Ordenar por:

relevancia fecha

12/06/2016

dicky lo descubrió en julio de 2007

Comida Vasco Japonesá, ahi es ná!

La verdad es que cuando ya empiezas a calzar algún año que otro, es difícil que te sorprendan. Uno que creía haber probado de todo encuentra el otro día por casualidad el Txubillo (porque si no te lo encuentras así, la verdad es que no te lo encuentras: está en un callejón tipo Blade Runner) . Un lugar con estética de bodegón donostiarra a un paso de la Playa de Ondarreta y del Palacio Miramar en el casi desconocido, para los visitantes, barrio de El Antiguo.

El restaurante con una novedosa e interesante carta se anuncia como vasco japonés y allí acudimos dispuestos a probar. La comida fue redonda, de esas que guardas para el recuerdo. De primero pedimos makisushi de salmón, langostino y arraingorri, perfecto. Una ensalada de tomates del país finamente loncheados cubiertos de copos de queso de cabra y con sal en escamas, de diez. Y luego cada uno sus platos.

La compañía comió un atún casi crudo con un ligero tueste, muy bueno. Y yo me pedí un taco gratinado de bacalao con crema de ajo, extraordinario, sensual por la textura y delicioso por el ligero regusto de la salsa; una especie de pil pil sin lo grosero del aceite. Todo fue regado por cerveza asahi y fuimos atendidos por una amabilidad y el buen rollo de la bella propietaria-camarera nipona.

actualización 2010

Este año, a la tradicional petición de bacalao gratinado con salsa de ajo (una reinvención oriental del bacalao al pilpil), nos hemos encontrado con la sorpresa de, fuera de carta, encontrar unas carrilleras de rape sobre cama de verduras y patatas de quitar el sentido.

actualización 2016

En nuestra última visita hemos probado el carpaccio de besugo salvaje del cantábrico (fuera de carta). Es uno de los platos más emocionantes que he tenido la ocasión de degustar en los últimos tiempos. Siguen en lo más alto de mi lista de tops.

06/06/2013

La primera impresión al entrar fue la de un sitio bastante descuidado: trastos y cajas a los lados en la entrada dando bastante mala imagen. Luego la sala está bien, pero esa primera imagen hay que cuidarla.

Con respecto a la comida, muy muy buena. El sushi excelente y el resto de platos que pedimos también muy bien. Se nota una gran calidad en la materia prima y muy buena mano en la cocina.

Los postres normalitos.

Lo más difícil lo tienen. Si estuvieran en un local moderno y mejoraran los postres sería un auténtico exitazo.

01/08/2012

Auténtica fusión japonés-vasco, prácticamente al 50%

¿Un japonés en San Sebastián? Parece lógico, como los hay ya en prácticamente cualquier ciudad. Pero este es distinto, porque no se dedican a hacer cocina japonesa pura sino que han fusionado lo japonés con lo vasco, no solo ingredientes y recetas sino la forma de servir y de acompañar.

Tienen una barra de pintxos como cualquier otro bar de San Sebastián (donde sirven sushi pero también otros platos menos obvios), y acompañan los platos con pan en lugar de arroz, porque así se hace en España.

De este sitio curiosamente lo que menos me convenció fue el sushi, muy normalito de ejecución y en el que apenas hay detalles de fusión ni ingredientes sorprendentes: maki de atún, nigiri de salmón, atún, gambas... Muy tópico, así que aunque a muchos les extrañe, recomendaría pasar del sushi aquí.

Lo más interesante aquí es probar platos vascos, o cocina de mercado con recomendaciones diarias según disponibilidad de pescado, a la que se le ha añadido toques e ingredientes japoneses (como la pimienta japonesa), para darle un toque distinto.

La comida se puede acompañar con txakoli, que es un vino que además pega bien con esta gastronomía.

El postre también es especialmente recomendable aquí (y esto también les diferencia de otros muchos japoneses). Al menos el día que fui tenían una torrija de té verde espectacular.

No es un restaurante con demasiadas pretensiones, es casero, informal (pequeño, mesas de madera juntas, ambiente joven e incluso familiar y ruidoso) y con una ejecución dentro de la media, pero al menos se ve auténtico. Su fusión no es solo un reclamo comercial, sino que se ve que ha sido fruto de una adaptación sincera y natural de su dueña japonesa a los gustos, las costumbres, los ingredientes y las preparaciones que existen en su tierra de acogida.

Recomendable como curiosidad si estás por San Sebastián por la zona de Ondarreta y te has hartado ya de los bares de pintxos típicos del casco viejo (si es que tal cosa puede pasar).

Atención, es más que recomendable reservar con antelación.

volga

Baja tus expectativas y seguramente te gustará más, me explico: no es un restaurante-experiencia. Es una taberna metida en un bajo de un callejón (te va a costar encontrarlo) con unos dueños que lo hacen lo mejor que saben, pero tampoco es uno de esos restaurantes de lujo en el que todo está pensadísimo y curradísimo. Habrá cosas que te decepcionen o que no te gusten (el espacio es algo apretado, por ejemplo). Pero al menos es un sitio auténtico y sincero, y eso sí que vale la visita. Con el nivel que hay de restauración en San Sebastián, no diría que solo ir aquí merezca el viaje.

1 de agosto de 2012

09/11/2012

repetiré

me inquietó la fusión vasco-japonesa y aunque en los platos no resulta espectacular si que se deja notar y le da un aire especial. Al ver la carta me vi en una seria encrucijada con una sola salida: repetir para poder probar más cosas

19/02/2011

comida de mercado con un toque japones

Ideal para cenar con tu pareja en la barrita de este local, situado en un bajo bastante escondido de la calle matia en el barrio del Antiguo en Donosti. No es el tipico japo fashion, es mas una taberna normalita que tiene mucho rollo, pero no te esperes nada en cuanto a decoracion, ambiente, servicio, etc...eso si, se come de lujo.

Los tataki de atun son de lo mejorcito que hay, solo lo sirven en temporada, lamentablmente solo se puede disfrutar en verano. Preguntad por el pescado del dia, ayer tenían rape y lo bordan, a la plancha con una salsita ligera de pimienta, super sabroso y digestivo. Otras especialidades son el rabo de toro en salsa, el tatki de carne (como un carpaccio japones muy rico) y los pintxos de bacalao y el de pato.

15/02/2010

Originalidad

Sorprende como sabores tan dispares como pueda parecer que son los de la gastronomía vasca y la nipona, se fusionan de forma tan natural gracias a este matrimonio que lleva mucho tiempo afincado en Donosti.
Ella es todo amabilidad. Recomiendo el rollito de anguila asada (unagi no kabayaki).

15/05/2009

Vasco-Japones

Hitoshi y Akari. Una gran cocina. buen equipo, gente maja y un lugar tipo bodega donde disfrutar de la buena mesa.
La semana que viene se presenta un libro de pintxos y el Txubillo y otros 12 restaurantes mas han presentado 8 recetas riquisimas. Las fotografias a cargo del estudio Jose Lopez ( joselopezfotografo.com ) , el autor del libro es Josema Azpeitia y la editorial Elkar. Un buen equipo!

29/07/2008

Restaurante Vasco Japonés

Teniendo en cuenta la hogeneidad de la oferta gastronómica de San Sebastián, descubrir el mesón Txubillo fue algo estupendo, y después de probar sus especialidades aun más. Muy, muy recomendable. El restaurante es muy pequeño, por lo que conviene reservar.

Esta ubicado muy cerca de la playa de Ondarreta, en la calle Matia y los precios son muy razonables.