El Restaurante Txuleta de la Parte Vieja donostiarra dio inicio a una nueva etapa en octubre de 2005, entrando, en la actualidad, en otra fase de la mano de dos jóvenes y grandes profesionales del sector de la restauración: Ander Esarte Abrego y Marian Garmendia. La trayectoria de Ander es larga a pesar de su juven...

Ordenar por:

relevancia fecha

19/05/2017

De Pintxos por San Sebastián. El Origen

uestro último viaje nos ha llevado hasta Donostia o San Sebastián, cuna del pintxo y meca de la gastronomía. Así que muy mal se nos tiene que dar la cosa para no engancharnos a esta increíble ciudad.

Bellísima, con majestuosos edificios de corte francés que le dan a la ciudad un perfil elegante y aburguesado. Custodiada por sus tres montes (Igeldo, Urgull y Ulía) que vigilan la llegada de extraños por mar a alguna de sus también tres preciosas playas (Zurriola, La Concha y Ondarreta).

Pero es que además se respira gastronomía en cualquiera de sus rincones. Indicio de ello es que es una de las ciudades con más estrellas michelín por metro cuadrado, sin olvidarnos por supuesto de la innumerable oferta de tabernas y bares que ofrecen exquisitos pintxos, una representación de la gastronomía en miniatura, que harán las delicias de los más gourmets.

Hoy empezamos a desgranaros nuestra ruta de pintxos por la parte más concurrida de la ciudad, la Parte Vieja. Comencemos pues…

De clásico a clásico, el Txuleta (Plaza de la Trinidad, 2). Y eso es lo que probamos, su Pintxo de Txuleta. Una carne exquísita. Perfectamente hecha.

Sigue leyendo en...

gastrobloggia.com/2017/05/de-pintxos-por-san-sebastian-el-origen...

07/08/2013

Un buen sitio, incluso aunq uno prefiera los bares...

En plena parte vieja de San Sebastián, no es evidentemente un sustitutivo (al menos para mi) de una visita al Ganbara, pero si por ejemplo vas con niños y no falto de hambre, es una excelente opción para probar la txuleta que es tan del gusto del personal guipuzcoano.

La mayor parte de las mesas están en una terraza q en invierno está a cubierto. Y si llueve (como hoy) también. El público no está exento de locales, lo que siempre es buena señal (pero mucho más aquí). También hay bastante guiri pero es que estamos en agosto y en una de las ciudades preferidas del guiri ilustrado.

Servicio tosco pero honrado y efectivo, un poco en la línea de muchos bares de la ciudad.

Maravillosa txuleta (se dice q del mismo proveedor q la del Etxebarri y eso me indujo a venir aquí). Decentes (nada especial) habitas con jamón. Buen filete de ternera para los niños (aunq igual hubiera sido mejor pedir txuleta tb para ellos). De postre, fantástica cuajada y buena tarta de queso (variante requesón sobre galleta y salsa de frambuesa por encima, mi preferida por cierto) aunque quizás demasiado dulce para mi gusto.

Un buen sitio, incluso aunq uno prefiera los bares...

16/08/2010

Chuletas y honestidad

Ocurre que a veces te apetece tradición, te apetece una buena chuleta y algo más. Aquí fuimos.
El restaurante posee una terraza exterior acristalada y renovada recientemente que hace la estancia agradable.
Mesas bien preparadas y copas mejorables.
Ofrecen carta muy variada y clásica y menú degustación. Optamos, en esta ocasión, por la carta.
En cuanto a vinos, lo esperado. Carta larga y poco arriesgada, con grandes vinos y precios sensatos. Escogí un Remelluri Reserva 2005 (D.O. Rioja) que a 18 € cumplió holgadamente.
Comimos:
-Pimientos rellenos de txangurro (delicados, buena materia prima, muy bien elaborados)
-Txipirón a la plancha (si eso era un chipirón, ¿qué es lo que compro yo? Espectacular)
-Txuleta de viejo (800 g. de una carne magnífica y muy bien tratada, con patatas panadera de guarnición, justo lo que yo esperaba, magnífica)
-Pantxineta (agradable)
El café final no pasará a la historia.
El servicio fue muy amable.
La cuenta ascendió a algo menos de 50 € por persona.
Cuando uno está acostumbrado a leer críticas gastronómicas se harta de leer la palabra "honesta" aplicada a una u otra cocina, pues bien, ésta sí lo es. Materias primas increíbles, buen trato, saber hacer y a la mesa. Esas cosas se echan tanto de menos que cuando te topas con un sitio así le encuentras sentido a esos conceptos.

28/03/2010

Maria Mendia lo descubrió en marzo de 2010

nuestro favorito