavía el cartel, así que no lo busquéis por el nombre...

Aquí tampoco hay barra, hay solo una mesa alta de madera, grande, larga, muy larga, con unos pocos taburetes que solo los primeros afortunados podrán disfrutar. El resto de pie, al menos de momento. Admiten reservas.

Roberto, uno de los fundadores de Nakeima y ex Kena (ahí es ná), te atiende directamente en la mesa. En cocina él y otro compañero, y se prevé próximamente alguna otra persona para poder atender adecuadamente.

La cocina es moderna, fusión, original... así que, como me centré en disfrutar, en la charla y en el vino, perdónenme que no recuerde bien todos los platos que Roberto tan bien nos explicó.

CAUSA LIMEÑA. Con un velo de papada ibérica. Plato sencillo y rico.
JALAPEÑOS. Rellenos de torta del casar y chorizo, y acompañados de una salsa con yuzu. Buenos, aunque creo que falta redondearlos y podrían ser aun mejor. El picante del jalapeño me recordó al kitchen, ese subidón, ¿me estaré volviendo adicto? ¿endorfinas?
SHITAKES. Plato excepcional, unas setas deliciosas con una "crema de huevo" que a mi me pareció una suerte de mayonesa.
MEJILLONES EN CURRY. Buenos, el mejillón bueno sin ser excepcional, más de uno vino algo cerrado. Disfruté mucho del curry del fondo a cucharada limpia.
CURRY AJI DE GALLINA. Con un poquitico de trufa. Muy rico. En este tipo de plato echo de menos algún toque de textura más consistente.
SOPA CHINA. Ojo que lo llaman sopa y al final es un soba con fideos, que me parecieron de trigo sarraceno, del tipo que los japoneses sirven fríos. También lleva tirabeques, carne, etc. Delicioso caldo, delicioso plato.

Como fuimos los últimos en pedir, al retrasarse mucho uno de nuestros comensales, nos quedamos sin probar un brioche de oreja. Además había más platos que ya habían agotado durante el día. No quedo nada, tampoco nos ofrecieron ningún postre.

BEBERCIO. Tras algún refresco y cerveza (tienen La Virgen y Estrella Galicia) nos regamos con los dos vinos disponibles. Un muy buen Riesling Trocken Rüdesheimer 2015 (24,50€) que después dio paso a un fenomenal Ribeiro Agas Do Tempo 2015 (22,90€).

ATENCIÓN. Buena. Batallera eso sí, estamos donde estamos. Los tiempos mejorables pero eran solo 2 y están empezando. Roberto fue cercano y nos trató con confianza, hasta nos abrimos nosotros el segundo vino, sin grandes atenciones pero sí explicándonos bien todo y preocupándose porque todo estuviera bien.
Eso sí, servilletas de papel, mantelito de papel, cubiertos y palillos en cubos en la mesa compartida, de pie...

PRECIO. Esos vinos suben mucho el precio final, que fue de 28€ por cabeza. Si cenas con un par de cervezas la cosa se ajustaría mucho. Mi valoración se basa en que cuando estén más centrados, con algún empleado más, con taburete para sentarnos todos, redondeen más los platos, y haya de todo, me da que va a ser la caña...

ME GUSTA:
- La decoración/ambientación del local.
- La variedad y fondo de la cocina, se ve la buena mano y esta va a ser una buena opción canalla para probar cositas ricas.
- El ambientazo que está cogiendo el Mercado de Vallehermoso. Asusta el potencial de este lugar. El Kitchen hasta la bandera, movimiento en el resto de puestos, y este arrancando...

NO ME GUSTA:
- Aparcar un viernes por la zona es un infierno.
- No acusé el fresquete en el mercado, cené agusto, pero si hiciera algo más de calorcito en esta época tampoco pasaría nada... (pónganse calcetines gordos)

Miss Migas

Se llama Roberto, no Rodrigo =)

6 de marzo de 2017

Sergiete

Bien visto Miss :) El próximo día que vaya le llamaré Romualdo todo el rato jajaja Gracias!

6 de marzo de 2017

25/03/2017

Experiencia fría

en conjunto nuestra experiencia fue un 2+ siendo generosos, el local es el puesto más chulo del mercado, que tampoco es mucho decir. Vemos mucho que mejorar, los tiempos demasiado rápidos, casi comemos en 20 minutos, los chavales mejetes.

-la causa limeña floja y con un hueso grandote en medio, mal.

-Las setas shitake con champiñón al ajillo y crema de huevo, ricas.

-.Los mejillones mal, quizá fué cosa mía pero no me agradaron en absoluto, a Scout no le parecieron tan mal, pero sin flipar.

-La gallina con Ají y curry clarísimamente lo mejor, si váis pedidla, buen sabor del curry y buen plato, pero una vez más con hueso, 2 veces en 4 platos.

Con 2 copas de vino ricas y una cerveza (lata) 28 por barba. mucho mucho que mejorar, no nos pareció buena RCP, esperaremos un tiempo para volver.

21/04/2017

El mundo en tu boca

Los eat&lovers somos fans incondicionales del Mercado de Vallehermoso (un proyecto que tenemos el orgullo de estar apoyando desde nuestro estudio de diseño, eat&love studio). Y es que en Vallehermoso no sólo puedes seguir llenando la cesta de la compra, como lo hacía tu abuela años ha: aquí también puedes llenar el estómago. Mezclados, con faldas y a lo loco, entre pollerías y fruterías, hay más de una veintena de puestos que van a hacer las delicias de los comilones empedernidos, como nosotros. La fiesta empezó con nuestro querido laboratorio picante, Kitchen 154, y sigue ahora con nuevas aperturas como el local del que te hablamos hoy, Tripea, el nuevo proyecto de Roberto Martínez, uno de los cocineros del archifamoso Nakeima, que también trabajó en Nikkei 225 y Kena.

¿Y de qué va Tripea? Pues de sabor, fusión sin complejos y diversión (¡yeah!). Aquí se sirven platos originales que remezclan sin complejos recetas y tradiciones peruanas y asiáticas, preparados siempre con productos frescos del mercado. La carta es corta, y bastante variable, aunque hay algunos hits que no se suelen apear de sus páginas (la causa limeña, las shiitake al ajillo, el curry de ají de gallina…). Si eres de los que no perdonan el final dulce, ojo, porque aún están en fase de pruebas y puede que te quedes con las ganas (como nos pasó a nosotros). Y, si ya te están rugiendo las tripas, espabilina: los taburetes de Tripea se cuentan con menos dedos de los que llevas encima y, como todo lo bueno que asoma el hocico por Madrid, vuelan. Por suerte, ¡aquí sí admiten reservas!

Tenéis más información, detalles y fotos de los platos que pedimos en nuestro blog:

eatandlovemadrid.es/tripea

Buen provecho e Eat & Love!

12/03/2017

Bluf

Seré breve.

Sabiendo que el dueño y artífice es uno de los ideólogos de Nakeima uno no veía el momento de tomar el sitio al asalto.

Tremendo fiasco, sobre todo tremendo por lo inesperado.

Abrió el fuego una inispida causa limeña cubierta de papada ibérica, lo cojonudo del tema es que la causa al final fue lo mejor.

Continuó la cosa con mejillones con leche de tigre. Los mejillones eran malos con ganas. Venderán la burra en general que son mejillones de roca. Los mejillones de roca no existen, es el nombre que le dan a los mejillones pequeños y malos. La mitad vinieron sin abrir, como digo, los mejillones malos y la leche de tigre bien. Si le pones leche de tigre a la guía de teléfonos, la guía de teléfonos esta buena.

Siguieron unos jalapeño en tempura más simples que el mecanismo de un chupete. Tan simples, tan simples, tan simples que no se que hacían en la mesa.

Por ultimo tomamos un curry tremendamente del montón.

En resumen, el nivel muy bajo, tanto en imaginación como en resultado.

En el tema del vino, la carta dejaba muchísimo que desear. El vino estaba en una nevera a la temperatura de las coca colas. Lo echamos en las cosas para que se calentase, no para que se airease.

En fin, le experiencia mala. No tiene otro nombre, lo siento por quien lo ha montado porque me parecía el más majo de Nakeima, pero fue un bluf tremendo. Espero de verdad que mejore y lo pete, pero por ahora un desastre.

Yanzoo

La leche de tigre y la salsa hoisin son "esas cosas" que hacen que una guia de teléfonos o un zapato sepan bien.... pues el sitio pintaba bien. Será el rodaje...

12 de marzo de 2017

nindiola

Totalmente de acuerdo. Espero que sea el rodaje, porque fue un desastre total

15 de marzo de 2017

amarin

Leyendo la crítica de Sergiete, como pueden ser tan distintas experiencias?

20 de marzo de 2017

nindiola

Hay varias posibilidades, Sergiete no tiene ni idea, yo no tengo ni idea, el sitio no tuvo su día, el sitio tuvo el día redondo cuando fue Sergio, el dueño a iniciado una historia de amor con Sergio, acabo de acabar una historia de amor con el dueño... ve tu a saber.

20 de marzo de 2017

amarin

Jaajaaa esperare a la siguiente opinión para saber por dónde salen!

20 de marzo de 2017

amarin

Jaajaaa esperare a la siguiente opinión para saber por dónde salen!

20 de marzo de 2017

Sergiete

Ádemás de lo ya comentado posiblemente también pueda ser un tema de expectativas. Igual Nindi esperaba un rollo Nakeima y yo fui con mentalidad streetfood guerrera y segundo día de apertura, sobretodo porque algunas cosas de las que decimos, como de los mejillones o de los jalapeños no son tan distintas... También lo que pedimos, porque para mí los dos mejores platos fueron los shitakes y la sopa que él no probó...
Quitando el vino pagué 15€ de comida.

20 de marzo de 2017

Miss Superlike Aveli...

Me gustaba mas la idea de algo "oscuro" de Nindiolo

20 de marzo de 2017

Yoluka50

Acabo de volver de Tripea y me he dado de alta en 11870 para compartir mis penas!
Qué pena, que decepción!
Hace un par de horas que hemos acabado la comida y casi no recuerdo los platos que hemos tomado, de los 8 del menú degustación todos sabían parecidos, la mitad tenían predominancia de ácido sobre cualquier otra cosa, y además todos queso rallado por encima.
Es una unión de salsas y aliños sin pensar, Lima a todo y un poquito de hoisin o leche de tigre mezclado con varias cosas, y un tímido picante ...
En fin, al lado tienen a Kitchen, un poquito más lejos a TriCiClo, ellos sí saben, los primeros te divierten con su picante sin complejos, los segundos, tienen ya platos con poesía!!
En fin, en Tripea se intuyen ganas de hacer cosas , pero para emocionar hay que ponerle muuucha más garra al plato, no vale con nombrar ingredientes con nombres exóticos, porque para bien o para mal, muchos de los que vamos allí ya los conocemos, y eso no es suficiente.

26 de julio de 2017

pandachorizo + seguir 61 sitios, 5 seguidores

19/07/2018

Ni Chicha ni limona

Pues eso, ni fu ni fa, ni Kitchen ni Nakeima. Si quiero una comida/cena informal en un puesto de mercado pero gozando de street food de calidad me voy a kitchen que está al lado. Mejor ambiente, platos más de batalla pero buenísimos por lo que en RCP le pega una paliza que lo deja tiritando. Si quiero una experiencia gastronómica más completa con cocina más elaborada y además añadiría también la mística del local y su equipo preparo la cartera y me voy a nakeima que por 30€ más por por persona (aprox) de nuevo le pega un repaso fino. En resumen se queda en tierra de nadie es un término medio al que no le encuentro sentido ni me merece la pena teniendo las otras dos opciones tan cercanas además. 3 estrellas porque la comida no me pareció mala, estaba ok. Pero pagar unos 50€ por cabeza en un puesto cutre de mercado (el puesto en si está chulo pero el contexto es el que es y no te puedes abstraer) cuando en kitchen la cuenta te sale por la mitad y te lo pasas mejor y la calidad no es peor o en nakeima por 30€ más que ya solo por el cambio de ambiente lo merece pero es que la cocina es muy muy superior pues por mi parte queda todo dicho y visto para sentencia.

10/04/2017

Un trío para repetir

El Mercado de Vallehermoso está con camino firme evolucionando a una combinación entre puestos de alimentación gourmet, donde Higinio Gómez y sus aves son los abanderados de esa exprexión y espacios de restauración como Kitchen 154, Washoku y Güey. La última incorporación a este último grupo es Tripea.

En Tripea, la inversión corre a cargo del Grupo Tiradito (Tiradito, Barra M, Chambi (Mercado de Chamberí)): mientras que la dirección y ejecución gastronómica corresponde a Roberto Martinez Foronda (Nikkei 225, Nakeima, Kena). Únicamente consta de una mesa alta de madera que se comparte por un máximo de 16 comensales, admitiéndose reservas (lo cual es de agradecer). Juntos pero suficientemente separados.

Cocina peruana con guiños asiáticos sin ningún atisbo de fundamentalismo. Roberto Martinez ejecuta las recetas desde su perspectiva sin seguir una línea demasiado académica. Se busca más el sabor y cierta potencia que ese tono ácido que marca mucho de los platos peruanos. Una propuesta peruana sin estridencias.

Como suele ser habitual y más en una primera visita, nos dejamos llevar. Comenzamos con una causa limeña con guiso de manitas y papada ibérica. Extremidades deshuesadas y cortadas como en un picadillo que rellena una patata ibérica suave y melosa. Arranque fuerte y enérgico. Ya sabemos de qué va esto.

A continuación shitakes y champiñones al ajillo que se acompañan de un pan de focaccia algo grueso y una crema de huevo frito deliciosa que ya pudimos disfrutar en Kena junto con el steak tartar de presa ibérica. Correcto.

El ceviche de mejillones provoca cierto bucle. La conjunción en la salsa de la leche de tigre, el ají amarillo y la criolla de cebolla conforman un sabor más intenso y picante que ácido. Cuidado con los pequeños trozos del ají rojo que encienden la lámpara. Interesante.

Con el tiradito de corvina de nuevo se reduce ese empuje ácido con la incorporación de la fruta de la pasión y el aguacate. EL corte laminado es generoso pudiendo notar casi la musculatura del pescado. Uno de los pagos obligatorios. Un plato de nivel que invita a regresar.

El tori karage de corral viene acompañado de boniato, horseradish, pesto y una salsa con vino tinto. En el paladar se mezclan los puntos dulces y salados que provienen del marinado del pollo. Bueno.

A modo de pruebas un niguiri de mojama y pak Choi ahumado que funciona realmente bien. Un bocado realmente singular por la incorporación de la verdura que aumenta la jugosidad del envite. Ingeniosa intuición

El curry ají de gallina está para ponerle un piso. Carne jugosa, deshilachada proveniente de un guiso pulcro y fino. En este detalle se nota la mano del buen guisandero. El curry le aporta una punzada más de intensidad a un plato que tiene verdadero brillo.

Deduzco que para un cocinero tener a apenas diez metros la pollería selecta de los Hermanos Gómez es al mismo tiempo una tentación y la chispa que genera ideas que se convierten en pases. Como colofón de esta primera ataque a Tripea, Roberto nos ofrece la codorniz con quinoa. EL cereal guisado con la demiglaçe del ave es suculenta. Las pechugas se disfrutan de forma directa y abundante; la piel de las mismas está ligeramente caramelizada y se separa fácilmente de la carne que se presenta en un punto de mucho nivel. Mientras que la textura de los muslos resulta más fibrosa. Comanda obligada. Bravo.

La carta de Tripea es corta. A ella se le unen “fueras de carta” de forma que los comensales se puedan elaborar un menú en función del apetito con el que aterricen en el mercado.

Teniendo en cuenta el contexto, las aspiraciones del local y el precio, esta primera impresión ha resultado notable. Tengo la sensación que paso a paso Tripea irá a más. Puede que se necesite dos manos más para mejorar la rapidez de los servicios.
En Tripea, las ideas están claras y la ejecución que se realiza en la mayoría de los casos es de alabar. Si la oferta es dinámica y dado el factor limitante del número de plazas, este espacio se convertirá en uno de esos puntos de compleja reserva nocturna. Tiempo al tiempo.

Tiradito de corvina, curry ají de gallina y la codorniz con quinoa son el trio de platos que muestra de lo que Roberto Martinez es capaz. Sin duda, un trio para repetir.

Post completo y fotos en goo.gl/93Qfqe

27/07/2017

(Con)fusión vs Fusión

Ayer estuvimos comiendo en Tripea por primera vez, y hoy casi no soy capz de recoradr los platos que comimos, no se si porque simplemente se me olvidaron, o porque en su mayoría eran planos, tenían lima, y queso rallado por encima.
Era el dia de la lima, en la leche de tigre, bien, en otra leche de tigre bebible (una especie de lassi) para apaciguar un jalapeño que no picaba, y relleno de algo que no se sabia bien que era porque no sabia a nada, en otra leche de tigre para un ceviche, con lima y fruta de la pasion, y luego llegó el turno del queso rallado con microplane, en TODO!
Divertida la pose de la camarera, amable, relatando el nombre de los ingredientes que componian cada plato buscando imprseionar.
Buen intento, pero no creo que a Tripea vaya cualquier tipo de cliente, lo normal es que seamos aficionados al tema, e incluso un poco frikies, y por lo tanto documentados en términos sobre ingredientes y preparaciones, aunque no sepamos prepararlo, ni lo pretendamos.
A lo que voy, intención deben tener, pero queda muuucho camino para conseguir emocionar con uno de sus platos.
No porque me nombres sisho, hoisin y pesto liofilizado me voy a rendir si no sabe a nada, lo siento, menos es más si no hay sabor que lo justifique.
Al lado esta Kitchen, ahi si se pasa bien, y te entran ganas de volver, y un poquito mas lejos, Triciclo, de ahí si me acuerdo de cada plato que he probado (hasta en el Market by Triciclo, mas sencillo), por pensar en sitios de corte parecido.
Mucha (con)fusión es lo que hay , mas que fusión

31/03/2017

Arrancan bien en comida, necesitan rodaje en el resto.

Muy rico todo lo que comimos. Cuando digo todo fue todos los platos que tenían :)

Muy lentos en cuanto al servicio al estar toda la mesa llena. Quizá el problema es una persona prácticamente haciéndolo todo, supervisando todo y poca vidilla en algún miembro del staff.

El el mercado es habitual poder ir de un puesto a otro con tu bebida y aquí no se puede (nos advirtieron para próximas ocasiones).

Prwll

Detalle feo lo de la bebida...

31 de marzo de 2017

31/10/2017

Tripea, otra gran alternativa en el mercado de Vallehermoso.

Como oferta gastronómica creo que sin duda el mercado de Vallehermoso se ha convertido en la mejor opción que hay en este formato.. sitio sencillo, respetando el aspecto de un mercado de toda la vida y donde siguen conviviendo puestos de los de siempre con otros que se han convertido en bares o restaurantes que buscan dar de comer calidad a buen precio y en un formato libre y creativo.

Hoy os hablamos de tripea, un concepto muy personal de cocina fusión donde predominan los sabores asiáticos y sudamericanos. Roberto Martinez, alma mater del proyecto, ha trabajado en los últimos años en sitios como Nikkei 225, Nakeima o Kena así que os podéis hacer a la idea de la base de su cocina.

El formato que están ofreciendo en la actualidad es un menú de 35 euros en el que sirven 7-8 platos y en el que podemos encontrar variedad y cantidad. El servicio se hace más o menos a la vez para todos los comensales del restaurante en una mesa corrida, hecho que puede ser divertido para algunos o no tanto para otros..

SI QUIERES VER LAS FOTOS Y SEGUIR LEYENDO ENTRA EN:
cookinganddisfruting.es/2017/10/tripea-otra-gran-alternativa-en-...

04/08/2017

Demasiados detalles fallidos

Rebotados del Nakeima tras tiempo sin intentarlo (creo que no volveré a insistir porque me niego a esperar más de una hora de cola, lo siento...), pensé en el Tripea como sustitutivo.

Vaya por delante que los platos en general están muy buenos y que el producto que cocinan es de muy buena calidad, sin embargo veo demasiadas sombras: muuucho caloret, la experiencia termina sí o sí a las 00:00 (como Cenicienta) porque hay apagón general en el Mercado, mesa larga compartida incomodísima para las aproximadamente 3 horas de comida/cena, servicio algo superado, nevera para las bebidas insuficiente (dicho por los propios empleados), se ofrece un menú que no es tal, sino que te sacan lo que ellos quieren en la cantidad que tú quieras y todo resulta en unos 35-40 euros por persona (sin bebida), y alguna cosa más que se me olvida...

La comida, como digo, está bien, a excepción del tori karage de corral (pollo rebozado con reducción de cocacola y pesto liofilizado) que no entendí:

- Tartar de avestruz con panecillo de centeno: quieres más.
- Jalapeños rellenos de torta del casar y chorizo: no destacan.
- Gamba blanca en ajillo de macadamia: plato clásico con un toque diferente, muy bueno. Pero por favor, que eliminen el queso rallado que no pega nada...
- Tiradito de lubina: leche de tigre con fruta de la pasión riquísima.
- Ceviche de mejillones: creo que el mejor plato.
- Curry de ají de gallina: plato de sabor intenso pero quizás demasiado mezcolanza de ingredientes...
- Skillet Blondie: postre sabrosísimo tipo galleta con helado y una serie de ingredientes extras que no recuerdo. Lo que sí recuerdo es lo bueno que estaba.

Vino Socaire palomino que era especial por su sabor tirando a salado.

45 euros por persona.

04/08/2019

Alta cocina en el mercado de Vallehermoso

Pues sí, la verdad es quests fenomenal, ya habíamos leído bastantes comentarios y lo teníamos pendiente desde hace tiempo.

Una única mesa larga donde se sientan todos los comensales, ordenados por nombre en cada sitio, el servicio comienza a las 21:30 y el menú es igual para todos, salvo unos fuera de carta que son opcionales. Nosotros optamos por pedir uno de ellos, y merece la pena, quizás hubiera venido bien pedir dos.

Menú muy interesante a 35€ mas bebidas, y agua a voluntad, sin duda es un imprescindible, si bien la carta apenas la varían, por lo que no es para repetir con asiduidad.

16/06/2017

Miss Migas lo descubrió en marzo de 2017

Barra fusión en el mercado

Vivió en Perú, pasó por la cocina del famosísimo Nakeima, estuvo una temporada como mano derecha de Luis Arévalo en Kena y por fin Roberto Martínez Foronda ha decidido emprender el viaje en solitario desde su puesto en el efervescente Mercado de Vallehermoso. Con tan solo una barra apta para 20 comensales y una cocina a la vista de todo, Rober ofrece a todo el que se siente – más les vale reservar porque está siempre hasta arriba – una suerte de “menú degustación” con platos que viajan entre Asia y Latinoamérica. Esta propuesta canalla y divertida está triunfando entre el público de la capital y platos como...

PARA LEER TODO: cocinayrecetas.hola.com/blogclaramasterchef/20170609/restaurantes-en...

30/03/2017

Esperaba más

Como otros, sabiendo que detrás estaba un fundador del Nakeima y con una decoración simpática la expectación era grande. Cenamos el 18 de marzo, una semana después de su inauguración.

Comimos todo lo que tenían en la carta. Lo mejor, el ají de gallina que estaba realmente bueno. Las setas no estaban mal, el resto estaba normal, menos los mejillones, que estaban muy normalitos y con muchos de ellos cerrados... Malo: las cervezas y los vinos, escasa y mala selección. Uno de los comensales quería vino tinto y Roberto no tenía, yo sugerí comprar una copa en otro local del mercado (lo he hecho muchas veces en Kitchen 154, y pienso que va con el concepto del mercado), inmediatamente Roberto se puso a explicarnos que ese rollo no le molaba que había que pedir la bebida allí porque luego el tema de los vasos era muy complicado (SIC). En resumen, lo peor de todo fue Roberto, un personaje gris que no cuadra con la movida del mercado.

Liliana

Definitivamente los mejillones no salen bien parados en la mayoría de los comentarios... Más les vale que le den una vuelta a eso, no puede ser que llegue tanto producto cerrado a la mesa. Y el tema de la bebida es complicado desmarcarse del resto de locales, deberían replantearse el modelo.

5 de abril de 2017

dagger

My two cents (como buen conocedor de los garitos del mercado):
- Lo de las bebidas de otro local es normal, todos los puestos tienen una especie de acuerdo tácito sobre el tema, y Tripea no es el único chiringuito que impone restricciones.
- El propio Roberto desmiente lo de ser fundador de Nakeima, trabajó allí, nada más.

5 de abril de 2017

1Falces

El aludido tampoco es fundador del sitio, simplemente se encarga de la cocina. No ha puesto pasta. Como diría un caballero español, él es un "mandao".

5 de abril de 2017

04/05/2017

Esperaba más

Imagino que me ha pasado lo mismo que a muchos y fui con las expectativas demasiado altas.

Nos comimos toda la carta y salvo por un par de platos que me gustaron bastante, esperaba mucho más sabor en los demás.

26/03/2017

Falta Rodaje

Nuevo puesto de comida callejera en el mercado de Vallehermoso.

Buen concepto de comida callejera, bien elaborada y con buenos sabores. Falta un poco de rodaje pero estoy seguro que en un par de meses se va a petar.

Precios algo excesivos.