Ordenar por:

relevancia fecha

23/07/2009

Pintxos vascos en català

Recuerdo haber estado por aquí degustando una de las mejores invenciones para tomar algo variado, imaginativo, ligero e historiado sin dejarse el bolsillo en el intento.

Ideal para hacer una pausa en una tarde de turismo, cultura o compras. Espero que la calidad de sus pintxos no haya variado desde que los probé hace un buen rato.

ACTUALIZACIÓN JULIO 2009: Pintxos a manta, salones enormes, txatos, sangría o sidra a gogó. Elaboración en cadena y buena presentación. El camarero asiático un poco secote. Su compañero del cono sur le excusó diciendo que era su forma de ser, y finalmente fue él quien se ocupó con toda amabilidad de nosotros, a pesar del follón pintxicio que tenían en tan visitado local.
Sigue siendo una estupenda alternativa para tomar algo ligerito sin pasar dos horas en el intento.

--------

Es que esas palabritas denominando sus pintxos con el "tx" tienen todo mi afecto incondicional: txirimiri, arantxa, patxi, txiki o txangurro. Tanto lingüística como gustativa.

Además, también los preparan para llevar y montarse el aperitivicio en casa o donde sea.
Me encanta su eslógan: "Tu poses el lloc i nosaltres els pintxos"
Ideal para tomarse un piscolabis. (Por cierto, nombre de otro bar de tapas del mismo grupo).
Sólo me pregunto (y me sigo preguntando) por qué no ampliarán negocio más allá de la Ciudad Condal.

14/03/2011

Pintxos en la Ciudad Condal

A pesar de que a simple vista puede parecer la típica "franquicia" con pinchos ya diseñados, el sitio merece la pena.
Tienen una lista de más de 60 pinchos, entre frios y calientes, oscilando el precio entre 1,55€ y 2,20€. Hay auténticas delicias como el pintxo de bacalao gratinado, o de foie con manzana.
Sitio altamente recomendable para degustar pinchitos sin ánimo de llenar el estómago.

10/02/2012

Es bueno bonito y barato. Añadiría céntrico. No me gusta que haya que esperar tanto tiempo por una mesa, y tampoco me gusta que es imposible hablar, hay que gritar. Pero la comida es muy rica y lo mejor es el pecado de chocolate. Esta muy bien para ir con amigos en plan de cañas y pintxos.

18/12/2011

Ideal, para antes o después de ir al cine o al teatro, tapas vascas a muy buen precio y una calidad considerable, teniendo en cuenta que el local es bastante grande y se llena a menudo.
Para una cena rápida, muy recomendable.

11/05/2007

Esto si que son Tapas

Se trata de una Tasca vasca situada en el centro de Barcelona, junto al Corte Ingles de Cataluña.
Puedes degustar una gran variedad de pinchos y en general todos estan muy buenos.
Creo recordar que había entre 50-100 tipos de pinchos diferentes, desde una minihamburguesa a un mini entrecot al roquefort, pasando por el tipico de tortilla, como os digo veréis de todos los colores y sabores.
No podía decantarme por ningúno, pero os aconsejo pedir el de queso brie caliente.
Aparte de degustar buenos pinchos, podemos acompañarlos de un buen txacoli o una sidra fresquita.
Normalmente se hacen grandes colas por lo que es aconsejable ir con tiempo.

07/11/2008

Mu rico y vacilón

Este sitio me gusto mucho. Gran variedad de montaditos, servicio rápido y esmerado. Por lo menos en mi caso fuí en dos días diferentes, me atendieron dos personas diferentes y muy bien, sobre todo la chica peruana muy agradable y eficiente. Los montaditos variados, entre 1,35 y 1,55.

19/10/2006

Fernando Encinar lo descubrió en octubre de 2006

Para tomar un pintxo en el Paseo de Gràcia

Este localito al comienzo del Paseo de Gràcia me gusta porque puedes tomar un pintxo original (o varios) por 1,15€ de media por unidad. Hay alguno un poco más caro pero por algo más de 1 euro escoges entre más de 50 pintxos sofisticados pero ricos, muy bien presentados y que sirven para matar el hambre o para hacer una comida ligera, o simplemente hacer un alto y tomar algo

06/11/2006

correcto para estar en el centro

Este bar de montaditos no está mal, correctillo para la zona en que está.

Suele haber mucha gente esperando para entrar en mesas, por tanto para comer allí hay que tener un poco de paciencia.

Los montaditos no están mal, a mi en principio me gusta para ir a tomar una caña rapida y un par de pinchos a modo aperitivo, pero no para comer o cenar allí.