Típico bar malasañero de toda la vida, donde escuchar música "indie" de todo tipo y grandes clásicos.Sus muros están decorados con pinturas de músicos en plan coña, pero q...

06/12/2016

Mi experiencia no fue muy buena. cuando estuve, todo estaba lleno y era muy agobiante. Además, la bebida estaba malísima. Aun con todo, es un sitio con solera y mucha historia. La decoración es lo mejor.

11/03/2013

Grandioso

Genial, simplemente genial, por fuera parece un bar más, pero entras y parece que lo han sacado de un delirio de abstinencia de Transpotting. Yo personalmente me he enterado de la mitad de las conversaciones, porque siempre estoy mirando las paredes :D

La segunda planta tiene sillones, que como ya se ha comentado por ahí arriba, son verdaderamente peligrosos, porque puedes terminar durmiendo en mitad de un local repleto de gente.

22/10/2012

"Autentic Malasañeitor"

Típico bar malasañero de toda la vida, donde escuchar música "indie" de todo tipo y grandes clásicos.

Sus muros están decorados con pinturas de músicos en plan coña, pero que le dan un toque divertido mientras te tomas una copa. Tiene otra planta donde te puedes sentar mas tranquilamente y charlar con los colegas.

Tanto el piso de arriba como el de abajo suelen estar "petaos", así que tienes una sensación claustrofóbica durante toda la noche. Pero que vas a hacerle, esto es lo que le da gracia a estos sitios....

Suele aguantar hasta las tres y media o incluso más tarde a veces. Eso si, la bebida no esperes que sea de la buena....

Garito de referencia en la noche malasañera.

17/08/2012

Un clásico de Malasaña junto al Penta, la vía lactea y demás. La música es muy buena, el ambiente es muy bueno, siempre que no estemos en puentes, fiestas o vacacioens, ya que entonces está vacío, (como malasaña en general).

31/07/2011

Irresistible

A pesar del humo y del garrafón, no puedo dejar de ir a este imprescindible de la noche popera madrileña, me encanta la música, el ambiente (y la decoración). Y si tienes suerte podrás sentarte en los sillones de la parte de arriba:)

14/12/2009

retro indie popero

Me gusta mucho la decoracion, es muy popero retro, puedes ver aqui desde los barbapapas hasta darth vader en señor patata. Me gusta mas ir entre semana, los fines de semana se llena demasiado que no se puede ni estar. Tiene sitio arriba y abajo. La musica es entre indie y rock. Venden chapitas que molan.

13/07/2008

De siempre, de lo mejor

¿ Qué decir del Tupper ? es uno de los históricos de un barrio ya de por sí mítico. Testigo desde la Movida de todos los movimientos musicales que han desfilado por Malasaña, auténtico hogar del desaparecidp y gran Kike Turmix, han desfilado tantos y tantos personajes por delante de su inmenso mural de Mauro Entralgo. Decoración kitsch y abigarrada, sesentera a tope, buena música, y el privilegio de estar en uno de los locales más míticos de Madrid.

15/06/2007

Dicen que es mítico

Pues Malasaña será muy Malasaña, pero yo no veo diferencia entre estos bares y los de mi capital de provincias. Ni en la música, ni en la gente, ni en nada. Quizás eso sea el encanto de este barrio. O no.

El mural de Mauro Entrialgo que hay al fondo me pone los pelos como escarpias: sólo reconozco al difunto Sr. Turmix, pero se intuye que hay tantas historias detrás de esos retratos de mierda...

Aparte de eso, es un bar rockero-alternativo de precios normales y decoración kitsch que suele estar demasiado lleno. Sospecho que si fuese con alguien conocido me lo pasaría mejor.

12/11/2009

Alguna vez se podrá entrar

Un sitio muy guapo, popy-moderno, con buena música y decoración simpática. El GRAN fallo es que es tan popular que hay que hacer cola como si las copas fueran gratis para luego estar cómo en el metro a las 8:00.

04/02/2011

Bien la música, mal (muy mal) las copas: caro y regulero.

Falta oxigeno más de una vez, y el baño mejor ni lo pises

28/11/2009

Un cásico en Madrid

Está por Malasaña, buen sitio para tomar unas copas por Malasaña, tiene dos plantas, buena música

30/05/2008

Marchaaaaaaaa

Me encanta este lugar, música que alegra la noche y aunque siempre esté lleno para mí es un imprescindible del mundo popi madrileño.

Lo malo son las copas de garrafón como en todo Malasaña.